Lopez Murphy escribe una carta a Lavagna y Carrió

En una movida audaz el candidato a presidente Ricardo Lopez Murphy envió una carta a Elisa Carrió y a Roberto Lavagna para fortalecer el frente opositor en vistas a las elecciones del 28 de octubre. Si bien la primer carta fue enviada el sábado, los medios difundieron la noticia el dia de hoy. Hasta ahora no hubo respuestas de ninguno de los destinatarios.


López Murphy le mandó una carta a Lavagna y Carrió
Infobae
12 de julio de 2007

Ricardo López Murphy quiere comenzar a definir las estrategias electorales de cara a octubre próximo para ver si desde la oposición se puede dar pelea a la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner.
Por eso, desde su equipo de campaña, el líder de Recrear envió en las últimas horas una epístola a Roberto Lavagna y Elisa Carrió, quienes ya lanzaron tiempo atrás sus postulaciones para ser presidentes de la Nación.
En la misiva, López Murphy los alentaba a trabajar juntos en cinco puntos básicos para coordinar las tareas: “Llegó la hora de conversar qué queremos hacer con nuestro destino”. Su carta aún no fue respondida.
“Hace tiempo que nos conocemos y no siempre hemos compartido puntos de vista sobre la realidad nacional. Sin embargo, y con una verdadera intención constructiva, he tomado la decisión de escribirle el presente mensaje para poder acercar nuestras posiciones de cara a las elecciones presidenciales que se avecinan”, escribió López Murphy.
Carta de Murphy a Lavagna y Carrió
Mariano Thieberger
Clarin
12 de julio de 2007

Llegó la hora de bajarse del atril y conversar qué queremos hacer con nuestro destino”. Ese es uno de los párrafos de la carta que Ricardo López Murphy le envió en los últimos días a Elisa Carrió y a Roberto Lavagna para proponerles un acuerdo de cara a las elecciones presidenciales de octubre.
Hasta ayer a la noche, el candidato presidencial de Recrear no había recibido respuesta a su iniciativa de cinco puntos tendiente a coordinar los esfuerzos de la oposición para tratar de derrotar al oficialismo.
López Murphy ya se reunió con dirigentes del radicalismo, con integrantes de la Coalición Cívica como Patricia Bullrich, y con el peronista disidente Ramón Puerta. También le anticipó su propuesta, en una reunión a solas, al cardenal Jorge Bergoglio.
Pero todavía no logró sentarse ni con Carrió ni con Lavagna. López Murphy tiene una buena relación con Carrió y ningún diálogo con Lavagna.
El sábado, un dirigente de Recrear llevó la carta hasta la casa de Carrió. El martes, otro hombre de confianza del candidato presidencial dejó el sobre en las oficinas de Lavagna.
López Murphy ahora deberá esperar una respuesta. Pero hay algo que aguarda con más ansiedad: que Macri termine con la incertidumbre y decida respaldar su candidatura presidencial. Antes de irse de vacaciones a París, Macri le sugirió que se sentara a hablar con todos los sectores de la oposición, pero puso especial énfasis en el grupo de dirigentes del peronismo que están enfrentados al Gobierno.
López Murphy se puso a redactar la carta personalmente. “Propongo que acordemos participar juntos de una hoja de ruta que nos permita llegar al 28 de octubre con la mayor fuerza posible para enfrentar al régimen hegemónico actual”, dice el texto. Y agrega: “Este consenso es la única posibilidad que tenemos para que alguno de nosotros gobierne. Pero lo que es más importante, es la única posibilidad para que, quien gane, pueda liderar nuestro país sin sobresaltos ni palos en la rueda”.
Los 5 puntos de acuerdo que le propone López Murphy a los otros candidatos opositores son:
Realizar un encuentro para delinear cuáles son los cinco desafíos básicos del país en los próximos cuatro años.
Utilizar la primera vuelta electoral como una oportunidad para debatir qué piensa cada uno de los candidatos opositores.
Competir con listas propias en la primera vuelta.
Acompañar a quien entre en el ballottage pronunciándose a favor de su candidatura.
“En el probable caso de que uno de nosotros gane la segunda vuelta, participar activamente para lograr la consecución de políticas de estado consensuadas para los próximos cuatro años”.
Y finaliza: “Escribo estas líneas con el firme convencimiento de que todos nosotros somos personas honorables que queremos lo mejor para la Argentina. No podemos dejar que la corrupción, la falta de planificación y el patoterismo hipotequen el futuro de nuestros hijos”.