Carrió se reunió con empresarios petroleros

Durante la conferencia, afirmó que en su gobierno no habrá funcionarios corruptos. Presentó su propuesta para el sector, y habló de lineamientos generales de su posible gobierno.


Carrió prometió “reglas claras” a los petroleros
Jaime Rosenberg
La Nacion
10 de Octubre 2007

También pidió “terminar con los presidentes que roban”
Convencida de que competirá en la segunda vuelta electoral contra la primera dama y candidata oficialista Cristina Fernández de Kirchner, Elisa Carrió prometió ayer “reglas claras y previsibles” a los empresarios del sector petrolero y afirmó que en su Gobierno “no habrá funcionarios corruptos” porque “hay que empezar a tener presidentes que no roben”.
“Para tener funcionarios que no roben hay que empezar a tener presidentes que no roben”, sostuvo la candidata a presidente por la Coalición Cívica en un almuerzo con 170 dirigentes del grupo Petróleo, que llenaron el coqueto salón del primer piso del hotel Plaza, en Retiro. A pesar de la convocatoria, no se vieron representantes de las más importantes compañías del sector.
La referencia a la lucha contra la corrupción fue, en realidad, el momento tenso de una jornada en la que Carrió buscó seducir a los empresarios con palabras de aliento, tono moderado y propuestas concretas.
“Los queremos mucho, sobre todo ahora que hay elecciones”, bromeó Carrió durante su exposición, en la que sin embargo advirtió: “El Estado será árbitro, con reglas que ustedes también van a tener que respetar”.
Había llegado poco después del mediodía, bronceada y sonriente, junto a su compañero de fórmula, el senador socialista Rubén Giustiniani; las candidatas porteñas Patricia Bullrich y María Eugenia Estenssoro, y el legislador porteño Enrique Olivera, de aceitados vínculos con el sector.
Luego de disfrutar del arrollado y el pollo con verduras salteadas -por el que los empresarios pagaron 110 pesos cada uno-, Carrió desgranó los lineamientos generales de su propuesta para el sector e impresiones sobre sus chances electorales.
David gordo
“El principal problema de la Argentina es el moral”, insistió Carrió, y citó como ejemplos de “salidas exitosas” a la Alemania de posguerra y España luego del franquismo.
Enseguida, habló de posibilidades “concretísimas” de estar en la segunda vuelta “contra la candidata del oficialismo”. Entusiasmada, Carrió comparó esa eventual contienda con la lucha bíblica entre David y Goliat. “Aunque este David es ahora más gordo”, bromeó, y obtuvo sonoras risas por parte de su auditorio.
Ya en terreno económico, recordó que su referente, Alfonso Prat-Gay, propone un crecimiento sostenido del 6% anual: “No queremos aplausos electorales de un año para después tener inflación más recesión”.
Carrió criticó duramente a la empresa estatal Enarsa, a la cual definió como “una simple oficina que se parece demasiado a la carpa de Emir Yoma durante el menemismo”.
Luego de advertir que de llegar al poder se revisarán “los contratos que haya que revisar” entre gobierno y petroleras, recalcó que pretende “terminar con el capitalismo de amigos y familiares”. Enseguida, y tal vez para tranquilizar a los oyentes, afirmó que no creía en la lucha de clases, sino en la “cooperación de clases”.
Luego de la exposición, los empresarios mostraron su satisfacción. “Carrió dejó de ser para nosotros un elefante en una pizzería”, graficó a LA NACION uno de los asistentes al encuentro. Los empresarios aceptaron a desgano que Carrió haya esquivado algunas preguntas, como el alza de tarifas y el conflicto del gas con Bolivia.
“Odio no dar precisiones, pero no puedo darlas porque todo puede ser usado en mi contra”, se disculpó Carrió, que ayer sumó a las filas al renunciante presidente de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), Santiago del Sel, que mañana estará junto a ella en un acto.
“La reunión fue muy buena, se pudo preguntar de todo”, afirmó Oscar Vicente a LA NACION, y agregó que Cristina Kirchner también fue invitada, pero que sus allegados habían alegado cuestiones de agenda. “Parece que no le gusta este sistema de preguntas y respuestas”, ironizó el ex presidente de Petrobras antes de acompañar a una radiante Carrió a la salida del hotel.
Hoy, Carrió desayunará en el foro de IDEA, otro reducto empresario al que espera conquistar antes del trascendental domingo 28.