Fricción entre Lopez Murphy y Macri

La ya conocida tensa relación entre los “aliados” del PRO sigue haciendose eco en los medios.


Existe clima de recelo entre Macri y López Murphy
María Elena Polack
La Nación
22 de julio 2007

No se saludaron ni por el Día del Amigo, aunque comparten una sociedad política (Pro) hace más de dos años, han participado de dos turnos electorales y se consideran la alternativa al kirchnerismo. Una vez más, la relación entre el electo jefe de gobierno porteño Mauricio Macri y el candidato a presidente de Recrear, Ricardo López Murphy, pasa por un momento de tensión.
Mientras el oficialismo presentó formalmente a su candidata, Cristina Kirchner, y Roberto Lavagna hizo su acto de lanzamiento ayer en Jujuy, en la intimidad de Pro se admite que no hay plazos concretos para mostrar a la dupla que competirá, con la esperada bendición de Macri, en octubre próximo.
La tensión es palpable en Recrear, donde mañana quedarán conformadas las candidaturas propias, incluido el nombre del postulante a la vicepresidencia en caso de que no haya acuerdo con los socios de Compromiso para el Cambio (CPC).
Esteban Bullrich, de 38 años, el diputado nacional que, junto con su colega Adrián Pérez (ARI), presentó las denuncias judiciales del escándalo de Skanska, tiene el apoyo de una gran parte de Recrear para secundar a López Murphy en la fórmula presidencial.
En las últimas horas, hasta el propio candidato presidencial ha dejado trascender que Bullrich es el mejor dirigente de su sector para la contienda electoral. “Esa es la propuesta que estaban ayer [por anteayer] consensuando todos los líderes de Recrear en e-mails que se cruzaron de todo el país, y era la propuesta que estaba predominando”, dijo ayer por la mañana López Murphy en declaraciones radiales.
Entre las virtudes que ven en Bullrich, los lopezmurphistas hablan de su preparación académica (es licenciado en sistemas y cuenta con un máster en los Estados Unidos), el buen diálogo que tiene dentro del Congreso con todas las fuerzas políticas, no sólo con las más afines ideológicamente, y la valentía de haber denunciado judicialmente casos de corrupción como el que se investiga por supuestas coimas en la construcción de gasoductos durante la gestión de Néstor Kirchner.
López Murphy, que públicamente ha dejado en claro que no declinará su candidatura presidencial a pesar de las dificultades financieras que tiene para hacer proselitismo, admite en reuniones reservadas que teme que Macri no brinde señales de apoyo o que lo haga tardíamente.
“Está enfocado en la transición y en los temas centrales del gobierno que tendrá que asumir el 10 de diciembre próximo”, disimula ante los periodistas que insisten en preguntarle cuándo la dirigencia de Pro anunciará su dupla presidencial.
Lo cierto es que, después del arrollador triunfo en la Capital Federal y de la foto con el presidente Néstor Kirchner en el despacho de la Casa Rosada, la figura de Macri se fue diluyendo públicamente.
Tras dos semanas de vacaciones en Europa para recuperarse del cansancio de la campaña proselitista porteña, Macri regresó a Buenos Aires dispuesto a mantener el bajo perfil. Faltó al acto oficial para inaugurar el Tranvía del Este -que comenzará a funcionar públicamente esta semana- y sólo mantuvo reuniones con sus colaboradores más estrechos.
Hasta en sectores peronistas que miran a Macri con interés, pero que hasta el momento trabajan para tener una candidatura presidencial que represente al justicialismo de San Luis, existe preocupación por la “volatilidad” de su triunfo electoral en la Capital Federal.
Más allá de las justificaciones públicas de López Murphy por la demora de Macri en confirmar su candidatura presidencial, en Recrear se insiste en que la tardanza no está vinculada con una posible negociación con el peronismo antikirchnerista.
“López Murphy no va a poner en peligro su credibilidad; su coherencia, consistencia y firmeza por una eventual alianza con un sector del peronismo con el cual no tiene casi puntos de contacto”, argumentan colaboradores del líder de Recrear al aventar especulaciones sobre que Macri preferiría llegar a un acuerdo con ese espacio en lugar de impulsar una candidatura netamente de Pro.
Estudioso de la historia argentina y defensor de los símbolos patrios hasta el punto de que la presentación en sociedad de Pro se produjo un 25 de Mayo, hace dos años, ya entre los allegados a López Murphy comenzó a circular otra fecha emblemática para el acto de lanzamiento de su candidatura: el 17 de agosto.
“Este culebrón de desencuentros y tensiones entre Macri y López Murphy puede durar varios días más o estallar irremediablemente mañana”, deslizaron a LA NACION dirigentes de Recrear que trabajaban este fin de semana en el armado de las listas de postulantes a todos los cargos electivos.
Desde un punto de vista práctico, Recrear estará en condiciones mañana mismo de comenzar a transitar la campaña. Pero la decisión de López Murphy es tratar de apaciguar los ánimos partidarios y lograr el acompañamiento formal de su socio de Pro.