Schiaretti ganó en Córdoba

El candidato delasotista dijo que su triunfo es “legítimo”; “En este edificio se consumó un robo”, sostuvo el intendente cordobés, que pedirá el recuento de votos en la Justicia



La Nación

3 de Setiembre de 2007
CORDOBA.- Tras un lento y polémico recuento de votos, el candidato a gobernador por el oficialismo, Juan Schiaretti, salió a proclamarse ganador “legítimo e inobjetable”, luego de conocerse que, con el 97,76 por ciento de las mesas escrutadas, aventajaba por un punto al intendente de Córdoba, Luis Juez.
“Hemos triunfado legítimamente y limpiamente por 17 mil votos -de diferencia-“, declaró Schiaretti en conferencia de prensa desde la Casa de Gobierno provincial acompañado por militantes peronistas.
El candidato delasotista sostuvo que se trata de “un triunfo del gobierno del presidente (Néstor) Kirchner” y criticó duramente la actitud de su oponente Luis Juez, quien denunció que los comicios fueron un “robo”. “Es intolerante y socava el funcionamiento de la democracia”, dijo sobre el candidato del Frente Cívico y Social.
Se consumó un robo. Esta mañana, Juez denunció fraude electoral y afirmó que pedirá el recuento en la Justicia provincial. “En este edificio se consumó un robo”, gritó con un tono agotado y cancino en la puerta del Correo argentino. “A la Justicia le vamos a pedir el recuento de los votos”, manifestó después a través de un megáfono el actual intendente de Córdoba.
Juez, que realizó una vigilia en el edificio donde se contaban los sufragios, estimó que pedirá que organismos internacionales, “independientes”, controlen el recuento. “No podemos tolerar que nos roben despidadamente”, agregó el candidato opositor que pidió calma a la multitud.
Con el 97,76% de las mesas escrutatas Schiaretti obtiene el 37,05% mientras que Juez, el 35,95%. Anoche, la Justicia había anunciado una ventaja de Schiaretti de 20 puntos.
“No soy un cobarde que se dobla. Si los delincuentes nos roban, vamos a levantar la voz para que todo el mundo sepa que ayer domingo 9 de septiembre le robaron al pueblo de Córdoba”, denunció Juez que luego pidió a la gente apostada en el correo que se vayan a sus casas mientras se prepara el reclamo judicial.
“Por supuesto que está garantizada la paz social”, dijo Juez y agregó: “A los ladrones no hay con qué darles cuando manejan el poder”.
Notas relacionadas:
Tensión y vigilia en Córdoba por la demora en el resultado
Cientos de militantes se congregaron en la puerta del Correo para custodiar el demorado recuento de votos.
CORDOBA.- En medio de un clima de fuerte tensión y de crecientes sospechas, cientos de cordobeses concurrieron esta madrugada al Correo Argentino para custodiar el cuestionado recuento de votos de las elecciones de ayer, que todavía no tienen resultados definitivos.
Luego de un eufórico festejo en el búnker juecista, tras la difusión de encuestas en boca de urna que otorgaban una ventaja de dos puntos porcentuales al candidato del Frente Cívico y Social, Luis Juez, el escenario se tornó caótico poco tiempo después de que se conocieran los primeros resultados oficiales de la Justicia Electoral de Córdoba, que le otorgaban una ventaja de 20% al vicegobernador y candidato kirchnerista, Juan Schiaretti, que salió en dos oportunidades a adjudicarse el triunfo.
Este primer recuento difundido, que no llegaba al 10% del total de mesas escrutadas, fue cuestionado inmediatamente por dirigentes del partido, ya que no contemplaba los votos de la capital cordobesa, principal bastión del candidato juecista.
De hecho, a lo largo de la noche, en la que se mezclaron gritos de alegría, cantos, festejos y fuertes denuncias, empezaron a arribar al centro de campaña de Juez, situado en el hotel Sheraton de esta ciudad, cientos de militantes del Frente Cívico y Social, que denunciaron con bombos y canciones un posible fraude electoral.
Cronología. La llamativa difusión de esos resultados oficiales se convirtió en un escándalo y fue seguida por dirigentes y militantes minuto a minuto hasta las 3 de la mañana en el búnker de Juez. Es que el margen abismal difundido a las 22, se fue achicando de manera considerable a lo largo de la jornada y hasta llegó por momentos a darle un triunfo al candidato del Frente Cívico.
Denuncias. Las crecientes sospechas sobre el control del escrutinio desembocaron en una convocatoria efectuada por el propio Juez, que pidió a sus seguidores que lo acompañen al Correo Argentino para “cuestodiar las urnas”.
Allí llegaron pasadas las 3.30 cientos de personas dispuestas a acompañar al intendente de Córdoba hasta las últimas consecuencias.
Si bien Juez intentaba dar tranquilidad a los cordobeses al asegurar que “no permitirá que le roben la provincia”, el clima que se vivía esta madrugada allí era de gran tensión debido a que se prohibió el ingreso de las cámaras de televisión para que fiscalicen los comicios y se echó a apoderados juecistas de la sede donde la jueza Marta Vidal dirigía el recuento de votos.
“Hay pantera encerrada, no gato encerrado”, dijo Juez esta madrugada a la prensa, durante la vigilia.
“¿Van a publicar que aquí hubo fraude?”, increpó una de las manifestantes a esta cronista, mientras continuaba la protesta con bombos y platillos pasadas las 5.30 de la mañana.
Nada está dicho en la provincia de Córdoba. Lo que parece seguro es que Juez continuará la lucha.
Tamara Krell
Enviada especial
[email protected]