Sanz no será candidato a presidente

Ernesto Sanz por Javier TejerizpErnesto Sanz no participará de la interna radical y permitirá que Ricardo Alfonsín sea el único candidato de la UCR . Así lo confirmó el mendocino en una carta donde afirma que Alfonsín “es el candidato con más posibilidades”.

 

Crédito de la foto: Javier Tejerizo

 

 

Sanz se bajó de la carrera presidencial: “Alfonsín tiene más posibilidades”

Clarín

28 de abril de 2011

 

Ayer se reunieron Ricardo Alfonsín y Ernesto Sanz, y allí quedó sellada la definición de que el diputado bonaerense será el candidato radical para competir en la elección presidencial de octubre. Tal como adelantó Clarín.com, el ahora ex candidato emitió un comunicado en el que confirmó su deserción en la carrera de cara a octubre. “Teniendo en cuenta que Ricardo Alfonsín es el referente partidario con más posibilidades, he decidido dejar de ser un competidor y permitir que él represente al conjunto del radicalismo”, dice Sanz en el comunicado que publicó luego en su página oficial.

 

La candidatura de Ernesto Sanz duró algo más que un semestre. Tras la muerte de Néstor Kirchner, el 27 de octubre pasado, el dirigente mendocino comenzó a mostrarse como el tercero en discordia entre Julio Cobos y Ricardo Alfonsín. Tras montar una fuerte campaña de afiches y viajes por el interior, Sanz buscó cumplir un objetivo que nunca logró: la imagen de conocimiento a nivel nacional con figuras de peso en distritos claves a pesar de reiterados encuentros para armar un frente progresista.

 

En enero había aprovechado el verano para instalarse, y para ello abandonó la presidencia en el partido radical y tomó distancia de Julio Cobos, con quien había tenido una buena relación. En su lugar quedó el ex gobernador de Chaco, Ángel Rozas, quien apoyó abiertamente la candidatura de Alfonsín.

 

Hace menos de dos meses, el dos de marzo, Sanz se lanzó en el teatro Gran Rex: “Ya que se repite tanto que no soy conocido, quizás debería empezar diciendo simplemente: buenas tardes, me llamo Ernesto Sanz y quiero ser presidente de la República Argentina”, dijo al comenzar un discurso en el que criticó a Alfonsín por pedir el voto “de la nostalgia”. Tras bajarse de las preinternas que serían el 30 de abril y de las que Cobos no iba a competir, comenzó el descenso de sus posibilidades.

 

Posteriormente firmó a principios de este mes el documento unificado de la oposición por la situación del país, en la que se llamó a fortalecer la democracia, y sus equipos siguieron trabajando en pos de una candidatura que comenzaba a desteñirse pero se negaba a hacer pública su decisión. Sin fuertes representantes en varios distritos del país, finalmente ayer se lo comunicó a quien encabezará la fórmula del radicalismo, el partido político más antiguo y vigente de la Argentina: Ricardo Alfonsín.

 

Tanto Alfonsín como Sanz y el vicepresidente Julio Cobos, coinciden con que deben instrumentar un armado fuerte desde la oposición, necesario para enfrentar al kirchnerismo y de ese modo, competir en un balotaje con el Frente para la Victoria. También, la foto de ayer en Córdoba entre el candidato radical Oscar Aguad con Mauricio Macri, apunta en el sentido de generar armados más amplios de los que permite a muchos paladares radicales.

 

“Ir con dos candidatos radicales a las elecciones primarias podría dar una oportunidad a quienes están buscando la reelección”, sostuvo Sanz en el comunicado que subió momentos después de conocida su decisión a la red social Twitter. Allí aclaró que “mi forma de aportar al radicalismo y al país hoy es acompañar al candidato y al partido en este proceso. El desafío que afronta el país en su conjunto, mi pertenencia y mis valores tienen prioridad ante diferencias que hoy resultan secundarias”.

 

 

La deserción de Sanz y el hipotético acuerdo de Alfonsín con el empresario De Narváez en Buenos Aires cierra la posibilidad de sumar a la dirigente del GEN, Margarita Stolbizer, quien adelantó que no irá en una boleta conjunta con el dirigente peronista pero que podrá ser “candidata a Presidena o a nada”, según dijo ayer el diputado de su espacio, Gerardo Milman