La “patriada” de Pino Solanas

En la siguiente entrevista, realizada para Clarín, el candidato de Proyecto Sur habla de la reestatización del petróleo y el gas como su principal medida de gobierno; pone como ejemplo a Evo Morales, y se pronuncia a favor de una mayor democratización de la sociedad.


Con doble candidatura, Pino Solanas hace foco en los recursos naturales y busca “una patriada”
Fabricio Soza
Clarín
16 de Octubre

Cuando define su trabajo como cineasta no parece hacer diferencias con su rol de político, porque asegura que lo suyo, al hacer películas, “no es filmar, sino ir al encuentro con la gente, conocerla”. Hombre experimentado en ambas facetas, Pino Solanas tendrá el 28 de octubre una doble candidatura en las listas de Proyecto Sur: buscará la Presidencia, en una apuesta que admite como testimonial, y una banca en el Senado por la Ciudad de Buenos Aires. En diálogo con Clarín.com, aseguró que puede tener en la Cámara alta “un gran rol como contrapeso de la concertación del poder” y llamó a crear un movimiento para “dar vuelta la Argentina, en el buen sentido”.
Solanas ya tiene experiencia en el Congreso, como diputado, en los 90. Como en aquellos tiempos, sigue criticando con dureza al menemismo y lo emparenta con la gestión de Néstor Kirchner, de quien sostuvo que –junto con Cristina Kirchner- tiene “un merecido lugar en la vitrina de los grandes traidores a la Nación”.
El eje de su discurso de campaña está en el uso de los recursos energéticos y en la idea de crear a largo plazo “un gran movimiento de opinión, nacional, popular y democrático”. En la entrevista con Clarín.com, al plantear como primera medida de una eventual gestión la reestatización del petróleo y el gas, Evo Morales es un ejemplo que surge espontáneo de su boca. “Lo pudo hacer y no se fue ninguna corporación de Bolivia”, dijo.
¿Cómo se las ingenia para hacer campaña con menos recursos que otros candidatos?
Es por supuesto un problema, pero contamos con el boca en boca, Internet, y la credibilidad y el plus que le agrega dos factores que tiene nuestra fuerza. Por un lado tenemos un conjunto de ideas, que es lo que denominamos Proyecto Sur, un proyecto estratégico que demuestra que Argentina puede satisfacer sus bolsones de miseria, de indigencia, de pobreza, y relanzar su capacidades transformadoras, con una fuerte inversión de salud, educación, vivienda e industrias, si recupera los recursos naturales: el petróleo y el gas. Por el otro tenemos un proyecto creíble, viable y ejecutable ahora, que se ha enriquecido con aportes de grandes organizaciones sociales: la CTA, Federación Agrari y otras. Tenemos eso a favor, y por otro lado lo más importante: los candidatos de Proyecto Sur son referentes sociales o personalidades que han ganado prestigio a través de varias décadas de estar enfrentando al modelo neoliberal, las injusticias, la dictadura militar o el saqueo de los recursos.
¿Qué opina de las encuestas? ¿Qué rol cree que juegan?
Las encuestas son un brazo más de los poderes gobernantes. Los medios son una fuerza política en sí misma y es evidente que apoyan los candidatos del modelo de centroderecha, neoliberal que vienen desde Menem hasta ahora. Alguno me dirá que cree que Cristina o Kirchner son el progresismo de la centroizquierda puede asombrarse de lo que digo, pero no puede obstinarse en creer lo que no es: mantuvieron el modelo económico, lo profundizaron, mantuvieron el modelo impositivo que viene de Menem y es reaccionario y regresivo, mantuvieron la Ley de Entidades Financieras y Bancarias que viene de la dictadura y que impide dar crédito público a la empresa con problemas, a la pyme. Mantuvieron la ley de radiodifusión, prolongaron diez años las licencias a los canales de TV. No han querido lanzar un debate sobre el modelo de gestión de las empresas de servicios, no recuperaron las empresas privatizadas, salvo alguna como Aguas. Entregaron el mercado de cabotaje de la aviación, la política de cielos abiertos. Lo que han venido haciendo es profundizando el modelo menemista. No han sacado un solo decreto que reglamentara o impidiera la venta de tierras, la extranjerización grosera de la tierra, de las empresas argentinas. Y en el caso de petróleo y la minería es terrible porque han profundizado el modelo del saqueo, les han dado más ventajas a las corporaciones de las que les ha dado Menem.
¿A qué se refiere con la mención a que “han profundizado el modelo del saqueo”?
Han lanzado la segunda ola de privatizaciones del petróleo y el gas en estos meses, donde se están prolongando las concesiones de Menem por 30 o 40 años más sin necesidad de hacerlo, porque las concesiones rigen de acá a 10 años. Esto es un reparto de negocios privados con bienes públicos. El petróleo que le corresponde a la generación de nuestros hijos se está vendiendo ahora, pudiéndolo hacer la Nación en asociación con las provincias. Eso es escandaloso y lo hacen al 12 por ciento de regalías. Por eso es un acto canalla, por eso no es exagerado decir que Néstor Kirchner y su señora se han ganado un merecido lugar en la vitrina de los grandes traidores a la Nación. Este discurso, esta denuncia grave, no está en boca de ninguno de los candidatos mediáticos.
Desde que filmó ‘Memorias del saqueo’, en la época posterior a la crisis del 2001, ¿Cambió algo?
Algunas cosas sí, pero pocas, los métodos son más sutiles. Pero son los mismos hombres. El secretario general de la Presidencia, que es el brazo derecho del Presidente, fue el miembro informante del justicialismo en la bochornosa jornada en la que privatizaron YPF. Y han seguido profundizando esto, la prueba está en la segunda ola de privatizaciones 10 años anticipadamente. Son negocios repugnantes.
¿Cuál sería la primera medida concreta en caso de llegar al cargo?
La primera de todas es la nacionalización o reestatización del petróleo y del gas. Evo Morales lo pudo hacer y no se fue ninguna corporación de Bolivia. Es ponerlas en caja. Fue el sector que más sacó de la Argentina y a simple declaración jurada. Una Argentina donde el barril vale cinco dólares en promedio y el barril está a 80 dólares. Y encima para explorar y perforar pidieron desgravaciones impositivas, ventajas, subsidios, y el presidente Kirchner se los otorgó. Esto es un escándalo inadmisible. Nosotros decimos nacionalización absoluta y veremos en qué régimen pueden trabajar las corporaciones.
Usted se presenta para presidente y para senador. ¿La segunda candidatura no puede interpretarse como una forma de tirar la toalla en la primera?
Si nosotros no tenemos recursos, no tenemos nada, es muy difícil aspirar a la Presidencia. Estamos diciendo ‘Vótenme igual para Presidente si usted quiere construir este espacio’. Mi candidatura está uniendo el Proyecto Sur a lo largo y a lo ancho del país. Lo nuestro va a jugar en serio en el 2009 y va a disputar el Gobierno nacional en 2011. Nosotros no tenemos fines electoralistas. Queremos promover un gran movimiento de opinión, nacional, popular y democrático. Que no lo puede hacer solo Proyecto Sur, que va a impulsar un gran movimiento con otras fuerzas hermanas que coincidan con este programa. Se trata de hacer una patriada, de dar vuelta la Argentina en el buen sentido, democratizar la democracia, democratizar la Justicia, multiplicar los juzgados, más salud, medicina preventiva, acabar con el analfabetismo, incorporar a la juventud, que fue la víctima de los años 90. No nos faltan ideas y proyectos.