Carrió inició su campaña

La líder por la Coalición Cívica se presentó junto a su compañero de fórmula, Rubén Giustiniani, definió a Alonso Prat-Gay como su ministro de economía y aseguró que mantendrá un dólar a 3 pesos, un crecimiento del 6% anual y una inflación controlada. Además, dijo que no se puede “hostigar a mil tipos que ya están retirados”, en referencia a las fuerzas armadas. Estos dichos generaron el repudio de las dos corrientes de Madres de Plaza de Mayo.


Carrió lanzó oficialmente su campaña por la Presidencia
Infobae
13 de Septiembre 2007
El acto comenzó a las 15:30 de ayer en la sala Pablo Picasso del Paseo La Plaza, en donde decenas de personas colmaron las instalaciones para conocer los detalles sobre la propuesta de los candidatos a la presidencia en las próximas elecciones.
La fórmula que componen Carrió y Giustiniani, senador y presidente del Partido Socialista, había sido anunciada previamente en una conferencia de prensa y ahora fue lanzada oficialmente.
Entre los datos más importantes de la conferencia, Elisa Carrió señaló que “el nuevo Gobierno (en caso de ganar las elecciones) será de mucha participación”. La candidata afirmó que como punto fundamental “se devolverá a las Fuerzas Armadas la dignidad de ser parte de la fuerza, ellos no tienen que pagar por lo que hicieron otros hace años”.
Asimismo, Carrió señaló que cambiará también la relación del Gobierno con los sindicatos. “No queremos sindicatos ricos y trabajadores pobres, no queremos un gremio que tenga una sola forma sino que tengan una participación en las bases en la definición regional de las partes”, afirmó.
Por otro lado, la candidata afirmó que “hay que luchar contra la corrupción” como base para tener una presidencia legítima. “Pero si los ministros son los cajeros del Gobierno, es imposible frenar el delito”, agregó.
Senado y narcotráfico
La candidata Elisa Carrió afirmó que se va a jerarquizar el Parlamento para “terminar con el debilitamiento de las instituciones”. “Tenemos experiencia de que hay leyes que salieron con el consenso de todos los bloques, sabemos que se pueden hacer mejor las cosas y eso es lo que vamos a perseguir”, declaró Giustiniani.
“Se debe cambiar la relación de billetera, entre la nación y las provincias”, agregó Carrió. “En mi presidencia no se tendría leyes porque el presidente lo quiera pero sí que se tenga un debate en el tema”, señaló la candidata.
Asimismo, ambos políticos explicaron que en su Gobierno “los miembros del gabinete tendrán que acostumbrarse a ir a la Cámara a responder preguntas”. “Tenemos que cambiar la forma de hacer política”, señaló.
Durante su discurso, la candidata afirmó que “hay una gran protección del narcotráfico por parte del Gobierno” y explicó que “antes la droga seguía su paso por la Argentina, ya que era sólo un país de tránsito, ahora podemos decir que es parte de la ‘cocina'”.
“En el conurbano bonaerense se constituyen grandes cocinas de pacos. Hay 500 mil jóvenes comprometidos, es un problema de Derechos Humanos, pero pelear contra el paco es pelear contra el narcotráfico”, señaló Carrió.
Carrió presentará su plan económico y a su futuro ministro: Prat-Gay
Candelaria de la Sota
Clarín
12 de Septiembre 2007
Un dólar a 3 pesos, una economía creciendo en torno al 6% anual, -un ritmo más moderado que el actual-, pero con una inflación más controlada, que debería ubicarse dentro de una banda de entre 2 y 5%, y con un superávit del 3% del PBI. Ese es el escenario macroeconómico ideal que Alfonso Prat-Gay buscará construir si Elisa Carrió es elegida presidente, lo que lo ubicará al frente del Ministerio de Economía.
Estas son las bases macroeconómicas necesarias para poner en marcha el Plan Productivo de la Coalición Cívica, que se presentará el sábado, pocas horas después del lanzamiento de hoy de la fórmula presidencial Carrió-Rubén Giustiniani.
La presentación correrá por cuenta del propio Prat-Gay, quien definirá los lineamientos del Plan Productivo que elaboró una mesa integrada por empresarios, industriales y economistas de la Coalición Cívica.
“La idea es contar cómo vemos la matriz productiva del país y cuáles son los ejes principales de nuestro plan”, dijeron en el entorno de Elisa Carrió. Y precisaron que “se plantearán algunos puntos fundamentales, como la diversificación de la producción y cuál debe ser la complementariedad con Brasil”.
Con respecto a este punto, dejaron en claro que “no podemos tener el mismo dólar que Brasil”, aunque advirtieron que “nos parece que un dólar un poco más bajo que el actual es igualmente competitivo”. Y aseguraron: “No estamos en condiciones de mantener un esquema de flotación”.
Aunque estas palabras no fueron dichas por fuentes del entorno de Alfonso Prat-Gay, bien pueden ser interpretadas como una solapada crítica a la política cambiaria del Gobierno, que implementa su sucesor frente al Banco Central, Martín Redrado.
Los miembros de Coalición Cívica quieren reunir el sábado a empresarios, comerciantes y cámaras profesionales. A ellos, Prat-Gay les explicará qué propone hacer este espacio político con el turismo, las industrias culturales, la economía social, las pymes, y las exportaciones.
“Queremos incorporar valor a la cadena de la industria pesquera, y proponer un nuevo método de faena de carne vacuna para que se pueden exportar los cortes más caros al exterior”, dijeron. Todo eso, en una economía que crezca más despacio, con menos inflación, y con un dólar a $ 3.
Carrió, junto a Giustiniani, prometió dejar de “humillar” a los militares
Horacio Aizpeolea
Clarín
13 Septiembre 2007
Elisa Carrió prometió bajar las retenciones al agro, terminar con la humillación “a la que están siendo sometidas las nuevas generaciones de militares”, y sostener “el dólar más alto posible” mientras no genere inflación. “Estoy moderada porque voy a ser presidente”, dijo ayer la candidata de la Coalición Cívica, en la presentación de la fórmula presidencial.
“David puede ganarle a Goliat; Carrió puede ser presidenta”, afirmó Rubén Giustiniani, el senador santafesino que completa el binomio presidencial.
Los candidatos se mostraron relajados y serenos, ambos con prendas negras, en fuerte contraste con los dos sillones blancos ubicados sobre el escenario de una sala teatral del Paseo de la Plaza. Junto a ellos, en una banqueta también blanca, el filósofo Santiago Kovadloff les fue haciendo preguntas sobre lo que será el programa de gobierno.
“Por primera vez se está privilegiando la conducta a las ideologías”, dijo Carrió. Desde la segunda fila de la platea, la seguían: los diputados nacionales del ARI, Eduardo Macaluse y Adrián Pérez, el economista Adolfo Prat-Gay (lo presentó como futuro ministro de Economía), el peronista Gerardo Conte Grand (posible jefe de Gabinete), la radical rebelde Margarita Stolbizer, más allá estaban Patricia Bullrich y el candidato socialista Roy Cortina.
“No recuerdo una expresión política de tanta racionalidad como ésta”, definió el filósofo Juan José Sebreli, sentado filas más arriba. Algunos de los puntos desarrollados ayer por Carrió y Giustiniani fueron los siguientes:
Fuerzas Armadas. “No pueden seguir hostigadas por lo que hicieron mil tipos que ya están en retiro. Hay que profesionalizarlas y dejar de humillarlas” (Carrió).
Sindicalismo: “No aceptamos que haya sindicalistas ricos con obreros pobres. Queremos un nuevo modelo sindical, sin una única organización con personería jurídica” (Giustiniani).
Política exterior: “Mi primer acto de gobierno será ir al Uruguay. El 90 por ciento de los embajadores deben ser profesionales. Menos sesiones de fotos (palo a Cristina Fernández) y más Palacio San Martín” (Carrió).
Mercosur: “Es la única política de Estado que permanece a través de los años y vamos a profundizarlo” (Giustiniani).
El agro: “Hay que bajar las retenciones del trigo y el maíz, y eliminar las de la carne y la leche. Sólo existe la oligarquía de los corruptos que se roban el país” (Carrió).
Salud: “Nuestro modelo es Rosario, donde el socialismo lleva 17 años de gobierno. Del 3% del presupuesto se pasó al 30%. Los pilares son la prevención y la atención primaria” (Giustiniani).
Corrupción: “No basta con tener funcionarios honestos. La corrupción se acaba cuando los presidentes dejen de robar” (Carrió).
Ciencia y Tecnología: “El conocimiento es la ventaja comparativa de las naciones. A nuestros investigadores universitarios hay que articularlos con las industrias” (Giustiniani).
Narcotráfico: “El paco es la principal violación de los derechos humanos en estos momentos. Hay 500 mil jóvenes comprometidos” (Carrió).
Industria: “No hay nación desarrollada sin industria; tenemos que articular la industria con el sector primario” (Giustiniani).
Inflación: “Queremos un dólar alto, pero que con estabilidad de precios” (Carrió).
Parlamento: “Basta de toma y daca, o de sobres como en los noventa. Las leyes deben salir por consenso” (Giustiniani).
El humor también tuvo su lugar en la presentación de la coalición cívica. “No quiero poner en riesgo la fórmula, pero vamos a hacer una gran campaña contra el tabaquismo”, anunció Giustiniani. Carrió se encogió de hombros: “Voy a salir a fumar a las escalinatas de la Casa Rosada”.
Las Madres, contra Carrió
Página 12
14 de Septiembre 2007
Las dos corrientes de Madres de Plaza de Mayo cuestionaron duramente a la candidata presidencial de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, por sus declaraciones en las que afirmaba que había que “terminar con la humillación a los militares”, en alusión al trato que Néstor Kirchner le prodiga a las Fuerzas Armadas.
Hebe de Bonafini descalificó a Carrió por una supuesta simpatía de la dirigente con los militares. “Ella siempre estuvo con los milicos”, dijo la titular de Madres de Plaza de Mayo. “Creo que para democratizar definitivamente a las Fuerzas Armadas hay que cambiar los planes de estudio de los institutos militares y quemar todos los libros con los que estudian”, agregó Bonafini.
Además, rescató el trabajo realizado por la ministra de Defensa, Nilda Garré, a lo largo de su gestión. “Lo que hizo es una maravilla, gracias a ella podemos estar un poco mejor”, dijo. Sin embargo, se preocupó en remarcar que “los jueces de la dictadura y los milicos que quedaron todavía están allí”.
Por su parte, Tati Almeida, de Madres Línea Fundadora, dijo que “lo que declaró Carrió es lamentable, deplorable. Parece que esta señora no tiene memoria. Ella es muy católica, pero ser cristiana no es olvidarse del horror que cometieron estos genocidas”, argumentó. También se mostró partidaria, al igual que Bonafini, de replantear los planes de estudios para militares: “A las nuevas generaciones hay que enseñarles el horror que cometieron sus camaradas”.
El miércoles, en la presentación de la fórmula de la Coalición Cívica, el filósofo Santiago Kovadloff le preguntó a Carrió si era necesario un nuevo trato para las Fuerzas Armadas. Lilita contestó: “Tiene que haber un nuevo trato. Las nuevas generaciones no pueden ser humilladas por lo que hicieron mil personas”.