El “acuerdo social” de Cristina

En Córdoba y junto a Juan Schiaretti, la candidata a presidente por el oficialismo convocó a las diversas fuerzas productivas a crear un modelo de crecimiento y distribución.


Cristina llamó a un acuerdo social y evitó menciones sobre el polémico escrutinio
Clarín
10 de Octubre

La senadora y candidata presidencial Cristina Fernández de Kirchner reiteró esta noche en Córdoba su convocatoria a un “acuerdo social” para que “las elecciones dejen de ser una ruleta rusa”, al tiempo que evitó menciones sobre el polémico escrutinio en la provincia.
“Esta construcción requiere un salto cuantitativo y cualitativo. Por eso hay que convocar a un acuerdo social en que las fuerzas del trabajo, la producción, el campo y el Estado podamos construir institucionalidad para estas políticas”, expresó durante un acto en Río Cuarto, en el que se mostró con Juan Schiaretti, quien se impuso por 1,1 punto en el conteo provisorio.
La candidata volvió a defender con énfasis la política económica del Gobierno. “Hemos puesto sobre la mesa que crecer y distribuir, que el consumo popular, no son incompatibles con crecimiento, sino que lo alimentan. Es el campo y la industria, los trabajadores y los empresarios”, destacó.
“Yo escucho hablar de reformas políticas y calidad institucional a muchos que sostuvieron la política del 25% de trabajadores en la calle”, dijo. “La verdadera reforma política es que cada argentino pueda organizar su vida a través de su propio trabajo sin pedirle permiso a nadie”, agregó.
En esa línea, añadió que “en ese compromiso tenemos que ir todos al acuerdo social sin pensar qué nos vamos a llevar, sino qué podemos poner para que todos estemos un poco mejor cada día”.
Al hablar de la concertación, dijo que “es precisamente este instrumento que hoy estamos ofreciéndoles a los argentinos, la concertación, el espacio donde hombres y mujeres de distintas experiencias partidarias hemos decidido construir un espacio común”.
Al respecto, sostuvo que tal vez hubiera sido posible “otra historia” si Amadeo Sabatini “hubiera aceptado el ofrecimiento de Perón de acompañarlo”, o si Ricardo Balbín acompañaba a Perón en los 70.
En alusión a la condena impuesta ayer al cura Christian Von Wernich, Cristina señaló que con el fallo “cayó el muro de la impunidad. Algunos quisieron ocultar las violaciones a los derechos humanos más atroces. Pudimos echar abajo el muro de impunidad que nos hacía una sociedad predemocrática”.