Nuevos sondeos: Cristina ganaría en primera vuelta

La mayoría de los encuestadores coinciden en que, a una semana de los comicios, la Primera Dama mantiene una ventaja de entre el 21 y el 32 por ciento sobre Elisa Carrió, quien se consolida en el segundo puesto por sobre Lavagna y Rodríguez Saá.
Pero, también, todas remarcan que el nivel de indecisos es todavía significativo


Trece encuestadoras coinciden en que Cristina Kirchner logra entre 40 y 47 puntos y balance “K”
Pedro Noel Romero
Agencia Nova
20 de Octubre
A partir de este domingo 21 de octubre, trece encuestadoras comenzarán a dar a conocer los resultados de sus sondeos en los principales medios de la Argentina cuyos datos tendrán como denominador común que en ninguno de los casos Cristina Fernández de Kirchner baja la barrera del 40 por ciento que necesita cosechar para ganar los comicios presidenciales en la primera vuelta.
Si se promedia los números de las 13 medidoras, la primera dama obtiene entre el 40 y el 47 por ciento y cuando se publiquen esos trabajos de campo la reacción inevitable llevará a comparar esos porcentajes con la realidad con la cual convivimos día a día para terminar por preguntarnos si habrá voto vergonzante el 28 de octubre.
Es que en la calle, oficinas, taxis y bares hay un humor similar al que imperó en los días previos a la reelección de Carlos Menem en mayo de 1995. No hay un sólo argentino que diga “voy a votar por Cristina” pero, si con el riojano prevaleció el “voto cuota”, a la senadora por la provincia de Buenos Aires la van a votar por el patrón de consumo, la panza llena y los números de la economía. El lunes 29 de octubre nadie dirá “yo la voté”.
De acuerdo a las estadísticas que arrojan las 13 encuestas, a Cristina Kirchner la van a votar, sobre todo, las capas más humildes de la sociedad argentina mientras que la clase media se exhibe hasta este sábado más renuente a decir que van a votar por ella.
Se trata de la clase media, claro. La que dio las espaldas a la gente que era perseguida en los tiempos de la dictadura con el argumento de aquella maldita frase “en algo habrán andado”; la que permanece siempre agazapada a la espera de poder dar su golpe de oportunismo, el mismo que protagonizará el próximo domingo en el cuarto oscuro para después sentir vergüenza y jurar y perjurar que “yo no la voté”.
La misma clase media que, cuando el “mingo mefisto” Cavallo les incautó los depósitos, mandó a los piqueteros al frente de las marchas y los piquetes contra los bancos para después, una vez medianamente regularizada su situación, volver a considerar a los desocupados y poseedores de planes sociales como los “pordioseros” y “vagos” que “no respetan los derechos de los demás” y condenarlos por entorpecer el tránsito vehicular y vivir provocando un caos día a día, sobre todo, en el microcentro porteño.
En estos últimos días se expresan en las radios metropolitanas. En casi ningún sondeo de los distintos programas de interés general gana Cristina Kirchner y dejan en los contestadores y a traves de los mensajes de texto mensajes muy hirientes sobre la senadora y candidata por el FpV. El lunes 29 se verá.
El peso de los números
Pero a las urnas irá la contracara de los piqueteros, la clase media, a votar por el oficialismo, con su consecuente carga de oportunismo. Una gran porción de esta franja de la sociedad comenzó a usufructuar distintas iniciativas económicas adoptadas por el Gobierno Nacional en el último semestre, pero vamos por parte y a detallar sólo las últimas medidas: los hay beneficiados por la suba del piso del Mínimo No Imponible quienes ya comenzaron a percibir las sumas retroactivas por ese concepto.
También, beneficiados por la norma que elevó de 102.300 a 300.000 pesos el monto de patrimonio individual a partir del cual se debe pagar el impuesto sobre los bienes personales; y 1.200.000 trabajadores privados y 150.000 del sector público que comenzaron a usufructuar el aumento del 50 por ciento de las asignaciones familiares.
Por otra parte, por el lado del “rincón del jubilado” hay 1 millón de personas que -pese a que no habían efectuado aportes- se les permitió acceder a una jubilación mínima; y a 1.212.000 se les aumentó de 30 a 45 pesos el subsidio que, en carácter de jubilado con haberes de hasta 800 pesos percibe mes a mes, con un dato no menor: comenzaron a percibirlo este mes con retroactividad al 1º de julio.
Por otra parte, en este mismo rincón, casi un millón de trabajadores se pasaron del sistema de reparto al de capitalización desde la puesta en marcha de la reforma previsional, el 12 de abril pasado, cuando se abrió la posibilidad de cambiarse de régimen.
Más cifras: Si tuviéramos que elegir una sola provincia en la que se hayan producido mejoras salariales derivadas de acuerdos con el Gobierno Nacional tomaríamos como “botón de muestra” a Mendoza, donde el compañero de fórmula de Cristina Kirchner, Julio Cobos, tenía un incendio con 20.000 jubilados por un conflicto derivado del traspaso del Sistema Previsional Provincial al Sistema Estatal que solucionaron Néstor Kirchner y el mandatario provincial mediante la rúbrica –el último 11 de octubre- de un Acta Acuerdo suscripta entre la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) y la gobernación de Mendoza. ¿El dato? A partir del 1º de noviembre, esos 20.000 jubilados comenzarán a percibir el 82 por ciento móvil.
Es un preanuncio de lo que sucederá con ese 82 por ciento móvil para la clase pasiva en todo el territorio argentino: Será –si se consagra presidenta- una de las primeras medidas que adoptará Cristina Kirchner antes de fin de año.
Todos los demás argumentos tienen que ver con las cifras del crecimiento económico que ventila acto tras acto en la Casa Rosada Néstor Kirchner; la baja de la pobreza, la desocupación, la pobreza e indigencia, el superávit promedio de la balanza comercial por encima de los 10.000 millones de dólares y las reservas en el orden de los 45.000 millones de dólares.
Son datos de una realidad que pesará en las urnas para una sociedad argentina que no vota por cuestiones ideológicas sino por dolores o no a la altura de la panza y los bolsillos. Es la única forma de entender el porqué, por ejemplo, con gobiernos de Menem y Kirchner que aplicaron y aplican políticas de derechos humanos absolutamente contrapuestas, a la hora de las urnas, el electorado va en idéntica dirección: En sentido de usufructuar oleajes económicos que mantengan medianamente sostenido el patrón de consumo. Por el voto cuota del ’95 o los datos económicos del 2007.
No puede dejar de considerarse el dato no menor que advierte que, además del oleaje económico y una mejora sustancial de la realidad política y social respecto de la etapa 2001-2002, este Gobierno cuenta con la aprobación de una importante franja de sectores de izquierda –incluida la influencia de distintas entidades y organismos de derechos humanos- que irán al cuarto oscuro por la continuidad del oficialismo.
Como cierre de esta primera aproximación a lo que sucederá el próximo domingo, y a tono con la referencia del párrafo precedente, bien que vale apropiarnos del título –imperdible- de la última tapa de Barcelona: “Tiembla la derecha: El oficialismo ganará las elecciones porque le interesan más los derechos humanos que el precio del tomate” (y la papa y el zapallo o zapallitos, agregamos nosotros). Es una manera de desdramatizar la realidad a la que adherimos, claro.
La oposición
La oposición es otra de las piezas “clave” y determinante para entender el resultado de cada una de las trece encuestas que saldrán a la luz a partir de este domingo, porque fue y sigue siendo absolutamente funcional a la estrategia y marcha del Gobierno Nacional.
Mauricio Macri y Ricardo López Murphy fogonearon en los últimos días la percepción del seguro triunfo del oficialismo en cuanto medio pudieron. Un mes atrás lo había hecho el titular del Club Boca Juniors en Europa en un encuentro que mantuvo con banqueros, empresarios y medios de prensa del viejo mundo: “Va a ganar el oficialismo en la primera vuelta”, les aseguró.
Fue por demás sugestivo que el ingeniero y electo jefe de gobierno porteño haya excluido al PRO de la contienda electoral presidencial; más aún, que haya quitado de la causa Skanska al juez Guillermo Montenegro para confirmarlo como titular de la cartera de justicia y seguridad de la ciudad para después del 10 de diciembre.
Mucho más sugestivo aún fue esta suerte de “campañita” de Néstor y Cristina Kirchner para que la Justicia bonaerense no pusiera trabas a la candidatura a gobernador bonaerense de Francisco De Narváez que lleva como compañero de fórmula a Jorge Macri, primo de Mauricio.
Hubo un triple crimen de policías bonaerenses en el medio como mensaje intimidatorio para Daniel Scioli o para mellar a fondo la figura de un ministro, León Arslanián, que ya pudre a la opinión pública con su nada creíble teoría de que los medios de prensa magnifican los hechos delictivos.
Y se escucha por las radios metropolitanas una publicidad de Francisco De Narváez en la que una persona aconseja a otra a que vote por Cristina (se menciona con todas las letras a la primera dama en ese corto radial) y a que corte la boleta para votar por él (cuya candidatura acaba de ser aprobada por la Justicia bonaerense) y el primo de Mauricio.
Hay todo tipo de elucubraciones a 8 días de los comicios. Entre tantas, hay una que indica que la primera dama es tan celosa a la hora de concebir el poder que nunca quisiera quedar atrapada por la sombra de un triunfo categórico de Scioli en la provincia con porcentajes superiores a los que pudiera obtener ella. Hay mucho mal pensado que une los argumentos del PRO nacional y provincial con las intenciones del kirchnerismo de que no crezca el ex motonauta para que se achiquen sus diferencias con “el colorado” y que éste traccione –como lo confirma la citada publicidad- agua para el molino de Cristina.
Los “K” quisieran tenerlo siempre a tiro –a Daniel- para cualquier nuevo “tirón de oreja” y no para agradecerle algún favor electoral. Quieren hacer lo imposible para que su figura no crezca.
Elisa Carrió supera ampliamente a Roberto Lavagna pero hay un abismo entre la candidata de la Concertación Plural y la líder del ARI; y ha mejorado ostensiblemente Alberto Rodríguez Saá que en la cuesta final comenzó a recibir vientos favorables de los peronistas de la primera hora.
Pero, la suerte de la oposición no se alterará, está sellada porque no hay manera exhibir seriedad con una campaña en la cual sólo se hizo hincapié en el precio del tomate, la papa y el zapallito; y lo que es aún peor: Ninguno de los candidatos tiene una estructura partidaria sólida que los sostenga tras el total resquebrajamiento y vaciamiento (diáspora) del PJ, la UCR , el socialismo y el ARI a los que, en todos los casos, eL Gobierno les cooptó figuras que hoy forman parte de la Concertación Plural.
El debe
El debe, en cuatro años y cinco meses de gestión del kirchnerismo lo constituyen, por una parte, la desaparición de Jorge Julio López porque la Nación y la Provincia se acordaron una semana después de que la Justicia condenara al represor Miguel Etchecolatz de que debía ofrecer garantías y seguridad a los testigos de los Juicios por la Verdad. Ya era tarde. El albañil ya había desaparecido el día anterior a la sentencia del Tribunal Federal Platense.
Otro fracaso (estruendoso) fue la promesa y pretensión por reavivar y consagrar una burguesía nacional anunciada por Néstor Kirchner en el acto de asunción, el 25 de mayo del 2003.
Tras la devaluación de 2002 se produjo un avance de capitales extranjeros hacia la compra de empresas nacionales que acaba de fagocitarse a la emblemática Alpargatas y a esta altura de la gestión “K” el balance indica que de las 500 mayores firmas hay 337 extranjeras y sólo 163 nacionales, mientras que en 1993 esta relación era 219 y 281 respectivamente, según un relevamiento del economista e investigador del Conicet Claudio Katz.
Por otro lado, aún hay serios retrocesos con la distribución de la riqueza porque no existió y al parecer no existe intención de modificar el modelo, de hecho la extranjerización de las empresas indican que no hay pretensión alguna de modificar el rumbo y no se echa mano en una necesaria modificación de la matriz distributiva.
Hay según el Indec 9 millones de pobres, más allá de que la tasa de pobreza bajó del 54 por ciento (2002) al 23,4 por ciento de la población total; y de esta cantidad de pobres, 3,1 millones son indigentes, es decir, personas que no tienen recursos suficientes para comer; hay un 18,6 por ciento de personas bajo la línea de pobreza y el 12,2 por ciento del total de hogares.
“Hay asignaciones pendientes” dice de manera permanente el Presidente Kirchner. Si Cristina gana los comicios, estos números –aún considerándose la baja de los índices que había en la Argentina el 25 de mayo del 2003 en que asumió su esposo- la perseguirán en forma permanente.
Los escándalos, la corrupción
La escandalosa intromisión en el Indec trajo aparejados datos que hoy no cree nadie con excepción de Néstor y Cristina Kirchner, Miguel Peirano, Alberto y Aníbal Fernández y Guillermo Moreno que hace las veces de “manos de tijera” en ese organismo que perdió su virtud más valiosa: su independencia.
Los casos de corrupción llevaron a la Justicia a procesar a más de 100 funcionarios de la actual gestión. La causa Skanska es un escándalo, pero salió de la tapa de los diarios y en esto tuvo mucho que ver la colaboración (y mucha) como ya se hizo mención, de Mauricio Macri llevándose a su futuro equipo de trabajo al juez Guillermo Montenegro.
De los 100 funcionarios procesados, sólo unos pocos dejaron sus cargos, entre otros, Felisa Miceli (por la causa del “bañogate” y la bolsa de pesos y dólares), Fulvio Madaro, Daniel Ulloa, Jorge March y Jaime Grimberg; y Claudio Uberti por la causa de la valija con dólares del venezolano Guido Alejandro Antonini Willson.
Hay quienes dicen que, estadísticamente y en cuanto a volúmenes de negociados (sobre todo, los vinculados con la infraestructura) la corrupción de esta etapa de la Argentina es superior a la de los 90, pero…
A las urnas
Así, con este panorama los argentinos iremos a las urnas el próximo domingo. Con las derivaciones aún frescas del reciente triple crimen de los policías bonaerenses que sigue generando el repudio generalizado de todos. No habrá ideología que pueda contra la decisión de una gran mayoría de millones de ciudadanos que emitirán su voto por la continuidad del proyecto “K”. Es que los números de la economía y el patrón de consumo pesan más que el “antipático” desenvolvimiento de la candidata de la Concertación Plural. El resultado está cantado. El voto “vergüenza” también, como en el ’95.
Nueve encuestas dan ganadora a Cristina en la primera vuelta
Marcelo Helfgot
Clarín
21 de Octubre 2007
Si las elecciones se hicieran hoy, Cristina Kirchner obtendría los votos necesarios para consagrarse presidenta en primera vuelta. En esa estimación coinciden nueve encuestas a las que tuvo acceso Clarín.
Cuando falta apenas una semana para los comicios, ninguno de los encuestadores avizora un posible ballotage entre la candidata del Gobierno y el opositor que llegue segundo. Los sondeos también son unánimes en ubicar a Elisa Carrió detrás de Cristina, a Roberto Lavagna tercero y a Adolfo Rodríguez Saá cuarto.
Para consagrarse en primera vuelta -la que tendrá lugar el próximo domingo- un candidato debe superar el 45 por ciento de los votos ó alcanzar el 40 % y establecer una ventaja superior al diez por ciento sobre el segundo.
En este tema, las encuestas difieren. Algunas se basan en la primera de esas condiciones para asegurar que Cristina no tendrá que ir a segunda vuelta. Otras consideran que solo la evitaría por la amplia diferencia que le sacaría a su escolta.
Otro matiz de las mediciones se relaciona a la ventaja electoral que alcanzaría la esposa del presidente Néstor Kirchner. La distancia con Carrió va desde un mínimo de 21 puntos que le adjudican Opinión Autenticada y Management & Fit, y un pico de 32 que le otorga Hugo Haime.
Los números de las otras consultoras oscilan entre esos extremos. Cuatro de ellas suelen encuestar para el Gobierno nacional: CEOP, Analogías, Equis y OPSM. Haime asegura financiar sus mediciones con aportes privados y el resto de los encuestadores consultados, IPSOS-Mora y Araujo, Ricardo Rouvier y Opinión Autenticada no declaró si encuesta para alguna fuerza. La oposición no dio a conocer ninguna encuesta propia«.
Una curiosidad: para Opinión Autenticada y Management & Fit, la intención de voto a Cristina alcanza el 39,1 % y queda en la puerta del 40%. La primer consultora aclara que si se toman solo los votos positivos, como establece la norma constitucional (es decir excluyendo los votos en blanco y los anulados), la senadora supera la barrera de los 40 y esquiva la segunda vuelta. Aunque advirtió que se encuentra “en una zona límite” de ballotage. Un escenario que el resto de los encuestadores no comparte.
Para la mayoría de los encuestadores está casi consolidada la ventaja que Carrió, candidata de la Coalición Cívica, le lleva Lavagna, de la alianza UNA que integran la UCR, peronistas disidentes y otras fuerzas menores. Pero no todos opinan igual. La brecha oscila entre 1,6 % de diferencia, según el trabajo de Opinión Autenticada, y el 5,1 % que relevaron CEOP y Analogías.
Más atrás, Alberto Rodríguez Saá -que encabeza el Frejuli, formado por peronistas anti K- va claramente delante de Ricardo López Murphy, que se postula por su propio partido, Recrear, y solo en algunos distritos cuenta con el apoyo de su socio de PRO, Mauricio Macri. Incluso, algunas mediciones le adjudican a Jorge Sobisch, del Movimiento Provincias Unidas, la posibilidad de disputarle a Murphy el quinto lugar.
Pese a la proximidad del comicio, la cantidad de indecisos sigue siendo alta: va del 8 al 14,5 por ciento. Varios encuestadores proyectaron esos votos y les dio como resultado que Cristina podría trepar casi al 50 por ciento.
Tal como reveló Clarín el último domingo, existe una marcada divisoria del voto por estratos socioeconómicos. Las mediciones que incluyeron esa segmentación (Haime y CEOP) indican que el caudal electoral de Cristina se acrecienta en los sectores menos acomodados, en tanto que la oposición obtiene su mejor desempeño en los estratos más altos.
Esta tendencia va de la mano con la penetración que logran Carrió y Lavagna en los centros urbanos grandes y medianos, en contraste con la importante cosecha que obtiene la candidata oficialista en las periferias de las ciudades -sobre todo en el superpoblado Gran Buenos Aires- y en localidades chicas. Además, a Cristina le va mejor con los jóvenes, Carrió tiene feeling con los de edad intermedia y Lavagna llega más a los mayores de 60.
Para Roberto Bacman, de CEOP, la “alta imagen positiva” del presidente Kirchner es “uno de los indicadores que sostiene en mayor medida los motivos de elección de la senadora”.
El trabajo de OPSM revela que Carrió fue la candidata que más creció el último mes. Y aporta otros datos de interés: seis de cada diez personas asegura tener el voto “muy definido” y solo uno de cada cuatro cree que “puede haber segunda vuelta”.
Según las encuestas, no habrá segunda vuelta
El Diario de Parana
21 de Octubre 2007
En las últimas horas se conocieron guarismos difundidos por los consultores Hugo Haime (Hugo Haime & Asociados), Roberto Bacman (Centro de Estudios de Opinión Pública) y Carlos Germano (Germano y Asociados).
Según esos números, la primera dama obtendría entre el 44 y el 47,9 por ciento de los votos, y se alzaría con el Ejecutivo nacional en primera vuelta.
En el dato coincidió el consultor Rosendo Fraga, del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría, quien en declaraciones a la agencia Noticias Argentinas evaluó que «las posibilidades de que Cristina Kirchner gane en la primera vuelta se consolidan».
Carrió, en tanto, se ubicaría entre el 15 y el 16 por ciento, luego de que en los últimos días se despegó del candidato de UNA, Roberto Lavagna, a quien los encuestadores ubican en tercer lugar.
El ex ministro de Economía obtendría 11 puntos porcentuales, la única cifra en la que coincidieron los tres encuestadores citados.
El sondeo domiciliario realizado por Haime, al que tuvo acceso NA, abarcó 2.500 casos en todo el país, finalizó el 16 de octubre y presenta un margen de error del 2 por ciento, según los datos suministrados por la firma.
Ese estudio ubica a Cristina con el 47,9 por ciento de los votos, seguida por Carrió (16), Lavagna (11,1), Alberto Rodríguez Saá (5,4), Ricardo López Murphy (3,5), Fernando «Pino» Solanas (1,2), Jorge Sobisch (0,7), Vilma Ripoll (0,7), Raúl Castells (0,5) y Néstor Pitrola (0,4).
Según el sondeo de Haime, quien no trabaja con el Gobierno nacional pero sí con algunos gobernadores, hay un 8 por ciento de indecisos, mientras que el voto en blanco o nulo se ubicaría en el 4,9 por ciento.
Por su parte, la encuesta del Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP) ubica a Cristina con el 44 por ciento, seguida de Carrió (16), Lavagna (11), Rodríguez Saá (6) y Ricardo López Murphy (3,5).
Según los números difundidos por Bacman, a una semana de las elecciones hay un 12 por ciento de indecisos, mientras que el voto en blanco se ubicaría en el 15 por ciento. El consultor, que trabaja con el Gobierno, advirtió de todos modos que «no se puede hacer un pronóstico fino hasta último momento de la tendencia de los indecisos».
En tanto, para Carlos Germano, de la consultora del mismo nombre, la primera dama obtendrá entre 44 y 45 por ciento de los votos, secundada por Carrió (entre 15 y 16), Lavagna (11) y Rodríguez Saá (entre 5 y 6).
Para Germano, cuya consultora trabaja con algunos gobiernos provinciales, el voto indeciso todavía se encuentra entre los 9 y 11 puntos porcentuales.
De acuerdo con el análisis de Rosendo Fraga, «el triunfo de Cristina será aplastante en provincias muy pobres» y la primera dama encontrará «el voto más reticente en los sectores medios de los grandes centros urbanos, como Capital Federal, Rosario, Córdoba y Mar del Plata».
«El centro-derecha ha desaparecido en la elección presidencial pese al rotundo triunfo de (Mauricio) Macri en la segunda vuelta de Capital», destacó Fraga.
En ese marco, el consultor advirtió que el mandatario porteño electo «desaparece como fuerza nacional, pudiendo incluso perder la elección de legisladores nacionales en Capital frente al kirchnerismo».
Cristina continúa perfilada para ganar en primera vuelta, según las encuestas
Infobae
21 de Octubre 2007
Una decena de encuestadores confirman la gran ventaja que le permitiría a la senadora Cristina Fernández de Kirchner llegar a la presidencia sin necesidad de pasar por el ballotage, en las elecciones del próximo 28 de octubre.
Para que se cumpla esa condición, la candidata del oficialista Frente para la Victoria debe obtener más del 45 % de los votos o más del 40%, con más de 20 puntos de ventaja sobre le segundo.
Según el matutino Clarín, la mínima diferencia sobre Carrió (Coalición Cívica) es de 21 puntos y s adjudicada por la consultora Opinión Autenticada y Management & Fit, mientras que el consultor Hugo Jaime dice que la brecha alcanza a los insalvables 32.
La primera de las consultoras entiende que la senadora recibirá el 39,1 % de los votos, pero superará fácilmente la barrera del 40% al considerarse, tal cual lo marca la Constitución Nacional, los votos en blanco y los anulados
Según el matutino Clarín, la mínima diferencia sobre Carrió (Coalición Cívica) es de 21 puntos y s adjudicada por la consultora Opinión Autenticada y Management & Fit, mientras que el consultor Hugo Jaime dice que la brecha alcanza a los insalvables 32.
La primera de las consultoras entiende que la senadora recibirá el 39,1 % de los votos, pero superará fácilmente la barrera del 40% al considerarse, tal cual lo marca la Constitución Nacional, los votos en blanco y los anulados.
Además de los nombrados, Clarín consultó a CEOP, Analogías, Equis, OPSM,. IPSOS-Mora y Araujo y Ricardo Rouvier.
Las consultoras consideran un nivel de indecisos que se mantiene el nivel de indecisos entre el 8% y el 14,5%, y todas coinciden en ubicar a Carrió en segundo lugar, aunque las ventajas, siempre sobre Lavagna, van entre el 1,5% yel 5,1 por ciento.
En tanto, Poliarquía Consultores, encuestadora consultada por La Nación, también ve a Cristina ganadora en primera vuelta, pero con un acentuado crecimiento de la oposición.
Según ese estudio, la Primera Dama sólo creció el 1,1% en los últimos días en la intención de voto, mientras que los opositores lo hicieron en el orden del 8,3 por ciento.
El estudio, realizado sobre un uniforme de 1.288 casos y finalizado el pasado 16 de octubre, Cristina está primera con 40,9%, Carrió el 14,5% y Lavagna el 10,8 %, mientras que Rodríguez Saá obtiene el 7,2 por ciento.
La suerte parece echada: no habría segunda vuelta
Francisco Sotelo
El Tribuno
21 de Octubre 2007
En general, ninguna encuestadora argentina cree que vaya a haber segunda vuelta en las elecciones presidenciales. Aunque prefieren mostrarse cautos, todos coinciden en que el domingo próximo, Cristina Fernández de Kirchner será elegida como la sucesora de su esposo, Néstor Kirchner, sea porque obtenga más del 45% de los sufragios o porque supere el 40% con una ventaja que se presume altísima sobre el segundo. Para el encuestador Enrique Zuleta Puceiro, en esta ocasión, el voto opositor a nivel nacional es “testimonial”.
Fraga: Va a superar el 40%
“Puede decirse que hay 80% de chances de la candidata oficialista se imponga en el primer turno”, opinó el presidente de Nueva Mayoría, Rosendo Fraga. El analista consideró, en diálogo con El Tribuno, que “en cambio, no es fácil que la candidata presidencial llegue a la mitad más uno de los votos”.
Rosendo Fraga señala que “cuatro de cada cinco votantes de Cristina son los mismos que votaron por Menem en los ’90. Sólo cambia que uno cada cinco votos del kirchnerismo es de centro-izquierda y en el caso del menemismo lo era de centro-derecha”, y vaticina que “el voto más reticente lo tendrá Cristina -como lo tenía Menem- en los sectores medios de los grandes centros urbanos”.
“La fortaleza política del Gobierno es que 20 de 24 gobernadores en ejercicio llevan la boleta presidencial de Cristina Kirchner, también lo hacen cuatro de cada cinco intendentes de todo el país y la totalidad en el Gran Buenos Aires, -acotó Fraga-. Con este apoyo político y la economía y el consumo creciendo, más un aumento del gasto público con fines electorales del 50% año contra año, es difícil que la esposa del presidente Kirchner no llegue al 40% de los votos en el promedio nacional”.
Una proyección del 48%
Una encuesta de Enrique Zuleta Puceiro señala que el 67% de los ciudadanos creen que con estas elecciones “va a cambiar poco o nada”. Al evaluar la gestión de Kirchner, el 20,6% se define muy conforme; el 42,3% “algo conforme”; el 16,8%, “poco”, y el 19,3%, nada conforme. Esa encuesta asigna a Cristina de Kirchner una tendencia de voto del 45% (con una proyección al 48%); el 18,3% a Elisa Carrió, el 13,7% a Roberto Lavagna; el 6,8% a Alberto Rodríguez Saá y el 2,1% a Jorge Sobisch.
“Hay situaciones cambiantes que no llegan afectar la ventaja de Cristina de Kirchner, pero que pueden modificar levemente las posiciones. Córdoba, Mendoza, Santa Fe, Capital Federal y Buenos Aires están mostrando cambios importantes.
Uno de ellos es el crecimiento de Francisco de Narváez en la provincia; el de Rodríguez Saá en las ciudades de más de 100 mil habitantes menos en Capital y Buenos Aires. De todos modos, lo que hay que observar es el reposicionamiento de los opositores. Algunos encuestadores, no nosotros, observan un retroceso de Cristina de Kirchner en Buenos Aires a partir del crecimiento de De Narváez. Hay un justicialismo fuera del Gran Buenos Aires que puede potenciar a Rodríguez Saá”.
Muchos quieren votar al segundo
El encuestador Jorge Giaccobe prefiere concentrar la atención en la pugna por el segundo lugar. Considera que, a diferencia de lo que opinan muchos encuestadores, no hay tantos indecisos sino que se trata de personas que en gran porcentaje tienen decidido votar al segundo, para poner límites al poder del oficialismo. “No hay apatía, no va a haber abstencionismo y son muy pocos los que tienen decidido no votar o votar en blanco”, opinó Giacobbe en una entrevista con El Tribuno. El analista consideró que en toda elección debe considerarse, a priori, “un 20% de ausentismo técnico”, pero cree que el número de votantes va a estar muy cerca del 80%.
En cuanto al segundo lugar, considera que hay que prestar gran atención con lo que pudiera ocurrir esta semana en Córdoba, donde tanto los seguidores del opositor Luis Juez, como los del gobernador José Manuel de la Sota parecen molestos por los últimos percances registrados en la relación con el matrimonio Kirchner.

1 comments

La nota de Pedro Noel Romero no la termine de leer. Creo que es demasiada perdida de tiempo. La denostacion a la clase media (acaso vos estas en otro estrato?), la defensa de las “pobres” piquetero (acaso nunca te generaron molestias?), la reivindicación de la gestión de kirchner? (acaso sabes que todas las asignaciones que subieron y las modificaciones de los minimos imponibles se dieron porque todo aumentó y si no quedaba todo el sistema desfazado!?) Sabé que cobramos mas en numero, pero el poder adquisitivo es menor!
Y el principal debe de su gestion es que devuelvan con vida a JJ Lopez? (acaso los millones y millones de pobres e indigentes no son un debe mas importante? acaso la seguridad de la sociedad no lo es?
Todos ustedes, señores de izquierda, están viviendo 3 decadas atrás. Resentidos del tiempo que les pasó por encima. Incapaces de mirar para adelante. Los derechos humanos tienen que ser los de ciudadanos decentes, trabajadores y no de delincuentes. Pero de los delincuentes que tenemos hoy, que pasados de droga, roban, violan, matan, destruyen familias y vidas. Pero eso no lo quieren ver. Prefieren llenarse la boca con un discurso que ya no esta vigente, enfrentar a la población y sumergirnos una vez mas en la decada del 70. Da pena que con esa mentalidad sean gobierno. Y da pena que gente como vos haga eco de todas las patrañas que salen del escritorio de balcarce 50.

Comments are closed.