Encuestadoras aseguran que la intención de adelantar las elecciones beneficia a los Kirchner

La decisión de Cristina Fernández de Kirchner de pasar los sugfragios legislativos al 28 de junio fue leída como una jugada maestra que deja a la oposición golpeada. Así lo aseguran dos encuestadores consultados este lunes, las cuales coincidieron en que la jugada beneficia al oficialismo y afecta a la oposición, al quitarle “tiempo” para tejer alianzas. Fabián Perechodnik, de Poliarquía, y Doris Capurro, de Ibarómetro, aportaron algunos datos que lograron recoger el viernes pasado tras el anuncio presidencial, y los que tenían antes de ese día.


Para los encuestadores, Kirchner fue el gran beneficiado
Perfil
16 de Marzo 2009
La intención de adelantar las elecciones legislativas al 28 de junio tuvo un gran beneficiado: Néstor Kirchner. Dos encuestadores consultados esta mañana coincidieron en que la jugada beneficia al oficialismo y afecta a la oposición, al quitarle “tiempo” para tejer alianzas. Esta no es una mera suposición; Fabián Perechodnik, de Poliarquía, y Doris Capurro, de Ibarómetro, aportaron algunos datos que lograron recoger el viernes pasado tras el anuncio presidencial, y los que tenían antes de ese día.
Según Perechodnik, la estrategia ” complicó el panorama de la oposición y fue beneficioso para el Gobierno”. Además, estimó que la movida, que adjudicó a Néstor Kirchner, es arriesgada, fiel al estilo k, y consideró que “él siempre juega al todo o nada y más allá de la opinión que uno tenga de ello, ha sido exitoso”.
El director de Poliarquía dio precisiones en torno a la imagen positiva del matrimonio presidencial. Marcó que tanto hoy como desde los últimos seis meses, la imagen de la presidenta Cristina Kirchner se mantiene en un 30 por ciento positiva y un 40 por ciento negativa, guarismos que consideró idénticos a los que recoge actualmente su esposo y antecesor. Y recordó que la imagen de la presidenta Kirchner cayó de los 56 puntos positivos que tenía al asumir, a 20 puntos cuando promediaba el conflicto con el campo, y que luego del rechazo de la resolución 125, remontó para ubicarse y permanecer en los 30 puntos.
Por su parte Capurro, de Ibarómetro, dijo que en las mediciones que venían realizando desde el viernes pasado (antes de la decisión de adelantar las elecciones) en la provincia de Buenos Aires se lo veía liderando las encuestas a Néstor Kirchner como hipotético candidato a diputado, seguido por Francisco de Narvaez, en un segundo lugar y por Felipe Solá como tercero (muy lejos de su compañero de alianza), y la líder de la Coalición Cívica en la provincia, Margarita Stolbitzer en un cuarto lugar.
Asimismo, reveló que la mayoría de los consultados en la capital federal consideró positiva la unificación de las elecciones de ese distrito con las de la Nación porque “no estaban de acuerdo con la idea de Mauricio Macri de desdoblar” los comicios. E indicó que, en Capital, el oficialismo macrista obtendría el 30 por ciento de los votos, y que el presunto candidato de la Coalición Cívica, Alfonso Prat Gay, “no logra hacer pie porque prácticamente no es conocido” entre los electores porteños.
El titular de la consultora IBOPE-OPSM, Enrique Zuleta Puceiro, coincidió con sus colegas en que la decisión del gobierno nacional de adelantar las elecciones beneficiaría al kirchnerismo, que además ratificó con ello el control de la agenda y el control de la iniciativa política” en un país en el que “la oposición tiene pocas ideas y hay poca presencia de partidos sólidos”, al tiempo que auguró una “cómoda victoria” para el PRO en el ámbito de la Capital Federal.
Para el encuestador, en Buenos Aires Kirchner obtendría un 30 por ciento de los votos (35 por ciento si se suma a los indecisos), mientras que Francisco De Narváez saldría segundo con un “un 17 o un 18 por ciento” de los sufragios. En tanto, la fuerza de Elisa Carrió, quedaría en tercer puesto.
Kirchner fue “el gran beneficiado” por el adelanto de las elecciones
De Riojanos
16 de Marzo 2009
Según Perechodnik, la estrategia ” complicó el panorama de la oposición y fue beneficioso para el Gobierno”. Además, estimó que la movida, que adjudicó a Néstor Kirchner, es arriesgada, fiel al estilo k, y consideró que “él siempre juega al todo o nada y más allá de la opinión que uno tenga de ello, ha sido exitoso”.
El director de Poliarquía dio precisiones en torno a la imagen positiva del matrimonio presidencial. Marcó que tanto hoy como desde los últimos seis meses, la imagen de la presidenta Cristina Kirchner se mantiene en un 30 por ciento positiva y un 40 por ciento negativa, guarismos que consideró idénticos a los que recoge actualmente su esposo y antecesor. Y recordó que la imagen de la presidenta Kirchner cayó de los 56 puntos positivos que tenía al asumir, a 20 puntos cuando promediaba el conflicto con el campo, y que luego del rechazo de la resolución 125, remontó para ubicarse y permanecer en los 30 puntos.
Por su parte Capurro, de Ibarómetro, dijo que en las mediciones que venían realizando desde el viernes pasado (antes de la decisión de adelantar las elecciones) en la provincia de Buenos Aires se lo veía liderando las encuestas a Néstor Kirchner como hipotético candidato a diputado, seguido por Francisco de Narvaez, en un segundo lugar y por Felipe Solá como tercero (muy lejos de su compañero de alianza), y la líder de la Coalición Cívica en la provincia, Margarita Stolbitzer en un cuarto lugar.
Asimismo, reveló que la mayoría de los consultados en la capital federal consideró positiva la unificación de las elecciones de ese distrito con las de la Nación porque “no estaban de acuerdo con la idea de Mauricio Macri de desdoblar” los comicios. E indicó que, en Capital, el oficialismo macrista obtendría el 30 por ciento de los votos, y que el presunto candidato de la Coalición Cívica, Alfonso Prat Gay, “no logra hacer pie porque prácticamente no es conocido” entre los electores porteños.
El titular de la consultora IBOPE-OPSM, Enrique Zuleta Puceiro, coincidió con sus colegas en que la decisión del gobierno nacional de adelantar las elecciones beneficiaría al kirchnerismo, que además ratificó con ello el control de la agenda y el control de la iniciativa política” en un país en el que “la oposición tiene pocas ideas y hay poca presencia de partidos sólidos”, al tiempo que auguró una “cómoda victoria” para el PRO en el ámbito de la Capital Federal.
Para el encuestador, en Buenos Aires Kirchner obtendría un 30 por ciento de los votos (35 por ciento si se suma a los indecisos), mientras que Francisco De Narváez saldría segundo con un “un 17 o un 18 por ciento” de los sufragios. En tanto, la fuerza de Elisa Carrió, quedaría en tercer puesto