La Cámara Nacional Electoral comienza a despejar las dudas planteadas por la oposición

Algunos partidos de oposición plantearon recientemente dudas acerca de la transparencia de las elecciones. En la mayoría de los casos estos planteos carecían de fundamentos y pruebas sólidas. Sin embargo, la Cámara Nacional Electoral decidió responder a las mismas e instó al gobierno mediante dos acordadas a extremar una serie de medidas.
Los principales medios de hoy dan cuenta de las resoluciones de la Justicia.


Para una mayor transparencia: respuesta a exigencias de la oposición
Reclamó la Justicia más controles en las elecciones
La Cámara Electoral pidió al Gobierno medidas que faciliten la fiscalización de los partidos
La Nación
Al filo de las elecciones presidenciales, la Justicia respondió los reclamos de transparencia de la oposición con un llamado de atención al Gobierno.
En dos acordadas firmadas anoche, la Cámara Nacional Electoral, máxima autoridad de los comicios, le reclamó al Ministerio del Interior un conjunto de medidas concretas para permitir que los partidos políticos puedan ejercer un mayor control el domingo 28. Sobre todo, para vigilar el escrutinio provisional, que es el recuento informal que hace el Ministerio del Interior la noche de las elecciones.
Los jueces le pidieron al Gobierno que autorizara que “al menos un fiscal representante de cada fórmula presidencial” estuviera presente en el centro de carga de datos; que les enviara “de inmediato” el programa informático que se usará para ese recuento, y un “informe pormenorizado” sobre cómo se hará (no lo regula la ley). La idea es que se pueda seguir el primer escrutinio en tiempo real.
La Cámara también le reclamó al Gobierno que depositara a tiempo los fondos que les corresponden a los partidos para la campaña. Anoche, el director Nacional Electoral, Alejandro Tullio, adelantó que se cumplirá con todo lo que pidió la Cámara, “como se hizo siempre”.
Los jueces tomaron la decisión luego de una reunión de dos horas con representantes de casi todos los partidos políticos, que recibieron con beneplácito la invitación judicial para debatir sobre los controles electorales.
En ese encuentro, los dirigentes y las autoridades de la oposición expresaron una queja unánime. Denunciaron que aún no se depositaron todos los fondos públicos que les corresponden a los partidos para la campaña. Los representantes del Frente para la Victoria respondieron que ellos tampoco contaban con ese dinero. Los dirigentes de los partidos más chicos (los que más dependen de ese dinero) los miraban incrédulos. Fue el único momento de risas de la reunión.
La cámara recogió el tema y lo incluyó en sus acordadas. Los jueces Rodolfo Munne, Alberto Dalla Vía y Santiago Corcuera le pidieron al Ministerio del Interior que extremara “los recaudos dirigidos a agilizar los trámites correspondientes y a facilitar el acceso a la contribución económica estatal de todas las agrupaciones políticas contendientes en los comicios, en igualdad de condiciones”. Tullio dijo a LA NACION que ya se depositaron los fondos de casi todos los partidos.
Otra inquietud de los dirigentes partidarios tuvo que ver con las boletas. La oposición, con la Coalición Cívica a la cabeza, pidió que se controlara que llegaran a los distritos adecuados “para no recibir en Morón las de San Isidro”. La cámara resolvió permitir que los partidos fiscalicen el momento en que se preparan las urnas con las boletas que van a cada distrito.
También denunciaron los dirigentes las dificultades que podría haber en los recuentos por la gran candidad de “listas colectoras” en Buenos Aires, que son una suerte de sublemas.
Los jueces anunciaron que se están tomando medidas para fortalecer la capacitación de las autoridades de mesa. Emitirán un programa por Canal 7 los tres días previos a las elecciones con los “contenidos básicos para desempeñar adecuadamente la función de las autoridades de mesa”.
La preocupación central de la cámara es el escrutinio provisional. “Es innegable que los cómputos que mediante esa modalidad se obtienen y difunden suelen formar un estado de opinión acerca de quienes resultaron electos en los comicios que es difícilmente reversible con la comunicación del escrutinio definitivo”, dice una de las acordadas de ayer.
Con todo detalle
La cámara pidió entonces que el Gobierno le mandara un informe detallado sobre la metodología que van a usar para recolectar los datos del escrutinio en las mesas, transmitir esa información, procesarla y difundirla. Solicitó, además, que se le informara “el porcentaje de votos computados que se tomará como base para la divulgación de los primeros resultados”.
Las acordadas de la cámara no incluyeron ninguna referencia a una posible invitación a veedores internacionales para que fiscalizaran las elecciones. Aunque la oposición lo había pedido, ayer este tema no fue un asunto central. Pocos se refirieron al tema y las fuerzas de izquierda manifestaron una oposición acérrima a que se convocara a la Organización de Estados Americanos (OEA) o a las Naciones Unidas. “Estos organismos internacionales han avalado intervenciones políticas y militares en los países de la región”, dijo Marcelo Ramal, del Partido Obrero.
La candidata a gobernadora bonaerense por la Coalición Cívica, Margarita Stolbizer, admitió que su fuerza no lo consideraba un tema primordial: “En lugar de los veedores hoy pedimos expertos informáticos que controlen el sistema y la carga de los datos”.
Igual, ya no habría tiempo para citar observadores, dicen en la cámara. “Sí vamos a recibir especialistas, presidentes de cortes y tribunales electorales de la región”, dijo a LA NACION el secretario electoral, Nicolás Deane. Confirmaron su visita jueces de Chile, El Salvador, Panamá, Perú y Paraguay.

Por Paz Rodríguez Niell
De la Redacción de LA NACION
———————————————————-
El Gobierno dará su apoyo a los pedidos
Permitirá más acceso para los fiscales
La Nacion
El gobierno de Néstor Kirchner aseguró que responderá afirmativamente a los reclamos de la Cámara Nacional Electoral, aunque le atribuyó a ésta parte de la responsabilidad por algunos retrasos: comunicó que enviará el software cuando la misma Cámara resuelva la validez de algunas candidaturas y que permitirá el acceso de los fiscales al escrutinio.
El director nacional electoral, Alejandro Tullio, dijo, además, que los fondos para los partidos “ya están disponibles” y que algunos “ya los cobraron”, en tanto que “otros no presentaron aún la cuenta que exige la ley”.
Tullio aseguró que “el software se va a enviar” a la Cámara Nacional Electoral y a los partidos políticos, tal como solicitó ese cuerpo en una acordada. “Se enviará a la brevedad”, dijo Tullio a LA NACION.
“No bien la Cámara Nacional Electoral nos envíe la oficialización de todas las listas, lo enviaremos”, agregó. “No pudimos hacerlo porque aún hay listas pendientes de oficialización por recursos que están sustanciándose ante esa Cámara. No bien se resuelvan se completará el software y lo enviaremos”, dijo Tullio en un sutil intento de devolverle la responsabilidad a la Cámara.
Aclaró, no obstante, que la relación entre la Cámara y el Ministerio del Interior “está pasando un excelente momento de colaboración y de comunicación recíproca”.
Sobre el “informe exhaustivo” acerca de la metodología para recibir datos del escrutinio, transmitir información, procesarla y difundirla, Tullio señaló que “se va a aplicar la misma metodología que se viene utilizando desde 1997”. Y agregó que “se va a informar a los partidos, y en esta oportunidad también a la Cámara Nacional por haberlo solicitado”.
La Cámara también había solicitado que el Ministerio del Interior precise el porcentaje de votos computados que se tomará como base para la divulgación de los primeros resultados. Tal como LA NACION informó el sábado último, la cartera política resolvió comenzar a difundir resultados desde las 21 cualesquiera sean las mesas y provincias escrutadas.
“No se toman porcentajes, sino un horario: será a las 21. Es una hora prudente, tres horas luego del cierre de los comicios. No importa qué mesas o provincias haya, eso es azaroso”, dijo Tullio.
El funcionario afirmó también que se “permitirá el ingreso de por lo menos un fiscal de cada partido en el centro de carga de datos; así es desde 1997 y se va a repetir”.
Cuestión de fondos
Aseguró, además, que “desde el 21 de septiembre los fondos para los partidos políticos están disponibles”. Y dio los siguientes detalles:
Seis partidos “ya los cobraron”: el Movimiento Socialista de los Trabajadores, el Partido Obrero, Recrear (López Murphy), el Partido Popular de la Reconstrucción, el Socialista Auténtico y la Unión Popular.
El Frente para la Victoria (kirchnerismo) “presentó la cuenta que estipula la ley y está en trámite de cobrar”.
El Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados, de Raúl Castells, sólo “presentó la cuenta hoy (por ayer) para iniciar el trámite”.
El Modin está suspendido.
Y seis partidos, según Tullio, “no cumplieron aún con la presentación de la cuenta que exige la ley”: la Coalición Cívica (Elisa Carrió), Una Nacion Avanzada (Roberto Lavagna), Alianza Frente Justicialista y Libertad (Alberto Rodríguez Saá), Movimiento Provincias Unidas (Jorge Sobisch), Alianza PTS-MAS y Frente Antiimperialista para América latina.

Por Mariano Obarrio
De la Redacción de LA NACION
—————————————————————-
Optimismo entre los opositores
Celebran la resolución judicial, pero desconfían del Gobierno
La Nacion
Los partidos de la oposición recibieron con satisfacción las acordadas de la Cámara Electoral, pero advirtieron que quieren ver cómo cumple el Gobierno lo que la Justicia le pidió.
Por Recrear, participó de la reunión con los jueces Esteban Bullrich. Dijo a LA NACION que considera “muy importante” que se haya decidido tomar medidas. “Nuestra preocupación central es el tema de los fondos -sostuvo-. A Recrear le deben un millón y medio de pesos y tuvimos que pagar nosotros las boletas. Es lo más antidemocrático que hay. Mientras tanto, se están usando los fondos públicos para la campaña del oficialismo.”
Bullrich no confía en que el problema se solucione fácilmente: “En 2003, el Frente para la Victoria dijo que gastó 3000 pesos en la campaña y se aceptó como válido”.
No asistió al encuentro en la Cámara ninguno de los principales candidatos a presidente. Sí había representantes de sus partidos junto a los jueces electorales de distintas provincias.
Por la Coalición Cívica estuvo su apoderada, Cecilia Ferrero, que dijo: “Para nosotros es un avance muy importante. La Cámara se está haciendo eco de nuestro reclamo y está tomando cartas en el asunto. Ayuda a la transparencia, pero vamos a ver qué hace ahora el ministerio”.
También estuvo el radical Gerardo Morales, compañero de fórmula de Roberto Lavagna. “Hemos visto predisposición e insistiremos en las medidas que aún no se han tomado”, afirmó. Dijo que confía en la justicia electoral, pero no en el correo ni en la empresa Indra, que hará el escrutinio. “Pedimos conocer las normas de seguridad de los telegramas y que haya fiscales en las tres salas: la de recepción de telegramas, la de carga de datos y la de incidencias”, relató.
Morales opinó que lo ideal sería que no interviniera el Gobierno en ninguna etapa del escrutinio.
Aunque representa al Frente para al Victoria, Jorge Landau, apoderado del Partido Justicialista, compartió esta observación: “Yo creo que todas las actividades de las elecciones deberían estar en cabeza del Poder Judicial”. Landau sostuvo que comparte “absolutamente” las medidas que tomó la Cámara, pero dijo que no existe “ningún peligro” de fraude. “Creo que hay una sobreactuación de algunos candidatos”, afirmó.
El más famoso de los candidatos a presidente presente ayer era Raúl Castells, del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados. “No sé si va a cambiar algo. Por lo menos les reclamamos”, dijo a LA NACION cuando acababa de terminar la reunión.
Vilma Ripoll, candidata a presidenta de MST-Nueva Izquierda, pidió que el “Consejo Consultivo de Partidos Políticos”, tal es el nombre formal de quienes participan de estas reuniones, se convirtiera en un cuerpo que tomara decisiones vinculantes.
Ya se habían ido casi todos los dirigentes cuando Ripoll conversaba con un camarista en un pasillo. “También ustedes nos tienen que ayudar cuando están en el Congreso. Todavía tenemos un Código Electoral que nos obliga a llevar las fichas manuales”, le decía el juez.
En la primera de las acordadas firmadas ayer, los camaristas dispusieron “comunicar” lo resuelto al Parlamento para que evaluara “modificaciones normativas”.

———————————–
GARANTIAS FRENTE AL FRAUDE
“Tomamos medidas”
Pagina 12
Los candidatos que denunciaron la posibilidad de fraude no acudieron a la cita que les propuso la Cámara Nacional Electoral. “El Consejo Consultivo de Partidos Políticos no excluye a los candidatos”, advirtió un vocero del tribunal en alusión a que algunos candidatos adujeron no haber sido invitados. Quienes sí asistieron fueron Esteban Bullrich, Gerardo Morales, Jorge Obeid y Raúl Castells. La Cámara informó en un comunicado que, como consecuencia de la preocupación de los partidos respecto de la transparencia y la legitimidad, “ya tomó medidas” para garantizarlas.
Por una parte, le requirió al Ministerio del Interior “la remisión inmediata del software que se utilizará para el conteo provisional de los resultados de la elección, y le solicitó un informe pormenorizado respecto de cada uno de los pasos en que dicho cómputo se va a desarrollar”. La Cámara anticipó que “pondrá a disposición de los partidos ambos elementos para que ejerzan todo el control que requieran”. También dispuso que, además de “facilitarle a los fiscales partidarios el acceso a equipos informáticos que permitan el seguimiento on line de los cómputos, el Ministerio debe autorizar la supervisión de los procesos de carga de datos por parte de al menos un representante de cada una de las fórmulas de candidatos presidenciales”. La Cámara pidió al Ministerio que agilice “el acceso a la contribución económica estatal de todas las agrupaciones políticas en igualdad de condiciones”.