Giustiniani denuncia mal manejo del gobierno de los fondos destinados para hacer campaña

El candidato a Vice por la Coalición Cívica, contó a los medios que el Ministerio del Interior no entrega a su espacio político los fondos que por ley los partidos políticos deben recibir.
El senador se quejó, además, del uso discrecional que hace el gobierno de los medios del Estado en favor de la candidatura de Cristina Kirchner.
Estas declaraciones fueron hechas durante la presentación de candidaturas de las mujeres que se postulan a distintos cargos dentro de la Coalición.


Giustiniani dice que el Gobierno no paga los fondos de campaña
Clarin (Edición Impresa)
21 de septiembre 2007
Horacio Aizpeolea
Si bien el tema convocante fue la igualdad de género, el socialista Rubén Giustiniani, que comparte la fórmula presidencial con Elisa Carrió, se apartó por un momento del tema para plantear otra cuestión, en este caso, que hace a “la igualdad de condiciones para todos los partidos políticos”: “Acabo de pedirle al ministro del Interior que se deposite el dinero que por ley le corresponde a los partidos para hacer la campaña. Esta ‘picardía’ ya se hizo en 2003 y en 2005”, criticó Giustiniani.
El senador nacional y compañero de fórmula de Elisa Carrió fue el único hombre en una tribuna compuesta por una decena de candidatas de la Coalición Cívica, en el acto que se hizo ayer en un café del barrio de Monserrat.
“Resulta inadmisible que a menos de cuarenta días de las elecciones nacionales, los partidos políticos no cuenten con los fondos que la ley les garantiza para afrontar los gastos de la campaña electoral “, dice un párrafo de la carta que Giustiniani le envió a Aníbal Fernández, titular de la cartera del Interior.
“El oficialismo con sus aviones y sus costosas delegaciones al exterior hace campaña en base a los recursos del Estado”, señaló Giustiniani a la platea femenina.
Junto a él, entre otras candidatas, estuvieron Margarita Stolbizer (pelea por la gobernación de Buenos Aires) y María Eugenia Estenssoro, la legisladora porteña y primera candidata a senadora nacional. “En 1983, de 254 bancas en la Cámara de Diputados, sólo había 12 mujeres; ahora son 85, un 33%”, graficó Estenssoro, al referirse a la situación de las mujeres en la política.
Giustiniani volvió a insistir con su preocupación por la falta de garantías electorales: “Tenemos que tener un fiscal por mesa como garantía de transparencia”.
Para hacer el amor en política
Pagina/12 (Edición Impresa)
Por Werner Pertot
“Las chicas buenas van al cielo… y las malas vamos a todas partes. Por suerte, a la Coalición Cívica vinieron muchas chicas malas”, inició la legisladora electa Diana Maffía la presentación de todas, todas, todas las candidatas de la CC, que estuvo a cargo del socialista Rubén Giustiniani.
En el bar El Querandí, el compañero de fórmula de Lilita prometió que impulsará una ley de paridad que divida por igual (50 y 50) entre hombres y mujeres los cargos de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.
Las mujeres han tenido siempre un peso específico en la construcción del ARI. Tal vez por eso sea una de las fuerzas que más candidatas tiene en sus listas. Ayer lo demostraron: Giustiniani se sentó en un estrado rodeado por la radical disidente Margarita Stolbizer, que compite por la gobernación; María Eugenia Estenssoro, la primera en la lista de senadores por Capital; Susana García, que encabeza la boleta en Santa Fe; y la candidata a intendente por El Dorado, Graciela Rodríguez Márquez, que tiene el apoyo del obispo emérito de Puerto Iguazú Joaquín Piña.
“Cuando las mujeres ocupaban la rama femenina eran como las girls scouts que acompañaban a los varones, los que hacían política ‘de verdad’”, planteó Estenssoro, y recordó el lugar que ocupan hoy como presidentas de Alemania, Chile y Finlandia. “¿Por qué tanta demanda hacia las mujeres? Porque hay en la sociedad un deseo de cambio, esperan que las mujeres traigan valores ligados a lo femenino, como el amor”, sostuvo. “Cuando Yoko Ono le dijo a Lennon: ‘Hagamos el amor y no la guerra’, fue transgresor. Lo normal era hacer la guerra. Tenemos que hacer el amor en la política”, propuso.
Estenssoro previno contra “los maquillajes y el glamour, que son la cara de más de lo mismo”. La alusión era, claro está, dirigida a la candidata del oficialismo, Cristina Fernández de Kirchner.
“Las mujeres estamos llamadas a cambiar las reglas de la política”, coincidió Stolbizer, que se comprometió a “incorporar la perspectiva de género al gobierno provincial”. “El presupuesto actual profundiza la desigualdad y victimiza a las mujeres”, denunció.
–Cuando una mujer avanza, ningún hombre retrocede. Para eso hacen falta hombres valientes… –introdujo Maffía al único varón en las filas de los candidatos que hablaron en El Querandí.
“Si el siglo XIX tuvo a los trabajadores como factor dinámico, el movimiento de mujeres representó en el siglo XX el empuje a la rueda del progreso”, elogió el senador, que presentó una carta ayer ante el ministro del Interior, Aníbal Fernández, en la que reclamó que se depositen los fondos que corresponden a los partidos políticos.
En la charla hubo un único momento de tensión, cuando Giustiniani dijo que “hasta a los carterazos reclamaron en Santa Fe las leyes sobre igualdad de género, cuando se las quería cajonear”. Pero finalmente se ganó el aplauso cuando concluyó: “No se les regaló el poder estatuido por los varones. Fue conquistado por las propias mujeres”.