Lavagna dialogo con lectores de “La Nación”

El candidato a presidente por Una Nación Avanzada (UNA) participo del videochat de La Nacion y respondió dudas y preguntas de los participantes.


Lavagna: “No soy un político profesional”
La Nacion
10 de Octubre


El candidato presidencial de UNA dialogó ayer con los lectores de LANACION.com
Roberto Lavagna participó ayer del ciclo de videochats de LANACION.com con los principales candidatos a presidente. El postulante de UNA escuchó las consultas de los lectores relajado y hasta sonriente, aunque evadió algunas respuestas. Realizó denuncias y en algunos casos apuntó a Néstor Kirchner, a Domingo Cavallo, a Carlos Menem, a Hugo Moyano y hasta criticó a Elisa Carrió. Los siguientes son los pasajes más sobresalientes:
* * *
“¿Vio cosas raras que le hicieron irse del Gobierno?”, quiso saber un lector. “Para nada. No me fui por eso”, se apuró. “En 2005 el Presidente me dijo que iba a hacer cambios en el rumbo y en los equipos económicos. Estaba en todo su derecho, pero los cambios han sido una barrabasada”, expresó, para cuestionar la economía actual.
* * *
Un votante indeciso le pidió “tres razones para votarlo”. Allí, el ex ministro se sinceró: “No soy político profesional. Nunca antes había querido competir por un cargo electivo. A los políticos no hay que creerles”, dijo, y ensayó un análisis de la situación de los partidos. “Hay quien vive creando y deshaciendo partidos. Kirchner, en cambio, quiere enterrarlos y reemplazarlos por un espacio de derecha y otro de izquierda, ubicándose en este último lugar. El problema es que el Gobierno está a la derecha también”, se despachó.
Las referencias a su pasado como ministro de Kirchner abundaron. “Usted critica que el Gobierno se meta en los números del Indec, pero en 2003 desestimó la metodología usada para medir la pobreza y la indigencia”, le planteó un participante. Ansioso, el candidato no dejó que se le formulara la pregunta completa. “Eso es un invento del periodismo con una clara intención ideológica. Los dos índices son oficiales e igualmente válidos”, se defendió.
El ex ministro se puso nervioso cuando un lector le echó en cara haber tratado de “oligarcas” a los representantes del campo cuando desde el Palacio de Hacienda instrumentó las retenciones al sector. “Un momentito. Cuidado con poner en mi boca cosas que yo nunca dije. No es lo mismo la Biblia que el calefón”, se enojó. Enseguida, destacó la necesidad de “devolver las retenciones vía infraestructura”.
Lavagna no dudó cuando el tema fueron los subsidios. “Claro que hay que salir de ese sistema perverso”, se apuró a contestar. “Hay que tener una tarifa social y desarmar subsidios que son muy poco transparentes y muy perversos. No puede ser que una garrafita sea más cara que el gas que se paga en los countries”, comparó.