Duro revés de Macri a López Murphy

Tras la decisión del candidato a presidente por Recrear, de postularse a diputado en la provincia de Buenos Aires y enfrentar allí a los candidatos del macrismo, el electo jefe de Gobierno porteño decidió dar su apoyo a Francisco De Narváez, candidato a gobernador por la provincia de Buenos Aires.


Los PRO y su Contra
Werner Pertot
Página 12
14 de Septiembre 2007
El amarillo volverá a teñir la Capital. En su campaña, el jefe Mauricio Macri intentará replicar sus mismas técnicas y, en especial, el mismo éxito que tuvo en junio. El empresario participará de las recorridas que hagan sus candidatos a diputados y senadores, pero es bien difícil que esté en un mismo acto con su socio de PRO, Ricardo López Murphy. El Bulldog también afina su campaña para presidente –en la que se mostrará con los candidatos del macrismo– y para diputado por la provincia de Buenos Aires, donde competirá con ellos. Aunque quizá no haya intención de meter el dedo en la llaga, su lanzamiento será en el conurbano.
“Va a ser exactamente como la otra campaña, vamos a ir a donde está la gente”, explicaban cerca de Macri: habrá microactos, con pocas palabras y una imagen para los medios. Una técnica que le dio resultado en la última elección. Los temas no serán, esta vez, los baches o el tránsito, sino las actividades legislativas que deberán cumplir los candidatos. “Ellos son los que tienen que defender las necesidades de los porteños en el Congreso. Vamos a centrarnos en la autonomía”, detallaban los macristas.
La campaña hará centro en dos figuras: el economista Carlos Melconián, que se postula para senador, y el jefe de la bancada de PRO en Diputados, Federico Pinedo, que competirá para renovar su banca. Macri decidió en una reunión que tuvo esta semana con su tropa que acompañará junto con la vicejefa Gabriela Michetti a estos dos candidatos. Nada dijo de López Murphy, con quien continúa el frío tras su doble candidatura.
La jefa de campaña será Paula Bertol, quien se sacó diez en presentismo en la campaña anterior y, probablemente, vuelvan a requerir los servicios del publicista Ernesto Savaglio. ¿Para qué cambiar?
El fugaz ministro de Economía también intentará apegarse lo más posible al amarillo de la victoria en la Capital. Y, si controla su genio, también se acercará al estilo zen que supo estudiar Macri: “La campaña va a ser netamente propositiva. Y vamos a estar donde estén los problemas a resolver”, explicó a Página/12 su jefe de campaña, Marcelo Amenta. La estrategia se centrará en movidas de bajo presupuesto como “timbreos o visitas casa por casa”.
López Murphy –que está de viaje en Perú, donde se encontró con el ex presidente español José María Aznar– tiene previsto hacer su propia presentación de los candidatos en la Capital, entre macristas y bulldoguistas. Algo similar a lo que ya hizo Macri esta semana. De verlos juntos, ni hablar. Su lanzamiento será, para mal de males de la relación, en el centro Galicia de Olivos, donde ofrecerá una cena para propios y ajenos y reforzará el perfil de su doble candidatura.
Macri vs. Bulldog
Página 12
12 de Septiembre 2007
Mauricio Macri y Ricardo López Murphy se enfrentarán en la Provincia de Buenos Aires. Con todas las letras, el electo jefe de Gobierno porteño llamó ayer a cortar boleta en la provincia y votar a López Murphy para presidente y a Francisco De Narváez y su primo Jorge Macri para gobernador y vicegobernador bonaerense. En una rueda de prensa en la que presentó los candidatos que su fuerza llevará en la Ciudad de Buenos Aires, Macri criticó “la poca capacidad de diálogo y el personalismo” que le impidió a la oposición confluir en una sola candidatura. López Murphy reconoció que su candidatura en Buenos Aires “es una contradicción grande con Macri”. La justificó diciendo: “Tengo que actuar como toda mi vida, sumando y enfrentando al poder hegemónico”.
“Cruzando la General Paz no me apoya”
Página 12
11 de Septiembre 2007
El titular de Recrear, Ricardo López Murphy, admitió hoy la existencia de “una contradicción grande” con su par de Compromiso para el Cambio, Mauricio Macri, con quien comparte una alianza en la Ciudad, pero “cruzando la General Paz”, y en territorio bonaerense, no recibe el apoyo del jefe de gobierno porteño electo, que respalda la candidatura a gobernador de Francisco de Narváez.
López Murphy, por otra parte, defendió su condición de doble candidato, a presidente y a diputado por el distrito bonaerense, al señalar que es “una medida difícil, exigente para mí”, pero que con ella se propone combatir la “máquina de poder” del oficialismo, que se ubica, según evaluó, en Buenos Aires.
“La clave de la ofensiva del oficialismo para generar una máquina de poder cada vez más grande está en la provincia de Buenos Aires, allí es vital el arrastre de Scioli (Daniel, candidato a gobernador del oficialismo) para la esposa del Presidente (por Cristina Kirchner)”, justificó el candidato.
Al referírsele, por radio La Red, que precisamente en ese distrito, su aliado Mauricio Macri apoya al empresario De Narváez, admitió que “es cierto que hay ahí una contradicción grande”.
En referencia a Macri, cuestionó que “me apoya en la Capital pero cruzando la General Paz no me apoya”, aunque seguidamente dijo que trata de “lidiar con todas estas circunstancias con la mejor sonrisa y la mejor buena voluntad”.
“Tengo que actuar como he hecho toda la vida: sumando y enfrentando al régimen hegemónico”, expresó López Murphy, para evitar cuestionar a su par de Compromiso para el Cambio por la falta de respaldo a su candidatura presidencial.
Por otra parte, insistió en proponerse como un “paradigma alternativo al matrimonio Kirchner” y reclamó que “se vote masivamente y que no se vote en blanco”, ya que ello favorecería a la primera dama, favorita en las encuestas.