Lopez Murphy aceptó el tibio apoyo de Macri

Luego de que Mauricio Macri dijera que sólo apoyará a Ricardo Lopez Murphy en la Capital, el líder de Recrear agradeció su definición pero dentro de su partido estan buscando alternativas para los comicios de Octubre. Un nombre que se menciona es el de Elisa Carrió,


López Murphy asegura que no está enojado con Macri
Infobae
17 de agosto 2007

El candidato Ricardo López Murphy aseguró en declaraciones a Radio 10 que no son ciertos los rumores que dicen que está enojado con Mauricio Macri: “No estoy molesto por la libertad de acción. Al contrario, ayer lo llame para agradecerle el apoyo personal que me brindó”.
Ayer, el jefe de Gobierno porteño electo decidió dar su apoyo “personal” a Ricardo López Murphy, aunque aclaró que su respaldo sería sólo por parte de PRO Capital Federal y dejó en “libertad de acción” al resto de los distritos nacionales. “No nos ponemos de acuerdo porque en las elecciones por la Ciudad, nos apoyaron desde distintos puntos de la política, entonces nos pareció bueno que cada provincia tome su decisión”, señaló Macri en conferencia de prensa.
Según Macri, “el PRO se siente cómodo con la propuesta de Ricardo López Murphy” y señaló que si las elecciones fueran “mañana” votaría al líder de Recrear. “Si mañana fuera octubre, yo voy a votar por López Murphy”, indicó al tiempo que se escuchó la voz de su compañera de gobierno afirmar “yo también”. Para López Murphy esas palabras de Macri son más importantes que la “libertad de acción”.
Finalemente, el candidato minimizó la crisis internacional de los mercados. “Tiendo a pensar que la crisis es manejable”, dijo, pero aseguró que los bancos internacionales deberán hacer un esfuerzo significativo para combatirla.
Macri apoyará a López Murphy en forma “personal”.
Infobae
17 de agosto 2007

El jefe de Gobierno poteño electo le dio el “sí” a su aliado político, pero limitó ese respaldo únicamente a la Ciudad de Buenos Aires. “Si mañana fuera octubre, yo voy a votar por Ricardo”, indicó
Mauricio Macri finalmente decidió dar su apoyo “personal” a Ricardo López Murphy, aunque aclaró que su respaldo sería sólo por parte de PRO Capital Federal y dejó en “libertad de acción” al resto de los distritos nacionales.
“No nos poníamos de acuerdo porque en las elecciones por la Ciudad, nos apoyaron desde distintos puntos de la política, entonces nos pareció bueno que cada provincia tome su decisión”, señaló Macri en conferencia de prensa, donde estaba acompañado por su vice electa en la jefatura porteña, Gabriela Michetti.
Según el jefe de Gobierno poteño electo, “el PRO se siente cómodo con la propuesta de Ricardo López Murphy” y señaló que si las elecciones fueran “mañana” votaría al líder de Recrear. “Si mañana fuera octubre, yo voy a votar por López Murphy”, indicó al tiempo que se escuchó la voz de su compañera de gobierno afirmar “yo también”.
“Cada distrito va a tomar la decisión que quiera, el PRO da libertad de acción a cada uno de ellos”, puntualizó Macri.
Sobre las perspectivas de cara a octubre próximo, Macri señaló que estaba “convencido que con el correr de los meses, López Murphy será una mayoría opositora en una segunda vuelta electoral” y estimó que “todavía falta mucho para las elecciones, creemos que va a crecer”.
Macri apoyará la candidatura de López Murphy sólo en la Capital
María Elena Polack
La Nación
17 de agosto 2007

Cincuenta días después de haber ganado ampliamente los comicios porteños, el electo jefe de gobierno Mauricio Macri reconoció ayer que su intento de conformar una amplia alternativa al kirchnerismo fracasó y que votará para presidente a su socio de Pro, Ricardo López Murphy, aunque sea una decisión distrital, ya que tampoco logró unificar a su partido detrás de esa figura a nivel nacional.
Junto a su compañera de fórmula, Gabriela Michetti, brindó la segunda conferencia de prensa desde que se reunió con el presidente Néstor Kirchner, el 27 de junio último, y durante la cual hubo más preguntas sobre la situación judicial de Elisa Carrió y el traspaso de la policía a la ciudad que sobre la construcción proselitista de cara a octubre próximo.
Sobre Carrió, Macri y Michetti coincidieron en decir que siguen la situación judicial “con mucha atención”. Para Michetti, una eventual condena contra la líder de la Coalición Cívica “puede ser muy grave como signo y símbolo” para el resto de la dirigencia opositora.
Y sobre el traspaso de la policía al ámbito porteño, Macri manifestó su deseo de que concluya con éxito el “proceso legislativo” para avanzar con otros temas que hacen a la autonomía, como “el puerto y el transporte”.
“Yo voy a votar a Ricardo López Murphy”, dijo Macri al promediar la rueda de prensa de 15 minutos, aunque aclaró que su prioridad es “el gobierno de la ciudad”, que asumirá el 10 de diciembre próximo.
La decisión había sido tomada en los últimos días por la “mesa de Pro de Capital Federal que se identifica con Ricardo”, confesó Macri, al añadir que por teléfono le había anticipado al líder de Recrear su decisión, ya que se encuentra en el norte del país en campaña proselitista.
“Hablé con Ricardo. Me agradeció y me dijo que valoraba el apoyo [en la Capital]”, dijo Macri ante la consulta periodística. Mezclados entre los periodistas, escuchaban a Macri los diputados Paula Bertol, Federico Pinedo y Jorge Vanossi; el legislador porteño Marcos Peña, y los diputados electos Enzo Pagani (Recrear) y Oscar Moscariello (Partido Demócrata Progresista), quien tuvo que explicar la ingeniería que pondrá en marcha su agrupación, ya que en el nivel nacional respaldará la postulación de Roberto Lavagna y en la Capital impulsará a López Murphy.
Lista única
El apoyo al presidente de Recrear le permite a Pro tener una sola lista de candidatos a senador y a diputados nacionales en la Capital Federal, cuyos primeros puestos podrían ser ocupados por Vanossi y Pinedo, respectivamente.
Macri no ocultó su preocupación por el escaso nivel de intención de voto de López Murphy, pero dijo estar “convencido” de que “con el correr de los meses va a crecer y quizás a estar en la segunda vuelta” electoral.
“Falta mucho [para octubre], demos tiempo a los candidatos para que vayan creciendo, especialmente Ricardo”, añadió Macri al plantear su deseo de que haya debate como sucedió en la campaña para jefe de gobierno porteño. Durante la rueda de prensa tampoco se hizo alusión a si el voto a López Murphy implicará un apoyo formal a la campaña proselitista, como la participación de Macri o de Michetti -“yo también voto por Ricardo”, fue su definición- en algunos de los actos que se efectuarán en la ciudad.
“Ese es un tema que todavía ni se insinuó”, deslizaron dirigentes de ambos partidos políticos, los que admitieron que en los próximos días se comenzará a estudiar la confección de las listas a cargos legislativos.
Tampoco quedó claro si la marca Pro puede ser usada indistintamente por los socios fundadores, Macri o López Murphy, o si se aplicará la teoría del electo jefe de gobierno porteño: “Pro es un frente nacional que conduce CPC”.
Cada distrito macrista quedó liberado de “intentar construir lo que le parezca más razonable” con sólo un límite: el oficialismo.
Así, confirmó que en la provincia de Buenos Aires ambas agrupaciones competirán entre sí, especialmente si Francisco de Narváez (Unión Popular) logra la aprobación judicial de ser candidato, lo que le permitiría encabezar la fórmula con Jorge Macri, primo del presidente de Boca Juniors. Recrear impulsa a la dupla Sergio Nahabetian-Héctor Tumini.

“Responde a una actitud histórica”
La Nación
17 de agosto 2007

SALTA.- El candidato presidencial de Recrear, Ricardo López Murphy, recibió la comunicación del respaldo del electo jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, en esta capital, en una corta comunicación telefónica. Y calificó la decisión como la consecuencia de la “actitud histórica” de respaldo que él manifestó por Macri.
“Lo de Macri responde a la actitud histórica que hemos tenido. Acaba de hablar conmigo, ustedes lo escucharon, y dijo que va a pronunciarse personalmente por el voto a mi candidatura, y yo creo que adicionalmente habrán muchos distritos que coincidan y otros que no coincidirán”, sostuvo.
López Murphy consideró que las únicas complejidades de ese eventual entendimiento electoral se darán en la provincia de Buenos Aires. “En los demás distritos seguramente no va a haber inconveniente”, remarcó.
Reiteró el dirigente que un acuerdo de la oposición “sigue siendo un proceso difícil”, aunque se mostró esperanzado y envió ese mensaje a los candidatos opositores.
“Hoy todo el mundo se da cuenta de la razonabilidad que tiene esta carta. Yo espero que con esta lógica podamos seguir avanzando”, dijo.
El líder de Recrear advirtió también de las consecuencias que podría tener una sentencia en contra de Elisa Carrió mientras hay impunidad frente a otros episodios, y calificó de “accionar mafioso” el bloqueo con camiones en empresas distribuidoras y supermercados.
“Si logran poner presa a Carrió, la verdad es que estaríamos en una cuestión increíble. Luego de los episodios que ha vivido el país en las últimas semanas, sobre todo el episodio de la valija en la Aduana en el avión de Enarsa recogiendo una maleta que ha puesto a la República en un estado de tensión extraordinaria, una eventual detención de Carrió solo haría que el sistema político esté más crispado.”
Una decisión judicial equivocada interpretó que “va a generar una situación de profundo desequilibrio”.
Además, López Murphy consideró que en una eventual presidencia de Cristina Kirchner seguirán los apagones, la inflación, la corrupción y la inseguridad.
Críticas al kirchnerismo
Sobre el discurso de lanzamiento de la fórmula presidencial del oficialismo, sostuvo que la candidata y actual primera dama “no se ocupó ni de la corrupción ni de la inflación ni de la crisis energética ni de la seguridad”.
“Ella debe creer que todo está bien, así que si siguiera Cristina prepárense para la valija, prepárense para la inseguridad, prepárense para la inflación, prepárense para los apagones”, acusó el dirigente.
En Salta, López Murphy se reunió con el partido Propuesta Salteña, escisión del Partido Renovador, que se alió al kirchnerismo, aunque no participó su ex compañero de fórmula el senador nacional Ricardo Gómez Diez (Renovador-Salta) porque estaba en Buenos Aires.
El líder de Recrear dijo que esas fuerzas deben resolver a quién apoyar en el orden nacional. “Espero que hagan lo que sea más consistente y razonable.”
Antes de partir de regreso a Buenos Aires, el dirigente dialogó con jóvenes, empresarios, el vicario general de la arquidiócesis, monseñor Dante Bernacki, y la conducción local de Recrear, cuya responsable, Cynthia Molinari, es candidata a diputada nacional. No se oficializaron, sin embargo, los eventuales postulantes para cargos provinciales.
Para Recrear, este apoyo no alcanza
Mariano Thieberger
Clarín
17 de agosto 2007

Pese a los esfuerzos que hizo ayer Ricardo López Murphy para expresar su satisfacción por el tibio respaldo de Mauricio Macri a su candidatura presidencial, en su partido reconocieron que “no alcanza” para afrontar sin riesgos de catástrofe los comicios de octubre. Por eso, y ante la resistencia de López Murphy a declinar así nomás su postulación, se lanzaron de lleno a la búsqueda de una “alternativa superadora”.
“Quienes lo conocemos bien a Ricardo sabemos que sólo estaría dispuesto a bajar su candidatura si apareciera una posibilidad mejor, no lo haría nunca para irse a su casa”, le explicó ayer a Clarín uno de los principales dirigentes de Recrear.
¿Cuál podría ser esa “alternativa superadora” que mencionan cerca de López Murphy? Un acuerdo electoral con la Coalición Cívica que lidera Elisa Carrió aparece al tope de las especulaciones. En ese caso, sostienen en Recrear, López Murphy podría exhibir la declinación de su candidatura como un gesto a favor del fortalecimiento de la oposición y no como el resultado de una escasa intención de voto en las encuestas.
La pregunta siguiente es, inevitablemente, ¿qué posibilidades existen todavía de un acuerdo con Carrió? En Recrear sostienen que aún se puede llegar a un entendimiento. Reconocen que todavía no hubo contactos directos entre López Murphy y Carrió pero no descartan que puedan producirse una vez que la candidata de la Coalición Cívica pase el juicio oral por calumnias e injurias en su contra que comenzará hoy.
En el entorno de Carrió no son tan optimistas respecto a la posibilidad de un acuerdo. Dicen que “es muy difícil” y que “ya parece demasiado tarde”. La misma candidata presidencial había salido el miércoles al cruce de un supuesto acercamiento con Recrear al señalar que “no tengo conversaciones ni hice ningún tipo de acuerdo”. Está claro que un entendimiento con López Murphy podría ocasionarle a Carrió más problemas con sus socios de la Coalición Cívica.
La desmentida de Carrió no logró despejar los rumores sobre que López Murphy podría bajar su candidatura presidencial para presentarse como candidato a senador por la Ciudad.
Ya el propio Macri había intentado convencer sin éxito a López Murphy de que no se presentara como candidato presidencial. “Vos sabés que mi abuelo materno es irlandés. Somos tozudos. Yo no me bajo y soy candidato a presidente”, fue entonces la respuesta del titular de Recrear.
Claro que en ese momento López Murphy suponía todavía que podría lograr un respaldo explícito de Macri a su candidatura presidencial. A partir de la decisión del jefe de gobierno porteño electo de no apoyarlo a nivel nacional algunos creen que podría cambiar de idea.
Macri dijo que votará a Murphy, pero sólo lo respaldará en Capital
Santiago Fioriti
Clarín
17 de agosto 2007

Si mañana fuese octubre yo les diría que voy a votar por Ricardo López Murphy”, confió ayer Mauricio Macri y giró velozmente la vista hacia Gabriela Michetti: “¿Y vos? “Sí, yo también”, respondió la vicejefa de Gobierno electa. La escena no alcanzó para disimular el tibio compromiso que el líder de PRO puso en función de la candidatura presidencial de su socio. El binomio confirmó que el macrismo sólo lo apoyará en Capital Federal y que en el resto del país dará “libertad de acción”.
Como para dejar en claro que ambos adelantaban su voto únicamente a título personal, en dos ocasiones Macri mencionó a López Murphy como “el candidato de Recrear”, una manera sutil de diferenciarlo de la sigla que lo llevó a la victoria en la elección porteña. “El PRO somos nosotros, un frente nacional que se conduce desde CPC”, enfatizó.
Durante la conferencia de prensa que Macri y Michetti ofrecieron en las oficinas de Compromiso para el Cambio con la idea de oficializar la apuesta electoral rumbo a octubre -adelantada por Clarín el lunes y ayer-, quedó la sensación de que buscaron hacerle un guiño a López Murphy en momentos en que parecía que iban a dejarlo solo. Eso sí, con la cautela suficiente como para no quedar pegados a los resultados de su postulación.
“Hubo un enorme debate interno y no nos pudimos poner de acuerdo. Por eso decidimos apoyar a López Murphy en Capital y dar libertad de acción en los demás distritos del país para que cada uno intente construir lo que le parezca más conveniente, lo más razonable”, detalló el futuro jefe de Gobierno. ¿El límite para las alianzas en las provincias? “Bueno, el límite es el oficialismo”, comentó entre risas.
Con un dejo de autocrítica y otro de cuestionamiento hacia quienes se anotaron en la carrera para intentan desafiar el poder del kirchnerismo, Macri sostuvo que “la oposición no ha sabido construir una única alternativa”, un deseo que, añadió, “reclama la gente” y que él intentó cumplir el año pasado, cuando muchos lo señalaban como el oponente más serio al Gobierno. “No tuvimos éxito”, evaluó.
La decisión de la mesa nacional del macrismo de no respaldar a López Murphy ni a ningún otro candidato opositor fue el consejo que desde un primer momento Macri recibió de su asesor ecuatoriano, Jaime Durán Barba, quien desde el resonante triunfo en la contienda porteña no hizo más que profundizar su influencia sobre su cliente.
“No tenés nada para ganar, no tiene sentido jugarse por alguien”, fueron sus palabras, en la primera charla luego de que Macri obtuvo más del 60 por ciento de los votos en el ballottage frente a Daniel Filmus. Desde entonces, en su despacho no se hizo más que conjeturar acerca de los riesgos que podía correr si Cristina Fernández de Kirchner se impone -como marcan las encuestas- con amplitud.
Nada ingenuo, ayer, a los pocos minutos de haber abierto la conferencia, Macri largó la consigna de que su “prioridad” era el 10 de diciembre (día de la asunción) y luego, ante una pregunta, distrajo la atención con el debate sobre el pedido de autonomía que le hizo al presidente Néstor Kirchner. En ese sentido, insistió con que no sólo quiere poder decidir sobre la seguridad, sino también sobre “transporte y Puerto”.
Acaso para frenar la ansiedad de López Murphy -quien en Salta afirmó que PRO “dudó en consolidar su espacio y dio una ventaja inmensa”-, Macri le envió una frase optimista. “Con el correr de los meses irá aumentando su intención de voto y será la alternativa opositora que llegue al ballottage”, dijo, aunque pasó por alto que hasta la semana pasada le pedía que se “bajara” de la pelea porque los sondeos lo ubicaban muy rezagado.
Macri le dará Dogui al Bulldog en Capital
Werner Pertot
Página 12
17 de agosto 2007

Mauricio Macri anunció que votará al candidato a presidente Ricardo López Murphy y que lo acompañará el PRO porteño, pero dejó en los demás distritos libertad de acción “para construir lo que les parezca mejor”. Luego lo pensó un poco y agregó: “Con el límite del oficialismo, no exageremos”. Con esa salida de compromiso, concluyó más de un mes de incertidumbre y de tironeos con su socio de PRO. Por las dudas, dejó en claro que en los distritos en los que no haya acuerdo, él se quedará con el sello: “El PRO somos nosotros. Es un frente nacional, que se conduce desde Compromiso para el Cambio”, ajustó las riendas.
Dos faroles de esquina de tango flanqueaban la puerta de la sala de conferencias, en medio de las pulcras oficinas de PRO. La vicejefa de Gobierno, Gabriela Michetti, llegó primero, recuperada tras sus vacaciones parisinas y se ubicó en la sala, en la que había varias hileras de pupitres. Abandonados a un costado estaban algunos de los artículos de utilería de la campaña, como el reloj de la inseguridad. De estricto traje, Macri arribó 45 minutos tarde.
Junto con Michetti, se sentó detrás de un gigantesco cartel amarillo que indicaba sus cargos. “PRO es un espacio diverso donde hay un enorme debate. De allí, surge que la decisión sea que cada distrito intente construir lo que le parezca mejor”, planteó el empresario, mirando hacia el panorama del interior, donde Compromiso para el Cambio y Recrear van por separado en la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Tucumán y tienen un pronóstico incierto en Santa Fe.
De las fuerzas que integran PRO en la Capital el Partido Demócrata Progresista se encolumnó detrás de Roberto Lavagna, así como otros partidos provinciales de Mendoza y Salta. El Partido Federal, que dirigen Martín Borrelli y Paula Bertol, siguió la misma estrategia de Macri: apoyo en Capital y libertad de acción en el resto del país. El sector del peronismo que respalda al presidente de Boca se opuso hasta ahora a seguir ese camino.
“Hay que reconocer que la oposición no ha sabido construir una única alternativa”, admitió Macri, quien dijo que “no hubo acuerdo” a nivel nacional entre los distintos sectores de PRO, pero sostuvo que en Capital “la mesa se siente cómoda con López Murphy, y a nivel personal yo voy a votar por él”. “Espero que consiga más adhesiones para una segunda vuelta, que la mayoría de la Argentina espera”, señaló Macri, en un tono que no lo mostró muy convencido. El empresario giró su cabeza hacia Michetti, quien durante la campaña había hablado de sus afinidades con Elisa Carrió.
–Y… No sé, Gabriela… –empezó Macri.
–Yo también, yo también –se apuró a aclarar ella, entre risas.
Para Carrió tuvo unas pocas palabras, sobre el juicio que enfrentará hoy por calumnias e injurias: “Estamos mirando ese tema con mucha atención”, dijo. En cambio, no hubo nada para Lavagna, quien se había mostrado proclive a dialogar. “Ah, ¿Lavagna está esperando un mensaje mío?”, se preguntó Macri.
El jefe de Gobierno electo también respondió sin responder a las críticas que recibió del ministro de Planificación, Julio De Vido, y del jefe de Gabinete, Alberto Fernández. Ambos recordaron que había estado procesado por contrabando y recordaron las causas que tienen abiertas tanto el futuro ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, como el futuro jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta. “De nada sirve que nos quieran descalificar, porque la mayoría de los argentinos piensa que deben explicar estos episodios: bolsas en los baños y valijas en los aeropuertos, con dinero de dudoso origen”, les restregó.
Una nueva ley de Murphy: si tu socio debe apoyarte, lo hará sólo a medias
Werner Pertot
16 de agosto 2007

Mauricio Macri finalmente tomará una decisión sobre el escenario nacional. Unas buenas vacaciones, dos viajes y más de un mes lo ayudaron a definirse y hoy anunciará que dará libertad de acción en los distintos distritos y que él personalmente votará a su socio de PRO, Ricardo López Murphy. Un escenario lejano al apoyo incondicional que supo esperar el Bulldog. Como adelantó Página/12 el sábado pasado, el empresario dirá que su apoyo es “a título personal”. Esto implica que probablemente haya PRO en la Capital Federal, con pronóstico reservado en el resto del país. “En Capital seguramente vamos a ir con López Murphy. Pero en provincia, no”, definió uno de los dirigentes de mayor confianza del Jefe.
Aunque últimamente prefiere los comunicados, Macri optaría esta vez por una conferencia de prensa para dar a conocer los fundamentos de su decisión, que viene analizando desde que ganó por goleada las elecciones porteñas. Sin embargo, el presidente de Boca no logró convertir ese éxito en una candidatura sólida de su fuerza a nivel nacional.
“Si hubiéramos cohesionado la fuerza inmediatamente después de las elecciones de Capital Federal hoy estaríamos en condiciones de liderar claramente la oposición”, se quejó ayer el Bulldog. “No lo hicimos bien, pero no hago cargo a nadie”, concedió López Murphy, que no quiso opinar sobre la futura decisión de Macri. “Que primero se haga al anuncio. Por ahora: sin comentarios”, se frenó, de gira por Salta.
Así las cosas, la opción que tomó el empresario se balancea entre la inminencia de una ruptura de la coalición con el líder de Recrear y la posibilidad de un apoyo absoluto, del que los macristas se espantaban encuesta en mano. Después del brillo en junio, no convencía un desenlace deslucido en el que su candidato quedase cuarto cómodo.
Hasta hace un mes, muchos veían como inevitable una ruptura. De hecho, en la provincia de Buenos Aires se presentarán por separado los candidatos de Recrear, con Sergio Nahabetian a la cabeza, y los de Compromiso para el Cambio, que llevará a Jorge Macri en alianza con Francisco De Narváez.
Pero un apoyo a Roberto Lavagna no echó raíces y una elección sin candidato a algunos les parecía suicida. Un primer gesto de acercamiento fue la asistencia de la vicejefa de Gobierno electa, Gabriela Michetti, y de Horacio Rodríguez Larreta, a la cena de recaudación de campaña que ofreció López Murphy la semana pasada.
“Creo que el partido debe hacer un pronunciamiento explícito sobre la candidatura presidencial porque la gente espera definiciones”, planteó ayer el jefe de la bancada de PRO en Diputados, Federico Pinedo.
Hoy llegará la fórmula de compromiso que desactivará en parte el conflicto. Sin embargo, la definición de Macri no dejará a todos contentos. “Los peronistas nos vamos a reunir y vamos a tomar una decisión propia”, indicó a Página/12 el legislador electo Cristian Ritondo. Algunos de los dirigentes de ese sector estaban que trinaban, dado que la decisión no se tomó en ningún encuentro partidario y más de uno se enteró por los medios.