El triunfo de Gioja

Gioja logró 37 puntos de ventaja y esto genera un impulso a la campaña de Cristina.


La Nación
14 de Agosto de 2007
SAN JUAN (De un enviado especial).- El día después de las elecciones confirmó lo que ya es un hecho histórico para esta provincia: el peronista José Luis Gioja obtuvo la reelección con más del 60 por ciento de los votos y con una ventaja de 36 puntos sobre su más inmediato perseguidor, el peronista disidente Roberto Basualdo.
Hasta anteayer, la máxima diferencia obtenida por un gobernador elegido desde el retorno de la democracia en 1983 había sido de 15 puntos, conseguida por Alfredo Avelín (Cruzada Renovadora) en 1999 al frente de la fórmula de la Alianza sanjuanina.
El mismo dirigente, que fue destituido tres años después, también tenía el récord de sufragios, con el 54% por ciento. Gioja batió ambas marcas. Según el escrutinio provisorio concluido ayer, a las 2.30 de la mañana, con el 99,64% de las mesas escrutadas (1389 sobre un total de 1394), el candidato del Frente para la Victoria obtuvo 187.429 votos (61,17%), superando a Basualdo, que cosechó 75.126 sufragios (24,52%).
Muy lejos, y víctimas de la polarización, se ubicaron el resto de las siete fórmulas que compitieron por la gobernación.
En total, esos binomios no superaron el 15% de los votos válidos. El Frente Pro, con 9799 votos (3,20%), y Cruzada Renovadora, con 9392 sufragios (3,07%), quedaron en tercer y cuarto lugar, respectivamente, superados por los votos en blanco y los anulados y recurridos, que sumaron el 3,58%.
El rotundo triunfo se trasladó a toda la provincia. Así, Gioja se impuso en casi todos los 19 departamentos.
La excepción fue Iglesia, donde el Partido Bloquista ganó la intendencia y el diputado departamental, aunque ambos candidatos son aliados del gobernador reelegido.
Mayoría asegurada
La única duda en cuanto a la futura Legislatura es la banca por el departamento de Valle Fértil, donde el oficialismo se imponía por apenas 52 votos sobre el candidato de la alianza lavagnista Una Nación Avanzada (UNA) cuando faltan dos mesas por escrutar.
Así, la composición definitiva del Parlamento sanjuanino se conocerá una vez concluido el escrutinio definitivo, que comenzará hoy, a las 18.
De todas maneras, Gioja tiene confirmada la mayoría calificada, ya que sobre 34 tiene asegurados 29 escaños, incluyendo el aliado bloquista. La oposición quedará reducida a 4 bancas -todas del Frente para el Cambio de Basualdo- y una eventual quinta si es que UNA se impone en Valle Fértil.
Ayer, Gioja festejó su triunfo con un difundido operativo de erradicación de una villa en la localidad de Chimbas, aunque el acto no estuvo exento de alguna polémica por la aparición de nuevos habitantes que no habían sido contemplados cuando se hizo el censo. Por último, el triunfo de Gioja se leyó en esta provincia como un plebiscito a la política de explotación minera con cianuro que impulsa el gobernador. Gioja ganó en Iglesia, Calingasta y Jáchal, donde están los controvertidos yacimientos. “La minería no es todo en San Juan”, dijo Gioja a LA NACION.
Nota relacionada
Gioja: “La reelección ilimitada no sirve”
El gobernador reelegido dijo que mejoró su relación con Cristina Kirchner y que se siente justicialista.
Martes 14 de agosto de 2007 | Publicado en la Edición impresa Noticias de Política.
SAN JUAN.- José Luis Gioja está contento y su victoria parece haber alegrado a la Casa Rosada. Así lo testifican las llamadas de Buenos Aires, que no paran de entrar en su despacho -entre ellas, la de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner-, mientras LA NACION aguarda para entrevistarlo el día después de haber obtenido su reelección como gobernador.
Allí, junto a la foto sepia de un acto que compartió con Héctor Cámpora en los 70, Gioja se reivindicó como un peronista histórico, pero recordó también que apoyó a Néstor Kirchner en las presidenciales de 2003.
Por eso, dice que en el caso de que Cristina Fernández de Kirchner llegue a la presidencia, mantendrá la misma buena relación que lo une hoy a Kirchner, porque los enfrentamientos que mantuvo con la primera dama cuando fueron senadores quedaron en el pasado.
-¿Se ha convertido en la nueva estrella del kirchnerismo?
-No, para nada. No quiero serlo y creo que éste es un tema absolutamente local, de los sanjuaninos.
-Pero no puede negar que le devolvió la alegría a un gobierno golpeado por sospechas de corrupción.
-Yo no hago especulaciones en ese sentido. Lo que sí digo es que somos parte de este proyecto y no de ahora -porque es cierto que hay algunos que han venido ahora, y es bueno que vengan-, sino que somos fundadores.
-Por esta cuestión de ser kirchnerista
-[Interrumpe] Yo soy justicialista, porque tengo una vida y una trayectoria en esto.
-Para alguien que se reivindica peronista, ¿qué implica tener que votar a un candidato a vicepresidente radical?
-Yo lo veo bien, porque nosotros hemos hecho el Frente para la Victoria en San Juan y hemos convocado a todos los que han querido venir, como el Partido Bloquista. Mientras más amplia sea la base de sustentación política, mejor.
-¿Lo convence Cobos?
-A mí, como cuyano, me cierra. Mejor que sea un cuyano a que sea de otro lado.
-¿Y como peronista?
-Eh también. Porque además pienso que el peso principal en la decisión de elegir un vice lo tiene quien es el número uno, porque indudablemente es un complemento.
-Ahora, si sostiene a Cobos
-[Interrumpe] No, no se trata de bancar o no bancar, lo que digo es que es el candidato que ha elegido quien va a ser la número uno, que es la responsable. Y yo lo tengo que aceptar.
-¿Por verticalismo o por gusto?
-No, por, por, por [duda]. Por ser práctico y porque es decisión del uno. A mí nadie me discutió mi candidato a vicegobernador.
-¿Cómo será su relación con Cristina Kirchner si la senadora llega a la presidencia?
-Igual que con el Presidente. Con Cristina compartimos una banca en Diputados y en el Senado, con las diferencias propias que hubo. Es una mujer inteligente, por eso yo creo que no vamos a tener ningún problema.
-Pero usted quedó enfrentado con ella cuando presidía el Senado [y se derogó la ley de subversión económica y se intentó destituir a Barrionuevo]. ¿Piensa que quedará algún tipo de resquemor?
-A mí no me quedó nada, y creo que a ella tampoco, porque no se puede vivir mirando para atrás y, además, porque cada uno desde su postura defendía lo que creía que era lo mejor. En ese sentido hay respeto. Yo la respeto y creo que también se da a la inversa.
-¿No va a reformar la Constitución por la reelección ilimitada?
-Yo estoy en contra de las reelecciones indefinidas. Creo en los recambios y en la democracia y estoy a favor de la reelección por un período. Países como Estados Unidos la tienen; ¿por qué no la vamos a tener nosotros? La reelección indefinida no sirve.
Por Gustavo Ybarra
Enviado especial