Crisitina en Córdoba

La candidata a presidenta por el Frente Para la Victoria se presentó en la provincia y luego realizó una entrevista para el programa “A Dos Voces”. En ambos, defendió los índices del INDEC y aseguró que el país no se encuentra en peligro de un desborde inflacionario, entre otros temas


Cristina dice que la inflación es la más baja desde 1944
La Capital
24 de Octubre 2007
La primera dama y candidata presidencial del oficialismo, Cristina Fernández, jugó hoy sus últimas fichas en Córdoba con vistas a las elecciones del domingo y sostuvo que la inflación de los últimos cuatro años es “la más baja desde 1994”.
Al hablar en un almuerzo con empresarios en la capital cordobesa, la senadora también negó que exista apatía en la sociedad frente a los comicios a celebrarse dentro de sólo cuatro días y cuestionó a la prensa nacional por considerar que no reflejan cabalmente la realidad socioeconómica del país.
La primera dama realizó un discurso de más de media hora donde hizo un extenso repaso de los logros de la gestión de su marido, el presidente Néstor Kirchner, en una provincia que se presenta con ciertas dificultades para sus aspiraciones electorales de este domingo.
Es por este motivo que Fernández de Kirchner hizo repetidos viajes en las últimas dos semanas a Córdoba y ayer, junto con el jefe de Estado, le solicitó el respaldo a unos 63 intendentes radicales de la provincia, en tanto este mediodía el gobernador electo Juan Schiaretti pidió a sus comprovincianos que lo voten.
En su alocución, la primera dama se refirió una vez más a la cuestión inflacionaria -uno de los temas que más preocupa a la sociedad- y dijo que la clave para revertirla es aumentar la inversión y no enfriar la economía.
Fernández de Kirchner pidió que no haya “sobreactuación” sobre este problema y subrayó que “los últimos cuatro años son comparativamente, en términos de inflación, de crecimiento de precios, tal vez los más bajos desde 1944, salvo en el período 1995 al 2001 donde no había trabajo, no había nada, desaparecía el país”.
La legisladora también dedicó un capítulo de su discurso a la prensa nacional, a quien volvió a criticar porque “hay una disociación entre lo que se vive todos los días y lo que se lee, escucha y ve en los medios”.
Aclaró que no reclama “indulgencia ni autocomplacencia”, pero advirtió que la prensa también debe colaborar en construir un buen clima social en el país.
Finalmente, Fernández de Kirchner se refirió a la sensación social frente a las elecciones del domingo y rechazó la opinión de quienes dicen que existe apatía en la población.
“En realidad lo que hay por primera vez es tranquilidad en un país que siempre antes era una ruleta rusa. Hemos construido confianza en el sistema y no en un gobierno. No existe más la dramatización de que todo va a cambiar (con un nuevo presidente)”, subrayó la candidata.
Fernández de Kirchner viajó a Córdoba en el avión Tango 03 acompañada por el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y el vocero presidencial, Miguel Núñez; y en el almuerzo con empresarios estuvieron presentes, además, Schiaretti, el vicegobernador electo, Héctor “Pichi” Campana, y el empresario y candidato a primer diputado del Frente para la Victoria, Roberto Urquía.
Cristina: “La puja por la distribución del ingreso es natural”
La Página de Tucumán
24 de Octubre 2007
Fraces sueltas:
“A partir de 2003 se volvió a instalar un modelo de industrialización”
“Hay que vincular el conocimiento al proceso productivo”
“La profundización del modelo industrial no genera inflación”
La candidata presidencial del Frente para la Victoria, Cristina Fernández de Kirchner, reiteró este miércoles su planteo de acuerdo social entre los sectores del empresariado, los trabajadores y el Estado y remarcó que a partir del 25 de mayo de 2003 se volvió a instalar en la Argentina la industrialización.
Durante una entrevista con el programa ‘A dos voces’ que se emite por el canal de cable TN, la senadora nacional sostuvo que debe ser “un acuerdo fuerte entre el trabajo, los empresarios y el Estado” y destacó que “esto tiene que ver con este modelo de acumulación y crecimiento”.
“En mayo de 2003 se volvió a instalar la industrialización con la generación de trabajo, recuperación del empleo, recuperación de las jubilaciones y la movilidad social ascendente”, indicó la candidata presidencial.
En ese sentido, señaló que “hay que profundizar esto, darle institucionalidad”.
Al respecto, dijo que en ese modelo “los sectores de la producción, el trabajo y el Estado, realizan una negociación tripartita para articular un modelo de crecimiento y acumulación”.
“Este es un modelo de acumulación, que se basa en la exportación y también en el crecimiento del mercado interno. Ninguna economía desarrollada puede crecer si al mismo tiempo ese crecimiento no es percibido por crecientes porcentajes de la población. A eso estamos apuntando”, afirmó.
La candidata destacó que “debemos combatir aún más la pobreza” más allá de que los índices marquen un pronunciado descenso en este sentido y “para eso hay que acentuar la educación. Una de las claves de la etapa que viene es la educación”.
La senadora sostuvo que un modelo de profundización industrial “no trae inflación” y recordó que los dos procesos de hiperinflación que vivió el país “se produjeron con tasas negativas y fábricas cerradas”.
“Hay más consumo y expansión del PBI y tenemos una dinámica de precios que no es la de la oposición” -dijo-, y al respecto indicó que “hay sobreactuación, claro que faltan pocas horas para las elecciones”.
La candidata puntualizó además que “el sector financiero tiene que contribuir más eficientemente con la inversión. A veces escucho a financistas quejarse de la inflación, pero resulta que los bancos prestan para el consumo y no para la inversión”.
Cuando se refirió a la cuestión energética, señaló que las empresas del sector “no creyeron que íbamos a seguir creciendo” y que por este motivo no invirtieron y que fue el Estado el que tuvo que hacer esa inversión.
“Ahora están invirtiendo porque saben que esto viene para quedarse”, aseguró.
En otro tramo de la entrevista, remarcó que “tenemos que entender que el conflicto de intereses, la puja por la distribución del ingreso, más cuando empieza a crecer la economía, es natural, no hay que asustarse”.
Ante una pregunta relacionada con presuntos hechos de corrupción, la senadora respondió que “el gobierno ha hecho lo que tenía que hacer, que es separar a los funcionarios que podían estar involucrados en los hechos y la justicia investigar”.
Cristina realizó una entrevista televisiva
Rio Negro
24 de Octubre 2007
La candidata presidencial del Frente para la Victoria, Cristina Fernández de Kirchner, reiteró este miércoles su planteo de acuerdo social entre los sectores del empresariado, los trabajadores y el Estado y remarcó que a partir del 25 de mayo de 2003 se volvió a instalar en la Argentina la industrialización.
Durante una entrevista con el programa ’A dos voces’ que se emite por el canal de cable TN, la senadora nacional sostuvo que debe ser “un acuerdo fuerte entre el trabajo, los empresarios y el Estado” y destacó que “esto tiene que ver con este modelo de acumulación y crecimiento”.
“En mayo de 2003 se volvió a instalar la industrialización con la generación de trabajo, recuperación del empleo, recuperación de las jubilaciones y la movilidad social ascendente”, indicó la candidata presidencial.
En ese sentido, señaló que “hay que profundizar esto, darle institucionalidad”.
Al respecto, dijo que en ese modelo “los sectores de la producción, el trabajo y el Estado, realizan una negociación tripartita para articular un modelo de crecimiento y acumulación”.
Cristina negó un posible “desborde inflacionario”
Rio Negro
25 de Octubre 2007
En una entrevista concedida al canal Todo Noticias, la candidata oficial volvió a realizar una férrea defensa de los cuestionados índices del INDEC y del “modelo de industrialización” que prometió “profundizar” en caso de ganar las elecciones del próximo domingo.
En una entrevista grabada con el programa “A dos Voces”, de TN, Fernández de Kirchner dijo que “no hay que temer un desborde inflacionario” porque en el país no se registran “ni condiciones macroeconómicas ni políticas que indiquen que hay peligro de esa naturaleza”.
En el programa, también estuvieron los candidatos Ricardo López Murphy, Elisa Carrió, el postulante a vice de Roberto Lavagna, Gerardo Morales, y el neuquino Jorge Sobisch. Justamente este último, se quejó agriamente ante los conductores porque no se le había avisado que la entrevista a la candidata oficialista iba a ser grabada, a diferencia del resto de los candidatos, que estaban en el estudio de TN.
Por su parte, Lavagna mandó una carta afirmando que no participaría del programa porque no estaba de
acuerdo con el privilegio que se le había dado a la candidata oficial de realizar la entrevista en la residencia de Olivos.
En la nota con la senadora Fernández, ésta fustigó a “los monetaristas” que advierten que hay que enfriar el consumo para evitar una espiral inflacionaria en el país, y dijo que “los que plantean que el modelo de industrialización genera inflación, no vivieron en la Argentina”.
“Los dos procesos hiperinflacionarios en Argentina se dieron con crecimiento negativo y con las industrias cerradas”, enfatizó al replicar críticas de los candidatos de la oposición.
En la entrevista reiteró su intención de convocar a un “acuerdo entre sectores empresarios y del trabajo” en caso de llegar al gobierno. En ese marco, dijo que “no hay que temer a la puja por los ingresos” que se avecina y cuestionó a los empresarios que “tienden a pensar que el aumento de salarios genera inflación”.
En un reportaje que abordó durante casi 50 minutos la cuestión económica y sus diferencias con la prensa argentina, Cristina Fernández se pronunció por “un sector sindical fuerte” que sea capaz de alcanzar acuerdos de mejor distribución del ingreso en su eventual gestión.
Aunque se mostró confiada en ganar las elecciones del domingo, no fue consultada sobre si evalúa un eventual ballottage.
Durante la mañana la postulante había dado una entrevista radial en la que evitó definiciones sobre temas clave como la inseguridad, la situación de la policía bonaerense y el conflicto por la pastera de Botnia.