Discurso de Cristina

La candidata oficialista afirmó su victoria y convocó a toda la sociedad, para la construcción del Gobierno. En lo que puede ser su primer discurso como Presidente electa, la senadora agradeció a quienes la votaron.


Cristina Kirchner convocó a “todos los argentinos” a “la construcción” del país
Infobae
28 de Octubre 2007
“Quiero comunicarles a todos los argentinos que la Argentina ha votado y nos ha dado un lugar; hemos ganado ampliamente”, fueron las primeras palabras de la Presidente electa de los argentinos.
Cristina Fernández afirmó que el triunfo en las elecciones “nos coloca en el lugar de mayor responsabilidad y mayores obligaciones por la confianza” depositada por el pueblo.
El resultado de la elección “lejos de colocarnos en alguna posición de privilegio, al contrario nos coloca en el lugar de mayor responsabilidad”, afirmó en su primer discurso en el hotel Intercontinental como presidenta electa.
La mandataria electa aseguró que quiere comenzar un proyecto conjunto con todas las aristas de la política, sin importar las diferencias políticas.
“Quiero convocarlos al futuro, porque desde el 2003 hemos avanzado mucho, contra la pobreza, la desocupación, por eso quiero convocarlos a todos sin rencores, sin odios, ni siquiera con respecto a los que nos hayan agraviado porque es necesario reconstruir el tejido social de los argentinos”, señaló.
Asimismo, Fernández mencionó a los representantes de la Concertación Plural, especialmente a Julio Cobos a quien señaló como un “hombre que quiere cambiar el país”.
La elección
Con la provincia de Buenos Aires como bastión principal, la candidata habría obtenido el caudal de votos suficiente para distanciarse de su principal perseguidora, Elisa Carrió.
La diferencia que adelantan los encuestadores le permitirá mostrarse triunfante junto a su compañero de fórmula, Julio Cobos, una vez que comiencen a arribar los datos oficiales a la sede central del Correo.
Definiciones
Establecido el escenario político de los próximos cuatro años, se abre una etapa de decisiones para la próxima gestión. Antes del 10 de diciembre, Cristina Kirchner deberá definir quienes serán los nombres que la acompañarán en el futuro gabinete.
Habrá que aguardar a saber qué sucede con aquellos ministros que “bajaron” a cargos legislativos. Tales son los casos de Ginés González García, que resultó legislador electo en la Ciudad; Daniel Filmus, claro ganador de una banca en el Senado por la Capital Federal, y Carlos Tomada, quien se aseguró esta tarde un escaño en Diputados.
Si bien durante la campaña el Presidente señaló que no iba a ocupar ningún cargo en el próximo Gobierno, es indudable que tendrá un rol protagónico en la Casa Rosada, y con su experiencia ejecutiva como principal atributo será una fuente de consulta permanente.
El Congreso deberá salir del letargo para sancionar, antes del traspaso del poder, la ley de Presupuesto 2008, clave para los primeros doce meses de gestión de la actual primera dama.
La relación con la Ciudad
En el mismo día que Fernández vista la banda presidencial, el principal dirigente opositor, Mauricio Macri, llegará a la jefatura de Gobierno de la Ciudad.
El titular del PRO pedirá antes de esa fecha una audiencia con la próxima Presidenta, con quien pretende debatir la autonomía porteña.
Si bien no se descarta que la primera dama reciba al presidente de Boca, nada cambiará con respecto a la actitud oficial hacia las inquietudes de la Ciudad.
En el kirchnerismo creen que la modificación de la Ley Cafiero ha sido una respuesta eficiente al reclamo macrista y escapan a la posibilidad de un financiamiento conjunto de una futura fuerza policial porteña.
Tras su triunfo en las urnas, Cristina dice que está “en el lugar de mayor responsabilidad”
Clarín
28 de Octubre 2007
Cristina Kirchner dio su primer discurso como presidenta electa con un tono mesurado y algunas promesas: la de un “combate sin tregua contra la pobreza y la desocupación”, la de “convocar a todos, sin rencores y sin odios”, y la de llamar “a la participación de todos los argentinos”. Con esas palabras la senadora celebró la victoria en el Hotel Intercontinental, búnker del oficialismo. Una victoria que la deja, según ella mismo afirmó, “en el lugar de mayor responsabilidad”.
La candidata apareció en el primer lugar de una fila que completaron el presidente Néstor Kirchner, Daniel Scioli y su candidato a vice, el gobernador mendocino, Julio Cobos. Como en toda la campaña, se escuchaba de fondo una canción de Luciano Pereyra.
Otra canción entonaron desde el público con la aparición de Cristina. “Hay que saltar, hay que saltar, que los gorilas se quedan sin ballottage”, fueron las estrofas de algunos jóvenes –y no tanto- kirchneristas que miraban desde abajo.
En ese marco, Cristina Kirchner prefirió la mesura y un buscado tono magnánime con la oposición, aunque fue tajante con su triunfo. “Argentina votó. Hemos ganado ampliamente. Tal vez con la mayor diferencia entre la primera fuerza y la segunda desde el advenimiento de la democracia. Esto, lejos de colocarnos en alguna posición de privilegio nos coloca en el lugar de mayor responsabilidad”, arrancó.
Luego, lanzó: “Quiero convocar a todos los hombres y mujeres de la patria, a los que nos han votado y a los que no lo han hecho. Hace cuatro años y medio vivíamos situaciones difíciles. Le tocó asumir al compañero de toda mi vida en circunstancias muy diferentes: económicas, sociales y políticas e institucionales. Lo hizo con escaso nivel de representación popular. La idea no es retrotraernos a lo que ya fue. Quiero convocarlos a lo que tenemos que seguir haciendo ahora”.
Durante el discurso hubo varias menciones obviamente favorables a la gestión de Néstor Kirchner. “Hemos avanzado mucho, hemos crecido, reposicionado al país, comenzado un combate sin tregua contra la pobreza, la desocupación. Por eso quiero convocarlos a todos, sin rencores, sin odios. Inclusive a todos que tal vez pudieron agraviarnos y descalificarnos. A ellos también queremos tenderles la mano”.
Un llamado que se repitió en un par de ocasiones fue a “reconstruir el tejido social”. Y en esa línea planteó: “Nos merecemos de nosotros mismos un mejor relato. Sueño con que este país pueda ser visto por nosotros mismos y en otros lugares como una patria en la que podemos aportar a la construcción del conjunto”.
Recién entonces ocupó el discurso Julio Cobos. “Quiero agradecerle a él, y a los hombres y mujeres de la concertación. Superando viejas antinomias. Es necesario sumar. Esto no es patrimonio de ningún hombre, fuerza política. Es de
todos los argentinos”.