“Tenemos que hacer un esfuerzo para que la alianza con De Narváez no sea devorada por el PJ”

El actual legislador, Fernando De Andreis, que encabeza la lista de candidatos en la Ciudad de Buenos Aires por el PRO marcó cuál es el principal desafío de la alianza Unión-PRO. ” Por Julián Najles


 

Fernando de Andreis, es licenciado en Administración y comenzó a militar en política en el año 2002. Se inició en la Fundación Creer y Crecer que, en retrospectiva, fue la escuela de formación política del PRO. El rechazo a las políticas neoliberales de Menem y Cavallo fue el principal motivo para ingresar a la militancia.
De Andreis fue designado vicepresidente de la comisión de educación de la legislatura y expresó que lo conflictivo de su función lo hizo más fuerte y le permitió mostrar su trabajo.

Entrevista hecha por Julian Najles, licenciado en Ciencia Política por la Universidad de Buenos Aires. Allí también se desempeña como docente. Ha integrado diversos grupo de investigación relacionados a la Teoría Política y Políticas Urbanas. También ha trabajado en diferentes organizaciones de la sociedad civil.r

¿Por qué  decidió ingresar a la política?

L: Yo me involucro en la política a partir del año 2002. A mí siempre me interesó, sobre todo la política económica.
También en lo personal, sufrí en carne propia como las malas decisiones políticas impactan en la vida cotidiana. Mi familia tenía una empresa autopartista y la política de Menem y Cavallo, de priorizar el sector financiero y de servicios en desmedro de la industria nacional, nos perjudicó y nos vimos muy afectados. Viví en carne propia y muy violentamente que la política es algo que nos compete a todos.  Siempre fui de las personas que difícilmente se resigne a que las cosas sean así, las cosas cambian si la gente se involucra. Es directamente proporcional: cuanta más gente se involucra más posibilidades existen que las cosas funcionen.
Creo además que las crisis que sufrió Argentina en formas cíclicas se deben a que un sector importante de la sociedad abandonó, se alejó o decidió no meterse en los temas públicos, en la política. Principalmente porque el sistema político expulsó a quienes quisieron participar, pero se termina generando un círculo vicioso negativo del cual no se puede salir. Creo que hay que involucrarse

¿Piensa que Macri representa la vuelta neoliberal como plantean algunos sectores?

Macri es todo lo contrario a lo que se hizo en la década de los 90. Lo que pasa es que a Macri  le pusieron el mote de “Heredero de los 90” para descalificarlo. Si hilás la historia de Macri y hasta la de su padre, con sus defectos y virtudes, fue un grupo económico que se dedicó a la industria, ni a los banco ni a la especulación financiera. De hecho, la década de los 90 no fue su mejor época sino todo lo contrario.
Es claro que es un mote para frenarnos y que no tiene ninguna relación con la realidad. Además yo lo conozco (a Macri) de hace mucho tiempo y sé lo crítico que fue en esos años.

¿Qué se siente, en el plano más subjetivo, ser cabeza de lista con 33 años?

Es muy raro, hace poco que milito en política y hasta hace muy poquito tiempo repartía volantes, pegaba afiches siempre pidiendo que votaran a Macri, Michetti, Marcos Peña y ahora hago campaña para que me voten a mí. Pero lentamente lo vas asimilando, porque es muy fuerte que haya una estructura partidaria que esté al servicio de tu candidatura. De todas formas, en esta campaña la figura central es Gabriela.

Ud. casi no habló en su presentación como candidato. ¿Le parece que es difícil construir candidatos y cuadros políticos?

Gabriela (Michetti) habló y nos presentó a todos. Después yo la presenté a ella. Esa fue la modalidad que elegimos.
Está complicado construir candidatos porque todo está desvirtuado y lo que puede ordenar todo son los partidos políticos. Es un trabajo que nosotros como espacio tenemos pendiente. El tema es que con los problemas de la gestión y la campaña es muy difícil dedicarse además a construir partidos. Pero al no existir partidos la gente vota a personas y es complicado incorporar personas nuevas porque se le dedica poco tiempo a la política y como la televisón brinda poco tiempo y espacio la gente pide personas que sean conocidas. Hoy si no te conocen no te votan, y es tarea ardua hacerse conocidos. Que las personas le presten más atención a la política es una batalla a largo plazo. Es central recuperar el rol de los partidos políticos así la gente puede dirigir su voto a espacios y no a personas. Las democracias que funcionan están sostenidas con partidos políticos fuertes.
Por otro lado, en comparación con otros espacios nuevos que han surgido (por ejemplo  el Acuerdo Cívico y Social o RECREAR) el PRO en la Ciudad de Buenos Aires es un sello que ya está reconocido como un partido político y es una gran ventaja. Es un trabajo complejo pero hoy en la Ciudad se sabe qué es el Pro y más o menos qué se piensa.

En lo que Ud. dice no hay grandes diferencias con lo que plantea Sabatella. ¿Piensa que hay una generación emergente de políticos post 2001. ¿Quizás él sea su adversario?

Me encantaría disputar con Sabatella pero yo no conozco el partido de Sabatella, y él sabe qué es el PRO. No lo conozco a Sabatella personalmente y no quiero hablar mal de él, pero veo que en la Ciudad los espacios que se hacen llamar progresistas son espacios muy “berretas” (sic). Veo, además, que hay una dispersión fabulosa de espacios y no hay un partido. Ibarra y Heller cambian de partidos todo el tiempo cada vez que se presentan. No sé exactamente cómo se hace para formar un partido pero a nosotros nos funcionó. Veo con más futuro que surja algo de U.C.R. que algo de esto llamado progresismo.  Nosotros vamos a hacer una construcción muy fuerte del PRO a nivel nacional.

¿Como cree que será el desempeño del kirchnerismo el 28 de junio?

Estas elecciones serán el certificado de defunción del Kirchnerismo, en la mayoría de los lugares van a perder por escándalo. Esto es la muestra del fracaso de personalizar la política.
El peronismo siempre se reinventa pero creo que Kirchner le hizo un daño muy fuerte al PJ. Eso es un problema serio para la institucionalización de los partidos políticos

¿Cuáles piensa que van a ser los desafíos de la institucionalización del PRO en el interior? ¿Cómo piensan un esquema de alianzas y qué lugar ocupa De Narváez en ese esquema?

El desafío más grande que tenemos es el tiempo. ¿Cómo hacemos para, en un contexto vertiginoso, al mismo tiempo gestionar la ciudad y construir un partido a nivel nacional?
La alianza con Francisco (De Narváez), en lo personal, va en ese sentido y nosotros tenemos que hacer un esfuerzo muy grande para que ese acuerdo no sea devorado por la estructura del PJ. Ese es el desafío más fuerte que tenemos.
Es más fácil sumarte a algo que ya está armado que armar algo propio. Es una facilidad a corto plazo pero una debilidad al largo.
Realmente es complicado, siempre lleva varios años esa construcción. En nuestra experiencia fue poco tiempo, nos llevó mucho trabajo y fue de mucha ayuda la figura de Macri. Además, más allá de las complejidades del distrito (Ciudad de Buenos Aires), es la vidriera del país y le da un peso muy importante.

En relación a las candidaturas testimoniales. ¿Qué diferencia hay entre lo que hizo Scioli y lo que hizo  Michetti?

Es diametralmente opuesto. Gabriela se presenta para un cargo que asume y Scioli no. No sabemos si renuncia en el 2011, pero asume.
Gabriela dijo “yo soy Vicejefa y quiero seguir trabajando por la Ciudad”.  Todos conocen la situación de la Ciudad en su autonomía, la política, el puerto, la financiación; son cosas que se van  trabajar en el parlamento.

¿Cree que la comisión de educación es un lugar de preparación para ocupar luego lugares importantes? Marcos Peña la presidió. 

En el caso de Marcos lo veo menos claro porque él fue candidato antes de dirigir la comisión. Yo lo veo más claro en mi caso, el hecho de ser el funcionario del PRO más visible en la comisión a mí sí me ayudó para mi trabajo.

¿Pero piensa que eso le enseñó lo que es la gestión?

Sí, la verdad que fue una experiencia muy impactante y lo que no te mata te hace más fuerte. Pero supongo que si hubiera estado en la comisión de salud también podría haber estado aquí ahora. Estas cosas te dan la posibilidad de mostrarte. El año pasado sufría horrores pero aquí están los frutos.