Carrió se definió como una peronista republicana

Disertó con empresarios, frente a quienes se definió como “republicana con decisión peronista”. Estuvo acompañada por Prat Gay, su potencial Ministro, quien dio precisiones de su plan a eliminar retenciones, el impuesto al cheque y pidio que se defienda el peso argentino


Carrió: “Vamos contra la antirrepública”
La Nacion
24 de Octubre 2007
Cuando faltan pocos días para las elecciones presidenciales, la candidata de la Coalición Cívica se mostró ayer confiada y con una idea entre ceja y ceja: entrar en el ballottage y competir mano a mano con Cristina Kirchner en la segunda vuelta.
“Vamos contra la hegemonía política y la antirrepública. Sería bueno para el país que hubiera ballottage”, afirmó la fundadora de ARI minutos antes de presentar su propuesta educativa, en un hotel de Retiro.
Cerca de la candidata afirman que la posibilidad del ballottage está cerca y confían en instalar en la sociedad la necesidad de un “voto estratégico” hacia la coalición por encima de otros opositores. La propia Carrió relativizó ante LA NACION las encuestas de opinión, que en su mayoría dan ganadora a Cristina Fernández de Kirchner por amplio margen. “No sé si las encuestas se equivocan, pero tenemos el deber de hacer el esfuerzo. Estamos acostumbrados a la adversidad”, desafió Carrió. Junto con Margarita Stolbizer, Patricia Bullrich, María Eugenia Estenssoro y el equipo educativo de la coalición, Carrió dijo que la educación será “política central” de su gobierno y prometió una “revolución educativa”.
Guiño de Carrió a los empresarios: les prometió que hará bajar la inflación
Horacio Aizpeolea
Clarin
24 de Octubre 2007
Por la noche, y acompañada por Alfonso Prat-Gay, Carrió disertó ante los empresarios reunidos en AEA
Habló ante unos 40 ejecutivos. Dijo que es una “republicana con decisión peronista”.
No acordamos con el capitalismo de amigos que ha generado este gobierno; nosotros estamos por un capitalismo competitivo, con desarrollo y justicia social”. Con esta frase, Elisa Carrió procuró ubicarse en una posición opositora, pero, a la vez, amistosa con el auditorio al que se dirigía. La candidata presidencial de la Coalición Cívica habló ayer ante cerca de 40 hombres de negocios de la Asociación Empresaria Argentina, que la convocó en su ronda con los candidatos. A su lado, estuvo Alfonso Prat Gay, que ocuparía el ministerio de Economía en un eventual gobierno suyo. Carrió apareció por el Sofitel junto a las candidatas Patricia Bullrich y María Eugenia Estenssoro. En el hall la esperaban, Luis Pagani (Arcor) y José Cartellone (del grupo Cartellone), junto a Enrique Olivera, de la Coalición Cívica.
Ya en el primer piso, Pagani presentó a Carrió, pero antes remarcó el desafío que espera afrontar este sector: “Se debe controlar la inflación con un salto cualitativo y cuantitativo de la inversión para abastecer la creciente demanda interna y externa”, dijo el presidente de AEA.
“Soy una republicana con decisión peronista”, se definió Carrió. Dijo que a la “decisión” del peronismo de impulsar la justicia social, “le faltó República”.
Prat Gay se encargó de hilar fino en los temas económicos. Un empresario le preguntó por la inflación: “Es una inflación diferente a las ya vividas. Obedece a causas reales, no financieras. Se expande la demanda pero no la oferta. Necesitamos un crecimiento sostenido a un 6% anual, con una inflación del 5%”, dijo. En el auditorio estaban, entre otros, Eduardo Elsztain (IRSA), Gustavo Grobocopatel (Grupo los Grobo), Sebastián Bagó (laboratorios), Héctor Magnetto, presidente y CEO del grupo Clarín y Alfredo Coto.
“Las estadísticas oficiales, de provincias no intervenidas, indican que en los últimos meses hubo una inflación de 25%; así, los salarios no crecieron un 22%, sino que bajaron. Lo mismo pasó con el índice de pobreza, que subió y no bajó como dice el gobierno”. Para el ex presidente del Banco Central, “la teoría del derrame no funcionó”, y criticó la actual distribución del ingreso.
También dijo que un gobierno de la Coalición Cívica impulsará “la eliminación del impuesto al cheque”, y también “de las retenciones a carnes y lácteos”. Y habló de apostar, de una vez por todas, “por tener una moneda propia, sana y estable. El dólar cae en todo el mundo, menos acá”.
Carrió también habló del “poder sindical, el más estable en los últimos sesenta años”, según definió: “Yo voy a aplicar una estrategia feminista; consulten en sus casas para saber un poco más”, dijo, arrancando risas entre los presentes. “No voy a ir a ninguna confrontación directa; hay que avanzar de a poco, en una tarea de desgaste; hay que cansar a los hombres”.
“El problema energético no se resuelve haciendo negocios con los amigos; eso es ENARSA, una oficina que elude licitaciones y controles”, dijo Carrió. La candidata habló de avanzar “en un cambio de la matriz energética para no depender tanto del petróleo y el gas; eso hizo Brasil”, ejemplificó. “Estamos ante la posibilidad de entrar al ballottage. Si esto ocurre, habrá una revolución en paz”, finalizó Carrió.

Carrió quiere un “desarrollo con justicia social”
Infobae
24 de Octubre 2007
Elisa Carrió planteó su propuesta de “desarrollo económico con justicia social”, reforma tributaria, inversiones e inflación, ante los representantes de las empresas más importantes del país nucleados en Asociación Empresaria Argentina (AEA), en el Hotel Sofitel.
La candidata a presidente por la Coalición Cívica (CC), junto con su principal asesor económico, el ex presidente del Banco Central Alfonso de Prat Gay, marcó las bases de su propuesta de gobierno a cinco días de las elecciones generales, que incluye “dejar el capitalismo de amigos” para avanzar hacia un modelo “republicano, con educación, desarrollo y libertad”.
“Los países desarrollados no tienen sistema de peaje y tienen controles”, introdujo la candidata de la CC antes de ingresar en una de las propuestas base de su programa: el ingreso ciudadano universal para niños y para ancianos.
Carrió planteó el contexto social y político que recibe la elección presidencial, volvió a marcar la posibilidad de un ballottage “que definen el conurbano y el norte del país” y tuvo pocas referencias económicas que dejó en manos de su asesor económico.
Mucho más cómodo con el ambiente de empresarios -a algunos los llamó directamente por su nombre cuando fue el momento de las preguntas- Prat Gay fue más preciso: cuestionó que “la recaudación tributaria dependa demasiado de las retenciones” y argumentó que la inflación que la Coalición mide en torno del 25 por ciento, es producto “del desacople entre la oferta y la demanda”.
También desgranó el planteo de eliminar el llamado “impuesto al cheque”, reducir retenciones a productos agropecuarios y “el sesgo de impuesto al consumo”; señaló que “la construcción actual política y económica se está agotando” y convocó a los empresarios a pensar en un horizonte “de 10 años y no de 10 meses” con un avance en la “distribución del ingreso”.
Este fue el cierre de encuentros con candidatos presidenciales luego de la participación de Roberto Lavagna (UNA) y Cristina Fernández de Kirchner (Frente para la Victoria), y que Pagani, representante de Arcor, definió como una oportunidad “de escuchar a los tres postulantes con más chances, que coincidieron en que los desafíos para 2008 son el tema inflacionario y alentar inversiones”.