Los Presidenciables: José Luis Gioja

A pesar de lo prematuro, los conflictos sociales y políticos que ha sufrido la presidente Cristina Fernández han acelerado ciertos tiempos de la política, proliferando candidatos con aspiración a sucederla. Hoy: José Luis Gioja
El gobernador de San Juan admitió tener “aspiraciones presidenciales”, pero explicó que por el momento no hace “ningún esfuerzo” para lograr ese objetivo.


José Luis Gioja, otro peronista que quiere ser Presidente
Perfil
08 de Septiembre 2008
“Dios dirá” es una respuesta usada casi siempre para salir del paso, para quitarse de encima la responsabilidad de una pregunta. Sin embargo, cuando la pregunta es sobre una candidatura presidencial y está dirigida a un gobernador, la replica no puede tomarse a la ligera.
Es el caso del sanjuanino José Luis Gioja: consultado sobre si se presentará a las elecciones presidenciales de 2011, respondió que “falta para eso” y que “Dios dirá lo que tenga que ocurrir antes, pero mentiría si no dijera que tengo aspiraciones presidenciales”.
Así lo aseguró en una entrevista al diario La Nación, en la que luego matizó: “Es lo mismo que si le pregunta a un sacerdote si quiere ser obispo. Uno siempre aspira a algo más. Por ahora no es un tema que me preocupe ni me ocupe, pero no lo descarto”, completó.
Como buen político hábil, el gobernador de San Juan juega en varios tableros de ajedrez: por un lado, dialoga con el matrimonio presidencial y apoya la gestión de Cristina Kirchner, aunque reclama cambios; por el otro, tiene contactos con enemigos del gobierno como Eduardo Duhalde, Juan Schiaretti y Jorge Busti, mientras critica la conducción de Néstor Kirchner en el Partido Justicialista.
En ese sentido, José Luis Gioja recordó que el peronismo siempre estuvo caracterizado por “la búsqueda de debate interno, las discusiones”. “Es un instinto de preservación”, afirmó en la entrevista. También anunció que para las elecciones legislativas de 2009 “hay que hacer todos los esfuerzos para juntar y unir todo lo que se pueda en el PJ. Todo lo que sea unible”, destacó.
Consultado sobre quiénes deberían estar “unidos” en el peronismo, Gioja señaló que “hay muchos compañeros que tuvieron una visión distinta de la del Gobierno y eso no es un sacrilegio” y que “no hay que desatender Córdoba, Salta, Santa Fe y Mendoza”.
Sobre Eduardo Duhalde, que en los últimos meses también se presentó como opositor al gobierno, Gioja dijo tener un “gran respeto” y reiteró la necesidad de “no cerrarse, abrirse, dejar los egoísmos de lado”. “No hay que ser sectarios. Hay que poner en primer lugar el movimiento y no a los intereses personales. Lo más importante es el PJ”, afirmó a La Nación.
Sin embargo, Gioja admitió que “hay dirigentes que han marcado una raya y ya no pueden volver” y reclamó garantías para “tener la posibilidad democrática de participar, en elecciones internas abiertas o cerradas”. El ex-presidente Duhalde, no obstante, no participará de la interna del PJ sino que está armando un partido propio, el Movimiento Productivo Argentino (MPA)
“Muchos quieren que las cifras del Indec aparezcan muy dudosas porque cuanto más ruido haya, más beneficios sacan”, justificó Gioja sobre posibles cambios en el gabinete.
Consultado sobre si es necesaria la partida de funcionarios cuestionados para que el PJ se recomponga, el gobernador sanjuanino asintió que “es probable que descomprimiera para la salud del peronismo. Pero la decisión la tiene la Presidenta”. “Yo no soy juez de nadie, pero esta renovación vendrá”, prometió al matutino.
“Eso que se llamaba Concertación está dividida”, reconoció, por último, al consultarsele sobre el vicepresidente, aunque luego manifestó que Julio Cobos “es parte de este proyecto y nuestra aspiración es respetarlo como vicepresidente y que él respete a la Presidenta”.
“Anotado” para ser presidente
Diario de Cuyo
9 de Septiembre 2008
En una entrevista publicada ayer por el diario La Nación, José Luis Gioja dejó nuevamente la puerta abierta para ser candidato a presidente de la Nación, en 2011. “Dios dirá lo que tenga que ocurrir, pero mentiría si no dijera que tengo aspiraciones presidenciales”, dijo el sanjuanino. A la vez, el gobernador dijo que el peronismo “tiene que hacer los esfuerzos necesarios para juntar a todos los dirigentes que pueda para las elecciones del año que viene”, y admitió que la salida de algunos funcionarios polémicos de la Casa Rosada “descomprimiría la situación política en virtud de la salud del oficialismo”.
La información fue levantada por otros medios nacionales como Perfil. La agencia Télam, a su vez, reprodujo las declaraciones de Gioja a Radio América sobre sus intenciones presidenciales: “No estoy haciendo ningún esfuerzo para hacerlo. Hay que dedicarse a lo que uno está haciendo”.
Gioja dijo que quiere ser presidente de la Nación
Jornada Online
8 de Septiembre 2008
“El tema no nos preocupa ni nos ocupa porque sabemos que tenemos que seguir gobernando la provincia. No estoy haciendo ningún esfuerzo para serlo. Es como sacarse la lotería, si se la saca no la va a rechazar”, explicó Gioja.
El mandatario sanjuanino explicó que su aspiración presidencial se puede comparar con “la vieja teoría de si le preguntan a un cura si quiere ser obispo: por supuesto le va a decir que si”. “No es un tema que me esté ocupando y mucho menos preocupando
hoy”, aclaró Gioja en declaraciones radiales.
Según señaló, “cada uno tiene sus aspiraciones pero también hay un cuadro de realidad”.
Sobre la situación política nacional, consideró que “pareciera que hubo tormentas y que ya están pasando”. Para Gioja, el Gobierno nacional “está siguiendo con un
programa en el que es posible que Argentina se vaya recuperando”.
Al ser consultado sobre el PJ, evaluó que “el peronismo es un gran movimiento que siempre trata de caminar para el mismo lado y donde hay lugar para todos”.
“Integrar a quienes en un momento pensaron distinto me parece que es importante hacerlo”, señaló
Gioja: “La falta de debates no es buena para el peronismo”
Martín Dinatale
La Nación
8 de setiembre de 2008
Tiene un discurso resbaladizo que va de la crítica abierta de la conducción del PJ que lidera Néstor Kirchner hasta la defensa acérrima del modelo de gobierno que encara la Presidenta. En este zigzagueo, el gobernador de San Juan, José Luis Gioja, no descartó la posibilidad de presentarse como candidato presidencial en 2011 al sostener: “Dios dirá lo que tenga que ocurrir, pero mentiría si no dijera que tengo aspiraciones presidenciales”.
A la vez, el gobernador sanjuanino expresó que el peronismo “tiene que hacer los esfuerzos necesarios para juntar a todos los dirigentes que pueda para las elecciones del año que viene”, y admitió que la salida de algunos funcionarios polémicos de la Casa Rosada “descomprimiría la situación política en virtud de la salud del oficialismo”.
Gioja es uno de los pocos dirigentes del PJ que hoy dialogan con el matrimonio presidencial y, en forma paralela, sigue hablando con enemigos del Gobierno como Eduardo Duhalde, Juan Schiaretti o Jorge Busti. Desde este doble papel Gioja dijo a LA NACION que “la falta de debates no es buena para el peronismo. Hace falta discusión porque la única paz que no sirve es la paz de los cementerios, que no es para el peronismo”.
En sus oficinas porteñas de la Casa de San Juan, Gioja habló de todo: reclamó internas en el PJ, habló del Indec, de la coparticipación, de Julio Cobos y de la pelea con el campo.
-¿Qué cree que tiene que hacer el PJ con los sectores rebeldes de su propio partido?
-Si hay algo que caracterizó siempre al peronismo es la búsqueda del debate interno, las discusiones. Es un instinto de preservación. Y en función de las elecciones del año que viene hay que hacer todos los esfuerzos para juntar y unir todo lo que se pueda en el PJ. Todo lo que sea unible.
-¿A qué llama “unible”?
-Hay muchos compañeros que tuvieron una visión distinta de la del Gobierno y eso no es un sacrilegio. No hay que ser sectarios. Hay que poner en primer lugar el movimiento y no a los intereses personales. Lo más importante es el PJ. Hay que hacer el esfuerzo para sumar. No hay que desatender Córdoba, Salta, Santa Fe y Mendoza. Nadie tiene la verdad revelada, pero lo mejor es discutir. Hay que abrir las puertas, buscar a todos. Es verdad que hay dirigentes que han marcado una raya y ya no pueden volver.
-¿Cuáles son los límites que se fijó el peronismo?
-Los límites son respetar lo que está constituido y dar garantía de que el que participe va a tener la posibilidad democrática de participar, en elecciones internas abiertas o cerradas, como sea. Es lo mejor que nos puede pasar. Hay que pensar que el que salga primero irá primero [en una lista de candidatos a legisladores] y el resto acompañará. Debemos seguir el ejemplo de los demócratas en los Estados Unidos, que apoyan a Obama a pesar de haber votado a Hillary [Clinton].
-Esto habla de un peronismo más permeable al diálogo que el que se vio en los últimos años…
-Es que hubo diferentes etapas. Pero creo que el PJ debe ser un gran paraguas y columna vertebral con todos los que quieran venir.
-¿Duhalde también?
-No quiero dar nombres, además por Duhalde tengo un gran respeto porque creo que en la historia argentina va a figurar como un hombre que jugó fuerte en una época complicada. Pero hay reglas y una conducción que hay que respetar. Eso significa también no cerrarse, abrirse, dejar los egoísmos de lado. Creo que Kirchner entendió eso y está actuando.
-¿Cree que Cobos debe estar adentro de este “paraguas”?
-Hay sectores que forman parte de la sustentación política del Gobierno y esperemos que siga así. En el caso de Cobos, eso que se llamaba Concertación está dividida. El es parte de este proyecto y nuestra aspiración es respetarlo como vicepresidente y que él respete a la Presidenta.
-¿Cree que el conflicto del campo le sirvió al Gobierno?
-El Congreso empieza a tener un papel más relevante. Dejó de ser una escribanía. Tal vez aprendimos las lecciones de la [resolución] 125.
-¿Usted impulsará un proyecto de coparticipación federal teniendo en cuenta que es un reclamo de muchas provincias?
-No es un tema fácil. Se pone en juego la vida de todas las provincias. Además, hay provincias que están recibiendo lo necesario de la Nación para desenvolverse bien.
-Sin embargo, hay algunas que protestan porque no se coparticipan ciertos impuestos y reciben menos de lo que producen.
-Es probable, pero el país es uno solo. Las provincias que menos producen también deben ser respaldadas por las que más producen.
-¿Ve necesario que se coparticipen ciertos impuestos, como el del cheque o las retenciones?
-Sería bueno que algunos tributos que no se coparticipan fueran repartidos con las provincias para una asignación específica, como la producción.
-¿Cree que para una recomposición en el PJ hará falta el paso al costado de algunos funcionarios cuestionados?
-Puede ser legítimo el reclamo, aunque también es legítimo que quien tiene responsabilidad de conducir decida. Yo no soy juez de nadie, pero esta renovación vendrá. Aunque hay que decir que muchos quieren que las cifras del Indec aparezcan muy dudosas porque cuanto más ruido haya, más beneficios sacan.
-¿La salida de estos funcionarios descomprimiría la tensión?
-Es probable que descomprimiera para la salud del peronismo. Pero la decisión la tiene la Presidenta.
-¿Se presentará como candidato presidencial en 2011?
-Falta para eso. Dios dirá lo que tenga que ocurrir antes, pero mentiría si no dijera que tengo aspiraciones presidenciales. Es lo mismo que si le pregunta a un sacerdote si quiere ser obispo. Uno siempre aspira a algo más. Por ahora no es un tema que me preocupe ni me ocupe, pero no lo descarto.