Anuncios por $ 4000 millones sobre el final de la campaña

Eso suman el aumento a jubilados y la reducción en el pago del impuesto a las ganancias



La Nación

2 de Setiembre de 2007
En el tramo final de la campaña presidencial el gobierno de Néstor Kirchner está desarrollando una estrategia que apunta a volcar en el mercado y en el bolsillo de millones de argentinos casi 4000 millones de pesos adicionales, que se sumarán al gasto público y que potenciarán el consumo a partir de fines del mes actual, es decir, cuando falten menos de 30 días para las elecciones del 28 de octubre próximo.
El plan, bautizado informalmente en la Casa Rosada como “Octubre Feliz”, consiste en incrementar en forma coordinada haberes jubilatorios e ingresos de los sectores medios, una franja social clave del electorado que procura captar la candidata presidencial del oficialismo, la senadora Cristina Kirchner.
La seguidilla de anuncios comenzó el viernes 27 de julio. Ese día el Gobierno presentó la reducción del impuesto a las ganancias. Serán $ 1500 millones que se reintegrarán a los contribuyentes cuatro semanas antes de ir a votar. El plan Octubre Feliz, como se lo conoce en la Casa Rosada, se completó con aumentos a las jubilaciones, a las asignaciones familiares y a los subsidios que otorga el PAMI para jubilados y pensionados.
El costo fiscal exacto del programa será $ 3932 millones para lo que resta del año 2007, si se suman todos los anuncios formulados.
Como se dijo a fines de julio, la rebaja en Ganancias significará un reintegro y un “aguinaldo tributario”, tal como lo definió el Gobierno, de 1500 millones de pesos para todo 2007. Dos semanas después, Kirchner dio un aumento jubilatorio de 12,5% que significó $ 1820 millones más para el sector de aquí a fin del año actual.
Siete días después, la Casa Rosada dispuso un incremento del 40% en las asignaciones familiares por hijo: destinará a ello $ 400 millones en los últimos cuatro meses de 2007. Y por último, la directora del PAMI, Graciela Ocaña, anunció la suba de un subsidio de $ 30, de atención sociosanitaria, para jubilados y pensionados. Desde mañana pasarán a percibir 45 pesos mensuales con retroactividad al 1° de julio. Tendrá un costo fiscal adicional de $ 212 millones en 2007.
La suma de todas las mejoras totalizan $ 3932 millones y en su mayoría se percibirán desde el 1° de octubre, 27 días antes de las elecciones.
La necesidad de la recomposición en los ingresos de la clase media y de los jubilados es una necesidad urgente, que ni la oposición se atrevió a cuestionar de manera tajante. Pero la oportunidad no deja de ser sugestiva: Kirchner compatibilizó las medidas populares con las necesidades electorales perentorias de su esposa y candidata presidencial, Cristina Kirchner.
Sin anuncios en el Salón Blanco de la Casa Rosada, y en silencio, en tanto, el Gobierno publicó el viernes 24 del mes último, en el Boletín Oficial, el decreto de necesidad y urgencia (DNU) por el cual se agregó gasto corriente por $ 14.219 millones de excedentes presupuestarios. Con ese dinero tapará el aumento de estas erogaciones.
Centralización
Esos recursos se asignaron, en forma discrecional, a las áreas más sensibles de la administración: el Ministerio de Planificación, de Julio De Vido, y la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), de Sergio Massa. Por caso, más dinero a la obra pública y a los haberes jubilatorios.
Mientras Kirchner puede aumentar el gasto por los excedentes recaudatorios, bajar impuestos y aumentar sueldos y jubilaciones, la Casa Rosada decidió que redoblará esta semana su bombardeo verbal sobre la ciudad de Buenos Aires: los dos blancos serán Jorge Telerman y Mauricio Macri, el jefe de gobierno porteño y su sucesor inminente (tal como se informa en la sección Información general).
El futuro candidato a senador, Daniel Filmus, los vapuleó y los seguirá atacando por proponer el aumento de un impuesto, el de alumbrado, barrido y limpieza, ABL. Se trata de la política inversa a la que Kirchner gestiona en la Nación, dirá Filmus.
Ni Telerman ni Macri se defendieron. Podrían haber dicho que Kirchner retiene el 70% del total de la masa de recursos nacionales y que coparticipa sólo el 30% de ellos entre las provincias. La ciudad aporta el 20% de esos recursos totales del país y recibe sólo el 1,4% en coparticipación.
Históricamente, la Nación retuvo el 47% y distribuía el 53% restante entre los 24 estados federales.
El creciente aumento de la recaudación le otorga a Kirchner un excedente fiscal sin precedente, base de su construcción de poder político. Una Nación rica y provincias deficitarias configuran el método K: concentración de poder y disciplinamiento a los gobernadores e intendentes, a cambio de obra pública y sumas fijas. Esas obras son el motivo formal de los actos oficiales y de campaña que Kirchner hará en el resto del proceso electoral junto con su esposa y candidata presidencial, Cristina Kirchner.
El otro caso emblemático es la provincia de Buenos Aires. El gobernador Felipe Solá emitió deuda por 500 millones de dólares hace pocos meses para paliar el déficit anual y su posible sucesor, Daniel Scioli, buscará estrechar lazos con Balcarce 50 para no quedar fuera del reparto de dinero.
Para todo 2008, el aumento de subsidios del PAMI significarán $ 727 millones; los aumentos jubilatorios 5460 millones, y la suba de asignaciones por hijo 1200 millones. Si se suman los 1500 millones de ganancias, el año próximo se volcarán al mercado $ 8887 millones adicionales.
Por Mariano Obarrio
De la Redacción de LA NACION
Actos de campaña
La campaña de la candidata oficialista Cristina Kirchner consistirá en recorrer el país en actos oficiales que organizará el presidente Néstor Kirchner por distintas provincias para anunciar obras públicas. Con ese motivo, el Gobierno aprovechará los recursos destinados a los actos institucionales para transformarlos, implícitamente, en mitines de presentación de la candidata. La primera dama, eso sí, también tendrá una instalación internacional. El sábado próximo viajará a Alemania y Austria, en tanto que el 23 del actual irá a los Estados Unidos, junto al Presidente, para disertar en diversos foros empresarios.