Oficialización de la candidatura presidencial de la primera dama


Cristina se lanza en La Plata ante todo el Gobierno y los radicales K
Será en el Teatro Argentino, con el presidente Kirchner sentado en la primera fila. En un discurso que ella misma escribió, reivindicará la gestión de su marido como el inicio de un camino que propondrá continuar.

19 de Julio de 2007
Mariano Pérez de Eulate
[email protected]
Gobernadores. Legisladores nacionales y provinciales. Intendentes del conurbano bonaerense. El gabinete kirchnerista en pleno. El Presidente, actor estelar pero no protagonista. La familia. Frente a este auditorio y con un discurso que reivindicará la gestión de su marido como el inicio de un camino que ella propondrá continuar, Cristina Kirchner lanzará hoy su candidatura presidencial.
Será en La Plata, en el mismo escenario que eligió en 2005 para su reinvención como postulante al Senado nacional en representación de la provincia de Buenos Aires, luego de tres décadas de vida política en Santa Cruz.
En un ámbito para unas 2 mil personas -como aquella vez, el Teatro Argentino- Cristina oficializará la jugada que, dicen en el kirchnerismo, en verdad se cocina casi desde el inicio de la gestión de Néstor Kirchner: que sea ella la que busque gobernar en el período 2007-2011. Hoy, en los hechos, quedará plasmado el renunciamiento de Kirchner a la reelección, un derecho que le otorga la Constitución nacional.
Sólo unos pocos han podido acceder al borrador del discurso que pronunciará la primera dama y que, obvio, no será leído. Ella misma lo escribe. Acaso le hayan pegado una mirada el Presidente y algún otro hombre del círculo de mayor confianza.
Una lectura fina de las asistencias al acto de hoy arrojará lo siguiente: llenarán el teatro representantes del esquema electoral que viene armando Kirchner para octubre. El peronismo bonaerense, rendido a sus pies hace tiempo, los radicales kirchneristas y representantes de sectores que antes eran piqueteros y ahora se reivindican como organizaciones afines al Gobierno.
Se aclara: hoy no se presentará la formula presidencial del oficialismo sino solamente la candidata a Presidente. El binomio K se oficializará a fines de este mes o a principios de agosto, probablemente en un acto en el porteño Luna Park. Se descuenta que el gobernador mendocino Julio Cobos será el radical elegido para acompañar a la senadora. Probablemente Cobos se siente esta noche junto a Kirchner, en una ubicación estelar.
Lo mismo que el vicepresidente Daniel Scioli, la sorpresiva apuesta presidencial para tratar de arrasar en la provincia de Buenos Aires y, de esa manera, asegurarle a Cristina un triunfo en primera vuelta, sin sobresaltos.
Según los organizadores, la candidata hablará a las 18. Probablemente se atrase. Ya está listo el videoclip que precederá la presentación de Cristina (¿un resumen de su vida política?), los papelitos finales, la música epopéyica. El acto, no sorprende, está pensando con lógica televisiva.
Intentará parecer espontáneo pero algunos gestos, ciertas frases, hasta la ropa que usará la senadora son parte de una estrategia estudiada con precisión.
Los militantes de base lo mirarán desde afuera, donde instalarán una pantalla gigante. Antes, en Plaza de Mayo, los jóvenes K harán una suelta de globos como una suerte de bandera de largada de la campaña.
———————————————————————————————————–
Elogios de Cobos a la primera dama
El gobernador mendocino dijo que es “una mujer inteligente y capaz que puede ejercer perfectamente la autoridad presidencial y es todo un desafío”

19 de Julio de 2007
(Télam).- El gobernador de Mendoza, Julio Cobos, elogió anoche la postulación presidencial de la senadora Cristina Fernández y avaló la definición de que es “el cambio dentro del cambio”, al considerar que “todo gobierno tiene períodos distintos y escenarios distintos”.
Cobos dijo que la senadora Fernández es “una mujer inteligente y capaz que puede ejercer perfectamente la autoridad presidencial y es todo un desafío, porque es la primera vez que sería electa presidenta una mujer”, con quien tiene una relación que definió como “muy buena”.
El gobernador avaló la definición de que Cristina Fernández representa una “profundización del cambio”, al sostener que “todo gobierno necesita siempre hacer cambios, porque atraviesa períodos, circunstancias y escenarios distintos”.
Cobos, según todas las previsiones, será nominado para acompañar como candidato a vicepresidente a la senadora Fernández en la fórmula el próximo 28 de este mes, durante un plenario que realizarán los radicales K de la ´concertación plural´ en el partido bonaerense de Vicente López.
El gobernador, en declaraciones al programa “A Dos Voces”, que se emite por la señal de cable TN, consideró que la integración entre peronistas y radicales en una fórmula responde a que “estamos viviendo un cambio de época y nosotros estamos apostando a profundizar ese cambio”.
Consideró que con su inclusión en la fórmula “le estamos aportando experiencia de muchas provincias que han sido gobernadas por el radicalismo durante mucho tiempo, de intendencias importantes y de todos los principios que ha sostenido la UCR a lo largo de su historia”.
Cobos sostuvo que “con esta decisión de hacer un acuerdo queremos recuperar el radicalismo” y criticó al oficialismo partidario por las intervenciones que dispuso a los distritos considerados “rebeldes”, al señalar que “mandar no es conducir y hoy el radicalismo no está siendo conducido por las autoridades partidarias”.
Acerca de por qué no van a acompañar a Roberto Lavagna, afirmó Cobos que “nos sentimos más representados dentro de este esquema de gobierno” de la concertación, y evaluó que “Lavagna fue un buen ministro de Economía, pero no lo vemos como un candidato que podamos seguir”.
El gobernador aclaró que el gobierno nacional no planteó “ningún condicionamiento” para el acuerdo, al que “se ha cultivado conforme a la relación institucional que hemos tenido entre el gobierno nacional, los gobernadores y los intendentes”, y señaló la aspiración de su sector a “ocupar algunos espacios” como ministerios.
Notas relacionadas
Fuerte muestra de poder para el debut de Cristina Kirchner
El oficialismo en pleno estará hoy en La Plata, en el lanzamiento de la candidatura

19 de Julio de 2007
El Gobierno hará hoy una fuerte demostración de fuerza en el lanzamiento de la candidatura de la primera dama y senadora, Cristina Fernández de Kirchner, en su carrera hacia la presidencia.
589.jpg
Néstor y Cristina Kirchner
En el teatro Argentino de La Plata, todos los gobernadores kirchneristas y los radicales afines a la Casa Rosada darán su respaldo a la postulación de la esposa del presidente Néstor Kirchner. También estará completa una heterogénea lista de candidatos por el mismo distrito amparados bajo el oficialismo, como el caso cordobés, en el que la Casa Rosada extendió su convocatoria a la fórmula de Juan Schiaretti y Héctor Campana, “El Pichi”, y a la de Luis Juez y Benigno Rins. Lo mismo pasó con candidatos a intendente de La Matanza, como Fernando Espinosa, Luis Ledesma y Jorge Ceballos.
El gabinete nacional estará completo, además de los intendentes bonaerenses, legisladores, dirigentes de organizaciones sociales y políticas y artistas y personalidades de la cultura identificados con la política oficial. “Esto demostrará la gran fuerza que nosotros ya tenemos”, dijo el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, a LA NACION.
Cristina Kirchner será la única oradora de un acto con nula estética peronista. No habrá banderas, ni bombos, ni marcha. Sólo ella ocupará el escenario y dará su primer discurso como candidata. Serán unas 2000 personas las que la seguirán sus palabras desde el interior del teatro, que anoche ya estaba embanderado con los colores celeste y blanco.
La primera dama fue la que eligió un acto sobrio, con una cuidada estética que quedó en manos del secretario de Medios, Enrique Albistur. “Ella está en todos los detalles”, contó anoche un alto funcionario a LA NACION. En la Casa Rosada corrían los empleados detrás de la organización.
El discurso que dará la candidata estaba ayer guardado en estricto secreto. “A ella le gusta escribir lo que va a decir”, apenas se animó a decir un ministro a LA NACION, pero anticipó que la línea girará en torno del slogan que la acompañará a sus espaldas: que el cambio recién comienza. Además, la idea rondará en resaltar un concepto que ya hizo público el Presidente y que ayer repitió en un acto en la Casa Rosada: que es la primera dama la única opción innovadora en la política de cara a las elecciones presidenciales. “Cristina es lo único nuevo. La mayoría de los que se presentan compitió conmigo en 2003”, sostuvo Kirchner.
La puja de poderes dentro del kirchnerismo no podía estar ausente del acto de hoy. Los intendentes bregaron por invitaciones y lugares privilegiados, que hasta anoche se seguían despachando desde la Secretaría de la Presidencia, a cargo de Oscar Parrilli. El fue quien estuvo a cargo de las convocatorias y la elección de butacas que ya tenían asignados los invitados. “Las fricciones son comunes. Esto no deja de ser un acto peronista”, dijo otro funcionario con despacho en la Casa de Gobierno a LA NACION.
El saludo
El dato hasta ahora guardado por la Casa Rosada es que la primera dama saldrá a saludar a los 10.000 militantes que esperan movilizar los intendentes del conurbano, y que permanecerán en las afueras del teatro ubicado en pleno centro de La Plata, en la calles 51, entre 9 y 10. Para eso se dispuso un vallado ante el cual caminará la candidata, ya oficializada, una vez que termine su discurso. Cuatro pantallas gigantes harán posible que los militantes puedan seguir el acto desde afuera.
Además, Albistur preparó un video de “fuerte perfil político” que se pasará al público antes de la entrada de la senadora en escena. El Presidente estará ubicado en el palco principal, enfrente del escenario. Allí estarán los ministros, gobernadores -con el mendocino Julio Cobos a la cabeza, que en los próximos días será ungido para acompañar la fórmula con la primera dama-, los intendentes y la familia y amigos de la senadora.
En las primeras filas se ubicarán los artistas y más atrás el resto de los invitados. A un lado estarán los dirigentes piqueteros y de organizaciones sociales y la cúpula de la CGT, y del otro los 150 medios acreditados por la Secretaría de Medios, lugar al que llegaron 900 pedidos. Se apostarán, además, medios internacionales como la cadena árabe Al Jazeera.
Por Mariana Verón
De la Redacción de LA NACION
————————————————————————————————–
Cristina será recibida por el rey de España
La Primera Dama se entrevistará, además, con el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, en una visita oficial que realizará la próxima semana por el continente europeo

19 de Julio de 2007
Fuentes diplomáticas adelantaron la agenda -sujeta a posibles modificaciones- de la senadora, quien permanecerá en España desde el lunes 23 hasta el miércoles 25.
Fernández de Kirchner será recibida el lunes por el rey Juan Carlos y posteriormente compartirá un almuerzo con el monarca y la reina Sofía en el Palacio de Marivent, en Palma de Mallorca (Islas Baleares), donde la familia real española pasa sus vacaciones estivales.
Ese mismo día, Fernández se trasladará a Madrid, donde visitará en su residencia al escritor español Francisco Ayala, quien al finalizar la Guerra Civil (1936-1939) estableció su residencia en la Argentina y vivió allí hasta 1950, integrándose en la vida literaria del momento en Buenos Aires.
El martes, la Primera Dama mantendrá un encuentro con la prensa y asistirá a un almuerzo organizado por el foro Nueva Economía en el que será presentada por la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez.
La senadora será recibida posteriormente por el presidente Rodríguez Zapatero en el Palacio de la Moncloa, sede del gobierno, y se entrevistará luego con la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, quien ofrecerá una cena en su honor.
El miércoles, en su tercera jornada en España, la Primera Dama rendirá un homenaje a las víctimas de los atentados del 11 de marzo de 2004. Este acto se celebrará ante el monumento erigido frente a la estación de trenes de Atocha y, tras un nuevo encuentro con la prensa, está previsto que se entreviste con el presidente del Partido Popular (PP), el principal de la oposición, Mariano Rajoy.
También el miércoles, tras asistir a un almuerzo organizado por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Cristina Fernández de Kirchner visitará la sede de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB).
Cristina Fernández visitó España en diciembre de 2004, en un viaje privado junto al jefe de Gabinete de ministros de Argentina, Alberto Fernández, en el que mantuvo encuentros con el rey, con Rodríguez Zapatero, con el presidente del Congreso, Manuel Marín, y con un grupo de empresarios. Como primera dama, la senadora ha viajado con el presidente de Argentina, Néstor Kirchner, en tres visitas oficiales.
Fuente: EFE
—————————————————————————————————————–
Ya inventaron una cumbia dedicada a la Kandidata
“Cristina, sos el campo popular, junto a vos vamos a estar, Cristina gobernando la Nación, elcambio recién empieza, junto a Néstor conducción”, canta la banda La Clase K. Una idea de los jóvenes K.

18 de Julio de 2007
La candidata oficialista para las elecciones presidenciales, la senadora y primera dama Cristina Fernández de Kirchner, cultiva un perfil de elegancia y cosmopolitismo. Cuesta imaginarla bailando al ritmo de una cumbia, pero tal vez con el nuevo hit que lanzó una fantasmagórica banda llamada La Clase K, se anime, aunque sea, a aprobar con la cabeza. Se trata del tema El cambio recién empieza , que promete convertirse en una figurita repetida en la actividad proselitista.
Según informó el matutino Ámbito Financiero, así como Carlos Saúl Menem tuvo en el 2003 el tema Que vuelva Carlos, ahora la senadora tendrá su propia canción en clave tropical, sin duda el ritmo preferido por las mayorías populares.
De acuerdo a los trascendidos, detrás de la banda se encuentra un conjunto de referentes juveniles del kirchnerismo, que buscan proyectarse mediante estos gestos que intentan agradar a Cristina.
Quines reclutaron a los integrantes del conjunto musical son Andrés Larroque, de Juventud Presente, y José Ottavis, de la Juventud de Compromiso K, dos jóvenes que pisan fuerte entre las huestes juveniles oficialistas y que se proyectan como dirigentes nacionales del Frente para la Victoria.
“Este grupo de cumbia que se propone llegar a los que verdaderamente necesitan alegría, pero con un mensaje social, el mensaje de luchar por nuestro país apoyando al presidente Nestor Kirchner”, explican sobre La Clase K en el sitio de Juventud Presente.
Mañana, el novedoso conjunto, oriundo de la localidad de Alejandro Korn, actuará en la Plaza de Mayo, a partir de las 11, antes de que las caravanas de militantes partan a las 15 para ir a ovacionar a Cristina en su acto de lanzamiento, en La Plata.
A continuación, la letra del tema de La Clase K que sonará pronto en todas las radios del país, por lo menos hasta que la campaña presidencial concluya y la fiebre electoral se aplaque.
El Cambio recién empieza
En el barrio comentaban, que la cosa iba a cambiar
la gente esperanzada, le rezaba al General
Después de 4 años, Tío Néstor nos cumplió
apoyamos el proyecto, para la transformación.
Cristina, sos el campo popular, Cristina junto a vos vamos a estar
Cristina gobernando la Nación, el cambio recién empieza.
Junto a Néstor Conducción.
Hormigueros de traidores, se quieren amontonar
pero acá estamos nosotros, ni uno solo va a pasar.
Ese sueño tan hermoso, que con Néstor comenzó
y que hoy está en tus ojos toda su continuación.
Cristina, sos el campo popular, Cristina junto a vos vamos a estar
Cristina gobernando la Nación, y acá están los jóvenes para la liberación.
——————————————————————————————————————–
La obsesión de Cristina era que no salpicaran su candidatura
En la reunión que decidió la salida de la ministra del Gobierno, la senadora tuvo una posición “implacable” y consideró que era insostenible la continuidad de la funcionaria al frente de Economía.

17 de Julio de 2007
Cristina Kirchner no quiere que nada la detenga en su camino al sillón presidencial. Y mucho menos que su candidatura se vea salpicada por un escándalo de corrupción, cuando sólo faltan tres días para su lanzamiento.
Por eso, la senadora tuvo una posición “implacable” y su opinión fue decisiva a la hora de considerar que la ministra de Economía, Felisa Miceli, no podía continuar en su cargo, después de que el fiscal Marijuán pidiera ayer la imputación de la funcionaria.
Aunque la dura posición de Cristina Kirchner, no fue “contra Felisa”, dijeron fuentes de la Casa Rosada , “sino respecto a que el Gobierno no puede quedar expuesto a estas situaciones” , informa hoy el diario Clarín.
La suerte de Miceli en el Gobierno quedó echada ayer al mediodía en Olivos, en un almuerzo compartido por “la mesa chica”: el presidente Néstor Kirchner, Cristina Fernández, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández y el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini.
Todos coincidieron en que era insostenible la continuidad de la ministra de Economía al frente de su cargo, por los elevados costos políticos que el Gobierno debería pagar por el escándalo de la bolsa con dinero encontrada en el baño privado del despacho de la funcionaria.
Habrá que esperar para saber si Cristina Kirchner también considera que el escándalo que involucra a Romina Picolotti, secretaria de Medio Ambiente, es otro escollo en su carrera a la presidencia.
————————————————————————————————————–
Ni Evita, ni Isabelita. Simplemente Cristina (Kirchner)

18 de Julio de 2007
(Por Rogelio Núñez. Especial para Infolatam) .- “…Muchos a partir de hoy, sobre todo en Europa tan dada a las simplificaciones y tópicos, tratarán de comparar a Cristina Elisabeth Fernández de Kirchner con las dos últimas citadas. Sin embargo, nada más lejos de la realidad: Evita, con sus virtudes y sus gigantescos defectos, es irrepetible. Y de Isabelita… mejor olvidarla. Cristina está mejor preparada y tiene más carácter que la infausta expresidenta… Cristina, obsesionada por su físico y el cuidado de su imagen, sigue a sus 54 años llevando a gala la etiqueta de rebelde, una rebeldía que se ganó a pulso al enfrentarse al bloque peronista durante la época de Carlos Menem, cuando era diputada”.
A lo largo de la historia de Argentina varias son las mujeres que dejaron su marca en la política del país. En el siglo XIX, la hija de un dictador (Manuelita Rosas). En el XX dos de las mujeres de Juan Domingo Perón: primero Evita, un mito universal elevado por algunos casi hasta la categoría de Santa. E Isabelita, María Estela Martínez de Perón, la primera mujer que llegó a Presidenta en la Argentina, de cuyo gobierno quizá lo único bueno que puede decirse es que duró dos interminables años.
Muchos a partir de hoy, sobre todo en Europa tan dada a las simplificaciones y tópicos, tratarán de comparar a Cristina Elisabeth Fernández de Kirchner con las dos últimas citadas. Sin embargo, nada más lejos de la realidad: Evita, con sus virtudes y sus gigantescos defectos, es irrepetible. Y de Isabelita… mejor olvidarla. Cristina está mejor preparada y tiene más carácter que la infausta expresidenta
La última biografía aparecida de la senadora, y ahora aspirante a Presidenta, “Reina Cristina”, de Olga Wonat la presenta como una mujer indomable, inteligente, polémica y ambiciosa. Procedente de la clase media de provincias, de raíces radicales fue una brillante y aplicada estudiante de derecho. Vinculada a la izquierda peronista durante los convulsos años 70, tiene fama de dura e intransigente y de carecer de habilidad para el pacto. Tras casarse con Néstor en 1975, al que conoció en la Facultad de Derecho, ambos desarrollaron una exitosa carrera profesional en la provincia de Santa Cruz y abandonaron la política durante el Régimen Militar (1976-1983). En los 90 los Kirchner conquistaron la provincia de Santa Cruz: siendo él gobernador de Santa Cruz, ella era quien dirigía la Legislatura provincial.
Cristina, obsesionada por su físico y el cuidado de su imagen, sigue a sus 54 años llevando a gala la etiqueta de rebelde, una rebeldía que se ganó a pulso al enfrentarse al bloque peronista durante la época de Carlos Menem, cuando era diputada. Desde que su marido alcanzó la presidencia en 2003 los rumores indicaban que le gustaba intervenir en las labores de gobierno, en temas tan queridos para ella como los Derechos Humanos. En 2005 logró ser elegida senadora por la provincia de Buenos Aires derrotando a Hilda Duhalde, la esposa del primero padrino y después rival político de Néstor Kirchner, el expresidente Eduardo Duhalde. Si bien carece de experiencia en el ámbito de la gestión, en el terreno de las relaciones internacionales Néstor Kirchner ha buscado en estos dos años irla dando a conocer en el mundo y es ahí donde se enmarcan los viajes de la senadora a México, Ecuador, Venezuela, Francia y Suiza. Sus próximos destinos antes de asumir la primera magistratura son México de nuevo y España.
El regalo que Néstor hace a su esposa es un regalo envenenado. El próximo cuatrienio va a ser muy difícil para el kirchnerismo pues deberá llevar a cabo reformas estructurales o el país puede acercarse otra vez peligrosamente al precipicio. Tendrá, por ejemplo, que afrontar la crisis energética, tomando la ingrata decisión de aumentar las tarifas que pagan los consumidores, deberá luchar contra la inflación y contener los conflictos sociales. Además, sería muy necesario encarar la siempre pospuesta reforma política, mejorar la relación entre la Nación y las provincias ya que Néstor Kirchner no se ha atrevido a garantizar una relación fiscal saludable entre esas dos esferas: las provincias se encuentran endeudadas y sin fondos mientras el Estado central nada en la abundancia.
Admiradora de Michelle Bachelet, el fracaso de la chilena debería servir como un referente a la hora de actuar para saber combinar la capacidad de mando, que sin duda posee, con habilidad para establecer alianzas, algo de lo que parece que carece dado su carácter vehemente. Además, el gran handicap de Cristina va a ser que, se quiera o no, sea o no verdad, cuando se la juzgue su labor en realidad se estará enjuiciando a su marido. Se la verá como una continuadora de su obra y de su estilo. Los problemas que arrastra el país se le endosarán a Cristina, quien no por casualidad lleva el apellido Kirchner. Si bien habrá una purga y cambios en el escalafón (el actual Jefe de Gabinete, Alberto Fernández se perfila como el nuevo hombre fuerte en detrimento de su enemigo en el gobierno, el Ministro de Planificación, Julio de Vido), el ejecutivo estará signado por un adjetivo: el kirchnerismo.
Como el carisma no se hereda ni se traspasa la pregunta que surge es obvia: ¿Qué papel jugará en la administración de su esposa, Néstor Kirchner?, ¿se dedicará sólo a construir un partido en el que sostener su proyecto, ajeno al peronismo sin intervenir, no ya en el día a día del gobierno, sino en sus grandes líneas generales?, ¿el espectro de la ruptura Hollande-Royal en Francia podría trasplantarse a Argentina, donde la política ha enfrentado a padres, hijos y hermanos?