El PRO se acerca a Duhalde en vista a las elecciones legislativas de 2009

El partido liderado por Mauricio Macri, buscará aumentar los miembros del espacio integrado por representantes del PRO, Unión Celeste y Blanco y Recrear. Además de estar cerrando acuerdos con partidos y líderes vecinalistas, provinciales y radicales, intentará acercarse a sectores descontentos con la gestión Kirchner y al PJ disidente encolumnado tras Eduardo Duhalde, entre ellos, el sindicalista Luís Barrionuevo, los ex-gobernadores De la Sota y Busti y los gobernadores Das Neves y Rodríguez Saá. El bonaerense, por su parte, se encuentra en plena campaña para expandir su sello, el Movimiento Productivo Argentino.
En otras noticias, Compromiso para el Cambio, partido creado por Macri, cambio su nombre por Propuesta Republicana (PRO).


El macrismo ya tiene su armado para las elecciones
Agencia de Noticias La Provincia
14 de Julio 2008
En vistas a los comicios del año próximo, los macristas se están armando como alternativa de oposición, y se unieron al PRO de Jorge Macri, Unión Celeste y Blanco de Francisco De Narváez –quien sería titular de la lista de candidatos a diputados naciones- y a Recrear de Sergio Nahabetián.
Los nombres de quienes conforman este espacio también se conocen. Del lado de De Narváez, están en la Provincia Ramiro Gutiérrez, Damián Cardozo y Gustavo Ferri, yerno de Eduardo Duhalde. De parte del PRO, están el diputado provincial Ramiro Tagliaferro, la senadora Viviana Arcidiácono y el diputado nacional Cristian Gribaudo. Por Recrear, además de Nahabetián, el dirigente Juan Pablo Alan.
Por otra parte, existe la posibilidad de sumar más nuevos nombres al espacio, que serían parte del “peronismo disidente”, representado por Eduardo Duhalde y José Manuel De la Sota.
El macrismo comenzó su armado en la provincia de Buenos Aires con allegados a Eduardo Duhalde
El Eco de Tandil
13 de Julio 2008
La fuerza política que lidera el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, comenzó su armado político en la provincia de Buenos Aires mediante una comisión de la que forma parte el duhaldismo.
Con la vista puesta en las elecciones legislativas de 2009, los principales operadores del macrismo ya buscan conformar un aparato político bonaerense que pueda salir a pelear los comicios.
Fuentes allegadas al mandatario porteño aseguraron a Noticias Argentinas que en la provincia de Buenos Aires ya se encuentran trabajando mancomunadamente el diputado Francisco de Narváez y el dirigente del PRO bonaerense Jorge Macri, primo del jefe de gobierno.
Junto a ellos, según consignaron las fuentes consultadas, trabajan en el armado político dirigentes comandados por el ex presidente y ex gobernador bonaerense Eduardo Duhalde.
“Hay gente de Duhalde, porque el objetivo es ganarse a los justicialistas que están descontentos con el kirchnerismo”, señaló un allegado al líder del PRO.
Según detallaron en diálogo con NA, en el macrismo están confiados en que “este es el momento para salir a ganar terreno, porque hay mucha bronca con el conflicto del campo”.
Así se refirieron al ala del PJ provincial que comenzó a diferenciarse del ex presidente y titular del partido, Néstor Kirchner, por el manejo de la situación que envuelve al gobierno de su esposa, la presidenta Cristina Kirchner, y a las entidades rurales.
En el círculo macrista aseguran que la figura de De Narváez es más tentadora que la del primo del mandatario porteño para encabezar una elección en la provincia porque, según detallaron, “se quedaron contentos” con el resultado que logró en 2007.
A su vez, el macrismo busca también construir un espacio propio en el interior del país, donde podrá aprovechar mejor el conflicto entre el Gobierno y el campo para seducir a dirigentes disconformes con la administración nacional.
Esta alianza entre macrismo y duhaldismo encuentra su correlato en los acercamientos que el ex presidente Duhalde tiene con el líder de los gastronómicos, Luis Barrionuevo, reciente fundador de la CGT Azul y Blanca, la contracara de la CGT que conduce Hugo Moyano, más cercano al kirchnerismo.
El macrismo apuesta principalmente a que la vicejefa de gobierno porteño, Gabriela Michetti, pueda ser candidata a diputada por la ciudad, pues aseguran que se trata de la figura que goza de mejor imagen.
Aunque Michetti ha manifestado en público y en privado que no quiere postularse, los operadores del macrismo consideran que una candidatura de la vicejefa de gobierno es “clave” para impulsar una expansión a nivel nacional, y eso incluye la provincia. (NA)
Duhalde ya comenzó a terciar en el armado de Macri en la Provincia
Esteban M. Trebucq
Diario Hoy
25 de Junio 2008
Duhalde ya no disimula sus apetencias de armado electoral en el territorio que alguna vez supo manejar casi a placer. En las últimas horas se cerró la mesa de trabajo del PRO en la provincia de Buenos Aires con dirigentes del riñón mismo del ex gobernador. A través de Francisco de Narváez, sentará en una de las sillas a su yerno y ex diputado, Gustavo Ferri.
“Está pendiente de todos los movimientos”, confió una fuente legislativa sobre la actitud de Duhalde por estos días, en el espacio de centroderecha que cuenta con la venia de Mauricio Macri.
La mesa de trabajo, que comenzará a reunirse las próximas semanas, para tratar de cerrar armados en la mayor cantidad de distritos posibles, está integrado por tres personas del macrismo: la senadora provincial Viviana Arcidiácono, el diputado provincial Ramiro Tagliaferro y el diputado nacional Cristian Gribaudo, vicepresidente de la hoy neurálgica comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara baja. Formalmente, la pata peronista, representada por De Narváez, se compone por Ferri y los legisladores provinciales de la agrupación Celeste y Blanca, Daniel Cardoso y Ramiro Gutiérrez. Los otros dos dirigentes, filomacristas de Recrear, son el diputado Sergio Nahabetian y el secretario general del partido en la Provincia, Juan Pablo Allan. Ambos responden a Esteban Bullrich, ministro de Macri, y actual titular del partido que creó López Murphy en 2002.
Si bien hace dos meses se partió el interbloque de Unión-Pro en la Legislatura, este es el primer indicio para que limen sus asperezas. De Narváez y el primo de Mauricio, Jorge Macri, que es diputado bonaerense y el titular de PRO en la Provincia.
“Tienen diversas diferencias, pero la idea es que todos se encolumnen detrás de un proyecto para gobernar Buenos Aires”, leyó la misma fuente legislativa.
Macri, obviamente, ya dio el ok. El jefe de la Ciudad mantuvo reuniones en secreto con Duhalde, con Miguel Angel Toma y con Ramón Puerta, un amigo en común de ambos. El ingeniero sabe que precisa del aparato que puede llegar a recrear el ex gobernador en el áspero Conurbano. Por eso, una de las premisas de la mencionada mesa es comenzar a reclutar fiscales, formar dirigentes y, básicamente, convencer a peronistas no kirchneristas y actuales opositores.
El disimulo de Duhalde se ha esfumado en las últimas dos semanas. En La Plata, ya sonó el teléfono de la familia Atanasof, para sondear cuáles son sus expectativas. Hoy Alfredo, duhaldista de siempre, integra el gabinete de Scioli en la Provincia. Y su hijo Gonzalo, concejal platense, no está jugado en ninguna vereda.
Algunos sectores del ex alakismo están trabajando para De Narváez, para arrimarse al duhaldismo, y otros con el vicegobernador Alberto Balestrini. Es bueno poner huevos en diferentes canastas, reza una lógica política muy practicada en la capital bonaerense.
Duhalde ha desempolvado al Movimiento Productivo Argentino (MPA), una entidad creada a la luz de la crisis de 2001 junto a Raúl Alfonsín. Hoy el ex ministro de la Producción bonaerense y ex intendente de San Martín, Carlos Brown, hace de nexo entre dirigentes e industriales, y básicamente mantiene al tanto al caudillo de Lomas de todos los movimientos.
En el MPA también están Carlos Tempone, un incondicional duhaldista, que fue secretario general de la Gobernación en la Provincia y ocupó un cargo en el directorio de YPF. Luis Verdi, ex vocero presidencial y principal asesor de Duhalde en materia de comunicación. Y Silvina Viazzi, que durante la presidencia de Duhalde formó parte del directorio de la agencia de noticias Télam.
Se ve, Duhalde juega a dos puntas. Por un lado, con el peronismo que siempre le fue leal y por otro, con la centroderecha que tiene a Macri como su máximo exponente. “No será él, sino Mauricio”, dicen quienes ya miran a 2011. Por ahora, trabajan para las legislativas del año próximo.
Pro quiere aglutinar las fuerzas de centro
María Elena Polack
La Nación
29 de junio 2008
Mauricio Macri sabe que el año próximo necesitará reforzar su liderazgo y ampliar su base de sustentación para los comicios legislativos nacionales y porteños, que podrían servirle al espacio de centroderecha que lidera como trampolín para las elecciones presidenciales de 2011.
Por eso, el jefe de gobierno porteño ha dejado en libertad de acción a sus colaboradores más allegados para que comiencen a trabajar en el armado de la “confederación” Pro, que aspira en el largo plazo a convertirse en un partido político único en el que puedan y quieran confluir otras agrupaciones con las que ya están asociadas y han compartido los comicios desde 2003.
La ilusión es reiterar con éxito el modelo del Partido Popular de España, que llevó a José María Aznar a la jefatura de gobierno. El Partido Popular logró, no sin esfuerzo, aglutinar a casi dos centenares de pequeños partidos políticos de centroderecha dispersos todo por el territorio español, durante buena parte de la gestión presidencial del líder socialista Felipe González, al que Aznar sucedió por dos mandatos consecutivos.
Aunque la pelea entre el campo y el Gobierno parece ocupar a tiempo completo la actividad de la oposición, en Pro las segundas líneas ya comenzaron a trabajar con la mirada puesta en las elecciones parlamentarias del año próximo.
En el nuevo camino, quedan varias incógnitas. Por ejemplo, evaluar cómo será el mecanismo de convivencia entre todas las agrupaciones a la hora de definir candidaturas. Se sabe que Macri prefiere las listas únicas de postulantes, tal como practicó en los comicios de 2007 que lo llevaron a la jefatura de gobierno porteño.
Bases de sustentación
La semana pasada se efectuó una de las reuniones más amplias para explicar desde el macrismo la intención de aglutinar a todos los socios. Las claves para poder sumarse a Pro son: el respeto irrestricto de la Constitución Nacional y de la democracia republicana, el respeto por el federalismo, la independencia de poderes, la periodicidad en las funciones de gobierno, la defensa del derecho de propiedad y la lucha contra imposición de tributos confiscatorios “como los que se han impuesto a la producción agropecuaria”.
Así lo explicaron a LA NACION varios dirigentes políticos de agrupaciones que ya acompañan a Compromiso para el Cambio (el partido creado por Macri) en Pro.
Del encuentro participaron, entre otros, los diputados nacionales Federico Pinedo, Paula Bertol, Luis Galvalisi, Omar De Marchi y Esteban Bullrich, los legisladores porteños Oscar Moscariello (Demócrata Progresista) y Martín Borrelli (Federal), y los dirigentes José Antonio Romero Feris (Autonomista-Corrientes), Ricardo Gómez Diez (Propuesta Salteña), Guillermo MacLoughlin Bréard (Liberal-Corrientes), César Albrisi (Frejuli-Córdoba), Alberto Natale (Demócrata Progresista) y Alberto Arancibia Rodríguez (Demócrata Liberal- San Luis).
DUHALDE REARMA SU ESTRUCTURA CON SEDES EN TODAS LAS PROVINCIAS
Agenciafe
20 de Julio 2008
Eduardo Duhalde está en funciones. Trabaja para que los Kirchner pierdan las próximas elecciones legislativas, lo que provocaría que casi de manera inevitable dejen la presidencia en 2011. Ésa es su tesis. Nunca lo va a admitir en público, pero inició un plan de reunión y expansión del peronismo disidente que busca ese objetivo final. En las próximas semanas abrirá subsedes de su Movimiento Productivo Argentino (MPA) en varias provincias y en casi todas las secciones electorales de Buenos Aires. En la superficie, esas oficinas servirán para promover el diálogo social e impulsar un modelo productivo. En privado, los duhaldistas son más crudos: “Van a funcionar como unidades básicas”.
Este martes, Duhalde reaparecerá en público dando una charla junto a Jorge Busti, el jefe del PJ rebelde de Entre Ríos. Será otro festival de críticas peronistas al manejo del Gobierno y del partido que hacen los Kirchner.
El bonaerense prepara además otro golpe directo al corazón de Olivos: el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, aceptó su invitación y también se incorporará a las charlas itinerantes y mediáticas del MPA. Se transformará así en el primer gobernador del kirchnerismo que salta a las filas del PJ rebelde. La información fue confirmada por fuentes del Gobierno de Chubut.
El ex presidente, mientras tanto, quiere consolidar la estructura territorial de su movimiento. Abrió una sede del MPA en Mar del Plata y en los próximos días inaugurará subsedes en La Plata, Carmen de Patagones, Tandil y San Nicolás. La idea es cubrir los 134 distritos bonaerenses y alcanzar a tener oficinas y representantes en la mayoría posible de las provincias, a las que visitará personalmente. Cualquier parecido con una campaña no es pura coincidencia.
El presidente del justicialismo santafesino, Nicolás Nicotra, prometió que abrirá una subede del MPA en la ciudad de Rosario. Ramón Puerta se encargará de Misiones. De Entre Ríos, Jorge Busti y Héctor Maya. De San Juan, el senador Roberto Basualdo y el ex gobernador Alfredo Avelín. De Tucumán, el ex vicegobernador Fernando Juri. De La Pampa, el ex ministro del Interior Jorge Matzkin. De Catamarca, Luis Barrionuevo, que también suma la pata sindical. De Santa Cruz, el ex gobernador Eduardo Arnold (una oficina que irritará inevitablemente a los K). De Córdoba, Carlos Brown, Humberto Roggero y José de la Sota. El ex gobernador se sacó una foto con Duhalde, dice respetarlo y quererlo como a un amigo, pero evita por ahora hablar de coalición. En San Luis, los hermanos Rodríguez Saá también aprueban las gestiones del bonaerense, aunque con reparos.
El ex presidente hace equilibrio y no quiere hablar por ahora de candidaturas para evitar que explote la sensibilidad personal de cada uno de los jefes territoriales a los que convocó. Cree que la única chance que tiene el PJ opositor de vencer al oficialista es mantenerse lo más unido posible hasta las elecciones legislativas de 2009. “Solo así vamos a poder volver a la presidencia en 2011”, se entusiasman en su casa de Lomas de Zamora.
Su plan incluye una cuestión esencial. Quiere pelear desde adentro del PJ el liderazgo de Kirchner. Para eso prepara una corriente interna que se inscribirá en cualquier momento en la sede partidaria de Matheu. Es probable que su nombre sea Unión Popular, aunque algunos de los representantes del interior pidieron cambiarlo. “Tenemos que ir a internas para que de allí salga el candidato del PJ del año que viene”, había adelantado Duhalde hace una semana a Crítica de la Argentina durante la cena anual de los gastronómicos en la Sociedad Rural, cuando el kirchnerismo aún pensaba que podía ganar la batalla en el Senado de la Nación.
En la intimidad, repite que prefiere “un liderazgo orgánico antes que una candidatura”. Ni sus dirigentes más cercanos le creen del todo.
La estrategia de un lento retorno del peronismo opositor a los Kirchner empezó hace varios meses. Para lograrlo, Duhalde debió amigarse con los Rodríguez Saá –a los que acusaba de cobardes, y ellos a él de golpista–, y lo mismo hizo con los cordobeses De la Sota y Roggero, con los que estaba distanciado.
Ahora está convencido de que el éxito de su plan depende de que el actor político que lo ayudó a reaparecer no quede afuera de sus próximas etapas de su crecimiento político: intentará sumar a su movimiento a los representantes del movimiento agrario.
En realidad, con muchos de ellos son viejos conocidos. Entre los miembros fundadores del MPA se encuentran Eduardo Buzzi (Federación Agraria), Mario Llambías (CRA), Dardo Chiesa (Carbap), Guillermo Alchourón y Juan de Anchorena (Sociedad Rural). Todos ellos, entre muchos otros, como Raúl Alfonsín, organizaron en 2001 el Movimiento Productivo Argentino. La lista, con siete años de antigüedad, nunca tuvo tanta vigencia.
López Murphy también arma su operativo retorno
La tormenta política desatada por el conflicto agrario y el voto de Julio Cobos en el Senado removieron el avispero en el oficialismo, pero también en la oposición. Ricardo López Murphy encabezará este miércoles un acto como parte de un “movimiento de opinión” que intentará lanzar para impulsar su regreso a la actividad política luego de haber renunciado a Recrear, el partido que fundó y que le permitió salir tercero en las elecciones en las elecciones presidenciales de 2003.
“Será un encuentro de análisis y situación política en el país, en el marco de un nuevo movimiento de opinión”, informó el dirigente en un comunicado.
De esa manera, “se formalizará la primera presentación netamente política de López Murphy, quien tiene previsto continuar de ahora en adelante con varias presentaciones”, informó el legislador porteño Marcelo Meis, que integra el sector del economista.
“La prioridad de López Murphy pasa exclusivamente por definir propuestas profundizando un diálogo lo más amplio posible con otros sectores”, dijo Meis.
El partido de Macri cambió de nombre
Parlamentario
24 de Junio 2008
El partido de Mauricio Macri modificó su denominación Compromiso para el Cambio por el de Propuesta Republicana. De esa forma, adecuó la nueva denominación a la sigla PRO, bajo cuya paraguas se reúnen las demás fuerzas políticas aliadas del macrismo.
“Es una denominación mucho más amplia y además queda más armónica”, explicó el presidente de la Junta Promotora del PRO, José Torello.
Por lo tanto, el PRO de ahora en más no sólo será la alianza que ya expresaba y lo seguirá haciendo a los aliados del jefe de Gobierno porteño, sino el propio partido macrista, que tendrá una inscripción electoral en la Justicia.
El dirigente señaló que “la meta (del macrismo) es armar una fuerza política bien amplia, que trascienda las diferentes elecciones”.
“Por eso el armado de una confederación no tiene un plazo definido y se irá viendo según el desenvolvimiento político del país, aunque el objetivo número uno es la gestión en la Ciudad”, explicó Torello.