López Murphy cierra su campaña con un invitado sorpresa

Luego de haber sostenido que no iría al cierre de campaña de su aliado por Recrear, Mauricio Macri hizo una corta aparición el día de ayer en la Plaza Dos Congresos. En un acto que no sobrepasó los diez minutos, el líder del PRO llamó a votar por López Murphy.


Aunque no iba a ir, Macri estuvo 10 minutos en el cierre de Murphy
Clarín
Santiago Fioriti
25 de Octubre

No, no viene, nosotros no lo esperamos”. “Bueno, ahora nos dicen que por ahí sí”. “¿Y qué vamos a hacer? Ojalá venga, Mauricio nos suma”. Ayer, antes del mediodía, el estado de ánimo de quienes integran el equipo de Ricardo López Murphy mutaba ante cada vibración de los celulares. “Si no viene todo se agrava, y si viene… bienvenido”, decían. Al final, pese a los vaivenes que dominan la relación, Macri revisó su postura -había dicho que no iba a asistir- y estuvo en el Congreso para agitar el puño de su socio y celebrar el cierre de campaña.
Pero la foto puede engañar. No abundaron entre ellos las sonrisas ni el diálogo. Más bien, primó la frialdad. Macri llegó primero, anunció que no iba a hacer declaraciones y cuando vio arribar a López Murphy se acercó para saludarlo. Ambos se pararon frente al micrófono y levantaron los brazos. “¡Por fin!”, gritó un militante que vestía la remera proselitista de Recrear, blanca y con letras negras. El acto arrancó de inmediato y no duró más de diez minutos.
“Quiero invitarlos a que acompañen a nuestro candidato, Ricardo López Murphy”, propuso Macri en la Plaza de los Dos Congresos. “Se ha especulado mucho sobre el voto útil y el voto inútil. El único secreto de que el voto sea útil es que haya segunda vuelta”, agregó. Luego, el jefe de Gobierno electo se marchó velozmente en un auto que lo esperaba a metros de la plaza.
El candidato presidencial de Recrear, con la sonrisa ancha, intentó mostrarse como si el espacio no tuviera fisuras, aunque en el discurso no mencionó ni una sola vez el nombre de su aliado. El cortocircuito viene de meses, pero se agudizó el martes cuando Macri viajó a Luján para cerrar la campaña a gobernador de Francisco De Narváez. Es que, ese mismo día, su vocero le dijo a Clarín que no pensaban concurrir al cierre de López Murphy.
¿Qué cambió en menos de doce horas? No está claro, pero hay tres versiones. Una indica que Macri vio reflejada la noticia en los diarios y que dijo que “no sabía que podía impactar tanto mi ausencia”. Otra sostiene que en el macrismo quieren preservar el buen diálogo con los lopezmurphistas en el Congreso y en la Legislatura. Y la tercera es menos política: “Simplemente, Mauricio se levantó con ganas de ir”, según se le escapó a uno de sus colaboradores.
López Murphy no hizo alusión a las diferencias internas y se entusiasmó con un posible ballottage. “No hay ninguna elección definida hasta que se cuenten los votos el domingo”, lanzó. Enseguida, realizó un llamado al electorado para que “vote masivamente y en positivo” porque, acotó, el voto es “el instrumento del cambio en paz”.
La actividad frente al Congreso -“un lugar sagrado”, lo definió Murphy- deparó escenas curiosas. Por ejemplo, el cuadro que componía el cartel que una mujer sostenía casi sobre la cabeza del propio Macri. Rezaba: “Marcelo Rivas 2007. Recrear Lanús”. “Bajálo, no queda bien detrás de Mauricio”, se oyó. En ese distrito, el próximo jefe de los porteños apoya a su futuro ministro de Hacienda, Néstor Grindetti.
La otra escena llamativa, que acaso ayuda a entender las controversias entre López Murphy y Macri, fue observar la presencia, aunque en un plano discreto, de Sergio Nahabetian, el aspirante a gobernador bonaerense de Recrear que enfrentará, entre otros, a De Narváez.
Quizá como una concesión hacia Macri, López Murphy no se refirió a Nahabetian, a pesar de que se trataba del cierre de campaña. En cambio, se concentró en confrontar con el Gobierno. “El modelo de Cristina y de Néstor es anacrónico”, sostuvo.
En busca de los últimos votos
La Nación
24 de Octubre

Lavagna y López Murphy cerraron sus campañas con una caravana y un acto frente al Congreso, respectivamente; Macri intentó limar asperezas con su aliado
Comenzó la cuenta regresiva para las elecciones presidenciales del próximo domingo con los cierres de campaña de dos de los principales candidatos a presidente.
Ricardo López Murphy logró realizar su último acto proselitista en la ciudad de Buenos Aires con la compañía de su aliado de Pro, Mauricio Macri, con quien atraviesa una fuerte crisis.
El jefe de gobierno porteño electo llamó a votar por el líder de Recrear, en un renovado intento por demostrar que su alianza con el candidato a presidente y diputado no está herida de muerte.
“Quiero invitarlos a que acompañen a nuestro candidato que es Ricardo López Murphy”, dijo Macri, parado junto a López Murphy ante un micrófono instalado en la Plaza de los Dos Congresos, y llamó a votar por su aliado el domingo para “forzar -dijo- al oficialismo a un ballottage”.
“Hemos mantenido la lealtad y la consecuencia y se ha obrado de similar manera con nosotros”, declaró López Murphy, cuando Macri ya se había retirado, ante una pregunta sobre si le había sorprendido la asistencia de su socio al acto de cierre.
Los aliados de PRO buscaron así despejar los rumores de ruptura, alimentados por la distancia que mantuvieron durante la campaña y por recientes declaraciones de uno de los jefes de campaña de Macri, Cristian Ritondo, en el sentido de que no votaría por López Murphy.
En su discurso, López Murphy advirtió que “no hay ninguna elección definida hasta que se cuenten los votos el domingo” y también hizo un llamado a “votar masivamente y en positivo” con la convicción de que “el voto es el instrumento del cambio en paz”.
Caravana. Por su parte, el candidato presidencial por UNA, Roberto Lavagna, optó por cerrar su campaña con una caravana.
El candidato presidencial por UNA se rodeó de jóvenes en la Universidad Nacional de La Matanza, tras una caravana por distintos puntos del conurbano bonaerense junto a su compañero de fórmula, Gerardo Morales.
Presentó en cada una de las paradas las distintas propuestas de su plan de gobierno y recibió las demandas de los vecinos que se acercaron a saludarlo en su cierre campaña, aunque mañana continuará con tareas solidarias en el partido de Lomas de Zamora.
En una de sus últimas paradas, el ex ministro sostuvo esta tarde que para combatir la inseguridad “hay que encontrar un punto intermedio sin caer en la mano dura ni en el garantismo”, y procurar un marco de “economía en crecimiento y pleno empleo”.
Además, se reunió con integrantes de la Asociación de Madres de La Matanza contra la Inseguridad, a quienes les presentó su propuesta de gobierno.
López Murphy cerró la campaña junto a Macri
Infobae
25 de Octubre

El candidato presidencial por Recrear y el electo jefe de Gobierno llamaron a los ciudadanos a emitir “un voto útil” que haga que el oficialismo “no llegue al 40% y se pueda tener una segunda vuelta”
El líder de Recrear Ricardo López Murphy aseguró que la campaña política fue “larga y difícil” pero señaló que “fue hecha con dignidad”. “Tenemos el orgullo de haber sostenido nuestro valores”, subrayó el candidato.
Pese a las diferencias de un principio, el postulante a la presidencia hizo el cierre de campaña con el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, quien hizo un llamado a la ciudadanía para la emisión de “un voto útil”.
“Invito a todos los porteños que nos acompañe a llegar a segunda vuelta para tener un debate -afirmó Macri- Un voto útil es lograr que el oficialismo no llegué al 40% y se pueda tener una segunda vuelta”.
“El domingo busquen la boleta López Murphy-Melconián-Pinedo para continuar en el Congreso lo que hemos iniciado en la ciudad de Buenos Aires”, afirmó Macri en el cierre de campaña porteña, que encabezó junto a todos los postulantes del espacio en la sede partidaria de Alsina al 1300.
Con respecto al tema, López Murphy aseguró que “el voto es el instrumento de la paz” y también llamó a la población para utilizar el sufragio “como el camino del cambio”.
Macri le hizo un mimo al Bulldog
Página 12
Por Werner Pertot
25 de Octubre

Los líderes de PRO tenían actos separados, pero el futuro jefe de Gobierno apareció con López Murphy y pidió que lo voten.
Como dos desconocidos, los socios de PRO tenían sus actos de cierre de campaña preparados por separado. Pero finalmente Mauricio Macri apareció en el abrazo simbólico al Congreso de Ricardo López Murphy. Entre decenas de arbolitos PRO y remeras amarillas, los dirigentes le apuntaron al “voto útil” que pregona Elisa Carrió en su pole position opositora y hasta se dieron un tibio abrazo. “El voto será útil si logramos una segunda vuelta”, remarcó el jefe de Gobierno electo.
Luego de una campaña en la que el nombre de López Murphy fue prolijamente olvidado tanto en los spots televisivos de PRO como en la gráfica callejera (no hay un “ponelo a Ricardo en Casa Rosada”), el macrismo preparó un cierre de campaña ayer por la mañana con el típico cotillón de happening que recorre los microactos del empresario. A Macri –quien no contó con la compañía de Gabriela Michetti– lo secundaron los candidatos Carlos Melconian y Federico Pinedo, para quienes volvió a pedir el voto.
Proyectaron dos videos, uno con propuestas y otro con “la ciudad que no queremos”. Aunque dejó entrever que las encuestas no los estaban favoreciendo porque “pesa la elección a Presidente”, Macri finalmente hizo aparecer el apellido de su candidato a ocupar la Casa Rosada: “El domingo busquen la boleta López Murphy-Melconian-Pinedo para continuar en el Congreso lo que hemos iniciado en la ciudad de Buenos Aires”. Fue una forma de distender la compleja relación con su socio, que tuvo un nuevo traspié esta semana luego de que el diputado Cristian Ritondo blanqueara que votará por un candidato peronista. Algo que todos sabían.
Macri no tenía pensado ir al acto de la tarde, frente al Congreso, que fungía de cierre de López Murphy. Finalmente, cambió de idea. “Como le pasaban tanta factura, decidió ir”, confesaron cerca del líder de PRO. Allí se encontró con una pequeña multitud, que se aglomeró en torno de los candidatos que sostenían macetas con fresnos y álamos plateados. La idea –según explicó luego López Murphy– es que cada candidato de Recrear se lleve un arbolito a su distrito y lo plante. Un cartel (amarillo, como siempre) abundaba: “Plantá futuro, y ponele López Murphy a tu voto”.
Apretujado por ancianas que se abrían paso a los codazos y buscaban vaya-a-saber-qué, bajo un sol asfixiante, Macri escuchó cómo el candidato a vice Esteban Bullrich festejaba la aparición televisiva de la candidata kirchnerista Cristina Fernández de Kirchner. “Hemos hecho que la senadora hablara con los periodistas”, se alegró. También tuvo la oportunidad de oír el extenso discurso del líder de Recrear, que admitió que se trató de “una campaña difícil”. Su alusión al Congreso (“el lugar del sagrado compromiso con la democracia”) se asemejó a un sinceramiento de que el domingo festejará exclusivamente si consigue una banca como diputado.
El Bulldog le apuntó sin nombrarla a Carrió e intentó remontar los votos que presuntamente viene perdiendo a manos de la candidata de la Coalición Cívica. “El voto con valores es el más útil que le pueden dar a la república”, declamó. A su turno, Macri –el más breve de los tres– profundizó esa estrategia: “Yo sólo quiero decir una cosa. Se ha hablado mucho de que hay un voto útil y uno inútil. Util es votar al candidato que merece confianza. Les pedimos que acompañen a PRO y a nuestro candidato a presidente, que es López Murphy”, planteó.
–¡Muy bien, Macri! ¡Ahora echalo a Ritondo! –le gritó un bulldoguista enfervorizado.
Pero el empresario ya no estaba. Había huido apenas terminó su discurso. López Murphy, no. Se quedó bajo el sol abrasador recibiendo abrazos, besos, saludos, reclamos, sacándose fotos con los celulares, aceptando un mate a pesar del calor y hasta haciendo chistes: “La ventaja es que con esta fórmula se crece. Miren la estatura que tenemos”, señaló. También contestó todas y cada una de las preguntas molestas de los periodistas, como la de Página/12:
–El titular de Recrear Capital, Enzo Pagani, está imputado en una causa por estafa. ¿Qué medidas va a tomar?
–Nosotros a todas las personas les damos el derecho a la defensa. El ha hecho una explicación oral y está preparando otra por escrito para la dirigencia de Recrear. Siempre presumimos la inocencia.
Luego hizo malabares para explicar por qué no participó del acto de Macri a la mañana (“estaba escribiendo mi discurso”) o sobre su ausencia en los spots (“se habrán concentrado en los líderes parlamentarios”). Sobre lo que no tuvo dudas fue en elogiar a Macri por haberlo acompañado: “Las decisiones inteligentes no se discuten”, zanjó.