Inicia el dialogo por la reforma política

El Gobierno convocó, para esta primera reunión, a los partidos que integran el Acuerdo Cívico y Social, entre ellos radicales, socialistas y la Coalición Cívica, aunque este último anunció que no participará. Por su parte, el presidente de la Unión Cívica Radical, Gerardo Morales, y el ex intendente de Mar del Plata, Daniel Katz, referente del Confe, el partido del vicepresidente Cobos, confirmaron su presencia en la reunión de mañana, a las 17.
En los siguientes encuentros participaran unos 50 partidos más, antes de enviar el tema al Congreso.




La ronda de diálogo convocada por el Gobierno se pone en marcha hoy con el Acuerdo Cívico y Social

Telam
15 de julio 2009
El gobierno convocó al Acuerdo Cívico y Social al primer encuentro del diálogo político que tendrá lugar hoy a raíz de que esa fuerza manifestó que pretendía concurrir sola a la reunión.
Así lo anunció ayer el ministro del Interior, Florencio Randazzo, quien en conferencia de prensa manifestó que debido a los cuestionamientos del Acuerdo Cívico se decidió aceptar ese criterio y convocar solamente a esa fuerza.
El radicalismo, el socialismo y Consenso Federal aceptaron concurrir a la reunión, en tanto que voceros de la Coalición Cívica señalaron que mantenían la posición de no estar presentes, y en el mismo sentido se expresó el bloque de diputados de la Coalición.
Por su parte, el titular del radicalismo, Gerardo Morales y el legislador Daniel Katz, del cobista Consenso Federal confirmaron que junto con el socialismo concurrirán al diálogo.
Del encuentro, que se realizará a partir de las 17, iban a participar 10 partidos políticos entre los que se destacan el Partido Socialista y Proyecto Sur, liderado por el diputado electo Fernando “Pino” Solanas.
No obstante, Randazzo indicó que debido a la posición del Acuerdo Cívico se había decidido “por instrucción de la Presidenta” convocar solamente a esa alianza.
El radicalismo había sostenido que “no aceptamos convocatorias masivas” ya que se consideran segunda fuerza a nivel nacional.
La UCR debatirá este miércoles su posición frente a la convocatoria durante un encuentro entre la dirigencia radical y Consenso Federal, que lidera Julio Cobos.
La convocatoria del Poder Ejecutivo generó diferentes posturas en los bloques opositores.
En ese sentido, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, anticipó que el diálogo con la oposición será “amplio, generoso y sin límites”, al tiempo que sostuvo que el primer tema a tratar en el intercambio de ideas debe ser “la crisis de representación” de los partidos políticos.
“Estamos planteando la apertura y el llamado generoso y amplio de la Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) del 9 de julio, sin preconceptos ni búsqueda de limitaciones, pero hay que comenzar por un determinado punto y nos parece que el lugar más fuerte está precisamente en la crisis de representación”, sostuvo ayer Fernández en diálogo con FM Milenium.
Desde el socialismo, el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, consideró “importante la apertura de los partidos políticos” a elecciones internas ya que consideró que se ven sometidos a “un encierro” por lo que “es necesario oxigenarlos”.
Binner sostuvo que es “importante” que de esa instancia comicial “pueda participar toda la población” e incluso “ayudar a la integración de la listas” de cara a las elecciones generales que acabarán por designar a los funcionarios.
En tanto, el diputado electo de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, quien señaló que aún no fueron notificados oficialmente de la convocatoria ni tienen todavía fecha para concurrir a la Casa Rosada, dijo que el diálogo debe tener dos “grandes ejes”.
“Uno vinculado a la necesidad de una reforma para mejorar la calidad de la política, las instituciones y la democracia, y el otro gran eje es el blindaje social urgente necesario para proteger a los sectores más vulnerables”, sostuvo.
Por su parte, desde el radicalismo y la Coalición Cívica pusieron reparos a ese encuentro e incluso la fuerza que lidera Elisa Carrió consideró que la discusión debe pasar por el Congreso, al anticipar que no concurrirán a la Casa de Gobierno para analizar la reforma política con Randazzo.
“El lugar de debate, discusión y eventuales consensos es el Parlamento”, sostuvo el titular del bloque de diputados de la Coalición Cívica, Adrián Pérez, quien destacó que los funcionarios “deben dar explicaciones y buscar acuerdos en el Parlamento”.
El Gobierno cedió y convocó al Acuerdo Cívico; Carrió no irá
Viviana Mariño
Los Andes
15 de julio de 2009
El Gobierno nacional aceptó ayer una de las condiciones formales que un sector de la oposición había exigido para iniciar el diálogo y resolvió citar hoy en la Casa Rosada a todos los partidos que integran el Acuerdo Cívico y Social para iniciar la discusión sobre la reforma política.
La rectificación oficial -el lunes había llamado a diez partidos- alcanzó para que el radicalismo, el socialismo y el Consenso Federal, la fuerza que lidera el vicepresidente Julio Cobos, confirmaran su presencia hoy en la Casa Rosada pero no convenció a la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió.
“El diálogo tiene que llevarse a cabo en el Congreso, es el lugar al que deben ir los ministros de la Nación”, subrayó anoche Carrió, a través de sus voceros.
La postura de Carrió -quien hoy iniciará unas vacaciones “programadas”- expuso las diferencias que la propuesta de la administración nacional generó en los últimos días entre las fuerzas políticas que integran el frente electoral del Acuerdo Cívico y Social.
Esa interna quedó al descubierto en el inicio de la semana cuando el socialismo aceptó sin rodeos la invitación del Gobierno nacional para discutir la reforma al sistema electoral argentino, y Morales insinuó alinearse con la postura intransigente de Carrió.
Ayer, tras un encuentro con Cobos y los jefes parlamentarios de la UCR en el Senado, Ernesto Sanz, y en Diputados, Oscar Aguad, el titular del radicalismo terminó por aceptar la salida de una respuesta positiva, más aún si la convocatoria era al frente de partidos.
Morales y Carrió habían rechazado la “masiva” invitación inicial del poder central y también exigido que la agenda del diálogo no se agote en la discusión del proyecto oficial de reforma política y avance a otros aspectos sensibles de la gestión en materia económica y social.
Además, habían propuesto al Congreso Nacional como escenario del debate intersectorial lanzado el 9 de julio por la presidenta Cristina Fernández.
Tras esa avanzada, el oficialismo resolvió ayer un llamado diferenciado a las cinco fuerzas que integran el Acuerdo Cívico y Social pero se mantuvo firme en mantener la agenda básicamente atada a la reforma política. “La convocatoria es para ver cómo mejoramos el sistema político”, limitó Randazzo.
Sin embargo, el ministro buscó mostrarse conciliador al señalar que poner el eje en la reforma del sistema electoral “no significa que (la discusión) sea excluyente”. “Nosotros planteamos discutir el sistema de internas, de financiamiento, de equidad de los partidos”, subrayó.
Anoche, Randazzo afirmó que, en comunicaciones telefónicas, Morales, Giustiniani -fue de los primeros en aprobar el llamado junto al gobernador de Santa Fe, Hermes Binner- y el diputado Daniel Katz (Confe) confirmaron su asistencia a la reunión de esta tarde en la Casa Rosada.
Como una señal anticipatoria de su decisión final, Carrió lideró ayer una conferencia de prensa con los legisladores de la Coalición Cívica.
En ese encuentro, donde fue notable la ausencia de Margarita Stolbizer, figura bonaerense de la Coalición Cívica a quienes anoche se atribuían “discrepancias” con la decisión de Carrió, la dirigente chaqueña respaldó la agenda parlamentaria de su fuerza.
Ese temario político incluye, entre otros temas, la derogación de los superpoderes, la eliminación del impuesto al cheque para pymes, la reducción en dos puntos del IVA, el ingreso universal para la niñez, y el esquema de retenciones para la carne, el trigo, la leche y el maíz.
LA UCR CONFIRMA QUE ASISTIRA A LA CONVOCATORIA DEL GOBIERNO
El Patagónico
14 de julio
El presidente de la Unión Cívica Radical, Gerardo Morales, confirmó hoy que asistirá a la invitación hecha por el Poder Ejecutivo al Acuerdo Cívico y Social, como puntapié inicial del diálogo político.
“Mañana vamos a ir como Acuerdo Cívico y Social con el radicalismo, el Partido Socialista y con el ConFe (Consenso Federal)”, afirmó Morales en declaraciones periodísticas.
En ese sentido, confirmó que la Coalición Cívica “no va a ir” y manifestó que “respeta” la decisión tomada por sus socios dentro del Acuerdo Cívico y Social.
“Vamos a ir con un planteo duro. Logramos que modificaran la metodología del encuentro. Pero vamos con un esquema de agenda abierta”, reafirmó el senador nacional.
Además, anticipó que mañana desde las 11 se reunirá en la sede del Comité Nacional del partido el bloque de diputados nacionales, y que desde las 13 también lo harán los senadores, la mesa de conducción del Comité Nacional y de la Convención radical para acordar posturas de cara al encuentro en Casa de Gobierno de la tarde.
“No vamos a dejar de ir a plantearle nuestra agenda. La prioridad de la gente no está en la reforma política. La prioridad es la agenda de la pobreza, la asignación por hijo, la situación del INDEC, el reparto del dinero entre nación y provincias, el Consejo de la Magistratura y la Tarifa Social”, enumeró Morales.
La reforma política: el Gobierno citó a la oposición para mañana
Leonardo Mindez
Clarín
14 de julio de 2209
Florencio Randazzo será el encargado de abrir mañana el diálogo nacional lanzado por la Presidenta la semana pasada durante el acto por el Día de la Independencia en Tucumán.
Así se supo ayer, cuando el ministro del Interior anunció que invitará a unos 50 partidos con representación parlamentaria para conversar sobre una reforma política que fortalezca el sistema de partidos.
La apuesta oficial, con la que el Gobierno busca recuperar la iniciativa política tras la derrota electoral, ya genera controversias en la oposición. Aunque muchos partidos adelantaron que aceptarán el convite al diálogo, la UCR y la Coalición Cívica anticiparon sus objeciones (ver pág. 4).
Para evitar reuniones multitudinarias, la convocatoria se dividirá en cinco encuentros que tendrán lugar en el salón norte de la Casa Rosada y en los que Randazzo oficiará de anfitrión.
Anoche, en la Casa Rosada se cuidaban de anunciar los nombres de la primera decena de partidos invitados a la espera de que consultaran a sus bases y confirmaran su presencia. Pero el titular del Partido Socialista, Rubén Giustiniani, le adelantó a Clarín que estará presente en el encuentro de mañana a las 17.
Según pudo saber este diario, la intención es no juntar a los principales partidos en la primera reunión, si no ir intercalándolos en cada encuentro. Así, el PS, que se mostró entusiasmado con la convocatoria, sería el representante de los “grandes” en el primer encuentro.
Randazzo adelantó que el Gobierno pondrá sobre la mesa cuatro posibles reformas. La principal es la propuesta de un sistema de elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias para la elección de los candidatos a presidente, gobernador y legisladores nacionales.
Así el Gobierno busca reflotar una idea que ya se había legislado en 2002 pero que fue derogada en noviembre de 2006 con el apoyo del oficialismo y la oposición (ver pág. 5).
De acuerdo al Gobierno, uno de los errores de aquella ley fue que las primarias no eran obligatorias para todos los ciudadanos ni para los partidos que tenían un sólo candidato. Así, pesaban más los aparatos partidarios y muchos preferían romper y armar su propio partido. Ahora, no se podrá competir en la elección general sin pasar por la primaria. Tampoco, después de ser derrotado en ella.
Otras dos propuestas gubernamentales son reformar la ley de financiamiento de los partidos políticos y “buscar criterios de equidad en relación a los gastos de las campañas electorales”, según la palabras del ministro del Interior.
El último punto, la revisión del sistema electoral, aparece más como una apertura a los reclamos opositores que a un deseo del oficialismo. Es que el Gobierno se mostró satisfecho con el funcionamiento del último comicio y cree complicado de implementar tanto el voto electrónico como la confección de una boleta única en un sistema electoral plurinominal como el argentino. Esas dos son, precisamente, las principales propuestas que llegan desde la oposición.
Más allá de este temario, Randazzo insistió ayer en que estaba dispuesto a “poner el oído para escuchar todas las propuestas que tenga cada uno y también, claro, que nos escuchen a nosotros”.
En Interior agregaron que, además de los partidos políticos, se consultará a especialistas argentinos y expertos internacionales.
Y se pondrá en funcionamiento una página web a través de la cual podrán portar sus ideas los partidos sin representación parlamentaria y las ONG.
El Gobierno espera que los cinco encuentros sirvan para establecer algunos consensos mínimos antes de enviar los proyectos al Congreso.
“En las elecciones últimas fui una de las víctimas de la vieja política”, dijo anoche Néstor Kirchner, alentando también la reforma (ver pág. 11).
En el Gobierno saben que no será fácil convencer a los partidos opositores de que esta vez la apertura al diálogo va en serio y que sus opiniones serán tenidas en cuenta. Pero en la Casa Rosada confiaban en que, a pesar de las críticas, todos acudirán a la cita.
El gobierno propone la realización de elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias en todos los partidos políticos.
También una reforma a la ley de financiamiento de los partidos políticos y de los gastos de las campañas electorales.
Abre el debate a posibles reformas del sistema electoral. Allí, la oposición viene alentando la implementación de la boleta única y el voto electrónico.
Recuerdan cuando Randazzo rechazó internas obligatorias
Agencia NOVA
14 Julio 2009
Desde la oposición bonaerense recordaron que Florencio Randazzo, cuando era ministro de Gobierno bonaerense, hizo modificar la ley de internas abiertas en partidos políticos, quitándole el requisito de “obligatorias”, justamente la condición que este lunes dio a conocer como propuesta clave del diálogo político entre la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y las fuerzas con representación parlamentaria.
El ex diputado provincial de la UCR, Marcelo Elías, recordó que “Randazzo, como funcionario de la administración del entonces gobernador Felipe Solá, promovió la desnaturalización y vaciamiento de una ley de internas abiertas que había tenido consenso en la Legislatura bonaerense, y firmó el decreto reglamentario que le quitaba justamente el requisito de obligatorias”.
“Por entonces, Randazzo estaba muy preocupado por acomodar las internas al flujo de la internas justicialistas del año 2003 cuando no se querían internas con precandidaturas”, dijo Elías en diálogo con Agencia NOVA y FM Platense.
Elías agregó que “entonces al quitar el requisito de la obligatoriedad, el Partido Justicialista no tuvo que hacer internas al igual que aquellos partidos que tenían candidatos únicos, siendo el radicalismo el único que las llevó a cabo en aquel año”
Cabe recordar que este lunes en rueda de prensa, Randazzo expuso que las internas primarias abiertas y obligatorias eran un tema clave de la agenda del diálogo político junto con el financiamiento de campañas y de los partidos políticos.
Al ser consultado sobre el cambio de opinión del ministro político del gabinete nacional, Elías sostuvo que “a lo mejor Florencio Randazzo evolucionó o a lo mejor, como otras tantas veces entiende que ahora sí conviene la obligatoriedad”.
Elías recomendó que “lo interesante es que cuando se traten las leyes electorales ese consenso tenga validez durante muchos años porque los procesos electorales requieren normas. Lo que uno no puede hacer es acomodar las reglas de acuerdo a las conveniencias del juego”.