Presentan un proyecto de ley en el Senado para derogar la Reforma Política

Tras las fuertes cítica a la Ley de Democratización de la representación política, la transparencia y la equidad electoral -Rubén Giustiniani y “Pino” Solanas coincidieron en que “esta es la demostración más palpable de que la motivación de esta reforma política no es otra que alterar las reglas de juego democrático para favorecer al oficialismo en las próximas elecciones presidenciales”- un grupo de seis Senadores encabezados por Luis Juez dieron a conocer la iniciativa, que consta de un solo artículo, contra la ley electoral 26.517 que ya aprobó el Congreso en la última sesión ordinaria del año y que fue modificada por el Ejecutivo en su promulgación.


Reforma Política: buscan derogar vetos parciales
Quilmes Presente
17 de diciembre 2009
Los opositores Samuel Cabanchik, Luis Juez, Rubén Giustiniani, Sonia Escudero, Liliana Negre de Alonso y Gerardo Morales presentaron la iniciativa que consta de un solo artículo y entre las consideraciones de los fundamentos se destacan el reparo al veto de dos artículos de la reforma política, que perjudica a los partidos más chicos o en formación.
La pelea se centró en los cambios presidenciales que “fueron la llave que le permitió al oficialismo de la Cámara de Diputados reunir la mayoría para aprobar la media sanción”.
“Es una nueva muestra del profundo desprecio del sistema democrático del que hace gala este gobierno”, señala uno de los fundamentos de la iniciativa.
Los opositores sostuvieron que “la ley y su veto demuestran que el único objetivo que busca el Poder Ejecutivo es borrar de la competencia electoral a un gran número de fuerzas políticas” y sostuvo que “necesitan tiempos razonables para adecuarse a los nuevos requisitos, tiempos que hoy les son arrebatados”.
La oposición presentó un proyecto para derogar la reforma política
Infobae
17 de diciembre 2009
Los senadores nacionales Samuel Cabanchik, Luis Juez, Rubén Giustiniani, Sonia Escudero, Liliana Negre de Alonso y Gerardo Morales presentaron un proyecto de ley para derogar la Ley 26.571, denominada “Ley de Democratización Política, la Transparencia y la Equidad Electoral” sancionada el 2 de diciembre de 2009.
La iniciativa consta de un sólo artículo y entre las consideraciones de los fundamentos se destacan:
“La decisión de la Presidenta de la Nación de vetar artículos de la ley de Reforma Política, los mismos que fueron la llave que le permitió al oficialismo de la Cámara de Diputados reunir la mayoría para aprobar la media sanción, es una nueva muestra del profundo desprecio del sistema democrático del que hace gala este gobierno”.
“El dictado del Decreto 2004/2009 muestra claramente la estafa que significó la actitud supuestamente negociadora del Frente para la Victoria, que simuló amplitud para alcanzar el número necesario de Diputados para aprobar la Reforma Política, sabiendo de antemano que luego el Poder Ejecutivo vetaría las modificaciones que se introdujeron”.
“El oficialismo concede en Diputados aquello que luego el Poder Ejecutivo veta. Este mecanismo además de perverso impide al Senado ejercer su función de Cámara Revisora, convirtiéndolo en una simple “mesa de entrada y pase” de expedientes hacia el Poder Ejecutivo”.
“La ley y su veto demuestran que el único objetivo que busca el Poder Ejecutivo es borrar de la competencia electoral a un gran número de fuerzas políticas, que necesitan tiempos razonables para adecuarse a los nuevos requisitos, tiempos que hoy les son arrebatados”.
“Es por ello, que el único camino que nos resta es proponer la derogación total de la ley 26.571, que nació muerta porque adolece del primer y más importante requisito que debe tener una Reforma Política, que es el consenso de los Partidos Políticos, instrumentos indispensables del sistema democrático”.
El PS y Proyecto Sur afirman que el veto revela que la reforma política fue para “Néstor 2011”

Parlamentario
14 diciembre 2009
“El Gobierno nacional dejó en claro lo que ya anticipamos, que el objetivo de la reforma política es allanar el camino para Néstor Kirchner de cara a las elecciones presidenciales de 2011”, aseguraron desde el socialismo y el espacio que lidera “Pino” Solanas.
Ante la publicación en el Boletín Oficial del veto parcial a la Ley de Reforma Política junto al anuncio presidencial de pagar con reservas del BCRA los vencimientos de la deuda externa, los dirigentes políticos Rubén Giustiniani (PS), Pino Solanas, Claudio Lozano y Mario Mazzitelli (Proyecto Sur) afirmaron que “son parte del mismo modelo”.
Los cuatro dirigentes agregaron que en materia económica el Ejecutivo “dejó en claro que sus prioridades no son resolver la desigualdad social, el hambre y la pobreza en la Argentina, sino garantizar los pagos a los acreedores de la deuda pública”.
En cuanto a las observaciones en la nueva ley de reforma política, Giustiniani, Solanas, Lozano y Mazzitelli afirmaron que con este veto “quedó demostrado que la reforma electoral, es proscriptiva y anacrónica. Entendemos que para realizar una verdadera reforma política es esencial definir los objetivos de la misma con referencia a los problemas reales del sistema político, y no a los intereses de determinados actores”.
“El hecho de que la ley fuese votada por un solo sector político desatendiendo los imprescindibles consensos mínimos que el tema requería, advertía este desenlace que da cuentas de una reforma política que se erige como traje a medida para el candidato oficialista”. “Esta es la demostración más palpable de que la motivación de esta reforma política no es otra que alterar las reglas de juego democrático para favorecer al oficialismo en las próximas elecciones presidenciales”, finalizaron.

Alarma en la oposición por el veto parcial a la ley de Reforma Política

Parlamentario
14 diciembre 2009
El diputado nacional de la Coalición Cívica Adrián Pérez cuestionó la promulgación parcial del Ejecutivo de la ley de Reforma Política porque “con esta decisión, el gobierno de Cristina Fernández privará de representación política a millones argentinos en el próximo proceso electoral”.
Según Pérez, el resultado de las observaciones introducidas a los artículos 107 y 108 de la Ley “hará que caduquen inmediatamente las personerías jurídicas de todos los partidos políticos que no cumplan con los requisitos establecidos por la norma, sin los plazos de adaptación que establecía la sanción del Congreso”.
“Es mentira que el veto parcial de la Presidenta no altere el espíritu ni la unidad del Proyecto sancionado por el Honorable Congreso de la Nación, como dice el decreto reglamentario. Por el contrario, atenta contra las libertades políticas de los ciudadanos de la República de elegir libremente a sus representates”, dijo Pérez.
Y concluyó: “Es un antecedente gravísimo que Cristina Kirchner use el veto para restringir las libertades políticas del país, y si lo hizo en una ley que cuenta con el voto afirmativo del bloque oficialista, nos preocupa sobremanera el destino de las normas que sancione el Parlamento según la nueva composición”.
´