Ripoll criticó la fragmentación de la izquierda

En una aparición para el ciclo de entrevistas de Gerardo Rozín en C5N, la candidata por el MST se pronunció en contra de la falta de voluntad para unificar las fuerzas de izquierda. Ripoll esperaba poder presentar para los siguientes comicios un movimiento que tomara como ejemplo lo realizado por el PT en Brasil.
Conscientes de su debilidad en las urnas, varios partidos de izquierda presentan a sus candidatos a presidente también como postulantes legislativos. El fenómeno es analizado en el siguiente artículo de La Nación.


Ripoll repudió el voto útil
InfoBae.com
17 de Octubre

La candidata a Presidente por el Movimiento Socialista de los Trabajadores criticó en C5N a quienes votan de esa manera. Reconoció la falta de unión entre los movimientos de izquierda
Vilma Ripoll concedió una entrevista a 23 Minutos, el programa conducido por Gerardo Rozín en Canal 5 Noticias, en la que se refirió a su militancia en la izquierda, las diferencias con los demás candidatos.
La candidata se reconoció como “trotskista” y explicó que éste pensamiento “defiende otro sistema político y otro proyecto de país en contra de todo aquello que restrinja la participación de la gente”.
Al referirse a las elecciones, la candidata de izquierda repudió el denominado “voto útil” que, según explicó, es cuando se “vota a un candidato para que no gane el otro”.
“Con el voto útil así nos fue. Hasta algunos terminaron escapando en un helicóptero”, opinó.
Ripoll reconoció que los movimientos de izquierda no están unificados y dijo que ella misma le propuso a otros candidatos unificar las fórmulas como se hizo en Brasil, donde un sector que vio que Lula no llevaba las banderas del PT (Partido de Trabajadores) propuso la integración.
“No quisieron, quisieron definir todo ellos y está mal”, sentenció la enfermera.
Por otra parte, se refirió a la inseguridad y explicó que una de sus propuestas es sindicalizar la Policía.
“Hay un triángulo de impunidad que tiene que ver con los comisarios, los jueces y los políticos que son los únicos que no saben dónde se roba, porque después los vecinos sabes todo”, denunció.
Dijo, además, que el rol de la Policía tiene que estar en manos de la población, la cual debe elegir al comisario y a los jueces con el poder de poder revocarlos”.
Ripoll consideró que a pesar que la gente que ve a Elisa “Carrió (Coalición Cívica) “como el ´voto útil`, nosotros creemos que ella defiende este modelo económico y no plantea nada nuevo”.
“Ella se ha encargado de demostrar que no es un proyecto de centro izquierda. Defiende en su programa puntos de centro derecha o de derecha. No arregló con López Murphy porque no pudo”, finalizó.
La izquierda con el Congreso en la mira
Juan Pablo Morales
La Nación
14 de Octubre

Aunque no quieran admitirlo, para los partidos de izquierda tener candidatos presidenciales suele representar una mera formalidad política o, en todo caso, la plataforma para alcanzar su verdadero objetivo electoral: ocupar bancas legislativas.
A eso aspiran todos. Conscientes de la debilidad en las urnas, los representantes del fragmentado imaginario de la izquierda mantienen intacto el sueño eterno de arañar poder en las legislaturas provinciales e imaginar, al menos, un modesto lugar en el Congreso.
No es casual que los principales postulantes presidenciales sean también candidatos legislativos. Ocurre con Néstor Pitrola, del Partido Obrero (PO), que va por la presidencia y por un lugar como diputado nacional bonaerense; también con el cineasta Fernando Solanas, que quiere ser presidente y senador nacional por la Capital. Incluso con Vilma Ripoll, candidata presidencial por MST-Nueva Izquierda. Ex legisladora porteña, ahora quiere ser diputada nacional por la provincia de Buenos Aires.
Alcanzar el número de votos necesario para conquistar escaños es la meta. “Somos conscientes del lugar que ocupamos. La disputa nacional sirve para hablar de nuestro modelo de país, pero el propósito es llegar al Congreso”, dijo Ripoll a LA NACION. De hecho, su cierre proselitista será con una caravana el jueves 24, que terminará frente al Parlamento. Mientras tanto, seguirá de viaje: pasará por Santa Cruz y después recorrerá el conurbano.
La agenda de viajes de Pitrola se le parece. También puso a Santa Cruz como último destino antes de volver a Buenos Aires. La idea: instalar un “programa del trabajador socialista” en tierra patagónica. Allí, y en Salta y en Jujuy, el PO pretende ganar espacio. “Un escalón más en la escalera del poder. Votarnos refuerza la lucha contra el giro a la derecha del Gobierno”, afirma Pitrola. El postulante de PO quiere entrar al Congreso, así que también recorrerá el conurbano con sus propuestas: salario equivalente a la canasta básica, doble aguinaldo antes de fin de año y nacionalización de los recursos naturales. El cierre: tres días de actos callejeros entre el 19 y el 25 del actual en la Capital.
“Plantar banderas”
Pino Solanas tiene claros sus objetivos con Proyecto Sur: “Nadie puede creer que voy a ganar. Nacimos hace 45 días y no tenemos presupuesto. La idea es plantar banderas para pelear la senaduría”, suele repetir en público. La meta es instalar una opción “nacional y popular”, pero lejos de la de izquierda tradicional. “Somos mucho más amplios”, repite su socio porteño y candidato a diputado, Claudio Lozano. La disputa por cargos ejecutivos, señalan, llegará sólo en 2011. Solanas pasó por Gualeguaychú y prepara una caravana para el sábado próximo, de Liniers a parque Lezama, por la “recuperación de la industria nacional”.
Pero las fuerzas más visibles no son las únicas. Otros tres partidos también tentarán mantener su identidad el próximo 28. Y los tres se niegan a que los llamen “testimoniales”. El más mediático sigue siendo Raúl Castells. El líder piquetero dice que estas elecciones son “sólo un paso de una larga marcha” y tienen un objetivo sencillo: “Conocer cómo se arma una elección nacional”. Eso sí: es ambicioso: “Quiero ser lo que es Evo Morales en Bolivia”.
José Montes, candidato presidencial de la única alianza trotskista (PTS-MAS-Izquierda Socialista), también tiene sus aspiraciones: “Representar a la izquierda obrera y clasista”.
Luis Ammann, postulante de la otra coalición, el Frente Amplio Latinoamericano (humanismo y comunismo) es honesto: “Queremos difundir nuestro mensaje humanista y de rescate latinoamericano, aunque nos cuesta bastante, sin espacio ni presupuesto”.
Con objetivos modestos, o no tanto, a todos los une por estos días el temor al “voto útil” y al abstencionismo, que podría perjudicar sus posibilidades. Intentarán convencer con los últimos viajes, actos y protestas, con la deuda de siempre en el tintero: la unidad.
Por Juan Pablo Morales
De la Redacción de LA NACION
Algunos postulantes
Vilma Ripoll
* La candidata presidencial de MST-Nueva Izquierda quiere ser diputada nacional por la provincia de Buenos Aires.
Pino Solanas
* El candidato de Proyecto Sur también se postula como primer candidato a senador nacional por la ciudad de Buenos Aires.
Néstor Pitrola
El postulante presidencial del Partido Obrero también encabeza la lista de candidatos a diputado por el distrito bonaerense.
Luis Amman
* El candidato presidencial de la coalición humanista-comunista es una de las pocas excepciones: no aspira a ser legislador.