Las elecciones en los diarios de Iberoamérica


A confirmar el relevo Cristina Fernández de Kirchner aventaja las encuestas para ganar la contienda electoral, le sigue Elisa Carrió
El Heraldo
Honduras
27 de Octubre 2007
Al cerrarse una campaña sin actos masivos ni debates, la senadora Cristina Fernández ganaría las elecciones presidenciales de mañana con holgura y sin necesidad de ir a una segunda vuelta, según coinciden las principales encuestadoras. Consultores afamados demostraron no ser infalibles este año con sus pronósticos, en diversas elecciones provinciales y en la ciudad de Buenos Aires.
Pero ahora resulta llamativo que hasta una encuesta encargada por el diario La Nación, firme opositor del gobierno, le dé el triunfo con total facilidad a la esposa del presidente Néstor Kirchner. Para que Fernández se consagre sin más vueltas deberá obtener más del 45% de los votos. O bien superar el 40% con más de diez puntos de ventaja sobre su escolta.
CIERRE DE CAMPAÑA
Los principales candidatos cerraron el jueves sus campañas y se llamaron a silencio, ya que desde el viernes rige la veda electoral, que incluso prohíbe la difusión de encuestas. Pero como la veda se aplicaba recién desde las 08:00 (11:00 GMT), los principales diarios pudieron aparecer antes de esa hora con pronósticos que fueron sumamente favorables a Fernández, de 54 años.
Ocho sondeos en el diario Clarín, siete en Página 12 y uno en La Nación le dan una ventaja más que necesaria a Fernández, candidata del centroizquierdista Frente para la Victoria. En todos los casos, la ex diputada Elisa Carrió figura segunda y luego se encolumnan el ex ministro de Economía Roberto Lavagna y el gobernador de San Luis Alberto Rodríguez Saá. Ninguno de esos candidatos opositores se da por vencido ya que a los cuatro vientos proclaman que el 25 de noviembre habrá una segunda vuelta electoral.
OBSERVADORES INTERNACIONALES
Unos 60 observadores de distintos países supervisarán libremente el domingo las elecciones presidenciales de Argentina, pero no podrán intervenir si se registran anormalidad en el acto de votación. El director nacional electoral, Alejandro Tulio, recibió el viernes a observadores de Estados Unidos, Sudán, Canadá, Uruguay, Chile, Paraguay, España, Gran Bretaña y México, entre otros países, ante quienes aseguró que “este momento histórico de recambio de elecciones generales se ha desarrollado en un clima de absoluta normalidad”.
Los visitantes no poseen carácter de veedores, por lo que solo podrán inspeccionar los lugares de votación, pero no podrán intervenir en caso de irregularidades ni tendrán acceso al recuento de votos.
Cristina Fernández ganaría las elecciones de Argentina, según las encuestadoras
Diario El Mundo
El Salvador
26 de Octubre 2007
Para que Fernández se consagre sin más vueltas deberá obtener más del 45% de los votos. O bien superar el 40% con más de diez puntos de ventaja sobre su escolta.
Al cerrarse una campaña sin actos masivos ni debates, la senadora Cristina Fernández de Kirchner ganaría las elecciones presidenciales de mañana con holgura y sin necesidad de ir a una segunda vuelta, según coinciden las principales encuestadoras.
Consultores afamados demostraron no ser infalibles este año con sus pronósticos, en diversas elecciones provinciales y en la ciudad de Buenos Aires.
Pero ahora, resulta llamativo que hasta una encuesta encargada por el diario La Nación, firme opositor del gobierno, le dé el triunfo con total facilidad a la esposa del presidente Néstor Kirchner.
Para que Fernández se consagre sin más vueltas deberá obtener más del 45% de los votos. O bien superar el 40% con más de diez puntos de ventaja sobre su escolta.
Los principales candidatos cerraron el jueves sus campañas y se llamaron a silencio ya que desde el viernes rige la veda electoral, que incluso prohibe la difusión de encuestas.
Pero como la veda se aplicaba recién desde las 08.00 a.m.(5:00 de la mañana de El Salvador), los principales diarios pudieron aparecer antes de esa hora con pronósticos que fueron sumamente favorables a Fernández, de 54 años.
Ocho sondeos en el diario Clarín, siete en Página 12 y uno en La Nación le dan una ventaja más que necesaria a Fernández, candidata del centroizquierdista Frente para la Victoria.
En todos los casos, la ex diputada Elisa Carrió figura segunda y luego se encolumnan el ex ministro de Economía Roberto Lavagna y el gobernador de San Luis Alberto Rodríguez Saá.
La Nación publica un sondeo realizado por la empresa Poliarquía en el que Fernández obtiene el 46,7% de los votos, Carrió 21,8%, Lavagna 14,3% y Rodríguez Saá 8,4%. Fernández, según esa encuesta, aventajaría a Carrió por casi 25 puntos.
9 por ciento y se distanció de Lavagna, que sólo aumentó un 1,2 por ciento.
Argentina: Encuestas proyectan victoria de Fernández en elecciones de este domingo
ABI
Bolivia
27 de Octubre 2007
La candidata a presidenta argentina por el oficialismo, Cristina Fernández, esposa del mandatario Néstor Kirchner, se impondrá en los comicios de este domingo sin necesidad de segunda vuelta, según la mayoría de las encuestas difundidas hoy en Buenos Aires.
De los nueve sondeos presentados por Clarín, citados por la agencia Ansa, ocho dan a la candidata del Frente para la Victoria más de 41 puntos y cuatro la colocan por encima de los 45, en todos los casos seguida por Elisa Carrió, de la Coalición Cívica (centroizquierda), con promedio de 20 puntos.
La Constitución argentina prevé que para evitar una segunda vuelta electoral un candidato debe obtener más del 45 por ciento de los votos, sin importar la cantidad que logre el segundo, o tener más de 40 por ciento y 10 puntos de diferencia con su seguidor inmediato.
La consultora Hugo Jaime, que proyectó indecisos y sólo votos positivos, consideró que Fernández de Kirchner se impondrá con 49,4 por ciento de los votos, seguida por Carrió con 20 por ciento, y dejó en tercer y cuarto lugar al ex ministro de Economía Roberto Lavagna (Una Nación Avanzada, centro), 13,1 por ciento, y a Alberto Rodríguez Saá (Frejuli, peronista), 7,6.
Con la misma estrategia de consulta, pero en el extremo de voto más bajo para la esposa del presidente estuvo Opinión Autenticada, que le atribuyó 39,5 por ciento, insuficiente para ganar en primera vuelta.
Esa consultora dio a Carrió 23,5 por ciento, a Lavagna 19 por ciento y a Rodríguez Saá 10,2.
En todos los casos el orden de la tendencia de voto se mantuvo de ese modo, con Ricardo López Murphy (Recrear, derecha) y Jorge Sobisch (Movimiento Provincias Unidas, derecha), gobernador de la provincia patagónica de Neuquén, en quinto y sexto lugar, con una intención de voto por debajo de 4 y 2 puntos.
El diario La Nación, en una encuesta realizada para ese periódico por Poliarquía, reportó que Fernández de Kirchner se impone en primera vuelta, seguida por Carrió, que en sus últimas declaraciones, antes de la veda que rige desde las 08.00 de este viernes, consideró que mantiene abiertas las posibilidades de lograr un balotaje.
Según esa medición la candidata oficialista obtiene 46,7 por ciento de los votos, mientras Carrió logra 21,8, seguidas por Lavagna, 14,3, y Rodríguez Saá, 8,4, encuesta que se realizó con proyección de indecisos.
Los sondeos se conocieron horas después de los cierres de campaña realizados por los candidatos el jueves antes que se iniciara la veda electoral.
Cristina Fernández cerró su campaña en un acto proselitista en el partido bonaerense de La Matanza, que concentra el mayor caudal electoral de la provincia de Buenos Aires, a su vez distrito principal del país.
Allí, la actual legisladora pidió el voto de los indecisos y afirmó que “son profundos los cambios que restan” en el país. A su lado, estuvo el presidente Néstor Kirchner.
Carrió, segunda en intención de voto en todos los sondeos, cerró en un centro de exposiciones porteño y en su discurso aseguró que “estamos claramente en la segunda vuelta electoral”, pese a lo que sostienen las encuestas.
Lavagna, eligió participar en tareas solidarias en el conurbano bonaerense, lejos de las concentraciones multitudinarias.
Con un casco de albañil, ayudó en la construcción de viviendas populares en el partido de Lomas de Zamora, zona sur del Gran Buenos Aires.
López Murphy, quien consiguió a medias apoyo de otro derechista, el jefe de gobierno electo de Buenos Aires Mauricio Macri, “patrón” del club Boca Juniors, para llegar a una posición que los sondeos no le vaticinan, cerró con furia, al afirmar que fue la campaña política “más obscena” de la historia del país, por los gastos que le atribuyó al oficialismo.
Cristina Kirchner roza la victoria
Ángel Sastre
La Razón
España
27 de Octubre 2007
En un clima de apatía, agudizado por la tormenta que ayer azotó a la ciudad de Buenos Aires, los candidatos presidenciales para las elecciones de mañana en Argentina concluyeron sus campañas electorales, en busca de los últimos votos indecisos que pueden torcer el resultado de los comicios. Hasta tal punto fue el aguacero que el techo del escenario del auditorio donde se presentaría Cristina Fernández de Kirchner se desplomó. El Gobierno finalmente realizó el evento horas después en un recinto cerrado de Mercado Central y ante tan sólo 800 personas.
Entre las gradas clase media, obreros pero sobre todos síndicos que todavía recordaban con nostalgia los tiempos de Perón. «Hoy en día el peronismo es un despelote, todos utilizan su memoria en los eslóganes. Pero Cristina es la única que todavía defiende su espíritu y aboga por el proletariado», nos comenta Manuel, que en tan sólo horas asistió a dos mítines seguidos. Uno en su provincia natal Matanzas, y el de capital, tras ser traslado en autobús.
En el escenario aparecía la candidata oficialista, Cristina Fernández, acompañada de su marido, el presidente Néstor Kirchner. La primera dama reiteró su convocatoria a la oposición para construir una «concertación más amplia» que consolide el crecimiento económico y el fortalecimiento social del país.
«Millones de argentinos han recuperado el trabajo, vieron una mejora de sus ingresos; se han vuelto a abrir fábricas y talleres», dijo Fernández ante miles de personas, bajo la lluvia, en un encendido elogio al Gobierno de su esposo. «Si uno tiene la certeza de que los sueños comienzan a cumplirse, hay que ir a por los sueños que faltan: más trabajo, educación y salud».
Por su parte, la candidata del centro-izquierda, Elisa Carrío, también busca el voto peronista. En la costanera tenía lugar su mitin. Entre olor a choripan, gente pescando y aviones que sobrevolaban realmente bajo -justo enfrente se encuentra el aeropuerto nacional-, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, cerraba su campaña con críticas a Cristina. «Nos quisieron comprar, pero no pudieron con nosotros ni van a poder nunca. No van a impedir que haya recuento», exclamó Elisa Carrió con el rostro encendido y serio para obtener el aplauso de su auditorio. Ante el millar personas que llenaron el pabellón 4 del centro de exposiciones Costa Salguero, y con un tono de predicadora que combinó la firmeza con la sensibilidad, Carrió apeló a los indecisos, «los que creen que los decentes no pueden gobernar porque los voltean», para conseguir un resultado que fuerce la segunda ronda electoral, algo que la mayoría de las encuestas da hoy como poco probable.
Carrió recurrió a su devoción por Eva Perón para intentar captar un público que le es tradicionalmente esquivo y, de paso, criticar al PJ. «Las máquinas de coser, el pan dulce, la bicicleta, no eran clientelismo sino políticas contra la pobreza», interpretó la candidata, y prometió «hacer la justicia social en lugar de quienes usan los símbolos y desprecian a los pobres».
La candidata socialdemócrata se emocionó cuando recordó «a las madres pobres que se preguntan por qué trajeron sus hijos al mundo» y dijo sentir «el dolor de ellos como si fuera propio». Pero destacó que en la coalición también hay clase media (en la que se incluyó) y muchos «de los apellidos ilustres de la Argentina». Llegó el final, con papelitos azules y blancos, y los candidatos saludaron como estrellas de rock, subidos al escenario. Un rato antes, la candidata había dejado una frase de reminiscencias bíblicas. «La Argentina es como un árbol con el tronco herido. Vamos a sanar esas heridas», prometió. «Ya se acerca Nochebuena; ya se acerca Navidad, para Néstor y Cristina, les regalo el ballottage (recuento de votos)», cantaban los jóvenes, y agitaban banderas partidarias y argentinas.
El cierre de las campañas electorales no modificó la tendencia de intención de voto. Cristina Fernández de Kirchner se impone en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de pasado mañana con casi 25 puntos de distancia sobre su inmediata perseguidora, Elisa Carrió, según se desprende de la última encuesta elaborada por la firma demoscópica Poliarquía.
La medición, concluida en la tarde de ayer, arroja que la candidata del Gobierno obtendrá mañana el 46,7 por ciento de los votos, mientras que Elisa Carrió se tendrá que contentar con el 21,8 por ciento. Mientras, el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, alcanzará tan sólo el 14,3 por ciento y Alberto Rodríguez Saá, el 8,4 por ciento, con proyección de indecisos. Sin esa proyección, el porcentaje de indecisos llega todavía al 8,6 por ciento, una cifra que podría decantar la balanza. Sólo uno de los nueve últimos sondeos realizados aventura una segunda ronda entre Fernández y Carrió. Haría falta un milagro.
Cristina ganaría primera vuelta
El Caribe
República Dominicana
27 de Octubre 2007
A un día de las elecciones, la mayoría de las encuestas pronostican que Cristina Kirchner ganará en primera vuelta, aunque con una ventaja más estrecha de la que le adjudicaban.
Ocho de las nueve encuestas coinciden en que la candidata oficialista quedará consagrada presidenta el mismo domingo. Sólo una abre la posibilidad de que deba recurrirse a una segunda vuelta entre Cristina y Elisa Carrió, que en todos los estudios marcha segunda.
Ese dato surge del relevamiento realizado por Opinión Autenticada, que le adjudica a la esposa del Presidente 39.5%, apenas medio punto porcentual menos del que necesitaría para evitar el ‘ballottage’.
Algunas de las encuestas que le atribuyen a Cristina un triunfo en primera vuelta le otorgan más del 45 por ciento de los votos. Otras no aseguran que atraviese esa barrera, pero la muestran encima del 40% y una diferencia de más de diez puntos sobre el segundo.
Esas son las dos condiciones que establece la Constitución Nacional para que un candidato se imponga sin balotaje. Cuatro de las consultoras que le adjudican el triunfo en primera vuelta a la candidata del Frente para la Victoria suelen encuestar para el Gobierno: Analogías, CEOP, OPSM y Equis. El resto no reveló si fue contratada por alguna fuerza.
La oposición no difundió datos recolectados por alguna consultora con experiencia en mediciones electorales.
De acuerdo a las últimas mediciones conocidas antes de la veda electoral, que comienza hoy a partir de las 8, la distancia que Cristina le saca a Carrió oscila entre un pico de 29,4% (según Hugo Haime) y un mínimo de 16 puntos (según Opinión Autenticada).
La brecha que existía en las nueve encuestas publicadas el último domingo por Clarín iba del 21 al 32 por ciento. Para la mayoría de los encuestadores la ventaja de Cristina es de alrededor de 20 puntos.
La mayoría coincide en que la causa del estrechamiento de las diferencias entre el primer y el segundo puesto no está relacionada tanto a una pérdida sustancial de votos por parte de Cristina, sino al crecimiento de la candidata de la Coalición Cívica.
El rango electoral en el que se movía Carrió en las mediciones anteriores era de entre un 16 y un 18 por ciento y ahora supera el 20% en casi todos los casos.
Como dato adicional, la chaqueña amplía las diferencias sobre Roberto Lavagna. El ex ministro de Economía aparece firme en el tercer lugar, aunque con chances cada vez más remotas de pelear el segundo. Carrió logra ahora sacarle una distancia de entre 4.5 y 8 por ciento.
Sondeo: Cristina de Kirchner al borde de la presidencia de Argentina
Carabobeño
Venezuela
27 de Octubre 2007
La candidata oficialista Cristina Fernández de Kirchner se perfila como la próxima presidenta de Argentina, según ocho encuestas que este viernes la daban como ganadora en primera vuelta para los comicios del domingo y desestimaban un balotaje con su mayor adversaria, la liberal cristiana Elisa Carrió. Los sondeos difundidos este viernes antes de la veda de propaganda anticipan un triunfo de la esposa del presidente Néstor Kirchner, candidata por el Frente para la Victoria (FV, peronismo socialdemócrata) en primera vuelta, aunque aún hay 8,6% de indecisos.
En cambio, una novena encuesta pronostica un escenario de balotaje con Carrió, candidata de la Coalición Cívica (socialdemócratas y liberales), quien en los últimos días achicó un poco la diferencia con la senadora Kirchner y se alejó del ex ministro de Economía Roberto Lavagna, el tercero en la medición.
Así, son ocho los sondeos que le dan a la postulante oficialista entre 41,7 y 49,4% de la intención de voto, con diferencia de entre 19 y 26 puntos con su seguidora, lo que le significaría el pase directo a la Presidencia.
En cambio, la encuestadora Opinión Autenticada le otorga a Cristina de Kirchner una intención de voto de 39,5%, y a Carrió de 23,5%, resultado que abriría las puertas a una segunda vuelta para el 25 de noviembre.
El ex ministro de Economía Roberto Lavagna, candidato de Una Nación Avanzada (UNA), coalición entre peronistas y socialdemócratas de la Unión Cívica Radical (UCR), aparece tercero con entre 10 y 19%.
En Argentina, un candidato necesita alcanzar 45% de los votos o al menos 40% con ventaja de 10 puntos sobre el segundo para evitar una segunda vuelta.
Se trata de las últimas encuestas previo al inicio este viernes de la veda proselitista, durante la cual están prohibidos actos, declaraciones y difusión de sondeos.
Unos 27,1 millones de argentinos irán a las urnas el domingo para elegir a quien gobernará Argentina en los próximos cuatro años y que asumirá el gobierno el 10 de diciembre, cuando Kirchner concluye el mandato que inició en mayo de 2003.
Catorce postulantes pelean por la Presidencia, en un amplio espectro que va desde la derecha nacionalista hasta la ultraizquierda y que incluye a dos dirigentes de movimientos ‘piqueteros’ (pobres y desocupados).
Llama la atención la presencia de tres postulantes de signo trotskista, que entre todos no superan el 0,5%.
El domingo se renovará además la mitad de la Cámara de Diputados y el tercio del Senado, al elegirse 130 de 257 diputados en las 24 provincias y 24 de 72 senadores en ocho distritos, entre otros la capital del país. Habrá también elecciones a gobernador y a legisladores provinciales en ocho distritos, entre ellos en la crucial provincia de Buenos Aires, el mayor distrito, con 10 millones de electores.
Al cierre de su campaña, la primera dama y senadora Cristina de Kirchner instó a los argentinos a votarla e “ir por los sueños que faltan”.
De su lado, Carrió hizo una fuerte crítica a la corrupción y convocó a todos los sectores para “demostrar que es posible la ética, caminar sin atajos, que es posible la conducta y el desarrollo económico”.
Argentina, ¿otra presidenta?
Paulino Romero C.
Pa-Digital
Panamá
27 de Octubre 2007
Con marcada diferencia a lo que fue María Estela Martínez ?Isabelita? de Perón, la primera mujer presidenta de Argentina, quien asumió el alto cargo luego del fallecimiento de su esposo, el caudillo Juan Domingo Perón, y que, en solo año y medio de gobierno llevó a ese país sureño a la bancarrota, a la desmoralización y el desprestigio nunca antes visto en su historia, la senadora Fernández mantiene una aureola distinta por su conocida trayectoria política en su país.
Es decir, Cristina Fernández es, políticamente hablando, producto de su propio esfuerzo y de su perseverancia en los afanes políticos por casi 20 años de lucha. Es más, antes que su esposo, el hoy presidente Kirchner, ya ella era una figura notable en la política argentina. Es una mujer bien preparada, de carácter fuerte y fama de combativa. Actualmente se desempeña como jefa de la bancada peronista en el senado federal argentino. ?Isabelita? Perón, por el contrario, a quien sólo se le conocía como ?corista?, seguramente no hubiera llegado a ser lo que fue sin el general Juan D. Perón.
Argentina, sin duda, apuesta a la democracia. Es por ello por lo que deseamos el desarrollo de unas elecciones en donde el pueblo, como máximo juez y auténtico soberano, decida la suerte del hermano país en este nuevo desafío de su historia republicana. Ya todo está planteado. ¡La suerte está echada!
Concluye la campaña sin el “calor” de otras épocas
El Diario
Ecuador
27 de Octubre 2007
Otros eran los tiempos en Argentina cuando la televisión estaba atiborrada de propaganda política, de encendidos debates de ideas entre los candidatos y en las esquinas de las ciudades se multiplicaban los stands de partidos políticos que repartían panfletos y propuestas.
En cambio, en los comicios presidenciales de mañana la apatía ganó al electorado, que ve absorto que numerosos políticos cambiaron de camiseta una y otra vez y el concepto de filiación partidaria quedó desdibujado.
Sólo en los últimos días previos a las elecciones presidenciales de mañana se encendió un poco más el clima, dijo DPA.
Los sondeos dan como favorita a la primera dama Cristina Fernández de Kirchner, del oficialista Frente para la Victoria, y por el momento casi nulas posibilidades de que alguna agrupación opositora alcance el ballottage (segunda ronda).
Su más cercana contendiente, otra mujer, Elisa Carrió, de la Coalición Cívica, no se acerca todavía a menos de diez puntos porcentuales de la candidata oficialista como para forzar una segunda vuelta, según las encuestas.
Según el analista político Ricardo Rouvier, “la producción intelectual de ideas políticas en la Argentina de hoy es casi nula y la poca que hay es más un entretenimiento intelectual que ideas para la acción”. La sociedad, en tanto, “acompaña esta despolitización de la política y la repudia con indiferencia, confirmando la convicción de que la política es un juego de príncipes”. En cambio, para Cristina Fernández de Kirchner “por ahí se escucha que hay apatía en la gente, pero cuando uno recorre el país no ve apatía, ve tranquilidad a diferencia de otros momentos”.
Argentinos listos para ir a las urnas
El Diario
Estados Unidos
27 de Octubre 2007
Este domingo los argentinos acudirán a las urnas para elegir al presidente y vicepresidente de la Nación, así como 24 senadores y 130 diputados del Congreso Nacional.
Estos son los rasgos de los tres principales candidatos para las elecciones presidenciales, de acuerdo a los sondeos de opinión:
Cristina Fernández
Cristina Fernandez es candidata presidencial del gobiernista Frente para la Victoria y de sectores disidentes de los partidos Unión Cívica Radical (UCR) y Socialista. Su candidato vicepresidencial es Julio Cobos, gobernador de Mendoza y miembro disidente de la UCR.
Nació en la ciudad de La Plata, el 19 de febrero de 1953. Casada desde 1974 con el actual presidente Néstor Kirchner, tiene dos hijos, Máximo y Florencia. Se graduó de abogada en 1979 en la Universidad Nacional de La Plata.
Fue diputada a la Legislatura de la provincia de Santa Cruz (1989/1995), senadora nacional por Santa Cruz (1995/97), diputada nacional por ese distrito (1997-2001), nuevamente senadora nacional por Santa Cruz (2001/2005) y a partir de 2005, senadora nacional por su provincia natal de Buenos Aires. “Estamos cambiando la historia”, proclamó Fernández en reciente acto público, al comprometerse a proseguir con los programas de recuperación económica que sacaron a la Argentina de su peor crisis contemporánea. “Sabemos lo que falta, sabemos cómo hacerlo”, añadió.
En 2003 acompañó su enérgico discurso con golpes sobre su banca de senadora cuando exigía a la Corte Suprema que anulara leyes exculpatorias de violadores de derechos humanos bajo la pasada dictadura militar, durante la cual desaparecieron al menos 30,000 personas, según organizaciones de derechos humanos.
Su estilo apasionado y enérgico obtiene eco favorable en su auditorio.
La candidata, que, según todas las encuestas será la ganadora de la convocatoria electoral del domingo, al sobrepasar el 45 por ciento de los votos válidos, se declara convencida de que defender la despenalización del aborto -en Argentina está autorizado en casos como riesgo de vida y violación de discapacitadas- no significa necesariamente estar a favor de ese procedimiento.
Mientras sus contrincantes desfilan por canales de televisión y estaciones de radio, Cristina elude a la prensa y ha decidido conectarse con los electores a través de su sitio oficial de Internet (www.cristina.com.ar).
Elisa María Carrió
Elisa Carrió, la diputada que ganó fama por bombardear con denuncias de corrupción a todos los gobiernos de la última década, confía que esta vez los argentinos le darán un voto de confianza en las elecciones presidenciales del domingo para llevar adelante una auténtica revolución “ética y moral” del sistema político.
“Lilita”, como le llaman sus simpatizantes, candidata de la opositora Coalición Cívica –espacio que fundó este año junto a dirigentes del partido Socialista, de la centrista Unión Cívica Radical (UCR) y otras fuerzas–, según las encuestas está segunda detrás de Cristina Fernández, la favorita para convertirse en la primera mujer presidenta de Argentina.
Es la segunda vez que Carrió, abogada de 50 años, divorciada y madre de tres hijos, busca la presidencia. Fue quinta en los comicios de 2003, que ganó el actual presidente Néstor Kirchner.
Nacida en la provincia del Chaco, una de las más pobres del país, dio sus primeros pasos en política en la UCR y fue elegida diputada nacional en 1995. Resaltó entre sus colegas del Congreso y ganó protagonismo por las gravísimas denuncias contra el gobierno de Carlos Menem (1989-1999).
Su “cruzada” contra la corrupción no se detuvo cuando su correligionario Fernando de la Rúa llegó a la presidencia (1999-2001). Renunció a la UCR y fundó una nueva fuerza, Alternativa por una República de Iguales (ARI).
Roberto Lavagna
Fue el arquitecto de la recuperación de la economía argentina tras la peor crisis en un siglo. Bajo su gestión al frente del Ministerio de Economía incentivó la inversión, controló la inflación y llevó adelante una exitosa reestructuración de la deuda en cese de pagos. En 2005 dio el portazo por sus profundas diferencias con el presidente Néstor Kirchner.
Lavagna nació en Buenos Aires el 24 de marzo de 1942 en el seno de una familia de clase media. Completó sus estudios secundarios “con altas calificaciones”, según su biografía oficial, en un colegio público y en 1967 obtuvo su licenciatura en Economía Política en la Universidad de Buenos Aires.
Completó un postgrado de Econometría y Política Económica en la Universidad de Bruselas. Allí conoció a Claudine Marechal, una estudiante belga con quien se casó en 1970 y tuvo tres hijos varones.
Su trayectoria combinó el ejercicio de la profesión en el sector privado y las funciones en distintos ámbitos de la administración pública, en la que alcanzó el máximo cargo como ministro de Economía y Producción entre abril de 2002 y noviembre de 2005. También fue asesor y consultor del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de la embajada argentina ante ALADI y ante la Comunidad Económica Europea.
La Argentina de los Kirchner
Portafolio
Colombia
27 de Octubre 2007
Cristina, la esposa de Néstor Kirchner, es su más segura sucesora en la Presidencia de Argentina en las elecciones de mañana.
Mañana se conocerá el sucesor de Néstor Kirchner en la presidencia de Argentina, y quien gane las elecciones posiblemente su esposa Cristina-, recibirá un país económicamente en crecimiento, pero con un modelo que después de cinco años ya muestra signos de debilidad.
A Kirchner se le reconoce, sobre todo, el mérito de haber logrado mantener un superávit del Tesoro en un país que en las últimas décadas ha vivido con una adicción a las cuentas públicas en rojo, como destacan muchos economistas.
Los expertos atribuyen a su gestión una parte del crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) a una tasa mayor al 8 por ciento anual en promedio, que sirvió para reducir los altos índices de desempleo y pobreza que registraba el país al comenzar esta década.
Pero matizan que hubo factores excepcionalmente favorables a la recuperación económica, como el alza de los precios internacionales de los productos agrícolas y una relativa tranquilidad y bonanza de los mercados financieros.
Kirchner y su ex ministro de Economía Roberto Lavagna, actual candidato presidencial opositor, se disputan el mérito de haber sacado al país del mayor cese de pagos de la historia por medio de un canje de bonos por 102.000 millones de dólares aceptado en el año 2005 por el 76,15 por ciento de los acreedores, pese a implicar una quita nominal del 65,4 por ciento.
Queda pendiente la refinanciación de bonos en mora por más de 20.000 millones de dólares en manos de acreedores que rechazaron el canje.
NO TODO ES COLOR DE ROSAS
El gobierno de Kirchner es acusado del manejo discrecional del presupuesto nacional y de manipular los índices de inflación hacia la baja. Además, se le reprocha un aumento del gasto público y la falta de inversiones necesarias para sostener el crecimiento.
“A medida que la economía crece hay que aumentar el superávit del Tesoro, hay que gastar más en las épocas malas y no al revés, como pasa ahora”, dijo el experto Lucas Llach, uno de los que objetan el modelo económico vigente, basado en el aliento al consumo con una política cambiaria que mantiene depreciado al peso argentino.
Llach, investigador del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento, asegura que hay una alarmante inflación, que según datos oficiales de los primeros nueve meses del año acumula un alza del 5,8 por ciento, la mitad de lo que calculan consultoras privadas. Consideró que depreciar mucho el peso para superar la crisis fue una medida acertada, pero advirtió que ahora eso alienta la inflación, porque la demanda supera con creces a la oferta de bienes y servicios, al calor de la mejora de los salarios, la bajada del desempleo y la depreciación del dólar.
MEJORAN ÍNDICES DE POBREZA
Los sectores más pobres de la población triplicaron sus ingresos desde 2002 al pasar de un salario mensual promedio de 34,3 a 105,9 dólares, según un informe de la consultora Cuore Consumer Research (CCR). El ingreso del 10 por ciento más rico pasó en estos cinco años de 1.088,4 a 2.100 dólares, es decir casi el doble.
El informe también destaca que el 10 por ciento más pobre de la población vive con algo más de 3,5 dólares frente a los 220,1 dólares del sector más rico (medio millón de hogares).
Según datos oficiales, la tasa de desempleo se situó en el 8,5 por ciento de la población en el segundo trimestre del año frente al del 24,1 por ciento del mismo período de 2002, cuando el país sufría la peor crisis económica y social de su historia.
Un estudio de la consultora Ecolatina señala que luego de la importante recuperación de estos años, la inversión equivale al 22 por ciento del PIB, tres puntos menos de lo necesario para asegurar un crecimiento económico del 5 por ciento sostenible en el largo plazo.
A juicio de los expertos, la inversión también fue desalentada porque desde 2002 permanecen congeladas las tarifas de servicios públicos para consumo domiciliario, hecho al que además se atribuye la crisis energética que padeció el país.
EFE
La mujer del presidente
La primera dama argentina, Cristina Fernández de Kirchner, es la favorita en los sondeos para las elecciones de mañana. Hija de una matrimonio de clase media de La Plata (al sur de Buenos Aires), Fernández conoció a su actual esposo en 1974, cuando ambos estudiaban abogacía en la universidad pública de esa ciudad.
Militantes del Partido Justicialista (peronista) desde la juventud, Néstor y Cristina se casaron en 1975 (tienen tres hijos) y un años después, huyendo de la represión desatada por la dictadura militar se mudaron a Río Gallegos (ciudad natal de Kirchner), donde fundaron un estudio jurídico e iniciaron un negocio inmobiliario.
Allí, Cristina desarrolló su carrera política a la par de su esposo, elegido en 1987 alcalde de Río Gallegos y en 1995 gobernador de la provincia de Santa Cruz. Fernández fue elegida en 1989 diputada provincial en Santa Cruz, cargo que dejó en 1995 para asumir como senadora nacional por la provincia sureña.
Dos años más tarde se convierte en diputada nacional y en 2001 regresa a su banca como senadora, puesto que ocupa hasta la actualidad y en el que ha tenido una destacada actuación.
Su trayectoria legislativa, su carácter de primera dama con vocación de poder y un perfil político progresista le han valido a Fernández una comparación con la también candidata presidencial de Estados Unidos, Hillary Clinton.
Cristina ya se siente la primera presidenta de Argentina elegida por el voto popular. EFE
Carrió, aspirante por segunda vez a la presidencia
Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica, movimiento que creó para estas elecciones, compite por segunda vez por la presidencia de Argentina.
‘Lilita’, como se la conoce popularmente, tiene 50 años (y tres hijos), nació en la ciudad de Resistencia en una familia militante de la Unión Cívica Radical (UCR), el partido más antiguo del país.
Carrió se graduó como abogada en 1978 y desarrolló su carrera profesional en el Poder Judicial del Chaco, así como desde la academia.
Su ingreso a la política se dio cuando su padre, Rolando Carrió, dirigente del radicalismo chaqueño, enfermó de cáncer en 1994 y el partido le pidió que tomara su lugar entre los candidatos para participar en la Convención Constituyente de ese año. En 1995, fue elegida diputada nacional.
En el 2001 fundó Afirmación para una República Igualitaria (ARI), fuerza de centroizquierda, movimiento por el cual se presentó a las elecciones del 2003. Dos años después fue elegida diputada nacional, cargo que desempeñó hasta marzo pasado, cuando también resolvió retirarse del ARI.
Carrió, quien ha afirmado que valora más la conducta proba de sus aliados políticos que su ideología, creó la Coalición Cívica.
Lavagna, una larga carrera en la administración pública
Roberto Lavagna se ha destacado como un funcionario de perfil técnico, que logró reflotar al país de la crisis y del mayor cese de pagos de la historia.
El candidato de la concertación Una Nación Avanzada se define como un centro-progresista. Aunque para estos comicios ha forjado una alianza con la Unión Cívica Radical, no ha abandonado su condición de afiliado al Partido Justicialista. Los sondeos le sitúan en tercer lugar de las preferencias del electorado.
Nacido en la capital argentina en el seno de una familia de clase media, Lavagna es economista de la Universidad de Buenos Aires.
En 1975 fundó la consultora en economía Ecolatina -en actividad, pero manejada por terceros y presidió el directorio de una firma siderúrgica.
Desde 1973 ha estado vinculado al sector público en distintos gobiernos, con excepción del período de la dictadura militar. Fue director general de Política de ingresos y Política de precios de Perón; secretario de Industria y Comercio Exterior de Raúl Alfonsín; embajador ante la Unión Europea, las Naciones Unidas y la Organización Mundial del Comercio de Fernando de la Rúa. Y Ministro de Economía, durante el gobierno de transición de Eduardo Duhalde y siguió con Kirchner.
Cierran sus campañas candidatos presidenciales de Argentina
Radio Habana
Cuba
26 de Octubre 2007
Los candidatos presidenciales argentinos cerraron sus campañas proselitistas para los comicios del domingo próximo.
Las encuestas indican que la senadora Cristina Fernández lleva la delantera con más de 40 por ciento de los votos, con una diferencia cercana a los 30 puntos porcentuales sobre la socialcristiana Elisa Carrió.
De ganar los comicios presidenciales, Cristina Fernández propuso continuar el camino iniciado por su cónyuge, el presidente Néstor Kirchner, a quien consideró como el jefe de Estado que restituyó la dignidad a los argentinos y en tal sentido enumeró algunos logros del actual gobierno.
Por vez primera en la historia de Argentina, dos mujeres encabezan los sondeos de intención de voto.
Tendrá Argentina inédita jornada electoral: analistas
Frontera
México
26 de Octubre 2007
La elección presidencial del próximo domingo en Argentina tiene una verdadera “colección de rarezas”, como la ausencia de las siglas de partidos históricos y candidatos con ideologías opuestas a los grupos que los postulan.
Analistas políticos consideraron que los argentinos acudirán a una inédita jornada cívica, pues por primera vez la competencia se centra en dos mujeres y existe una gran apatía producto de la sensación de triunfo del oficialismo.
Los votantes tendrán ante sí una amplia gama de 14 candidatos con ideas contrapuestas que van desde la izquierda dura y hasta la derecha económica pragmática, aunque varios de los aspirantes hayan sido postulados por organizaciones que piensan distinto.
El debate político durante la segunda mitad del Siglo XX se polarizó entre la Unión Cívica Radical (UCR) y el Partido Justicialista (PJ), que se alternaron el poder, pero en esta ocasión, sin presentar programas de gobierno, las coaliciones mezclaron las ideologías.
La izquierda, como siempre ha ocurrido en este país sudamericano, no logró ponerse de acuerdo en torno a una candidatura única y postuló a seis candidatos distintos.
El proceso electoral de este año estuvo marcado además por el “robo” de candidatos y el cruce de ideologías para tratar de sumar votos y alcanzar la Presidencia de este país sudamericano.
El experto Pablo Mendelevich afirmó, por su parte, que la principal novedad de estas elecciones “es que no hay partidos”, luego que una crisis llevó a la ausencia en las papeletas de las siglas de los históricos PJ y la UCR.
El director de la carrera de Periodismo de la privada Universidad de Palermo abundó que “el PJ está intervenido, está muerto a nivel nacional, y el radicalismo está en una situación de terapia intensiva, sin resolver una situación muy precaria”.
La “pesca” de candidatos y figuras la incentivó durante su gobierno el presidente de Argentina, Néstor Kirchner, que alineó a alcaldes, intendentes, gobernadores y legisladores en el Frente para la Victoria, formado por un ala justicialista y múltiples grupos.
La candidata oficialista y favorita para ganar, Cristina Fernández de Kirchner, nombró además como su compañero de fórmula al radical Julio Cobos, que en cualquier otro proceso electoral hubiera sido más bien su contrincante natural.
Los radicales, que viven una profunda crisis interna tras el desastroso gobierno del renunciado Fernando de la Rúa (1999-2001), inscribieron como su candidato al justicialista Roberto Lavagna, quien fue ministro del presidente Kirchner.
La líder opositora Elisa Carrió, segunda en todas las encuestas de intención de voto y quien tiene un origen radical, participa en la Coalición Cívica, la cual está conformada por peronistas, socialistas y demócratas cristianos.
La sensación de una victoria “cantada” a favor de Fernández de Kirchner generó además indiferencia en el electorado, lo cual se refleja en la falta de propaganda política en las calles, el escaso entusiasmo en el debate político y atípicas campañas.
La catedrática universitaria y abogada Noemí Mellado comentó al respecto que “la gente está apática o desencantada, porque realmente no hay un frente o una fuerza opositora que permita consolidar la democracia”.
La también directora del Instituto de Integración Latinoamericana (IIL) de la Universidad Nacional de La Plata sostuvo que “la oposición está totalmente fragmentada, de manera tal que eso lo siente la población y de ahí el desencanto”.
Los argentinos consideran que las votaciones del domingo representan sólo “un simple trámite” para el triunfo de la senadora Fernández de Kirchner, sin que impacte mucho el llamado de Carrió a que los ciudadanos voten por ella y se haga necesaria una segunda vuelta.
El elemento que coronaría esta elección presidencial, marcada por hechos inéditos, sería la entrega el 10 de diciembre próximo de la banda presidencial por parte de Kirchner a su esposa, un hecho que marcaría un hito en el mundo.
Unos 27 millones de argentinos están convocados para participar este domingo en unos comicios generales que designarán un presidente, un vicepresidente, 130 diputados y 24 senadores.
La ley electoral establece que un candidato requiere 45 por ciento de los votos válidos o al menos 40 por ciento de los sufragios y una diferencia de 10 puntos porcentuales sobre el segundo lugar para ganar en primera ronda.
En caso contrario, la normativa prevé un segundo turno el próximo 25 de noviembre, aunque pocos optimistas en este país sudamericano contemplan esa posibilidad.