Universitarios a las mesas electorales

Un proyecto de ley en el Senado de la Nación intenta suplir la grave falta de autoridades de mesa en las elecciones por medio de obligar a los graduados de universidades publicas a ser presidentes de mesa.


Para ver el proyecto de ley descargar este archivo: TROADELLO Y OTROS : PROYECTO DE LEY INCORPORANDO EL ART. 75 BIS AL CODIGO ELECTORAL NACIONAL , RESPECTO DE CUBRIR LOS CARGOS DE AUTORIDADES DE MESA DEBIDO A EXCUSACIONES , A GRADUADOS DE CARRERAS EN UNIVERSIDADES PUBLICAS NACIONALES. Expediente Numero 3462/08
Senadores quieren obligar a que los universitarios sean presidentes de mesa
Parlamentario.com
8 de enero 2009

Pensando en las próximas elecciones, en el Senado se impulsa una creativa forma de paliar la tendencia que se produce en cada elección. El proyecto prevé cubrir las vacantes para ser presidente de mesa con los graduados de universidades públicas. Esta idea es avalada por todos los partidos políticos.
En el Senado ya se palpitan las elecciones y no sólo las disputas son por una banca y el poder político. Sino también se piensa como mejorar los comicios. Los graduados estarían obligados a ser autoridad de mesa para cubrir bacantes.
Pensando en las legislativas de octubre, la senadora oficialista Mónica Troadello buscó durante el 2008 la solución a un problema que crece y en cada elección se nota con mayor claridad: la falta de participación de la sociedad civil en el acto electoral como presidente de mesa.
El camino posible que propuso la legisladora fue una modificación al Código Electoral Nacional para que “cuando no se alcanzaren a cubrir los cargos de autoridades de mesa designados, debido a las excusaciones o pedido de excepción solicitada por los ciudadanos, se desempeñarán como autoridades de mesa -con carácter de carga pública- los graduados de las carreras dictadas por las universidades públicas nacionales”.
A tal efecto, -prevé el proyecto- las autoridades de las citadas universidades, deben enviar a la Junta Electoral, la nómina de los diplomados en forma inmediata a la graduación a fin de actualizar el padrón electoral.
“Los ciudadanos participan en mayor o menor medida en la toma de las acciones políticas y se hace necesario incrementar esa participación en el tiempo, comprometiendo a los jóvenes”, afirman en los fundamentos del proyecto.
“Es necesario, promover el compromiso de los jóvenes que asisten a establecimientos educativos públicos superiores, estableciendo una suerte de “servicio cívico” al resto de la sociedad, de parte de quienes tienen el privilegio de tener estudios de nivel universitario, en forma gratuita”, sostienen.
Cabe destacar que el proyecto de Troadello es apoyado por las kirchneristas Selva Forstmann y Blanca Osuna. También acompaña la iniciativa la justicialista salteña Sonia Escudero y los puntanos Liliana Negre de Alonso y Adolfo Rodríguez Saá. Además, el proyecto cuenta con la firma del titular de la UCR, Gerardo Morales.
Sin embargo, a pesar de ser apoyado por todos los bloques, el proyecto no fue estudiado por las comisiones. Entonces, espera por su tratamiento en las comisiones de Asuntos Constitucionales –presidida por el kirchnerista Nicolás Fernández- y de Legislación General –presidida por el oficialista entrerriano Guillermo Guastavino- desde el mes de octubre de 2008.
El aumento de la deserción a la hora de cumplir con el deber cívico de ser autoridad de mesa en un acto electoral se nota en las estadísticas. En los comicios generales de octubre de 2007, a escasos cuatro días de aquellas elecciones presidenciales, el 92% de los convocados para ser autoridades de mesa en la Capital Federal, no se había notificado o se había excusado. En la provincia de Buenos Aires, el panorama era parecido, ya que de 57 mil convocados, 15 mil, es decir, el 26% se había excusado. Esta misma situación se reprodujo en el resto del país.
Cabe recordar que a la falta de autoridades de mesa, la Junta Electoral la calificó como “gravísima situación”.