La oposición y las retenciones

Continúan las fricciones en el Acuerdo Cívico y Social, uno de los principales referentes opositores. Elisa Carrió, dirigente del ARI, reaccionó duramente frente a la defensa de las retenciones hecha por el socialista, aliado y gobernador de Santa Fe, Hermes Binner.


Más desacuerdos en el Acuerdo
Pagina 12
10 de agosto 2010

La chaqueña volvió a cuestionar al socialista Hermes Binner. “Traiciona al electorado”, dijo a raíz de su apoyo a las retenciones. Margarita Stolbizer la acusó de ser “funcional” a Kirchner. Los cobistas alertaron sobre su “vocación destructiva”.
La titular de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, cuestionó ayer al gobernador de Santa Fe, el socialista Hermes Binner, por apoyar las retenciones a los granos y lo acusó de formar parte de un grupo que “traiciona al electorado con el tema del campo”. Su enfrentamiento con el mandatario, a quien antes había acusado de ser “ambiguo” en su relación con el gobierno nacional, se suma al que mantiene con el vicepresidente Julio Cobos y la líder del GEN, Margarita Stolbizer, antiguos socios de la chaqueña en el Acuerdo Cívico y Social. “Hay que desarmar algunas cosas para armar una cosa mucho más seria”, lanzó Carrió, mientras que Stolbizer consideró “un error destruir cualquier alternativa para confrontar con Néstor Kirchner”.
El nuevo foco de conflicto al interior de las filas del ACyS se desató luego de que Binner se mostrara a favor de que el Ejecutivo fije las retenciones a las exportaciones de granos. Apenas horas después de sus declaraciones, Carrió lo acusó por su supuesta cercanía al gobierno de Cristina Kirchner. “Los dichos del doctor Binner nos dan la razón –se felicitó Carrió–. Este corrimiento al Gobierno lo advertí hace un mes en Santa Fe, lo que pasa es que el periodismo no me creía”, se jactó la chaqueña.
Aprovechando la presentación de un proyecto de ley junto a legisladores de la CC, la ex candidata presidencial dijo estar “muy tranquila y contenta porque no quería estar junto a quienes traicionan al electorado en el tema del campo”, en obvia alusión al santafesino. La diputada Patricia Bullrich, en tanto, repartió críticas a Stolbizer por compartir “actos con (Fernando) Solanas”, al que calificó como “otro candidato presidenciable”.
Los cruces de ayer dejaron al borde del quiebre al ACyS, una alianza que el resto de sus socios intentan sostener para llegar con chances a las presidenciales de 2011. “Acá no es que estalla el Acuerdo Cívico”, aseguró Stolbizer. “Se pone al borde de la ruptura y se sobredimensiona lo que tiene que ver con una de las partes integrantes”, evaluó la dirigente bonaerense, que no obstante criticó a Carrió por ser “funcional a Kirchner”. En ese sentido, la líder del GEN explicó que mientras el ex mandatario “camina solo discutiendo su candidatura con su mujer, la Presidenta, y ahí encerrados resolverán si es pingüino o pingüina, en nuestro espacio existe una tensión importante para definir liderazgos”.
Consultada por este diario, una de las integrantes de la mesa chica del GEN expresó el malestar en su espacio con la actitud de Carrió de “ir todos a los tiros”. “Parecería que tiene una actitud por irse, como diciendo ‘si me caigo yo, se caen todos’”, se quejó.
Los cobistas, en tanto, lamentaron que “por obra de Carrió ya no existe el Acuerdo Cívico” y criticaron con dureza la “particular y prolífica vocación destructiva” de la diputada. Mediante un comunicado, los convencionales porteños Diego Barovero y Fernando Blanco Muiño opinaron que el espacio nunca tuvo una institucionalización “sino que fue una herramienta electoral conformada de apuro para las elecciones de junio de 2009”.
El lunes, Carrió se reunió con dirigentes provinciales de la Coalición y aseguró que Ricardo Alfonsín es el único puente que aún la une al ACyS. La diputada avisó que el futuro de su agrupación dentro del espacio se debatirá dentro de veinte días, cuando se expida la mesa nacional del partido. Mientras tanto, algunos ex socios de Lilita recibieron la noticia de que la chaqueña estaría coqueteando con el espacio de Felipe Solá, algo que fue desmentido por los colaboradores del peronista disidente. “No hubo nada. Ni conversaciones ni reuniones”, dijeron a este diario.
Binner apoyó las retenciones y agravó la crisis en la oposición
Jaime Rosemberg
LA NACION
10 de agosto 2010

El gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, se alineó ayer con la posición del gobierno nacional y provocó otra grave crisis en la alianza entre el radicalismo, el socialismo y la Coalición Cívica (CC): sostuvo que las alícuotas de las retenciones a la soja “deben ser fijadas por el Poder Ejecutivo, en el marco de un plan económico nacional”, y no por el Congreso, como propone la oposición.
Las declaraciones de Binner se produjeron un día después de las duras críticas de la líder de la CC, Elisa Carrió, a sus aliados del Acuerdo Cívico y Social (ACyS) y el mismo día en que la presidenta Cristina Kirchner volvió a atacar con dureza al empresariado. “No se pongan la mano en el corazón, sino en el bolsillo. Adviertan lo que hemos construido en estos siete años”, afirmó la Presidenta durante un acto en la localidad bonaerense de Bragado.
Para Binner, el Gobierno debe fijar el monto de las retenciones “hasta que el Congreso establezca el marco general para su aplicación, con un esquema de segmentación que proteja al pequeño y mediano productor”.
Las declaraciones del gobernador socialista de Santa Fe alarmaron al radicalismo, que optó por no responderle de manera pública, y despertaron nuevamente la ira de Carrió, que lo acusó de “traicionar al campo”. Además, la líder de la CC afirmó que la postura del gobernador “pone en crisis” la continuidad de la Coalición Cívica en el Frente Progresista que hoy gobierna esa provincia.
El debate en la oposición se de- sencadenó justo cuando la Comisión de Agricultura de la Cámara baja comenzó a discutir distintos proyectos para bajar las retenciones a la soja, la carne y otras oleaginosas, con proyectos a los que se opone el Poder Ejecutivo.
Desde el Congreso, el senador socialista Rubén Giustiniani, también presidente del PS a nivel nacional, marcó un matiz diferenciador con la posición de Binner al afirmar que seguirá “trabajando para los pequeños y medianos productores” y así lograr por ley la segmentación de las retenciones a la soja.
“La retención es, técnicamente, un impuesto a la exportación, y según la Constitución le corresponde a la Nación fijarlo. Nosotros -sostuvo Binner- somos respetuosos de esa decisión. Creemos que no es adecuado que el Poder Legislativo decida sobre el porcentaje que deben tener las retenciones”, afirmó Binner, en declaraciones conocidas ayer.
De inmediato, y como coletazo de los roces que vienen sosteniendo desde el mes último, Carrió lo cruzó con dureza. “No me sorprendió para nada lo que dijo. Hace un mes que vengo tensando las relaciones [con el PS] porque veía la traición que se viene para el campo. Desde entonces, digo que el socialismo no viene jugando bien”, afirmó Carrió a LA NACION al enterarse de la postura del mandatario socialista.
En línea con su pensamiento, el titular de la Coalición Cívica santafecina, Pablo Javkin, y el diputado nacional de esa fuerza Carlos Comi afirmaron que las declaraciones de Binner “no son sólo un desconocimiento de la letra y del espíritu de la Constitución, sino también un golpe profundamente injusto a los productores que se movilizaron durante 2008, a los pueblos del interior y, por ende, al corazón productivo del país”.
Anteayer, Carrió confirmó luego de una reunión partidaria en La Plata que la CC mantendrá hasta diciembre próximo vínculos “sólo” con Morena, el grupo radical que encabezan Ricardo Alfonsín y Gerardo Morales. Con los socialistas, el GEN de Margarita Stolbizer y el cobismo “la relación es inexistente”, según explicó Carrió.
Choques con Carrió
Hace dos semanas, Binner había enardecido a Carrió y a su círculo más íntimo al calificar a la diputada de “complicada”, luego de que ésta lo acusara de “votar siempre con el Gobierno”. Ayer, Carrió le devolvió gentilezas: “Quedó claro que la complicada no era yo”, y afirmó que “no hay punto de retorno” en la relación con el socialismo.
En la UCR y en el GEN había sorpresa, pero por sobre todo más malestar con Carrió por subir el tono de confrontación dentro del espacio compartido.
“Nuestra relación con Carrió es como un matrimonio que ya está separado de hecho, pero al que le faltan firmar los papeles”, sostuvo un dirigente de trato diario con el titular del Comité Nacional, Ernesto Sanz.
En el centenario partido había malestar y la sensación de que Carrió ya tomó la decisión de irse del ACyS, pero quiere que otros paguen el costo político. “Estamos acostumbrados a que ella trate de dividir al partido señalando radicales buenos y radicales malos, pero ahora también se peleó con los socialistas y con el GEN, que son nuestros primos hermanos”, dijo alguien que dialoga con Sanz.
Más temprano, Stolbizer -a quien Carrió había acusado de no tener estructura nacional y de oponerse en su momento a la construcción del Acuerdo Cívico- volvió a criticar a su ex aliada. “Es un error destruir cualquier alternativa para confrontar con Néstor Kirchner”, afirmó Stolbizer, para quien “hay, desde luego, una parte importante que está planteando la posibilidad de retirarse”, pero “eso no pone en crisis el acuerdo entre el resto de los socios”, interpretó. Cerca de Carrió sugirieron que Binner “llegó a un pacto de no agresión con los Kirchner. Lo dejan llegar al final de su mandato y él no se presenta a la elección nacional”.
También destacaron las diferencias entre Binner y Giustiniani, que se comprometió a seguir bregando “en el Congreso por dar respuestas a los reclamos de los productores”. La crisis del espacio común parece no tener final a la vista.
Carrió y el Acuerdo Cívico: “No existe más tal cual fue diagramado”
Clarin
10 de agosto 2010

Puede que ayer haya sido el último día de existencia del Acuerdo Cívico y Social (ACyS), el frente donde confluyen la UCR, la Coalición Cívica, el Socialismo y el GEN. Elisa Carrió, fundadora de ese espacio, dijo ayer a Clarín que está convencida que esos cuatro partidos no irán juntos a las elecciones presidenciales del 2011: “A partir de hoy (por ayer), el Acuerdo Cívico y Social va a ser otra cosa.
No existe más tal cual fue diagramado ”, confirmó. La diputada dice que la Coalición Cívica solo formará alianza con el radicalismo, sobre todo si el candidato de ese partido termina siendo Ricardo Alfonsín. Para ella, el Socialismo y el GEN dejaron de ser aliados confiables para transformarse en caballos de troya: adentro se esconden los adversarios.
Carrió terminó de convencerse de la necesidad de repensar una “coalición para gobernar” cuando se enteró que el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, anunció que cree que el porcentaje de las retenciones a las exportaciones de granos debe ser impuesto por la presidenta de la Nación y no por el Congreso, como incluso postula uno de los senadores de su partido, Rubén Giustiniani. “Eso es una traición al campo. Yo había advertido hace un mes y medio que Binner apoyaría al oficialismo en esta cuestión.
Como se ve, la complicada, entonces, no soy yo”, se justificó, contestándole a Binner, quien en su momento la había definido como una dirigente de trato difícil. Carrió cree que el santafesino se corrió “hacia el Gobierno nacional”.
La relación entre Carrió y la líder del GEN, Margarita Stolbizer, también se tensionó hasta el límite del no retorno. “Carrió es funcional a Kirchner”, dijo ayer Stolbizer (Ver Stolbizer …). En una conferencia de prensa donde la Coalición Cívica presentó un proyecto de ley para que las escuchas telefónicas dejen de ser potestad de la SIDE para que pasen a ser controladas por el Poder Judicial, la diputada Patricia Bullrich le pidió a Stolbizer que “ deje de hacer actos con Pino Solanas donde ataca al Acuerdo Cívico y Social.
Estoy muy contenta y tranquila: no quiero estar con quienes traicionan al electorado con el tema del campo. Nosotros vamos a cumplir con todas nuestras promesas de campaña”.
A pesar de sus dichos, que profundizan la tensión en el ACyS hasta fracturarlo de hecho, Carrió decía ayer estar relajada y alegre. A su juicio, los diferentes acontecimientos de los últimos días, como la confirmación de que Binner apoya las retenciones K, le dieron “la razón”. Según ella, su decisión de marcar sus profundas diferencias con Binner y Stolbizer se deben a una “estrategia y una táctica” determinada y no son producto de ningún enojo repentino.
Y minimiza el impacto de su cambio de planes: “Los partidos nacionales que fundamos el Acuerdo Cívico y Social fuimos la Coalición Cívica y la UCR. Yo con el Grupo Morena, de Ricardo Alfonsín, de Gerardo Morales, tengo una relación fantástica”. ¿Pero qué pasaría si la UCR determina que su candidato presidencial será el vice Julio Cobos y no Alfonsín? “ Sé que mi jugada es arriesgada”, admite, pero a la vez se muestra segura y tampoco descarta volver al diálogo con Cobos. En la Coalición Cívica están seguros de que la UCR hará una interna entre Alfonsín y Cobos para definir a su candidato presidencial y que el ganador será Alfonsín.
Desde hace varios días, en lugar de hablar Acuerdo Cívico y Social cuando piensa en su espacio para el 2011, Carrió habla de “una coalición para gobernar”, en la que dice que tiene que haber sectores del peronismo. Por ahora, no da nombres. “Se tiene que terminar con la antinomia de peronismo y no peronismo y para eso es necesario sumar a dirigentes del PJ a nuestra coalición”.
A un año de las internas abiertas, simultáneas y obligatorias, Carrió modificó el escenario electoral. Está contenta: “Estas cosas me divierten”.
Stolbizer: “Es funcional a Kirchner”
La líder del GEN, Margarita Stolbizer, contestó ayer las críticas de Carrió. La acusó de ser “funcional a Kirchner”. A la vez, minimizó la ruptura del Acuerdo Cívico y Social. Dijo que ese espacio “no estalla” si Carrió se termina alejando “ni pone en crisis” al resto de los socios. Por el contrario, afirmó que los otros aliados “están viendo cómo ampliar” la fuerza.
“Se pone como al borde de la ruptura y se sobredimensiona lo que tiene que ver con una de las partes integrantes”, definió ayer Stolbizer, y fue en ese momento que criticó a la líder de la Coalición Cívica: “Es funcional a (Néstor) Kirchner”.
En tal sentido, sostuvo que mientras el ex mandatario “camina solo discutiendo su candidatura con su mujer, la presidenta (Cristina Fernández), y ahí encerrados resolverán si es pingüino o pingüina, en nuestro espacio existe una tensión importante para definir liderazgos”. En declaraciones a radio Mitre, en un abierto reproche a Carrió, la dirigente insistió: “Yo considero que es un error destruir cualquier alternativa para confrontar con Néstor Kirchner”. Si bien Stolbizer admitió que “hay desde luego una parte importante que está planteando la posibilidad de retirarse” del ACyS, a la vez reiteró que “eso no pone en crisis el acuerdo entre el resto de los socios”. Según ella, “al contrario, el resto hemos estado en comunicación, estamos viendo cómo ampliarlo, cómo discutir un programa de gobierno para que le dé más certezas a esto”. La dirigente repitió que, con excepción de Carrió, los demás socios “insistimos que necesitamos prontamente emitir gestos y señales de unidad y, sobre todo, de discusión programática”.