Santa Fe: Encuesta afirma que Reutemann pierde ante Giustiniani

La provincia de Santa Fe, uno de los distritos electorales de mayor peso del país, renovará en los comicios del 28 de junio 9 de las 19 bancas que posee en la Cámara de Diputados y sus 3 senadores, que buscarán la reelección. El punto de inflexión sería Rosario, ciudad que representa el 32% del electorado de Santa Fe, donde, según una encuesta realizada por Mautone & Asociados, el ex piloto de F1 pierde por 18 puntos frente al candidato socialista. Reutemann admitió “una elección cerrada” en Santa Fe y condicionó su sueño presidencial a los resultados de los comicios del 28.


Reutemann perdería en Santa Fe y su futuro se complica
RosarioNet
18 de junio de 2009
El candidato socialista a senador naconal Rubén Giustiniani tiene una intención de voto del 44,8 por ciento en la provincia de Santa Fe, y aventaja por cinco puntos al
peronista Carlos Reutemann (39,7), con vistas a los comicios del 28 de junio próximo.
Así lo consignó un trabajo difundido hoy por la consultora Nueva Comunicación, sobre la base de una encuesta realizada entre 1.863 santafesinos.
El sondeo, realizado entre el 10 y el 15 de junio, arroja un 6,4 por ciento de indecisos y 1,5 en blanco.
En Rosario es donde Giustiniani saca las mayores diferencias, ya que allí obtiene una intención de voto del 51 por ciento, mientras que Reutemann llega al 29,2.
En Santa Fe capital, Reutemann obtiene el 44,5 por ciento y Giustiniani el 42, según este sondeo.
En toda la provincia, el candidato del oficialismo kirchnerista, Claudio Leoni, obtiene apenas el 5,9 por ciento, según el sondeo.
Fuente: Nueva Comunicación
Confirmado: Se le complicó mucho la elección a Reutemann en Santa Fe
Urgente24
16 de junio de 2009
La consultora Nueva Comunicación/Weber Shandwick profundizó sus números de la entrega anterior de una elección muy cerrada en Santa Fe, con una leve ventaja de Rubén Giustiniani (44,8%) por sobre Carlos Reutemann (39,7). Es cierto que Hermes Binner es cliente de la consultora pero también lo es que esos 5 puntos porcentuales resultan la contrapartida de la frase de Reutemann (“Si las elecciones fuesen hoy, gano por 5 ó 6 puntos”).
Un final electoral muy disputado aunque con una leve ventaja para el socialista Rubén Giustiniani informó la consulta Nueva Comunicación, que confirmó la sospecha de muchos de que a Carlos Reutemann se le complicó mucho el comicio en Santa Fe.
El informe del trabajo realizado entre la opinión pública de la Provincia de Santa Fe consideró un universo de 1.863 residentes y votantes en la Provincia de Santa Fe (788 casos en Rosario y 753 casos en la ciudad de Santa Fe, concentrando entre ambas localidades el 80% de las consultas) entre 18 a 82 años, con un margen de error: +/- 2.32; y nivel de significación: 95,5% de confianza, realizada del 10 al 15 de junio de 2009.
Se aplicó una técnica de muestreo polietápica, probabilística, estratificada, en primera fase, por conglomerados, telefónica, con ajuste, según sexo con selección de cuotas, de edad, de sexo.
Ahora se espera que Carlos Reutemann exhiba sus números.
Rosario, el talón de Aquiles de Reutemann
Prodiario
16 de junio de 2009
Mientras que Giustiniani logra el 41,4%, el peronista disidente apenas alcanza el 19,2%. Por qué el Lole no logra seducir a los indecisos.
El principal obstáculo que preocupa al candidato a senador, Carlos Reutemann, es Rosario. Es que el ex piloto de fórmula 1 no logra despegar en las encuestas de una de las principales ciudades de Santa Fe que representa el 32% del electorado de la provincia.
Según una encuesta realizada por la consultora Mautone & Asociados, el candidato socialista ganaría con el 41,4% de los votos y le sacaría al peronista disidente nada menos que 18 puntos. Lole alcanza apenas el 19,2% de intención de voto. Muy lejos quedó el candidato kirchnerista, Claudio Leoni, con un 6,8%.
Pero hay un dato más que complica a Reutemann. En Rosario hay un 19,4% de indecisos, de los cuales sólo un 10,5% asegura que lo votaría a él, pero un 34,5% lo rechaza. En cambio, Giustiniani tiene más probabilidades de ganar el voto de estos electores que aún no han decidido qué boleta meterán en la urna. Un 19,3% afirma que lo votaría y el 12,1% que no lo haría.
Los manuales de política dicen que los electores suelen votar en contra del oficialismo gobernante, pero en Rosario –ciudad administrada por el socialismo- parece suceder lo contrario. Una de las razones es que estas elecciones se han nacionalizado hasta el hartazgo y ello complica la situación de todo el peronismo. En Rosario, sólo el 17,1% ve como buena o muy buena la gestión de Cristina Kirchner mientras que el 50,1% la califica como mala o muy mala. En cambio, mientras que la imagen positiva del gobernador socialista, Hermes Binner, es del 44% y la negativa sólo de 13%.
Pero no es la única razón. Es pocos le creen al Lole cuando dice que antes de volver con Kirchner prefiere “vender churros en la plaza”.
Rosario se presenta así como el talón de Aquiles de Reutemann.
|| Fuente: (lpo)
El 28 a la noche me veo festejando, dice Binner
La prensa
16 de junio de 2009
El gobernador santafesino, Hermes Binner, afirmó que el 28 de junio por la noche lo encontrará “festejando” con su candidato a senador nacional, Rubén Giustiniani, al tiempo que vaticinó que el gobierno nacional “tendrá que entender que ha ganado un Frente Progresista”.
Binner no dejó de criticar al competidor de Giustiniani, Carlos Reutemann, a quien apuntó porque “reniega de su propia historia. Creemos en la importancia de hacernos cargo de nuestro paso por la vida pública. Nosotros no lo negamos. Lo que pasa con Reutemann es que reniega de su propia historia.
“Se pone nervioso porque no quiere recordar lo que hizo cuando fue gobernador o senador. Este es el meollo de la cuestión. Estamos ante una persona prestigiosa del mundo del deporte que llega a la política de la mano de Carlos Menem y que es gobernador por la ley de lemas”, acotó.
Para el mandatario santafesino, “Reutemann hasta niega la privatización del Banco de Santa Fe, cuando fue él quien envió a la Legislatura el proyecto para privatizar el banco. Todo esto es parte de su historia y no puede negarla”.
Tras participar de la apertura de la Semana de la Innovación en Santa Fe y consultado por la prensa local sobre las coincidencias que Elisa Carrió encontraba con Reutemann, Binner dijo que “nosotros también lo respetamos como hombre a Reutemann. Nuestra oposición no es una oposición de negación a todo, sino que no tenemos ningún problema de votar todos aquellos aspectos positivos que hacen a la integración nacional”, enfatizó.
Luego defendió su gestión al afirmar: “Yo les pregunto a los jubilados si estaban mejor antes o ahora; lo mismo les pregunto a los maestros; les pregunto a los trabajadores, cuando iban al Ministerio de Trabajo a buscar salidas y soluciones, si era mejor antes o ahora. Soy un hombre político y tengo que decir lo que pienso”, aseveró Binner.
Por último, manifestó que “tras las elecciones del 28 de junio va a haber una situación mucho más compartida en el Congreso, más necesidad de apelar al diálogo para avanzar”.
Y le dedicó unas palabras a las candidaturas testimoniales diciendo que “plantean un problema de legalidad y de legitimidad, confunden en lugar de orientar a la población y la democracia se debilita”.

Reutemann admitió “una elección cerrada” en Santa Fe y condicionó su sueño presidencial a los resultados de los comicios del 28

Por Lucrecia Bullrich
La Nación
8 de junio de 2009
Reutemann admitió “una elección cerrada” en Santa Fe y condicionó su sueño presidencial a los resultados de los comicios del 28Reutemann y su pasado de corredor en su despacho del Senado / Foto: Martín Turnes Foto: lanacion.com
La jerga del automovilismo se cuela, inevitable, en su discurso. Habla de carrera, de grilla y de posiciones. Hasta describe las legislativas del 28 como una especie de clasificación en la que, entre otras cosas, se definirán los protagonistas de la próxima pelea electoral. Claro que quiere estar entre ellos. Y sabe que en el podio que imagina hay lugar para uno solo.
Carlos Reutemann admite que dentro de dos domingos tendrá que esperar hasta último momento para saber si puede festejar. La diferencia que lo separa del socialista Rubén Giustiniani, que al igual que él aspira a renovar su banca en el Senado por Santa Fe, es mínima y aparece siempre que la encuesta la haya encargado él. En una entrevista con lanacion.com el ex gobernador se autopostuló como precandidato para 2011 y arriesgó quiénes serían sus rivales. Armó una lista en la que no faltó ni Néstor Kirchner.
Además, pronosticó que el ex presidente ganará en Buenos Aires pero que el Gobierno perderá bancas en el Congreso y defendió las candidaturas testimoniales. Embistió contra Hermes Binner y reconoció que la división del PJ en la provincia podría perjudicarlo.
Video: «Binner se transformó en jefe de campaña»
– ¿Cómo describiría la campaña hasta ahora?
– La campaña fue en un increscendo de cruces y acusaciones. Vimos una escalada fenomenal hasta límites insospechados. Y todavía no sabemos si llegó a su punto máximo o si falta algo más.
– ¿A qué atribuye la escalada?
– El gobierno provincial entró de movida con los tapones de punta. Parecía que el gobernador se iba a dedicar a gobernar y no a hacer campaña. Pero fue al revés. Se transformó en jefe de campaña de [Rubén] Giustiniani. No se sabe bien quién es el candidato. El enorme gasto que se está haciendo en afiches y publicidad para imponer a un candidato en la provincia es realmente llamativo.
– ¿Qué dicen las encuestas?
– Depende quién las haga. Las nuestras nos dan ventaja y las de los socialistas les dan ventaja a ellos. Lo concreto es que el justicialismo va con una estrategia débil en la provincia que no es buena si estamos pensando en ganar. Vamos en dos frentes y compartimos el mismo electorado. Estamos sacándonos votos entre nosotros. Estamos ante una elección cerrada y esos votos pueden hacer la diferencia.
– ¿Esto aumenta las posibilidades de que Giustiniani gane?
– No lo sé. Lo que tengo claro es que hay votos dentro del mismo electorado que pueden definir un resultado final.
¿Qué lo diferencia de Giustiniani?
– El está en el socialismo y yo en un justicialismo disidente. Estoy en posición de defender la provincia de Santa Fe.
– ¿Y Giustiniani no defiende a la provincia?
– No. No quiero decir eso. En el tema del campo, por ejemplo, votamos juntos y defendimos los intereses de la provincia.
– Justamente teniendo en cuenta que últimamente votaron en el mismo sentido, ¿qué los diferencia?
– Que uno es socialista y otro justicialista.
– Y de Kirchner ¿qué lo diferencia?
– Los dos estamos dentro del justicialismo. Pero a raíz del conflicto con el campo tenemos posiciones muy diversas. Creo que Kirchner tomó una época complicada de la Argentina en la que veníamos del desbarranque de [Fernando] De la Rúa. El gobierno de la Alianza provocó una desilusión de la que [Hermes] Binner es muy responsable porque colaboró mucho para que De la Rúa llegara al poder.
– ¿Cómo evalúa la gestión de Binner?
– Es un gobierno de puro marketing. No cumplió con las expectativas que había generado.
– ¿Por qué cree que el Gobierno recurrió a las candidaturas testimoniales?
– El territorio de la provincia de Buenos Aires es muy especial y ante una elección tan vital, se está tratando de poner todo lo que se tiene que poner para ganar.
– ¿Y qué opima de esas postulaciones?
– Si los candidatos asumen los cargos para los que se presentan los argumentos en contra se terminan.
– ¿Y si no asumen?
– Habrá que ver en el momento en que tomen la decisión. Hasta diciembre no sé qué van a hacer.
– ¿Cree que van a asumir?
– Pregúnteselo a ellos.
– ¿Por qué cree que el kirchnerismo plantea que en las elecciones se pone en juego la gobernabilidad?
– Creo que tiene que ver con pensar que el Congreso va a poner palos en la rueda. Si hay una pérdida electoral en una de las cámaras para el oficialismo va a aparecer una cosa de mayor consenso, de necesidad de conversar. A todos los gobernantes les gusta tener mayorías para que las cosas sean más ágiles y rápidas.
– ¿Cree que el Gobierno va a aceptar dialogar más si pierde bancas?
– Es inevitable que lo haga. De todos modos, hay que ver cómo se encara el período de transición que va a ser muy largo.
– ¿Qué opina del pronóstico de [Elisa] Carrió según el que, más allá del resultado del 28, el PJ en sus distintas vertientes va a actuar en bloque en el Congreso?
– Es como decirme a mí, que vengo apoyando al campo, que el 29 me voy a poner en contra del campo. El que está pensando eso no me conoce.
– ¿Y más allá del campo?
– Tampoco apoyé el adelantamiento de las elecciones ni los superpoderes. Las convicciones que tengo no las voy a cambiar. El que lo cree, lo cree. Y sino, mala suerte.
– Binner lo acusa de renegar de su historia política, de no hacerse cargo de su pasado menemista, incluso de haber privatizado el Banco de Santa Fe
– Yo no privaticé el banco. Binner miente. El proyecto de privatización fue ingresado a la Legislatura por el gobernador que me sucedió [Jorge Obeid]. Respecto de mi pasado, es lo mismo que yo le diga que no tiene que estar muy orgulloso de la crisis que vivió la Argentina por De la Rúa y [Carlos] Chacho Alvarez. A mí me tocó Menem presidente como después me tocaron otros. Hay que tomar con pinzas todo lo que dice Binner.
– ¿Por qué quiere ser presidente?
– Lo que digo es que con los que salgan victoriosos de las elecciones del 28 se va a armar una grilla de dirigentes, tanto del justicialismo como de la oposición, en la que van a tener una posición preferencial los que salgan victoriosos en sus provincias. Pero me parecería un error gravísimo estar hablando de 2011 el 29.
– ¿Usted va a estar en esa grilla?
Si salgo victorioso, sí.
– ¿Y a quién más se imagina?
– Y… podrían estar [Daniel] Scioli, [Mauricio] Macri, [Felipe] Solá ? (piensa y repasa con los dedos de la mano derecha), Reutemann, ¿a Macri lo nombré? Y del otro lado [Julio] Cobos, Carrió y el senador [Ernesto] Sanz.
– ¿Y Kirchner? ¿Cree que va a ser candidato a presidente?
– No lo descarto. Creo que va a tener un rol importante en el justicialismo en 2011. Es un hombre que lucha. Va a cumplir un rol importante. Si va a ser candidato o no ? Eso lo saben él y su espejo.
– ¿Va a ganar en la provincia de Buenos Aires?
– Sí.
– ¿Usted gana el 28?
– Es una elección que hay que pelear. Es una elección peleada, como todas a las que fui. Nadie me regala nada ni me pone una alfombra roja para que vaya tranquilo. Es una carrera sucia, mugrienta.
– No me dijo por qué quiere ser presidente…
– Una vez que tengamos la grilla, lo vamos a ir observando. Por ahora no. Si estoy en la grilla veremos. La Argentina es un país muy cambiante.
– ¿Va a estar en la grilla?
Si gano voy a estar.
Confirmado: Muy difícil escenario electoral para Reutemann en Rosario
Urgente 24
16 de junio de 2009
En la actualidad, el nivel de aprobación de la gestión de la Presidente Cristina Fernández de Kirchner en la ciudad de Rosario se ubica en el 17,1% (de ellos el 1,4% la considera Muy Buena y el 15,7% Buena); mientras que el 31,1% de los encuestados la consideraba como Regular.
Asimismo, el 50,1% del total desaprueba su gestión.
En síntesis, la imagen crítica de su gestión (imagen Regular + nivel de desaprobación) asciende entonces al 81,2%.
Entre los primeros (nivel de aprobación), se destacan los hombres, cuya edad oscila entre los 26 y 40 años, y que son residentes de los distritos Oeste y Sudoeste de la ciudad.
Entre los segundos (imagen regular), sobresalen también los hombres, pero de 18 á 25 años, y ubicados en los distritos Norte y Noroeste.
Por último, entre los terceros (nivel de reprobación), predominan las mujeres mayores de 61 años y que residen en los distritos Noroeste y Sur.
En este contexto, ¿qué opinión le merece a los entrevistados la gestión del gobernador Hermes Binner?
Poco más de 4 de cada 10 de los rosarinos consultados (44%) aprueban la gestión del gobernador Hermes Binner, mientras que el nivel de desaprobación de su administración llega en la actualidad al 13%.
Por último, su imagen regular asciende al 41,3%.
Entre quienes aprueban su gestión, se destacan las mujeres, ubicadas en los extremos del arco etario, y pertenecientes a los distritos Centro y Oeste de la ciudad.
Entre quienes reprueban su gestión, predominan los hombres, cuya edad oscila entre los 41 y 60 años, y que residen en los distritos Sur y Sudoeste.
¿Y qué opinión le merece la gestión del iIntendente Miguel
Lifschitz?
(N. de la R.: él es socialista, igual que el gobernador Binner).
Prácticamente, 1 de cada 3 de los rosarinos encuestados aprueban la gestión del intendente Miguel Lifschitz al ubicarse en la actualidad en 32,4% (de ellos el 3,4% la considera Muy Buena y el 29% Buena).
En tal sentido, poco más del 40,9% la evalúa como regular, y algo más del 25% del total desaprueba su gestión. Cabe advertir en este caso, que por 3ra. vez consecutiva después de 5 años y medio de gestión como Intendente de la ciudad, la imagen regular de la misma supera al nivel de aprobación.
Entre los primeros, se destacan las mujeres, cuya edad oscila entre los 26 y 40 años, y ubicadas en los distritos Oeste y Centro de la ciudad.
Entre los segundos, sobresalen también las mujeres, pero de 18 á 25 años, y que son residentes de los distritos Noroeste y Sur.
Por último, entre los terceros, predominan los hombres, comprendidos entre los 41 y 60 años, y pertenecientes a los distritos municipales Norte y Noroeste.
A ese universo se le preguntó: ¿A quién de los siguientes candidatos a Senador Nacional votaría?
En la ciudad de Rosario (que representa el 32,5% del padrón provincial), Rubén Giustiniani (FPCyS) tiene en la actualidad una intención de voto de poco más del 41%.
Carlos Reutemann (Frente Santa Fe Federal) cosecha algo más del 19%, y Claudio Leoni (Frente para la Victoria) casi el 7%.
Poco más del 32% del total o bien no sabe por quién sufragaría (19,4%), o directamente dice que no lo haría por ninguno de ellos (12,7%).
Entre los que votarían por Rubén Giustiniani, se destacan las mujeres, cuya edad oscila entre los 41 y 60 años, y que residen en los distritos municipales Centro y Norte.
Por su parte, entre los que sufragarían por Carlos Reutemann sobresalen los hombres, comprendidos entre los 26 y 40 años, y que son residentes de los distritos Sudoeste y Oeste.
Finalmente, entre los indecisos, prevalecen las mujeres jóvenes, de 18 á 25 años, y ubicadas en los distritos Sur y Norte.
Ahora bien, del total de indecisos (19,4%) ante la repregunta de rigor en estos casos, poco más de la mitad de ellos mantienen su posición; mientras que otro algo más del 19 % confiesa que terminaría inclinándose por Rubén Giustiniani, otro poco más del 12% por Claudio Leoni, y algo más del 10% por Carlos Reutemann.
Entre los indecisos, se destacan las mujeres jóvenes, de 18 á 25 años, y que residen en los distritos Norte, Noroeste y Oeste. Por su parte, entre los que votarían por el primero, sobresalen también las mujeres, cuya edad oscila entre los 41 y 60 años, y que son residentes de los distritos Centro y Sur.
Finalmente, entre los que sufragarían por Carlos Reutemann, prevalecen también las mujeres, pero mayores de 61 años, y
que residen en los distritos Sudoeste y Oeste.
Asimismo, del total de indecisos (19,4%) ante otra repregunta también de rigor en estos casos, algo más del 15 % de ellos mantienen su posición; mientras que otro poco más del 34 % afirma que seguramente no votaría por Carlos Reutemann, otro casi 33 % por Claudio Leoni, y otro algo más del 12 % tampoco por Rubén Giustiniani.
Entre los indecisos, se destacan las mujeres, cuya edad oscila entre lso 41 y 60 años, y que residen en los distritos Sudoeste y Oeste. Por su parte, entre los que no votarían a Carlos Reutemann, sobresalen los hombres, de la misma franja etaria, y que son residentes de los distritos Noroeste y Sur.
Entre los que no sufragarían por Rubén Giustiniani, prevalecen también los hombres, pero mayores de 61 años, y que residen en los distritos Sur y Noroeste.
——————–
Ficha Técnica:
Tipo de estudio: encuesta por muestreo.
Características: enfoque cuantitativo (registro extensivo).
Diseño Muestral: probabilístico estratificado con adjudicación proporcional. Selección
simple al azar dentro de cada estrato (cuotas de sexo, grupos etarios y
cantidad de población por distrito municipal).
Universo: rosarinos en condiciones de votar.
Instrumento de recolección de datos: módulo estructurado, a partir de preguntas
abiertas, cerradas y escalas de opinión.
Alcance: ciudad de Rosario.
Tamaño de la muestra: 400 casos efectivos.
Error muestral: + / – 5 %
Confianza: 95,5 %
Fecha de realización: del 5 al 8 de junio de 2009.
Andrés Mautone & Asociados.
Un distrito clave que renueva 9 diputados y 3 senadores
17 de junio de 2009
Los casi 2.400.000 santafesinos en condiciones de votar podrán elegir candidatos entre las 12 listas que se presentan en la provincia gobernada por el socialista Hermes Binner.
Las opciones electorales mostrarán dos listas de origen justicialistas; una la del Frente para la Victoria que lidera el diputado Agustin Rossi y la lista denominada Santa Fe Federal, que encabeza el actual senador Carlos Reutemann.
A esas opciones se les suma el socialista Rubén Giustiniani, quien intentará continuar en el Senado con el apoyo del gobernador Binner, y a través del Frente Progresista Cívico y Social, una alianza que reune a socialistas, radicales, ARI y Demócractas Progresistas.
Rossi -jefe del bloque FPV de Diputados- vuelve a la contienda electoral de su provincia como referente del gobierno nacional y aglutina al sector más progresista del PJ, una buena parte del sindicalismo y movimientos ideológicamente afines.
El diputado es acompañado en la lista por el periodista Juan Carlos Bettanín y la actual diputada Ana Berraute, en tanto que los postulantes al Senado son Claudio Leoni, dirigente del gremio de los municipales, y Rita Colli.
Santa Fe Federal por su parte lleva por la reelección a Reutemann y Latorre, y postula para diputados a ex funcionarios provinciales como Daniel Germano y Celia Arena.
En tanto, el Frente Progresista, Cívico y Social propone la reelección del senador Giustiniani, acompañado por la radical Silvia Migno; y en la nómina de aspirantes a diputados a Jorge
Alvarez (UCR) y Alicia Cicciliani (PS).
En la provincia el que no presentó candidaturas propias fue el PRO, asociado con Acción por la República y Recrear, para “evitar una mala performance electoral”, según voceros partidarios que citaron la polarización del electorado como origen de esa decisión.
Proyecto Sur, en tanto, postula como senador a Miguel Contestí y como diputado a Carlos del Frade; el Partido del Campo Popular a Alberto Martínez (senador) y José Bonacci (diputado); y el Movimiento Independiente Renovador a Carlos Saba (senador) y Juan Carlos Blanco (diputado).
El Frente de los Jubilados nomina a Elida Grosso como senadora y René Cornejo como diputado; el Partido de los Trabajadores Socialistas a Josefina Luzuriaga y Oscar Hernández, respectivamente; y Política Abierta para la Integración Social a Mario Deschi y Aldo Martín.
Por último, el Partido Autonomista presenta a Ricardo Cuassolo como senador y Raimar Ataide de Costa como diputado; el MST como Alejandro Parlante (senador) y Francisco Castellano (diputados); y el Partido Obrero a Silvia Remondino (senador) y Carlos Blanco (diputado).
Finalizan sus mandatos en el Senado Reutemann y Roxana Latorre (Santa Fe Federal), y Giustiniani, en tanto que en Diputados lo hacen Ariel Dalla Fontana (Santa Fe Federal), Pedro Morini (UCR), Agustín Rossi, Juan Silvestre Begnis y Ana Berraute (FPV); Pablo Zancada, Elda Gerez, María Elena Martín y Silvia Augsburger (PS).
Según el padrón definitivo, están habilitados para sufragar unos 2.375.271 santafesinos, de los cuales 1.229.888 son mujeres y 1.145.383 son varones, que constituyen el 8,54 del total del país, para los cuales se dispondrán un total de 5873 mesas (3033 femeninas y 2840 masculinas).
Los comicios del 28 de junio serán los primeros de una serie de tres que se llevarán a cabo este año en la provincia de Santa Fe, ya que luego siguen las internas abiertas para legisladores provinciales, autoridades comunales y concejales -prevista para el 5 de julio- y las generales locales, el 6 de septiembre.
El último antecedente de elecciones para senadores en el distrito data de setiembre de 2003, cuando el PJ que postulaba a Reutemann y Latorre se impuso con el 56,73 por ciento de los votos sobre el Partido Socialista (con la UCR), que proponía a Giustiniani, y obtuvo el 29,49 por ciento.
En tanto, el 28 de octubre de 2007, el Frente para la Victoria obtuvo un ajustado triunfo en Diputados (logró cinco bancas, al igual que el Frente Progresista), en la misma jornada que marcó la llegada a la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.
En esa ocasión, el FPV revirtió en menos de dos meses la derrota sufrida en los comicios para gobernador, celebrados el 2 de septiembre, en lo que significó la llegada de Binner al poder después de 24 años de gestión justicialista.