Presidenciales: Pensando en el 2011

Proyectando el panorama político de 2010 al año entrante, en el cual Argentina votará Presidente (además de varios gobernadores, intendentes y legisladores nacionales y locales). Reseña de los posibles candidatos y su actual situación. Por Javier Tejerizo.


Duhalde lanzó su candidatura a presidente el 20 de diciembre, probablemente será el último candidato que se postulé en el 2010, sumándose a una dispar lista de candidatos y pre-candidatos.
Respecto al ex jefe de Estado, éste es uno de los cuatro precandidatos presidenciales que por el momento conviven en el Peronismo Federal, junto a Mario Das Neves, Felipe Solá y Alberto Rodríguez Saá. En un acto en la Ciudad de Buenos Aires Duhalde hizo públicas sus aspiraciones acompañado de su mujer “Chiche” Duhalde, Luis Barrionuevo, Graciela Camaño, “Momo” Venegas, Sergio Bergman, Ramón Puerta, Martín Redrado, Cecilia Rucci, Carlos Ruckauf y Miguel Angel Toma, entre otros.
Por su parte, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá aseguró que la interna del Peronismo Federal la definirá “cuerpo a cuerpo” con Eduardo Duhalde, de cara a las elecciones presidenciales de 2011.
El gobernador de Chubut, Mario Das Neves fue el primero del grupo en iniciar su recorrida proselitista de cara a las elecciones del 2011 y es el único candidato del Peronismo Federal que aseguró que participaría en una interna dentro del peronismo si hubiera condiciones claras. Asimismo, presentó equipos de salud y economía, encabezado por ex ministro de Economía Martín Lousteau, en conjunto con Felipe Solá.
Este último sería el cuarto candidato de ésta interna, pero corre en desventaja por motivos obvios: no cuenta con los mismos recursos que ni base con la que cuentan los gobernadores, ni los apoyos, ni experiencia de Duhalde.
Pero no todo es preparación armónica de cara a las primarias dentro de ésta rama del peronismo, el caso paradigmatico es el distanciamiento de Carlos Reutemann. El alejamiento esta fuertemente atado a las aspiraciones provinciales del Lole, quien necesita que el peronismo provincial en Santa Fe se mantenga unido, incluyendo con los kirchneristas, para vencer al gobernante Frente Progresista, alianza socialista-radical. Cabe aclarar que la provincia de Santa Fe elige sus candidatos en elecciones internas abiertas desde hace cuatro años, como ahora se aplicaría a nivel nacional, por lo hoy por hoy es la provincia más activa en lo que respecta alianzas y acomodamientos electorales.
Volviendo al principio, el ex Presidente de la Nación, Duhalde, no descarta a Macri como aliado. Por su parte, el líder del PRO se ve como candidato a presidente, pero los sectores cercanos a Michetti y Pinedo no ven con malos ojos repetir la alianza con el PJ Federal. Cabe remarcar que las intenciones nacionales de Mauricio Macri están fuertemente atadas a las expectativas en la Capital Federal, por estos días se habla de una candidatura testimonial como Jefe de Gobierno y la casi segura separación de las elecciones locales de las presidenciales (no es el único oficialismo que teme al efecto arrastre de Cristina).
Retomando los candidatos, el diputado nacional por Proyecto Sur Fernando “Pino” Solanas lanzó su candidatura presidencial, dejando de lado definitivamente la posibilidad de competir por la Jefatura de gobierno porteño. El acto de lanzamiento de la candidatura del cineasta, en el Microestadio de Ferro, contó con la presencia de Claudio Lozano de Buenos Aires para Todos, Humberto Tumini de Libres del Sur, Mazzitelli del Partido Socialista Auténtico, el Movimiento de Intransigencia y Renovación radical, el MST, y expresaron su apoyo Unidad Popular de Víctor De Gennaro, asociado con el SI de Eduardo Macaluse, y la Federación Agraria. Los nuevos pisos de afiliados y de votos que estableció la reforma política de 2009 ha impulsado ha varios partidos a forjar alianzas para no perder la personería, ni la posibilidad de presentar candidatos en las elecciones generales, esto facilitará la tarea de Proyecto sur de formar una confederación que lo tenga como eje. No sólo serán partidos normalmente catalogados de izquierda, ya hay fuertes lazos con Juez en Córdoba y, por si se distancian de la UCR, con el PS y el GEN, partidos que no quieren atar definitivamente su suerte política a la interna radical, sin mayores posibilidades de incidir en la misma.
Respecto a la interna radical, se ha definido tres precandidatos con perfiles dispares. Por un lado el vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, quien ya presentó sus equipos técnicos y las bases de su propuesta de gobierno, pero aseguró que “no va a dar” una definición contundente respecto a su candidatura presidencial “hasta marzo”. En la otra punta se encuentra Alfonsín, quien en el marco de un multitudinario acto realizado en la Avenida de Mayo se mostró como el único candidato a presidente de la UCR y volvió a solicitar que se adelante la fecha de la internas radicales, ante la especulación del resto de los precandidatos. Y el tercero en discordia, que estaría en el centro del aparato radical, es Sanz, que se sumó a último momento a la contienda. El titular de la UCR expresó su satisfacción por el apoyo que su posible precandidatura presidencial recibió de parte de numerosos referentes partidarios y aliados, aunque al igual que Cobos advirtió que adoptará una decisión al respecto en los primeros meses del año próximo. La sorpresiva postulación hizo temblar apoyos que parecían seguros tanto para el vicepresidente Julio Cobos como para el diputado Ricardo Alfonsín. Asimismo, los socios del GEN y el socialismo no lo ven con malos ojos, a diferencia de a Cobos. El principal problema de Sanz es su bajo perfil e intención de voto respecto a Alfonsín y Cobos.
Por último, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, aseguró que su fuerza política no sellará alianzas de cara a 2011 “con partidos que estén dispuestos a traicionar la voluntad del pueblo”, en clara alusión al radicalismo, pero su partido está “abierto a hacer alianzas con quienes tienen códigos éticos que no se traicionen”. Asimismo, la Asamblea Nacional de la Coalición Cívica-ARI la definió como candidata a presidenta en fórmula con el legislador Adrián Pérez. Ésta será la tercera vez que Carrió competirá por la Presidencia argentina ya que se presentó en las elecciones de 2003 y 2007, ésta última en la que logró el segundo puesto con el 23% de los votos frente al 45,29% de Cristina Fernández.
No, no nos olvidamos a la Presidente Cristina Fernández, pero la mandataria hoy no tiene apuro de definir su candidatura, a pesar de que varios referentes del PJ, como, Hugo Moyano, afirman que “vamos a obligarla a que se presente como candidata”. La Presidente dio los primeros indicios de que está dispuesta a ir por su reelección en 2011 tras reunir en Olivos al Consejo Nacional del PJ que integran 75 dirigentes, incluidos los 12 gobernadores kirchneristas, intendentes y el jefe de la CGT.
Consideraciones
Es interesante ver como ciertos nombres se repiten, ya hay 4 candidatos que compitieron en el 2007: Carrió, Solanas, Rodríguez Saa y Cristina Fernández. Desde lejos parece que poco a cambiado en 4 años. La actual mandataria cuenta con el aparato del Estado y con una intención de voto que la posiciona como el candidato a vencer. La líder de la Coalición Cívica irá por su cuenta ante las condiciones que le impone una alianza con la UCR, no desea que su partido siga los pasos del FREPASO. Solanas por su parte sigue siendo la opción que corre al gobierno nacional por izquierda; asimismo, como he mencionado, la nueva Ley electoral le ha facilitado sumar apoyos de partidos que con la nueva norma no tendrían posibilidad de competir en la general, por ejemplo el MST (recordemos que hace 4 años Vilma Ripoll era candidata a presidente, hoy no contaría con los requisitos). Rodríguez Saa es el único de los 4 que deberá atravesar un proceso de primarias competitivo, en donde tendrá como principal rival a Duhalde, por lo que su nombre podría quedar fuera de las boletas presidenciales en la elección general. De todas formas, respecto al Peronismo Federal, habrá que ver como soporta la competencia entre candidatos tan personalistas y poco acostumbrados a la competencia, la deserción de Reutemann pudo haber sido un aviso en tal sentido.
La otra interna fuerte es la del radicalismo. A pesar de la reñida competencia, que hace pensar que debilitará al partido, es interesante tener en cuenta dos cosas: primero que de dicha interna resultará un candidato a presidente puramente radical. Parece un dato menor, pero estaríamos olvidando que en 2007 la UCR llevó como candidato al peronista Roberto Lavagna. El segundo dato está relacionado con la historia radical, Partido que solía definir sus candidatos a partir de internas (“el gobierno es aquello que transcurre entre dos internas” era un lema de cabecera) -al respecto recomiendo leer el libro “De internas, aparatos y punteros. La selección de candidatos a diputados nacionales en argentina, 1983-2005”; retomar dicho proceso de selección de candidatos estaría mostrándonos signos de normalización y fortalecimiento de la estructura del Partido, aún golpeado por la debacle del 2001.
Por último, estas elecciones marcarían la presentación del PRO a nivel presidencial, apoyados en la imagen de Macri y con la desventaja de competir por el mismo electorado y las alianzas partidarias que el Peronismo Federal. Esta claro que el Partido aspira principalmente a realizar una buena elección que le permita asentarse nacionalmente como una opción de derecha. La desventaja con la que corre es la falta de estructura y su dependencia de Macri; en tal sentido la incursión nacional podría poner en peligro su situación en la C.A.B.A., como ocurrió en 2009, cuando perdió casi 15% del electorado local, lo que le valió también perder la mayoría en la Legislatura, razón por la que hoy el PRO no puede ni siquiera aprobar el presupuesto de la Ciudad.
Respecto a Cristina, ella manejará los tiempos, es la candidata natural, nadie puede apurarla. Aquí debemos tener en cuenta que según numerosos sondeos, ante la posibilidad de una reelección de la presidenta Cristina Fernández, está sería la candidata más votada de cara a 2011. El sondeo realizado por Isonomía, publicado por ANDigital, arrojó que CFK tiene una intención de votos del 39,5%, seguida por Macri con el 16,8%. Asimismo, en cualquier escenario de ballotage, por ahora, se impondría sin dificultades.
Quiero cerrar mencionando que estas son todas proyecciones de un panorama político que el año entrante se verá atravesado por múltiples variantes, primarias, internas, nueva regulación de campaña, alianzas municipales, provinciales, nacionales, nuevas formas de voto (electrónico), de boletas (única), desdoblamiento, etc. No podemos dejar de mencionar que la muerte de Néstor Kirchner también ha sido un nuevo ingrediente, pero deberemos ver si lo sigue siendo en agosto del año entrante. Políticamente el 2011 será una fiesta, esperemos que nuestros representantes, los votantes y todos los que participamos del proceso estemos a la altura.