Amparo contra la Reforma Política

Más de una decena de partidos presentaron conjuntamente un amparo en contra de la aplicación de la ley de reforma política, promulgada con veto parcial el 14 de diciembre pasado por Cristina Kirchner. Marcelo Ramal (Partido Obrero), precisó que la iniciativa “es fundamentalmente contra el veto presidencial de carácter parcial a la Reforma”. Entre los firmantes hay referentes de agrupaciones muy distintas como la Coalición Cívica, Proyecto Sur, GEN, el PO, el MST, etc. La presentación se hizo en el juzgado Federal N°1, cuya titular es María Servini de Cubría.


Presentan recurso de amparo contra la reforma política
Parlamentario
2 de febrero 2010
En el Salón Eva Perón del Senado de la Nación, un grupo de legisladores nacionales brindó una conferencia de prensa en la que se hizo referencia a la presentación realizada ante la Justicia mediante un recurso de amparo cuya finalidad es que se declare la nulidad y consecuente invalidez e ineficacia jurídica de la promulgación parcial de la ley de Reforma Política contenida en el decreto nacional N° 2004 del año 2009, que veta parcialmente los artículos 107 y 108, en virtud de su manifiesta inconstitucionalidad.
“Queremos defender a la política. Queremos, sobre todo, pelear a favor de la libertad política, porque estamos frente a la posibilidad de perder un enorme tesoro, que fue construyéndose a lo largo del tiempo. Con esta reforma, frente a la cual estamos resistiendo, se va a empobrecer la política, aleja más al pueblo de sus representantes, entonces, tenemos que dar esta batalla”, soslayó el senador Samuel Cabanchik.
Además, agregó: “Nuestro objetivo es hacer de la política un instrumento de transformación de la sociedad. Esta es la oportunidad para sumar esfuerzos con identidades distintas, trayectorias distintas, pero convocados por lo mismo, una situación que amenaza con seguir empobreciendo la política en la Argentina”.
El diputado nacional Horacio Alcuaz (GEN) dijo que “aquellos que tenemos la oportunidad de tener representación parlamentaria vamos, en el plazo más corto posible, a presentar un proyecto de modificación de esta ley para que esta ley de lugar a la participación y a la representación genuina y total de nuestro pueblo, más allá de posiciones políticas o ideológicas diferentes. Sabiendo que en la cámara alta, el senador Cabanchik ya tiene presentado un proyecto que pretende modificar esta situación”.
Por su parte, la diputada nacional Cecilia Merchan (Libres del Sur) afirmó: “Cuando esta Ley llegó, como propuesta del Ejecutivo, tuvo algunas características muy particulares, porque no se discutió con los actores que se iban a ver involucrados. El 98% de los partidos políticos quedamos fuera de ese debate… Esta es una Ley que vino a reafirmar el bipartidismo, cuestión que le dio origen a la crisis política de representación en Argentina”.
En tanto, el apoderado del Partido País Juan Ruíz aseguró que la “presentación efectuada por catorce partidos políticos en el Juzgado de la doctora Servini de Cubría y que tiene por objeto conseguir la nulidad de la promulgación parcial de la Ley 26571 de reforma de los partidos políticos. La acción de amparo busca como resultado es que esta promulgación parcial quede sin efecto y que la Justicia resuelva lo que corresponda al trámite posterior de la Ley”.
En el mismo sentido, Vilma Ripoll (MST) manifestó que “este Gobierno cuanto más popularidad pierde, más medidas de recorte de derecho democrático para el pueblo toma. Es un Gobierno que se acostumbró a gobernar con DNU y a vetar lo que considera que no le sirve y de hecho, con este veto, a proscribir a toda la oposición”.
Participaron de la misma los legisladores nacionales Samuel Cabanchik (Proyecto Buenos Aires Federal), Horacio Alcuaz (GEN), Cecilia Merchan (Libres del Sur) y los dirigentes políticos Vilma Ripoll (MST), Marcelo Ramal (Partido Obrero), Juan Ruíz (PAIS), Luis Brunatti (Proyecto Sur) y Martín Borrelli (PRO), entre otros.
Catorce partidos de centroizquierda presentaron un recurso de amparo contra la Reforma Política
Pedro Noel Romero
NOVA
2 de febrero 2010
Catorce partidos políticos encabezados por el MST, MTS, la Democracia Cristiana y el PO, y con respaldo de los diputados Fernando “Pino” Solanas (Proyecto Sur), Margarita Stolbizer (GEN), Victoria Donda y Cecilia Merchan (Libres del Sur), y del senador Samuel Cabanchik (PROBAFE), pidieron que la Justicia declare la nulidad y la invalidez de la reforma política aprobada por el Congreso a fines del 2009.
La presentación la efectuaron ante el juzgado de María Servini de Cubría y con la misma, los partidos de centroizquierda rechazan la ley porque –fundamentan- al imponer un número mínimo de afiliados pone en riesgo la personería jurídica de los partidos más chicos.
La iniciativa de los legisladores constituye un nuevo caso de la judicialización de la política, tan mencionada durante todo este verano porque no es la primera vez que los políticos recurren a la justicia para que frenen leyes o decretos, tal como sucedió, por ejemplo, con la ley de medios y con los dos decretos por los que el Gobierno, por un lado, creó el Fondo del Bicentenario y por otra parte, destituyó al titular del Banco Central, Martín Redrado.
Tras la presentación del amparo, los dirigentes políticos y legisladores de centroizquierda ofrecieron una conferencia de prensa en el Salón Eva Perón del Senado de la Nación y, en diálogo con NOVA, Marcelo Ramal (Partido Obrero), precisó que la presentación “es fundamentalmente contra el veto presidencial de carácter parcial a la reforma política porque este veto agrava las condiciones ya muy proscriptivas de esa norma”.
En este sentido, Ramal puntualizó “dos cuestiones: deroga la amnistía que se había dictado en las causas de caducidad de partidos correspondientes a la ley anterior, es decir, impone una nueva ley sin derogar las sanciones de la ley anterior”.
“En segundo lugar, acorta enormemente los plazos para poder cumplir con los requisitos de la nueva ley, por lo tanto torna a la ley totalmente proscriptiva en términos aún más grave que lo que constituía la reforma en su versión original” agregó.
Asimismo, Ramal recalcó: “En el amparo señalamos que, por tratarse de un veto total a la ley, en el sentido de que modifica sustancialmente las condiciones de lo que votó el Congreso la ley debe volver al mismo y debe ser derogado el veto parcial”.
El dirigente del Partido Obrero enfatizó, en materia política, que “este Gobierno quiere disimular su incapacidad para gobernar, y para romper con los intereses sociales que han gobernado históricamente a este país quiere encubrir ese fracaso reglamentando la vida política y proscribiendo la actividad política en el país, principalmente golpeando a la izquierda que cotidianamente está organizando a los trabajadores en las fábricas y luchando también por una nueva dirección sindical”.
“La misma mordaza que los Kirchner y los Moyano quieren aplicar a los trabajadores en los sindicatos el Gobierno, en el orden electoral se la quiere aplicar al Partido Obrero y a otras fuerzas políticas”, culminó Marcelo Ramal.
En la conferencia de prensa, además, Vilma Ripoll (MST), afirmó que “cuanto más crece su impopularidad política, más antidemocrático y proscriptivo se vuelve el gobierno K. Hay que enfrentar en todos los terrenos su plan de acallar toda oposición y en especial la de izquierda”.
Quieren declarar la nulidad de la Ley de Reforma Política
RICARDO MANGANO
Urgente24
2 de febrero 2010
En conferencia de prensa el senador nacional, Samuel Cabanchik (Proyecto Buenos Aires Federal), y los diputados Fernando Solanas (Proyecto Sur), Margarita Stolbizer (GEN), Victoria Donda y Cecilia Merchan (Libres del Sur) y, entre otros, el dirigente Patricio Etchegaray (PC), pedirán se declare de la Ley de Reforma Política que la presidente Cristina de Kirchner, promulgó parcialmente a traves del decreto Nº 2004/09,que veta parcialmente los artículos 107 y 108, en virtud de su manifiesta inconstitucionalidad
La conferencia se realizará este martes 02/01 a las 12. 30 horas en el Salón “Eva Perón” del Senado de la Nación, sito en la calle Hipólito Yrigoyen 1849 1º.
La ley de Reforma Política fue aprobada el 02/12/009 y tiene como ejes la realización de elecciones primarias abiertas, obligatorias y simultáneas en todos los partidos, el segundo domingo de agosto del año electoral correspondiente. La norma establece que el piso de los votos para poder pasar a la elección general será del 1,5 por ciento, mientras el piso electoral para conservar la personería será del 2% del padrón electoral del distrito correspondiente, mientras continúa el requisito actual de la inscripción en cinco jurisdicciones para que un partido sea nacional.
Dos semanas despues, la presidente Cristina Fernández de Kirchner observó dos artículos de la norma, que postergaban hasta 2012 la puesta en vigor de algunas de las condiciones que se les exige a los partidos políticos para conseguir su personería y poder competir en las presidenciales de 2011.
Lejos de ser un error de los legisladores, la fecha había surgido de las negociaciones que se desarrollaron en el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados. Fue una concesión de los diputados del Frente para la Victoria para seducir a los partidos de centroizquierda. La fecha intentaba demostrar que los partidos chicos no tendrían restricciones en la próxima elección presidencial. Con el veto parcial, la Presidenta no sólo desautorizó a sus propios legisladores y demostró lo difícil que le resulta al kirchnerismo cumplir sus promesas, sino que además puso en evidencia la manera en que piensa relacionarse con un Congreso dominado por la oposición.
El veto de Cristina Fernández alcanzó a los artículos 107 y 108 de la ley. En el primero, los legisladores habían definido que recién en 2012 comenzaría a regir la exigencia de contar con el 4 por mil de afiliados para que un partido político obtenga la personería nacional. En el 108 se definió que a partir de esa fecha aquellos que no se ajustaran a la demanda no podrían presentar candidaturas a cargos electivos, ni en elecciones primarias, ni en elecciones nacionales. La fecha fue una de las 50 modificaciones que se le introdujeron al proyecto en la Cámara baja.