Tras los escándalos de Santa Cruz, Cristina continúa la campaña

Hoy viajará rumbo a Mar del Plata para apoyar a Daniel Scioli, candidato a gobernador por la provincia de Buenos Aires. La candidata oficialista reaparece en público, después de unas vacaciones en El Calafate y el incidente protagonizado por Daniel Varizat, ex-funcionario kirchenrista, quien atropelló a 20 manifestantes en Santa Cruz el fin de semana.


Kirchner y Cristina: un regreso en silencio
Clarín
21 de Agosto 2007
El presidente Néstor Kirchner regresó ayer a la tardecita a la Capital Federal luego de pasar el fin de semana en Santa Cruz junto a su esposa y candidata presidencial, Cristina Fernández, y varios colaboradores directos. Una visita, luego de cinco meses de ausencia en su tierra natal, que se vio empañada por el incidente que protagonizó Daniel Varizat justo el día en que la primera dama encabezaba un acto proselitista en Río Gallegos.
Ayer, fuentes del Gobierno se quejaban por este tema en diálogo con Clarín: “Quisieron romper el acto de Cristina y lo lograron, más allá de que Varizat pueda ser un irresponsable por lo que hizo”, decían los voceros oficiosos, con una particular mirada de los hechos, en referencia a los manifestantes que el viernes protestaron en las inmediaciones del lugar donde se hizo el mitín.
Para esas fuentes, pues, parecería un hecho que los incidentes fueron la consecuencia de la provocación de los manifestantes, entre los que había docentes y empleados públicos. Hablaron, incluso, de que fueron liderados por “dirigentes de izquierda”.
Nunca será reconocido en público pero hay cierta molestia en el Gobierno porque el regreso de los Kirchner a su pago chico había sido planeado como para marcar -en términos de opinión pública- que las cosas estaban un poco mejor que antes.
Luego de aquel acto en Gallegos, el matrimonio presidencial se trasladó a El Calafate -de allí partieron ayer-, una costumbre que habían abandonado cuando las protestas gremiales en la provincia se hicieron frecuentes.
Unos pocos compartieron esa intimidad, como el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zanini o el titular de la SIDE, Héctor Icazuriaga.
Fue justamente allí, en esa mesa chica y en diálogo con el gobernador Daniel Peralta, donde se decidió la salida del jefe de Policía, Wilfredo Roque. Como un gesto para descomprimir la situación: esa era una de las demandas de los manifestantes.
A propósito de Peralta: según las fuentes, Kirchner dijo allí que el actual mandatario sigue siendo por ahora su apuesta para tratar de retener la gobernación.
El Gobierno dice manejar encuestas que le dan por debajo de Alicia Kirchner en intención de voto pero por arriba del rival radical, Eduardo Costa.
Desde ayer, equipos de encuestadores sondean cómo impactó esta crisis del fin de semana en la imagen del gobierno provincial.
Los Kirchner buscan alejarse del conflicto
Paola Juárez
La Nación
21 de Agosto 2007
Los Kirchner bajaron ayer del Tango 01 al atardecer y se despidieron de los dos hombres que los acompañaron en las últimas y complicadas horas que se vivieron en Santa Cruz: el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y el titular de la SIDE, Héctor Icazuriaga. El matrimonio se fue a la quinta de Olivos. La orden, dicen, fue no hablar del “caso Varizat” para evitar que el tema siguiera creciendo.
Los cuatro habían planeado el fin de semana largo en El Calafate, previo paso por Río Gallegos para un acto con el gobernador Daniel Peralta, con el fin de “descansar” -según palabras de uno de ellos- y empezar a hablar del eventual futuro gobierno de la senadora Cristina Kirchner.
Todo salió mal. El ex funcionario kirchnerista Daniel Varizat atropelló el viernes último a 17 personas e hizo que el Presidente estuviera concentrado en la tensa situación. “Varizat enloqueció”, habría dicho Kirchner en las horas posteriores al hecho, aunque sus allegados justificaron la acción del dirigente. Kirchner se quedó esa noche a dormir en Río Gallegos, algo que no hacía desde hace mucho porque utiliza la casa de El Calafate.
A la mañana siguiente de los incidentes, el Presidente quiso recorrer su ciudad. Se fue con el jefe de Gabinete y visitó a dos amigos; sólo después del almuerzo todos partieron a El Calafate, con la preocupación del caso Varizat. Parecía como una maldición contra la candidatura de Cristina Kirchner: desde que oficializó su candidatura, el Gobierno enfrenta una sucesión de escándalos. Sobre este punto, para los hombres más importantes del Gobierno todo radica en que “falta poco para las elecciones”.
Ya en El Calafate, los Kirchner analizaron la situación en privado: responsabilizan del clima adverso en Río Gallegos a grupos radicalizados. “El pueblo no está en la calle, a Kirchner no lo insultan”, dijo ayer un funcionario allegado al Presidente.
Pero, por las dudas, la candidatura a gobernador de Peralta no fue confirmada, como se esperaba, y anoche en el Tango 01 no descartaban como postulante a Alicia Kirchner. La hermana del Presidente fue objeto de una agresión en Río Gallegos. No hay certezas cerca de Kirchner.
El plan es demorar todo lo máximo posible. Sólo Kirchner podría denunciar desde su atril una conspiración para perjudicar al oficialismo desde su tierra. Cristina Kirchner avanzará ahora hacia su campaña, sin involucrarse en los temas del Gobierno, al menos por el momento.
Hoy irá a Mar del Plata para el lanzamiento de la fórmula bonaerense Daniel Scioli-Alberto Balestrini. Y empezará a preparar su primer viaje de campaña al interior, a Santa Fe. El matrimonio Kirchner, dicen, está convencido de que nada de lo que está pasando afecta su futuro electoral.
Enojo, silencio y mal humor del matrimonio presidencial
Mariano Obarrio
La Nación
19 de Agosto 2007
El gobierno de Néstor Kirchner se dedicó ayer a procurar que el nuevo escándalo originado por la embestida automovilística de Daniel Varizat contra 20 manifestantes en Santa Cruz no perjudicara la imagen del Presidente ni de la primera dama y candidata, Cristina Kirchner. De pronto Varizat pasó a ser casi un desconocido para los principales funcionarios de la Casa Rosada.
La orden inmediata de Kirchner ayer fue tomar distancia del ex funcionario del gobierno nacional, que pisó el acelerador y estrelló su camioneta contra quienes reclamaban por un mejor salario.
En el más absoluto silencio, poco después del mediodía, Kirchner se retiró de Río Gallegos, con rumbo a El Calafate para pasar el fin de semana largo. “Varizat no es funcionario del Gobierno, no tenemos por qué responder por él”, dijo ayer a LA NACION un vocero oficial. Kirchner partió hacia su descanso calafateño junto con Cristina Kirchner y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández.
Nadie quería recordar ayer que Varizat actuó como subsecretario general de la Presidencia desde diciembre de 2005 hasta marzo de 2006, cuando, por encargo de Kirchner, ocupó el cargo de ministro de gobierno de Santa Cruz para fortalecer la débil gestión del entonces gobernador Carlos Sancho, que cayó en mayo último.
En rigor, Varizat terminó echándole nafta al fuego que consumía a Sancho. Precisamente, éste y Varizat debieron renunciar entonces debido a una brutal represión policial a manifestantes docentes y municipales, que había sido ordenada por el mismo Varizat y que dejó varios heridos.
Campaña accidentada
Néstor y Cristina Kirchner tuvieron ayer otro pico de irritación en su intimidad por la violencia en Río Gallegos. El arranque de Varizat terminó por empañar el acto partidario de anteanoche, en el Boxing Club, en el que la candidata presidencial debía escenificar su regreso a Río Gallegos, bastión electoral kirchnerista.
No salen de su asombro los Kirchner. La campaña de Cristina Kirchner aparece rodeada de escándalos que afectan al Gobierno, como el de la bolsa de dinero de la ex ministra Felisa Miceli y el de la valija de 800.000 dólares sin declarar del ex director del Occovi, Claudio Uberti.
El Presidente le impartió ayer una instrucción clara al gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta: debía tomar distancia de Varizat y denunciar su “irracionalidad”, cosa que hizo.
Cerca de Kirchner aseguraban ayer a LA NACION que Varizat y los manifestantes “tuvieron ambos actitudes demenciales”. Más allá de la violencia de las protestas, no se advirtió en los videos agresiones físicas contra Varizat como para que éste atropellara a tanta gente y dejara cinco heridos hospitalizados y de gravedad.
Kirchner les hizo decir a sus voceros que las protestas buscaron “enchastrar” el paso de Cristina Kirchner, pero no marcaban que Varizat colaboró mucho más para ese objetivo.

Con un emotivo video y mil invitados especiales, se lanzan Scioli-Balestrini
El vicepresidente Daniel Scioli y el diputado nacional Alberto Balestrini presentarán oficialmente hoy en Mar del Plata la fórmula kirchnerista para la Gobernación bonaerense, con un acto al que asistirán el presidente Néstor Kirchner y su esposa Cristina.
El lanzamiento del binomio oficialista se concretará a las siete de la tarde en el teatro Auditorium, con la presencia de dirigentes políticos e invitados especiales que colmarán las 1.028 plazas disponibles, a las que sólo podrán acceder quienes tengan la tarjeta correspondiente -con colores distintivos de los sectores asignados-, ya que habrá un estricto operativo de seguridad.
Los que tengan impedido el acceso podrán seguir las alternativas de lo que ocurra en el interior de la sala Astor Piazzola desde dos pantallas gigantes que serán instaladas sobre la rambla marplatense.
Además del Presidente y su esposa, está anunciada la presencia del radical K Julio Cobos -compañero de fórmula de Cristina Kirchner-, el gobernador Felipe Solá, ministros nacionales y bonaerenses, legisladores, intendentes e integrantes de los equipos técnicos del vicepresidente. Y, por expreso pedido de Scioli, habrá butacas reservadas para sus familiares, compañeros de colegio, su médico personal y un grupo de amigos del ambiente deportivo y del espectáculo.
El acto tendrá características similares al de la presentación de la fórmula presidencial kirchnerista en el Luna Park. Durará aproximadamente 40 minutos, hablarán Scioli y Balestrini y se proyectará un video de tres minutos que “sintetizará las ideas y la trayectoria política” de ambos candidatos con el tema “Tu lo decides”, interpretado por la Pimpinela Lucía Galán.
Colaboradores de Scioli adelantaron que en su discurso el candidato explicará que eligió Mar del Plata para hacer la presentación de la fórmula porque es la ciudad en la que pasó “los momentos más felices” de su vida.
En los aproximadamente 15 minutos que durará su discurso, Scioli convocará a gobernar “con todos y para todos”, mencionará cuáles serán las bases de su programa de gobierno y hará eje en la seguridad y la inclusión social.
Scioli reservará un tramo de su discurso para “agradecer” al presidente Kirchner la confianza que depositó en él al elegirlo como candidato del oficialismo. Otro segmento estará destinado a seguir con la línea trazada por la candidata presidencial. “Hará, al igual que Cristina, un llamado a profundizar el cambio”, explicaron sus colaboradores.