¿ La Alianza 2?

Coalición Cívica y Unión Cívica Radical anunciaron la construcción de un frente opositor conjunto. De esta manera se concretó la, previsible, alianza programática, con el objetivo de conformar un frente opositor en vista a las elecciones nacionales del 2009 y 2011. Anunciaron que también convocarán al Partido Socialista y a Luís Juez. Desestiman que Cobos participe, debido a que, como vicepresidente, aún es parte del Gobierno.
Hubo sorpresa entre varios miembros de ambos partidos; entre ellos Raúl Alfonsín, quien critico la medida y dijo que no era recomendable un frente entre ambros partidos por sus diferencias ideológicas.


Carrió y la UCR enfrentarán juntos al kirchnerismo en 2009
Laura Capriata
LA NACION
12 de noviembre 2008
En una reunión que se pareció mucho a un reencuentro de viejos compañeros de estudios, la UCR y la Coalición Cívica (CC) pusieron ayer la piedra basal de un frente opositor que buscará derrotar al kirchnerismo en las urnas.
La presidenta de la CC, Elisa Carrió, y el titular de la UCR, Gerardo Morales, anunciaron que empezarán la construcción de un frente electoral para 2009. Lo hicieron en medio de un clima que definieron como “de amistad y confianza”,
“Iniciamos un diálogo institucional, tenemos vocación conjunta para la construcción de una alternativa de gobernabilidad ética, republicana y con equidad social”, anunció Morales, en una conferencia de prensa que lideró junto con Carrió.
“Manifestamos nuestra convicción de construir una alternativa de gobierno sobre una base programática”, dijo Carrió, por si cabían dudas de que la alianza que prevé estrenar en las elecciones de 2009 tiene ambiciones presidenciales para 2011.
Morales y Carrió explicaron que el acuerdo significará la profundización del trabajo parlamentario conjunto, anunciaron que se reunirán con las autoridades del Partido Socialista y con el cordobés Luis Juez para invitarlos a sumarse al proyecto y negaron haber tocado el tema de las candidaturas, aunque nadie les creyó.
Fuentes de los dos partidos coincidieron en que el diálogo por las listas está avanzado: el criterio será postular al candidato que mejor mida en las encuestas. Para eso prometieron flexibilidad en el armado.
Por ahora, el vicepresidente Julio Cobos parece fuera de ese esquema. “Yo no hablo del Gobierno”, cortó Carrió ante la consulta periodística. Para Morales, “es un tema que debe resolver la UCR”. Sin embargo, dirigentes cercanos a ambos no descartaron negociar listas conjuntas en algunos distritos, empezando por Mendoza.
Carrió también les cerró la puerta a Eduardo Duhalde y Mauricio Macri. “Hasta acá llegamos, éste es el núcleo”, definió. “Nosotros queremos gobernar el país en 2011, no le vamos a hacer el juego al Gobierno, que quiere una oposición dividida, y empezamos con tiempo para poder construir tranquilos”, sintetizó Morales a LA NACION después de la reunión. En 2009 aspiran a “equilibrar el Congreso”, dominado por el kirchnerismo.
La cita significó el retorno de Carrió al Comité Nacional, que no pisaba desde hacía 8 años, cuando dejó el partido con un portazo. La recibieron con una ramo de flores, y ella parecía exultante. “Para muchos de nosotros ésta es nuestra casa, yo estoy contentísima de estar acá”, sorprendió.
Carrió entró acompañada por Margarita Stolbizer, otra radical que volvía, después de abandonar el partido por su pelea con los alfonsinistas bonaerenses Leopoldo Moreau y Federico Storani, los mayores detractores del acuerdo con Carrió.
“Yo peleo desde hace mucho para unirnos con los socialistas y Carrió”, recordó Stolbizer a LA NACION. Pero reconoció que a un sector de su tropa no lo entusiasma presentarse junto con los radicales que tanto critican. Por las dudas, ayer la UCR le mandó un mensaje al aparato bonaerense: invitaron a la reunión el presidente del comité provincia, Daniel Salvador, peleado a muerte con Moreau. “La UCR no puede rifar su recuperación”, contestó la diputada provincial Cecilia Moreau, hija de Leopoldo, en un comunicado. El mensaje había llegado.
El otro dato de color fue el notable esfuerzo semántico de todos por evitar la palabra “alianza”, demasiado asociada a la caída de Fernando de la Rúa, y prefirieron hablar de “frente” “convergencia” o “coalición”.
“La Alianza se armó en un programa de TV; yo fui testigo”, argumentó Carrió para diferenciar aquel fallido experimento de esta construcción. Como se imaginan que con eso los torturará el kirchnerismo, pidieron que el Gobierno “llame a Carlos Alvarez”, ahora allegado al oficialismo, para preguntarle por la Alianza. Un anticipo de la pelea que se avecina.
Coalición Cívica y la UCR crearon un frente opositor
La Gaceta
12 de Noviembre de 2008
La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, y el presidente de la UCR, Gerardo Morales, sellaron un frente político conjunto con el objetivo de construir una alternativa de Gobierno.
Ambos dirigentes adelantaron que intentarán sumar al Partido Socialista, que comanda el senador Rubén Giustiniani, a quien le pidieron una audiencia y al Partido Nuevo del dirigente cordobés, Luis Juez.
“Iniciamos un diálogo institucional y vocación conjunta para la que se profundizarán los bloques parlamentarios, intercambios y consultas permanentes“, afirmó Morales en conferencia de prensa junto a la líder de la CC en la sede nacional de la UCR.
Por su parte, Carrió destacó que existe vocación conjunta por la construcción del poder, y sostuvo que la meta es “ampliar el espectro de la unidad de la oposición bajo la ética“.
Reclamo popular
“Los aquí reunidos manifestamos nuestra firme convicción de crear una alternativa de gobierno sobre la base programática y una vocación de gobernar, y es respondiendo a un reclamo de la ciudadanía en su conjunto“, remarcó la líder opositora.
En un encuentro desarrollado en la sede del Comité nacional de la UCR, en la Capital Federal, los dirigentes buscaron dejar en claro que “no se trata de una nueva Alianza“, como la que encabezó el ex presidente Fernando de la Rúa, sino que se utilizará “esa experiencia para no volver a cometer los mismos errores“.
“A la UCR y la CC nos une una profunda amistad política“, aseguraron los referentes de ambos espacios, y aclararon que se intentará sumar al socialismo y al partido de Juez, pero se dejarán fuera al Consenso Federal del vicepresidente Julio Cobos, al duhaldismo y al macrismo.
Según explicó el titular del radicalismo, “se trabajará para ponerle límites al abuso de poder autoritario de este modelo que se está votando, teniendo en cuenta que la sociedad no ha visto todavía una alternativa de Gobierno“. Aclaró que la conversación no abarcó cuestiones de acuerdos electorales ni de candidaturas, pero destacó la voluntad de trabajar en conjunto no sólo para las elecciones del 2011 sino para las elecciones de 2009. Para la presidenta Cristina Fernández las legislativas del año próximo serán el primer examen, mientras su popularidad sigue decreciendo en las encuestas.
Del encuentro participaron, además de Carrió y Morales, los senadores Ernesto Sanz y María Eugenia Estenssoro; Mario Negri, Daniel Salvador y Ricardo Gil Lavedra, los diputados Adrián Pérez y Oscar Aguad; Gerardo Conte Grand, Patricia Bullrich y el legislador porteño Enrique Olivera; entre otros dirigentes de ambos espacios.
Quieren sumar al Socialismo al acuerdo entre la UCR y Elisa Carrio
NotiFe
13 de noviembre de 2008
El ARI Santa Fe presentará esta tarde en nuestra ciudad las nuevas autoridades del partido, que estará presidido por el diputado provincial Pablo Javkin. “Tuvimos un año agitado, hubo un proceso de intervención y nos parece importante presentar las nuevas autoridades y tratar de ratificar lo que a nivel nacional se está construyendo que es un espacio opositor fuerte para el 2009y el 2001” aseguró Javkin en LT10.
Además, el legislador Arista ratificó que el partido seguirá formando parte en Santa Fe del Frente Progresista Cívico y Social, y que convocará a los partidos de este sector para formar parte del frente opositor que acordaron en las últimas horas lalíder de la Colisión Cívica (CC), Elisa Carrio, y el titular de la Unión Cívica Radical (UCR), Gerardo Morales.
Sobre este acuerdo, Javkin indicó que “hay un diálogo institucional de partidos de la Coalición con partidos de la UCR, y creo que vamos a avanzar institucionalmente con el Partido Socialista. Lo preparamos desde ahora para que no sea solo un frente electoral”.
Por otra parte, el diputado opinó sobre los últimos cruces entre oficialismo y oposición en la Legislatura provincial y sostuvo que “hay que modificar la agenda, poner en la agenda los temas importantes que la Legislatura tiene que tratar como es el presupuesto, como leyes penales, el tema de la niñez, y en esa base acordar el diálogo político. Hay muchos que son parte del microclima político que lo que la Legislatura debe hacer”.
Nuevas autoridades
Esta tarde, a las 17.30, el ARI Santa Fe presentará a sus nuevas autoridades, luego de la normalización del partido provincial. El acto contará se realizará en el local de 9 de Julio 2285, y contará con la presencia del diputado nacional Adrián Pérez.
Luego de la intervención partidaria, se resolvió que Pablo Javkin sea el presidente del partido, la concejala santafesina Noelia Chiementín como vicepresidenta. También formarán parte de la nueva conducción Celia Pagliero, Franco Ponce de León y Carlos Egaña será presidente del partido en el Departamento La Capital.
Por carta, Alfonsín salió a criticar los acuerdos entre la UCR y Carrió
Santiago Fioriti
Clarin
13 de Noviembre 2008
Margarita Ronco, la secretaria histórica de Raúl Alfonsín, tomó nota del dictado que desde la cama le hizo su jefe. Unas horas más tarde, la carta circulaba con gran velocidad por los correos electrónicos de diputados y senadores y provocaba los primeros cimbronazos en la alianza que impulsan la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica de Elisa Carrió. Alfonsín se desentendió de la movida: dijo que él no impulsa la negociación y que su pedido de diálogo entre las fuerzas de la oposición pudo haber sido mal interpretado porque, aclaró, los partidos de la flamante sociedad no comparten “posiciones ideológicas”.
La primera piedra cayó desde el lugar que menos se esperaba. Acaso, también, desde el que más daño interno podía provocar. Pero los impulsores del espacio, que ya se pusieron en contacto con el Partido Socialista para empezar a trazar una estrategia para las próximas elecciones legislativas, minimizaron el contenido del texto, dijeron que sus párrafos eran “ambiguos” y hasta deslizaron que el ex presidente pudo haber sido asesorado por algunos radicales bonaerenses que no comparten la estrategia partidaria.
A ese asesoramiento le pusieron nombre y apellido: Leopoldo Moreau. Y lo atribuyeron a cuestiones de internas en la provincia de Buenos Aires. Gerardo Morales, el jefe partidario, estaba indignado: “Estas son palabras de Leopoldo, que presionó a Alfonsín, cosa que yo lamento profundamente.” Otro radical enojado contó que el propio Moreau retransmitió desde su correo personal la carta de Alfonsín. Su hija, la diputada Cecilia Moreau, hizo lo mismo con los medios periodísticos.
El revuelo que provocó la carta le quitó el brillo que sus actores esperaban de las primeras 24 horas post acuerdo. Carrió apeló al bajo perfil y se refirió al asunto de modo enigmático: “A Alfonsín lo entiendo y sé profundamente el equilibrio que tiene que hacer.” Dos días antes del anuncio oficial en el Comité, había dicho: “Escuché lo que pidió Alfonsín, quise darle eso, mostrárselo, a una persona que amé y con quien tuve enormes diferencias. Es para él.”
Uno de los rivales de Moreau en la interna bonaerense, Ricardo Alfonsín –que apoya la iniciativa de la Coalición–, negó que pueda tratarse de una operación. “No me consta”, explicó. Pero, al mismo tiempo, les quitó peso a las palabras de su padre. “El viejo no se pega ni se despega del acuerdo. Lo único que dice es que no se puede limitar a una apuesta electoral, sino que tiene que haber coincidencias programáticas”, razonó.
¿Qué dice el tramo saliente del texto? Que en el discurso que preparó para el homenaje que le hicieron el 30 de octubre en el Luna Park no fue su “intención” que se forme un frente opositor al kirchnerismo “que a veces nada tienen que ver con las respectivas posiciones ideológicas de los partidos”. Y agrega: “Según mi criterio, esto es lo que ha ocurrido en la Coalición Cívica y además con la UCR” (ver Textuales…). Alfonsín se despide con un agradecimiento especial a Carrió por los elogios que le viene haciendo y la llama “mi amiga”.
A pesar del día agitado por las consideraciones de Alfonsín, en conversaciones informales se avanzó con el armado, aunque de uno y otro sector adelantaron que el tema de las candidaturas no se abordará hasta el año próximo para no generar roces y porque, aducen, “aún falta mucho” y hay que ver “cómo se completa la grilla”.
Por ahora hay consenso en que, una vez que estén asignados los lugares para la Coalición, la UCR y el socialismo, cada partido dispondrá libremente. “Cada fuerza resolverá quiénes son sus candidatos y, si no hay acuerdo, habrá que ir a internas. Yo creo que va a haber varios clásicos”, dijo el diputado Pedro Azcoiti, que aspira a ir en la lista de bonaerenses detrás de Margarita Stolbizer y peleará ese puesto con Ricardo Alfonsín.