Murillo: “La oposición se encuentra desarticulada”

La Dra. María Victoria Murillo respondió a las preguntas de Argentina Elections sobre las próximas elecciones legislativas de junio. Murillo observa una oposición concentrada en el área metropolitana y con muy poca presencia en el interior del país. Esta presencia es “crucial no solo para ganar elecciones sino para poder gobernar”. Por Hugo Passarello Luna


Maria Victoria Murillo tiene un doctorado en Ciencia Política de la Universidad de Harvard. Actualmente es profesora asociada de Ciencia Política del Institute for Social and Economic Reserch and Policy (ISERP) de la Universidad de Columbia, en Nueva Cork, habiendo se desempeñado antes como profesora asociada en la Universidad de Yale. Entre otras publicaciones, Murillo es autora de Labor Unions, Partisan Coalitions, and Market Reforms in Latin America (Cambridge University Press, 2001) y coautora, junto a Steven Levitsky, de Argentine Democracy: the Politics of Institutional Weakness (Pennsylvania State University Press, 2005), además de numerosos artículos sobre sindicatos y privatización en América Latina y Argentina.
1. Luego de dos años de presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, el conflicto con el campo y con la derrota electoral en Catamarca en marzo de 2009 ¿Cree usted que el panorama electoral ha cambiado desde las elecciones presidenciales de 2007 siendo ahora desfavorable al kirchnerismo? Si es así ¿Cuál cree usted que fueron las principales causas que llevaron a esta situación? De no ser así, ¿Cuál cree usted son las razones de la fortaleza del movimiento kirchnerista?
Si, ha cambiado. Ahora la base social del kirchnerismo es mas estrecha y el gobierno depende más de la estructura del partido peronista. El gobierno ha cejado en su intento de de seducir a las clases medias y se ha vuelto mas dependiente de la base social tradicional del PJ incluyendo el conurbano bonaerense y el interior del país. Esto le da mas poder de negociación a la estructura partidaria frente a un kirchnerismo cuya popularidad en declive reduce su capital electoral.
2. En las últimas elecciones nacionales la oposición no pudo brindar una alternativa que convenciera a la ciudadanía ante la propuesta kirchnerista y se mostró desunida formando alianzas que duraban lo que dura una campaña ¿Cuáles han sido, —a su juicio— las claves para entender la imposibilidad de formar una oposición fuerte? ¿Cree que en estas elecciones el escenario opositor será diferente?
La oposición se encuentra todavía desarticulada. Se unifico puntualmente en su oposición a la resolución 125 y en función de la movilización social que esta produjo pero no genero una alianza duradera. Los distintos grupos de oposición siguen están centrados mayormente en el área metropolitana del país y no desarrollan una política de penetración en el interior, que seria crucial no solo para ganar elecciones (donde el peso electoral del área metropolitana pesa) sino para poder gobernar. La expectativa de gobernabilidad es importante porque afecta las estrategias electorales de votantes que ya vivieron presidencias interrumpidas. La alternativa al kirchnerismo más probable en este momento debería surgir del PJ mismo a menos que la oposición cambie su estrategia y posicionamiento.
3. La última elección nacional estuvo signada por varias alianzas partidarias (Frente para la Victoria, Coalición Cívica, Una Nación Avanzada) compuestas ellas por varios miembros de partidos políticos tradicionales. ¿Cree que esta elección presentará el mismo escenario partidario? ¿Cuál cree que será el futuro de los partidos políticos tradicionales (PJ, UCR)?
El PJ mantendrá su fortaleza electoral, en parte por la debilidad opositora, aunque seguirá manteniendo las actuales divisiones. La UCR tiene el potencial para tener mas fortaleza electoral (especialmente en el interior) pero no tiene una estrategia unificada que le permita hacerlo con mucha efectividad.
4. Luego de las dificultades para votar que se tuvo en la ultima elección nacional, con electores votando hasta dos horas después del cierre, se discutió a nivel nacional y provincial la necesidad de hacer una reforma electoral (en el caso de la provincia de Córdoba efectivamente se realizó) en la que se incorporen, entre otras cosas, la boleta única, el voto electrónico, el voto no obligatorio, y la creación de un ente electoral que no dependiera del Poder Ejecutivo. ¿Considera usted factible y necesario la posibilidad de una reforma electoral? ¿Cuáles serian a su juicio los principales elementos que debieran ser debatidos en una posible reforma?
La reforma electoral es necesaria antes de llegar a una situación de márgenes ajustados que le quite legitimidad a los resultados electorales.