Foro por la reforma política

La Coalición Cívica, la UCR, el PRO, el Partido Socialista, otros partidos provinciales y sectores sin representación parlamentaria, como el Movimiento Socialista de los Trabajadores y el MIJD de Raúl Castells, presentaron en el Congreso un espacio que propone “transparentar los procesos electorales”, a través de la modificación de la ley electoral y la de los partidos políticos.


La oposición se juntó, por ahora, por reformas políticas
InfoBAE
23 Abr 2008
Sectores de la oposición presentaron en sociedad el llamado foro por la reforma política que, entre otros puntos, aspira a modificar el sistema electoral local.
Los dirigentes, en una rueda de prensa realizada en el Anexo de la Cámara baja, indicaron que piensan conformar una agenda de reuniones para buscar el consenso de una serie de proyectos vinculados a la reforma política.
El jefe del bloque de diputados nacionales del radicalismo, Oscar Aguad, sostuvo en un comunicado que “el oficialismo debió estar” porque los opositores tienen “vocación de que el proyecto que podamos consensuar se apruebe”.
En ese sentido, tras indicar que para sancionarlo se precisa de la mayoría kirchnerista, dijo ” Es muy importante que en esta ley el oficialismo no imponga su rígida mayoría, sino que nos convenza a todos sobre la reforma que hay que llevar adelante en la Argentina para organizar el sistema político”.
El diputado del interbloque Propuesta Federal, Francisco De Narváez, ofició de vocero de la coalición que integra con el macrismo y señaló: “Vemos la necesidad de realizar una amplia reforma política electoral cuyo objetivo es devolverle la confianza a la gente”.
“Queremos que los ciudadanos sientan que su voto será tratado con transparencia y que cuenta”, indicó el legislador en un comunicado y remarcó que su sector tiene “propuestas concretas como la eliminación de las listas colectoras, implementación de la boleta única y la depuración de los padrones entre otras acciones que tienden recuperar la confianza y hacer un proceso transparente y simple”.
Del encuentro participaron, entre otros, referentes legislativos de la Coalición Cívica, la UCR, el Partido Socialista, el MPN, y de sectores sin representación parlamentaria como el Movimiento Socialista de los Trabajadores, a través de Vilma Ripoll, y el MIJD de Raúl Castells.
Entre las ausencias se destacó la de los diputados del ARI-Autónomo y la del legislador del Proyecto Sur, Claudio Lozano, quien sostuvo en un comunicado, que “un tema de tanta relevancia como la reforma política debería sustraerse de la dialéctica convencional de oficialismo versus oposición”.
Además dijo: “Los límites que exhibe el sistema político para garantizar la voluntad popular no sólo son el resultado de las acciones del coyuntural oficialismo, sino también del aporte que, en la materia, han hecho muchos de los que hoy se presentan como opositores habiendo gobernado e incluso, gobernando hoy Estados provinciales”.
“Sin ir más lejos, -prosiguió- hubo coincidencia absoluta entre los oficialistas y los opositores a la hora de eliminar las internas abiertas partidarias, que se habían instituido como respuesta a la experiencia popular del 2001”.
Foro opositor por la reforma
Miguel Jorquera
Página 12
23 de Abril de 2008
“Me ven como la víctima. Me miran como un oso panda nacido en cautiverio.” Con su primera frase, Luis Juez justificó su presencia destacada en la mesa con que un amplio espacio opositor presentó en el Congreso el Foro para la Reforma Política y Electoral. Con el objetivo de “terminar con el fraude electoral”, compartieron la misma mesa la Coalición Cívica, la UCR, el PRO, el socialismo, partidos provinciales como los neuquinos del MPN y los cordobeses del Partido Nuevo, además de dirigentes de partidos de izquierda sin representación parlamentaria. Los partidos se fijaron un plazo no mayor de 90 días para concretar proyectos comunes para “transparentar la vida política y los procesos electorales”, que obliguen al oficialismo a buscar consenso con la oposición y no “sancionar leyes a libro cerrado”.
Gerardo Conte Grand (CC) fue uno de lo encargados de nuclear al abanico opositor en el Foro y de reunirlos para el lanzamiento de ayer. En una de las salas del anexo del Congreso, se sentaron junto a él los radicales Gerardo Morales (presidente del comité nacional) y Oscar Aguad (jefe de la bancada de Diputados), la socialista Laura Sesma, Patricia Bullrich (CC), Paula Bertol (PRO), Juez, Vilma Ripoll (MST-NI), el aliado macrista Francisco De Narváez y Raúl Castells (MIJD). Varios diputados y dirigentes partidarios acompañaron la convocatoria.
Entre las iniciativas planteadas figura la reforma de la ley electoral, que buscaría la implementación de la boleta única (con todos los candidatos y partidos) como paso previo al voto electrónico, así como la participación de empleados judiciales y docentes en la fiscalización de los comicios. También, la modificación de la ley de partidos políticos.
En este último punto, el espectro opositor del Foro tiene intereses encontrados. “Con la aparente intención de terminar con los partidos truchos, que ellos crean para que funcionen como colectoras, pretenden eliminar la representación de las minorías, en especial a los partidos de izquierda que tienen representación parlamentaria, aunque sumados lleguen al 15 por ciento del electorado”, planteó Ripoll. Desde la UCR, el PRO y la CC plantean lo contrario: imponer condiciones más duras para el reconocimiento legal a los partidos.
“Hoy nos tocó a nosotros, mañana a ustedes”, advirtió Juez sobre “el fraude en las elecciones cordobesas”, pese a reconocer que “ya no nos quedan lágrimas y las heridas cicatrizaron”. Cerca de Juez estaba el radical cordobés Mario Negri, con quien Juez había intercambiado duras acusaciones en plena campaña provincial y con el que terminó compartiendo hace poco una tribuna en apoyo a los productores agrícolas.
“Sabemos que no podemos aprobar el proyecto si no contamos con el oficialismo. Es muy importante que, en esta ley, no imponga su rígida mayoría. Vamos a insistir para que el justicialismo se sume a este Foro”, dijo Aguad. “Entre los votos de la CC y la UCR representamos más de 7 millones de votos”, dijo, ganándose reproches del PRO.
El Foro no logró nuclear a todas las fuerzas opositoras. El ARI Autónomo no quiso una foto con el macrismo y sostiene que las iniciativas planteadas no solucionan el problema de “la participación ciudadana”. El socialismo porteño tampoco avaló la propuesta y abrió una brecha entre los diputados del PS: “La reforma política y electoral debe involucrar la creación de otras instituciones como la democracia participativa y la descentralización de las decisiones”, dijo Roy Cortina.