Santa Fe: Resultado de elecciones municipales

El Frente Progresista, liderado por el gobernador de la provincia Hermes Binner, redondeo un balance más que positivo en las elecciones municipales, realizadas este domingo en las distintas localidades de la provincia, al imponerse en las ciudades más grandes, Rosario y Santa Fe, y en dos intendencias que estaban en manos del justicialismo.


Contundente triunfo del socialismo
La Crítica
28 de Septiembre 2009
El Frente Progresista logró un importante triunfo sobre el PJ, tanto en Rosario como Santa Fe, en las elecciones municipales realizadas este domingo en las distintas localidades de la provincia.
Escrutadas el 99,63 de las mesas de Rosario, la lista del Frente que encabezó Clara García se impuso con el 28,69% de los sufragios. Lo seguía el Partido Justicialista, con el 24,18 por ciento. Luego se ubicaba la Unión Cívica Radical, con Jorge Boasso a la cabeza, que lograba el 15,69 por ciento. Con esos guarismos el socialismo logró 4 bancas (Clara García, Gonzalo Del Cerro, Pablo Colono y Oscar Greppi), el PJ 3 (Héctor Cavallero, Diego Giuliano y Norma López) y el radicalismo 2 (Jorge Boasso y Daniela León).
En tanto, Santa Fe capital, la alianza de socialistas y radicales, entre otras agrupaciones, logró una holgada victoria con la nómina que encabezó José Corral, actual secretario de Gobierno municipal. En ese caso, la sorpresa fue el segundo lugar de Santafesino 100 por ciento, cuya lista encabezó Sebastián Pignata, que de esta forma relegó al tercer lugar al PJ, que con el apoyo del senador Carlos Reutemann postulaba a Roberto Campanella.
Los resultados provisorios aunque ya indiscutidos con el 99,70 % de las 657 mesas escrutadas, el Frente Progresista, Cívico y Social lograba 66.054 votos (37,72%); seguido de Santafesino 100 por Ciento, que sumaba 44.973 votos (25,68%) y el PJ, que con 29.250 sufragios llegaba al 16,70 por ciento.
En cuanto a las siete intendencias que están en juego, el Frente Progresista obtuvo el triunfo en dos intendencias que estaban en manos del justicialismo. Así sucedió en Armstrong con la victoria de Pablo Verdecchia, y Las Toscas, con el triunfo de Leandro Chamorro, dos radicales que ganaron integrando el Frente Progresista.
Si bien la elección cobró importancia nacional porque compitieron las fuerzas políticas de dos dirigentes con chapa de “presidenciables” -el gobernador Hermes Binner y el senador Carlos Reutemann-, en la provincia el resultado fue el puntapié inicial de las definiciones en torno de las candidaturas a gobernador para 2011, en una provincia donde no existe la reelección.
De esta manera, los intendentes de Rosario y Santa Fe, el socialista Miguel Lifschitz y el radical Miguel Barletta, quedaron bien posicionados para ese cargo. No obstante, entre los socialistas también sonaban como posibles postulantes el senador nacional Rubén Giustiniani y el ministro de Gobierno Antonio Bonfatti.
En total, se disputaron 2.794 cargos. Los santafesinos votaron por la renovación de la mitad de los concejos deliberantes de las 50 ciudades de la provincia, y jefes comunales en 312 localidades. Además, en siete ciudades -Recreo, Armstrong, El Trébol, Fray Luis Beltrán, Las Toscas, Puerto General San Martín, Recreo y Roldán- se renovaron las intendencias.
Con casi el 30% de votos, el Frente Progresista ganó en Rosario
PuntoBiz
28 de septiembre de 2009
La sentencia que pronunció temprano, poco después de las 18 de este domingo, en el búnker socialista el senador Juan Carlos Zabalza fue una descripción certera del resultado de la elección de concejales para el gobierno municipal. Sí, Clara García ganó y no es poco, sobre todo en un marco político que se complicó con la onda expansiva del respaldo del PS a la ley de medios en la Cámara de Diputados. Pero de acuerdo a los datos oficiales no llegó al 30 por ciento de los votos (tenía 28,69), y el Frente Progresista perdió una de las cinco bancas que renovaba y también la mayoría propia en el Concejo.
En una elección que se caracterizó por la despolarización, el PJ, con Héctor Cavallero como cabeza de lista, fue segundo (24,18 por ciento). Tuvo más festejar el radicalismo de Jorge Boasso (15,69%), que salió tercero. Es que en el comité departamental de calle Paraguay creían protagonizar el renacimiento de un partido dividido, ya que un sector está dentro del Frente Progresista, y, al fin de cuentas, se cumplió el objetivo fijado: la retención de las dos bancas que se pusieron en juego, ya que también entra Daniela León.
La sorpresa de la elección fue Laura Weskamp, del PRO, que con el 9 por ciento de los votos también obtuvo una banca, y fue muy buena la performance de Alberto Cortés (6,74), de Proyecto Sur, que también tendrá una silla en el nuevo Palacio Vasallo. Un reflejo de que la ciudadanía, como pasó en las elecciones nacionales del 28 de junio, apostó a un reparto del poder. Es que con estos resultados el Frente Progresista obtenía cuatro bancas, el PJ tres, la UCR dos, el PRO uno y Proyecto Sur uno.
La lectura socialista
Eufórica como nunca se la vio a Clara García cuando, cerca de las 20.10, se presentó en la sala de prensa del Hotel Ariston para anunciar lo que, según la muestra elaborada por el socialismo en base a casi 90 mesas testigo, era para ella un triunfo irreversible del Frente Progresista en la elección de concejales de Rosario. Fue como un desahogo, lo que mostró que había miedo de que el resultado fuera diferente. Más tarde, con el resultado confirmado, también el intendente, Miguel Lifschitz, se mostró efusivo después de una campaña dura, en la que en el tramo final se involucró con fuerza con la idea de traccionar votos para su candidata. El otro protagonista de la fiesta, el gobernador Hermes Binner, pareció trazar la lectura más cercana a la realidad: dejó en claro que ahora hay que hacer una apuesta fuerte al diálogo y el consenso.
Binner hablaba de la relación de fuerzas en la provincia, pero cabe también para el diseño político municipal ya que el oficialismo pierde la mayoría de la que hoy goza en el Palacio Vasallo.
Pero igual había festejos en el Ariston y había razones para ello: si bien la fuga de votos era significativa si se compara con comicios anteriores, y eso se traducía en la pérdida de una banca, la victoria revalida –aunque atenuada– la supremacía del partido en la ciudad de cara a la elecciones de intendente de 2011 y muestra las dificultades del PJ para capitalizar el desgaste del oficialismo y posicionarse como alternativa de gobierno local. En cuanto a las aspiraciones de Miguel Lifschitz de ser candidato a gobernador del Frente Progresista, sigue en carrera, pero el resultado está lejos de darle seguridades en ese sentido. Un posible competidor, el intendente radical de Santa Fe Mario Barletta, ganó con sus candidatos con un margen mayor: tenía el 37 por ciento de los votos, siete más que el PJ.
El PJ sin festejo
Al peronismo, en tanto, le costó retener el voto reutemista. Pese a la presencia de Diego Giuliano en el segundo lugar, la figura de Cavallero y del padrino de la lista, Agustín Rossi, emparentaron demasiado la boleta justicialista al kirchnerismo, que, está claro, cotiza en baja en la provincia de Santa Fe. Eso es algo que el propio Lifschitz reflejó cuando dijo que el apoyo de los diputados de su partido a favor de la ley de medios fue usado para perjudicar a su sector.
El resultado pone realmente en dudas que el peronismo, que apostaba a un triunfo –en las internas abiertas había sumado más que el Frente Progresista–, pueda construir una alternativa para 2011 capaz de desplazar del poder al socialismo.
Por derecha
La dificultad del PJ para retener voto antikirchnerista favoreció las chances de Boasso y de Weskamp, que hizo una elección sorprendente.
La concejala electa del PRO sí capitalizó por derecha descontento con los partidos tradicionales de la provincia, ayudada por la incursión que, en el último tramo de la campaña, hizo Gabriela Michetti en la ciudad.
La UCR tuvo un crecimiento importante en comparación con la interna abierta. Pero tampoco Boasso quedó del todo posicionado para ser alternativa en 2011. En todo caso, sus chances dependerán de lo que pase con el radicalismo a nivel nacional, aunque habrá que ver si el edil queda dentro de un esquema con Julio Cobos o termina jugando en algún otro.
Por izquierda
Alberto Cortés, en tanto, también creció de la mano del prestigio de Fernando Pino Solanas y pareció quedarse por izquierda con votos que, en 2007, fueron a Binner y Lifschitz.

El Frente Cívico y Social se impuso con casi el 40%

Data Santa Fe
28 de Septiembre 2009
Con mas del 90% de las mesas escrutadas, el Frente Progresista Cívico y Social se impone en nuestra ciudad, por sobre Santa Fe 100 por ciento, el Partido Justicialista y Proyecto Sur.
La lista que encabeza José Corral obtuvo 66.054 votos (37.72%). Le sigue el joven Sebastián Pignata, de Santa Fe 100 por ciento, con 44.973 votos (25.68%).
En tercer lugar se encuentra el Partido Justicialista, con la lista que encabeza Roberto Campanella, con 29.250 votos (16.70%), y en cuarto lugar se ubica Hugo Kofman de Proyecto Sur, quien a pesar de haber realizado una buena elección por ser una fuerza nueva en la ciudad, obtuvo 9.701votos (5.54%).
De esta manera, el Frente Cívico y Social colocaría cuatro concejales, dos el partido Santa FE 100 por ciento y uno el Partido Justicialista.
Amplio triunfo del Frente en la ciudad de Santa Fe
PuntoBiz
28 de Septiembre 2009
En la ciudad de Santa Fe se impuso cómodamente la lista del Frente Progresista apoyada por el intendente radical Mario Barletta.
Con el 99,70% de las mesas escrutadas, la lista oficalista encabezada por José Manuel Corral obtuvo el 37,72% seguido por el reutemista Sebastián Pignata del partido Cien por ciento santafesino y, en tercer lugar, el PJ que llevó a Roberto Campanella, otro dirigente alineado con el Lole.
Por su parte, el Villa Gobernador Gálvez el ex intendente Pedro González (PJ) se impuso con casi el 40 por ciento de los sufragios y el PJ tendrá mayoría en la ciudad gobernada por Jorge Murabito.
En tanto, el Arroyo Seco el presidente del Concejo Municipal de esa localidad, Miguel Angel Coradini (quien propuso “cintazos para los pibes chorros”) fue reelecto y arrasó en las elecciones realizadas ayer y su lista incluso logró imponer al segundo candidato, Adrián Spina.
Coradini renueva su banca con el 33,43% de los votos (4.132 sufragios) y le ganó al candidato local del gobernador Hermes Binner, Daniel Tonelli, quien obtuvo el 23,75% (2935 votos).
En tierra de Reutemann, el Frente Progresista ganó por 15 puntos
Rosario 3
27 de septiembre de 2009
En Llambí Campell, lugar donde el Lole emitió sufragio, se renovó la comisión comunal. Los candidatos de la coalición entre radicales y socialistas vencieron al PJ por 56 por ciento a 41 El Lole no fue profeta en su tierra. En Llambí Campell, lugar donde el senador nacional tienen sus tierras y su residencia, la lista del Frente Progresista Cívico y Social ganó la comisión comunal por 15 puntos a la lista del Justicialismo.
Con las 6 mesas escrutadas (el 100% de los votos emitidos), la lista encabezada por Gustavo Chiarotti del frente de radicales y socialistas obtuvo el 56 por ciento de los votos emitidos.
En tanto, la lista del Partido Justicialista que llevó en el número uno a Adrián Tagliari llegó al 41 por ciento de los votos.
En Llambí Campell, votaron 1665 personas, entre ellas el senador Carlos Reutemann.