Doris Capurro: “Unión Pro en la Provincia de Buenos Aires puso (…) muchos spots, con gran producción, un plagio a las consignas de la campaña de Obama”

Doris Capurro, socióloga, presidente de la Consultora Capurro S.A. y fundadora y CEO de Ibarómetro considera que estas elecciones están generando nuevos reagrupamientos políticos opositores pero que ninguno ha logrado alcanzar un peso relevante a nivel nacional. Por Mariana Jourdan


Doris Capurro es socióloga, presidente de la Consultora Capurro S.A y fundadora y CEO de Ibarómetro. Asimismo, fundó y lideró durante veinte años su propia agencia de publicidad y de servicios integrales de comunicación (Capurro y Asociados), llegando a ocupar las primeras posiciones en el ranking local, hasta que fue adquirida por el grupo francés Publicis.
Docente y conferencista internacional, organiza seminarios internacionales de management político junto a The Graduate School of Political Management de The George Washington University (GSPM) y del Instituto Torcuato Di Tella.
Esta entrevista forma parte de un cuestionario que desde Argentina Elections hemos realizado a diversas encuestadoras.
1.¿En qué áreas del país concentran los estudios que realiza la Consultora Capurro y qué metodología utilizan?
Hemos hecho encuestas en varias provincias del país, pero hacemos un tracking más intensivo en la Ciudad de Buenos Aires y en la Provincia de Buenos Aires.
2. En relación a las elecciones de 2007, nota Ud. algún cambio en el electorado y/o en el escenario electoral en general? ¿Cuáles son estos cambios?
Hay un desgaste de la imagen del gobierno como ocurre normalmente en elecciones de mitad de término y una cantidad de ciudadanos dispuestos a castigar, con su voto, al Gobierno Nacional. Surge la oposición, aunque sigue muy fragmentada y ninguna fuerza alcanza a tener un peso relevante a nivel nacional. Estas elecciones están abriendo las puertas a nuevos reagrupamientos políticos.
3. Hay varias críticas por parte del electorado por no conocer las propuestas concretas de los candidatos, ¿Por qué cree Ud. que sucede esto?
La mayoría de los candidatos han evitado la confrontación de ideas y proyectos. Han preferido el camino de la publicidad, los shows de entretenimientos y mensajes vacíos de contenidos.
Son candidatos que han estructurado su campaña solamente sobre el posicionamiento mediático de sus figuras, con promesas fáciles. Hasta algunos solo muestran sus caras en la publicidad, sin siquiera el nombre del partido, del candidato y de alguna propuesta. La incertidumbre general del electorado en un marco de crisis económica global, es una oportunidad para este tipo de propuestas ya que permiten a los ciudadanos soñar por un ratito con algo nuevo.
En cambio, los candidatos del oficialismo -que quieren defender el modelo en curso- desprecian las herramientas que ofrece la comunicación contemporánea. Quedan, de este modo, atrapados en el pasado, sin mostrar futuro.
4. En relación a las denominadas candidaturas testimoniales, ¿Notaron que tengan algún efecto (negativo/positivo) en los encuestados o no tienen incidencia sobre la intención de voto?
Al principio funcionaron negativamente. La gente las rechaza desde el punto de vista teórico. Pero dado que son un fenómeno generalizado, prácticamente todos los partidos tienen o tuvieron candidatos testimoniales, se fueron aceptando. Hoy inciden positivamente en la clarificación de a quién se vota y cuándo se vota. Y, definitivamente, la mayoría de los intendentes arrastran votos a favor.
5. ¿Cuál es el porcentaje de indecisos a días de los comicios? A qué se debe este número?
En la última semana los indecisos llegaban a un 16 por ciento en la Provincia. Por lo cual es difícil hacer pronósticos. A eso se suma que los que quieren y saben que van a votar a la oposición no tienen del todo decidido si lo quieren hacer con la ilusión que genera “un candidato como De Narváez, rico, al que no conocen pero promete soluciones, diversión y modernidad” o a Margarita Stolbizer, que es una versión más tradicional, con larga trayectoria, previsible, pero infinitamente más aburrida.
En la ciudad, en cambio se achicó mucho la cantidad de indecisos. La Unión Pro gana por un margen indiscutible. Se disputa solo el segundo lugar.
6. En algunas jurisdicciones – como en Prov. De Bs.As. – los partidos y frentes no oficialistas han crecido en intención de voto. ¿Notaron que esto esté relacionado con una convicción del votante o es un voto castigo a la administración del Frente Para La Victoria?
Hay un voto castigo. La gente no agradece por el pasado, por los logros del gobierno de Kirchner. Vota por el futuro, y el gobierno no sabe transmitir FUTURO. Es una bandera de la que se apropió la oposición. Existe sobre todo un voto negativo a favor de la oposición. No es un voto positivo.
7. ¿Cuál es la principal estrategia de campaña que han estado utilizando los que lideran las encuestas y cómo influye esto en el electorado?
Por un lado, la oposición liderada por Unión Pro en la Provincia de Buenos Aires puso en marcha un mega operativo de inversión publicitaria. Cercano a los 50 millones de dólares, fuera de toda normativa legal. Volvió a través de los shows mediáticos a la estética menemista. Muchos spots, con gran producción, un plagio a las consignas de la campaña de Obama. Logró polarizar, y también logró sus objetivos de posicionamiento como “el opositor”.
La campaña del Acuerdo Cívico no tuvo estrategia y perdió la posibilidad de posicionarse como una oposición seria y previsible. Solo en la última semana corrigió esto e intentó demostrar que votar al oficialismo o a De Narváez es votar lo mismo (el peronismo).
El Gobierno basó toda su estrategia en mostrar lo que se hizo. Con comerciales tristes, melancólicos, anclados en el pasado. Mucho contacto con la gente, en actos y caminatas.
Nota: La entrevista fue realizada vía correo electrónico