Mientras tanto se siguen tejiendo alianzas nuevas en la provincia


Contactos del PRO y el PJ anti-K para una fórmula en la Provincia

14 de Julio de 2007
Marcelo Helfgot
[email protected]
Dirigentes del peronismo disidente y de PRO iniciaron ayer contactos para armar una fórmula conjunta en la provincia de Buenos Aires.
El encuentro tuvo lugar en el comedor de la Cámara de Diputados y participaron emisarios de Ramón Puerta -que juega en tándem con Carlos Menem y Adolfo Rodríguez Saá-, Francisco de Narváez, y enviados de Mauricio Macri y Ricardo López Murphy. Los presentes coincidieron en instalar como posibles candidatos a gobernador de De Narváez, Jorge Macri -primo del electo jefe de Gobierno porteño- y el ex menemista Jorge Asís, propuesto por el murphismo.
Voceros del encuentro le aseguraron a Clarín que se descartó un eventual apoyo a la postulación de Juan Carlos Blumberg, con quien varios de esos sectores negociaban individualmente hasta que se descubrió que utilizaba falsamente el título de ingeniero.
Los participantes de la reunión consideraron que si las gestiones prosperan, el paso siguiente consistiría en unificar también la fórmula presidencial. En ese terreno, se mencionaron los nombres de Puerta, por el peronismo antikirchnerista, y el de López Murphy, ya lanzado a la carrera de octubre por Recrear.
De todos modos, antes de cualquier definición, la mesa de peronistas disidentes surgida del reciente congreso de San Luis piensa lanzar al ruedo un binomio de extracción justicialista, para luego someterlo a un frente con el macrismo y el murphismo. Allí también quieren colar el neuquino Jorge Sobisch y el bonaerense Luis Patti.
La convocatoria de ayer corrió por cuenta de los diputados de Recrear Pablo Tonelli y Esteban Bullirch, quienes concurrieron acompañados por el jefe bonaerense de esa fuerza, el ex radical Rito Basualdo. Por el sector de Puerta asistió otro diputado, Aníbal “Toti” Leguizamón, mientras que el también diputado De Narváez envió a su colega de bancada Gustavo Ferri, yerno de Eduardo Duhalde. Jorge Macri dio la bendición telefónicamente.
Los dirigentes de Recrear, que alentaban la dispersión del voto para evitar el triunfo del oficialismo en primera vuelta, admitieron que ahora pretenden achicar las opciones opositoras.