La Cámara Electoral rechazó la candidatura de Patti

El fallo hizo lugar a las impugnaciones formuladas por familiares de las víctimas de los delitos que se le imputan. Luís Patti está preso por delitos de lesa humanidad y no podrá ocupar cargos públicos “hasta tanto se resuelva la situación penal y sea liberado”. Los abogados de ex comisario hicieron una presentación luego de que la Cámara Electoral lo inhabilitara para participar de las elecciones del 28.


La Cámara Electoral rechazó la candidatura de Patti
Telam
19 de junio de 2009
La Cámara Nacional Electoral vetó ayer la candidatura a diputado nacional del ex comisario Luis Abelardo Patti, imputado en delitos de lesa humanidad durante la anterior dictadura militar.
En un fallo en el que se hace eco de las impugnaciones a la postulación realizadas por familiares de la victimas de esos crímenes y por organismos de derechos humanos, entre ellos el CELS e HIJOS, el tribunal dictaminó que Patti no puede ser candidato “hasta tanto se resuelva la situación penal y sea liberado” en la causa que se le sigue por esos delitos.
Patti, quien está preso en el Penal de Marcos Paz destinado a represores, lanzó desde allí su candidatura a diputado nacional por Buenos Aires, la que no fue objetada por el juez electoral de La Plata, Manuel Blanco, aduciendo que no tenía condena judicial firme.
La decisión judicial “constituye una clara proscripción que apunta a vedar la libre expresión democrática de una inmensa cantidad de ciudadanos que se identifica con otra forma de hacer política, que desprecia los vicios de una dirigencia que ha dado muestras acabadas de fracaso”, señala en un comunicado el Partido Unión Federalista (Paufe).
En un fallo de 50 páginas, el máximo tribunal con competencia electoral en el país fundamentó el rechazo a la postulación en que “no es posible aceptar la posibilidad de que (Patti) sea liberado si resulta electo, en razón de los fueros parlamentarios” que obtendría.
El tribunal dice que esa libertad “implicaría contravenir el deber internacional del Estado de investigar las violaciones a los derechos humanos” por la cuales Patti esta precisamente preso y es investigado, y que de ser liberado “podría obstruir”.
El dictamen había generado expectativa dado que luego de su elección a diputado nacional en 2005, la Cámara de Diputados rechazó su incorporación al cuerpo por considerarlo carente de “idoneidad moral” para ejercer el cargo, al que ahora aspiraba nuevamente Sin embargo, la misma Cámara Electoral había ordenado en el 2007, ante un recurso de los abogados de Patti, que se le tomara juramento como diputado, un fallo que fue corroborado por la Corte Suprema en abril del 2008.
Patti no pudo nunca asumir porque en noviembre del 2007 el juez federal de San Martín, Alberto Suárez Araujo, ordenó su detención imputándolo por siete delitos de lesa humanidad y pidió formalmente su desafuero por la Cámara de Diputados, que lo aprobó a fines de abril del 2008.
Patti está con prisión preventiva imputado por los secuestros del ex diputado peronista Diego Muñiz Barreto y de Juan Fernández, el asesinato de Gastón Goncalves, las desapariciones de Carlos Souto y Luis y Guillermo D’Amico y la detención de Osvaldo Arriosti.
Todos los hechos que se le imputan fueron cometidos entre 1976 y 1977, cuando Patti era oficial subinspector de la Policía Federal y prestaba servicio en la comisaría de Escobar.
El su dictamen rubricado por unanimidad por los jueces Santiago Corcuera, Alberto Dalla Via y Rodolfo Munne, la Cámara distinguió entre la situación planteada para su anterior fallo, cuando Patti ya había sido electo con una candidatura oficializada, a la actual, en que ya obra un desafuero y en la que se arbitró el mecanismo de la objeciones.
La Cámara destacó que el artículo 70 de la Constitución Nacional exige para el arresto y procesamiento penal de un legislador la suspensión del ejercicio de su cargo, cosa que en el caso de Patti ya ocurrió.
Dijo que será un “contrasentido” admitir que “alguien que ya ha sido separado de su cargo y permanece detenido, por la misma causa que motivó su apartamiento, puede, no obstante, postularse como candidato para ejercer aquellas funciones de las que ha sido separado”.
Pese a ello, el tribunal consideró que su resolución “en nada implica apartarse o desconocer la presunción de inocencia del candidato sometido a proceso”.
Pero señaló que “las condiciones que se exigen a los candidatos para ocupar cargos públicos son más estrictas que las que se exigen para votar”, ya que de los postulantes se esperan “cualidades singulares”.
La Justicia anuló la candidatura de Patti a diputado
La Gaceta
19 de junio de 2009
La Cámara Nacional Electoral rechazó la postulación como candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires del ex subcomisario Luis Abelardo Patti, detenido en una cárcel federal acusado de delitos de lesa humanidad cometidos durante el último gobierno militar, los que son imprescriptibles.
El tribunal sostuvo que Patti no puede acceder al mismo cargo del que ya fue apartado en abril de 2008 por la Cámara de Diputados a raíz de la causa penal en su contra. Además, advirtió que el Estado argentino, a través de sus tres poderes, debe garantizar el juzgamiento de los acusados de delitos de lesa humanidad, lo que puede verse limitado en caso de que una persona en esa situación tenga fuero parlamentario. No obstante, el tribunal entendió que la medida no implica desconocer la presunción de inocencia que ampara a Patti.
Como Patti ya había sido “desaforado” como diputado, la Cámara Electoral entendió que sería un contrasentido que la Constitución permitiera apartar a un diputado con pedido de arresto y que, por el otro, admitiera que quien ya ha sido separado de su cargo, y que permanece detenido (por la misma causa que motivó el apartamiento), pueda postularse como candidato para ejercer las funciones de las que fue apartado.
El tribunal sostuvo que el artículo 70 de la Carta Magna nacional es el que “le impide al nombrado desempeñarse como diputado nacional, hasta tanto sea liberado en el proceso penal que se desarrolla en su contra”.
“La única interpretación aceptable es que el legislador, que se encuentra suspendido en sus funciones (a raíz de un desafuero y permanece detenido en el proceso penal que motivó dicha medida institucional), no puede postularse como candidato para cubrir ese mismo cargo hasta tanto se resuelva su situación penal y sea liberado”, sostuvieron los jueces Santiago Corcuera, Alberto Dalla Vía y Rodolfo Munné.
Patti había obtenido una banca de diputado en las elecciones nacionales de octubre de 2005. Pero la Cámara Baja le impidió asumir, al considerar que no estaba moralmente habilitado por las causas en las que se lo investigaba.
El ex subcomisario se presentó ante la Corte Suprema de la Nación, que le permitió asumir, al sostener que primero debe admitirse el juramento del candidato electo y luego proceder a su desafuero, lo que finalmente ocurrió. Luego se ordenó su detención. El ex intendente de Escobar está preso desde abril por la privación ilegal, tormentos y homicidio de un grupo de dirigentes del peronismo.
Familiares de víctimas de la represión, legisladores e integrantes del CELS se mostraron muy satisfechos con la sentencia que impugnó la candidatura de Patti y afirmaron que “este tipo de cosas contribuyen a fortalecer el funcionamiento del sistema democrático”.

Patti insiste con su candidatura y apeló el fallo

Semanario Parlamentario
19 de junio de 2009
Tal cual habían anunciado sus allegados, el ex subcomisario Luis Abelardo Patti apeló el fallo de la Cámara Nacional Electoral que le impide competir el próximo 28 de junio.
Sus abogados presentaron un recurso extraordinario que deberá pasar por el tribunal electoral y luego llegará a la Corte Suprema, que obviamente no podrá expedirse antes del 28 de junio.
Los abogados sostienen que en el fallo de la Cámara se dice que a Patti no se lo habilita por haber sido desaforado del Cuerpo que pretende integrar y porque se supone que podría usar los fueros para interferir con la Justicia. “Pero no se tiene en cuenta que los fueros no son retroactivos”, señalaron sus abogados, que plantean que como el procesamiento de Patti es anterior a su eventual elección como diputado nacional, los fueros a los que accedería no le servirían como “cobertura”.