“El amanecer de la Patria con Cristina”


Para el diario “El País”, Cristina refuerza la izquierda no bolivariana
El matutino español dedicó su tapa de hoy a la candidata, que esta noche parte a España. Afirmaron que con su triunfo se vería reforzada “la izquierda latinoamericana”, pero no necesariamente “como la de Chávez”.
Perfil
21 de julio 2007

La figura de la primera dama, senadora y candidata oficialista, Cristina Fernández de Kirchner, genera interés en la prensa española. En su edición de hoy, el diario El País le dedicó una foto de tapa, las páginas 2 y 3 y un editorial en el que afirman que si la candidata accede a la presidencia de Argentina, la izquierda latinoamericana se verá reforzada.
El prestigioso matutino entrevistará a Cristina este miércoles, durante su viaje a España. En el editorial, afirman que si gana, “la izquierda latinoamericana, más agreste que la socialdemocracia europea, pero no necesariamente bolivariana, ni del siglo XXI como la de Chávez, se vería reforzada”,
En el artículo, El País dice también que Fernández de Kirchner sería la primera mujer elegida por sufragio popular en ocupar la presidencia de Argentina.
Además, el diario asegura que “Cristina es una política profesional de los pies a la cabeza”.
El País dedica la foto de portada de hoy y las dos primeras páginas al lanzamiento de la candidatura presidencial de la senadora, quien aparece bajo una lluvia de papelitos saludando a sus seguidores el pasado jueves en La Plata.
” El huracán Cristina arranca su campaña a la presidencia de Argentina”, titula el diario español en su edición impresa.
La candidatura de Fernández, quien llegará mañana a Madrid para iniciar el lunes una visita a España, ocupa las dos primeras páginas, y un editorial titulado ” Ciudadana Cristina”.
El diario relata en una extensa crónica el acto de lanzamiento de la candidata y hace hincapié en su discurso.
Además el periódico publica un perfil de la senadora, bajo el título, ” Una rebelde a la que comparan con Hillary (Clinton)”, que acompaña la nota central.
En la nota, un empresario español con fuertes intereses en Argentina, y que no es identificado, elogia a la senadora y afirma que ” tiene ideas propias, no es un apéndice de nadie”.
Finalmente, en su editorial, El País dice que la candidatura presidencial de la Primera Dama “conduce inevitablemente a la evocación de Evita”.
“Pero la esposa del general Perón, que nunca fue presidenta, era una amateur, eso sí, muy intuitiva; mientras que Cristina es una política profesional de los pies a la cabeza”, agrega el diario.
“Las pulsiones democráticas de Eva Perón pudieron ponerse más de una vez en entredicho, pero no así las de la abogada Fernández”, dice El País.
El editorial dice que si “Cristina hace buenos los pronósticos será la segunda mujer en alcanzar la presidencia de su país tras María Estela Martínez”, quien llegó tras la muerte de Juan Domingo Perón en 1974, y agrega: “Por tanto, Cristina sería la primera elegida por sufragio popular”.
“De la misma forma que ella ha debido influir en la gestión de su esposo, y éste difícilmente sería un convidado de piedra si Fernández ganara en octubre, la candidata será presidenta ella sola. Y la izquierda latinoamericana, más agreste que la socialdemocracia europea, pero no necesariamente bolivariana, ni del siglo XXI como la de Chávez, se vería reforzada”, concluye El País.
——————————————————————————————————————–
Kirchner habla de “amanecer de la Patria” con Cristina
Infobae
21 de julio 2007

Fue al encabezar un acto de anuncios de obras energéticas en Santa Cruz y un día después del lanzamiento de la senadora. Repitió la tesis de “profundización” del cambio e instó a los argentinos “a tener nbuena memoria en el momento de las urnas”
El Presidente reiteró que “Cristina es la profundización del cambio, el nuevo amanecer de la Patria”, y se refirió a su postulación como candidata a presidente como la de una mujer capaz de llevar adelante el país.
El Jefe de Estado volvió a instar a los argentinos “a tener buena memoria al momento de las urnas”, en referencia con las próximas elecciones presidenciales en octubre.
Además, Kirchner dijo: “Dentro de unos días vamos a estar anunciando la obra de interconexión de Río Gallegos a Río Turbio para integrar la provincia a la Argentina”.
“Espero anunciarla los días que vienen y son 4.500 millones de pesos los que se van a invertir en Puerto Santa Cruz para la provincia”, agregó el Presidente.
Estas obras generarán “1.800 puestos de trabajo directo”, sintetizó durante el llamado a licitación de dos centrales hidroeléctricas en la cuenca del río Santa Cruz, a 280 kilómetros al norte de Río Gallegos.
—————————————————
Ya como candidata, Cristina inicia una gira por España
Infobae
21 de julio 2007

La senadora partirá a Madrid con el objetivo de profundizar la relación bilateral. Se entrevistará con el Rey Juan Carlos, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero y empresarios de primera línea
La senadora Fernández comenzará su actividad en España el lunes con una audiencia seguida de un almuerzo privado ofrecido por los reyes en el Palacio Marivent, residencia veraniega de la familia real en Palma de Mallorca.
La cordialidad de los reyes hacia la candidata argentina es remarcable, ya que será recibida de forma excepcional en los primeros días de vacaciones de la familia real, que comenzó esta semana su descanso estival.
Además, no es usual que los reyes abran las puertas del Palacio Marivent, salvo que se trate de la visita de un familiar o de un Jefe de Estado, y para los tradicionales despachos de verano del presidente del gobierno.
Por la tarde, la senadora regresará a Madrid, donde tiene previsto visitar en su residencia y rendir un homenaje al escritor y ensayista republicano, Francisco Ayala, de 101 años.
Ayala, que es uno de los grandes referentes intelectuales de la España del siglo XX, vivió en Argentina durante sus primeros años de exilio tras la Guerra Civil española (1936-1939).
El martes, Cristina Fernández disertará en un almuerzo-conferencia organizado por Nueva Economía Forum y la agencia Europa Press, al que asistirán empresarios de primera línea, políticos locales y diplomáticos movilizados por el interés que genera la candidata.
Por la tarde, la senadora será recibida por el presidente del Ejecutivo español, José Luís Rodríguez Zapatero, en La Moncloa, sede del gobierno.
Tras la reunión con Zapatero, Fernández acudirá al despacho de vicepresidenta del gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, con quien al finalizar compartirá una cena en un restaurante de Madrid.
Esta será la ocasión más importante que Cristina Fernández va a tener para dialogar con una de las mujeres de mayor peso y experiencia en el actual gobierno socialista.
Fernández de la Vega ha sido una férrea defensora de las políticas de igualdad de género y de derechos civiles impulsadas por el Ejecutivo y, por ello, se enfrentó con los políticos más duros del conservador Partido Popular (PP).
En la última jornada, el miércoles por la mañana, la senadora nacional rendirá homenaje a las víctimas de los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, y colocará un ramo de flores en el monumento de cristal construido en recuerdo de las víctimas frente a la estación de trenes de Atocha.
Al concluir esta actividad, Cristina Fernández podría reunirse con el líder del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy.
La gira española concluirá con otra actividad de perfil empresarial, puesto que la candidata asistirá a un almuerzo ofrecido por la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales), presidida desde este año por Gerardo Días Ferrán, propietario del grupo Marsans, accionista mayoritario de Aerolíneas Argentinas, y Air Comet.
Antes de regresar al país, la senadora visitará la sede de la Secretaría General Iberoamericana (SEGI), organismo que coordina las Cumbres Iberoamericanas.
Durante su viaje a Madrid, la candidata atenderá a la prensa: el martes será entrevistada en el programa “Cara a Cara” del canal CNN en español y el miércoles por el diario El País.
Fuente: Télam
————————————————————————-
Dos mujeres con amplio respaldo para gobernar
Infobae
21 de julio 2007

El 60% de los estadounidenses cree que la senadora Hillary Clinton será presidenta de los Estados Unidos. En la Argentina, las encuestas indican que la primera dama, Cristina Fernández obtendría el 45% de los votos en las elecciones de octubre
Tanto Hillary Clinton en los Estados Unidos, como Cristina Fernández en la Argentina obtienen en las encuestas una gran ventaja para alcanzar la Presidencia.
Un sondeo, realizado entre el 9 y el 17 de este mes entre 1.554 estadounidenses y publicado por el diario The New York Times y la cadena de televisión CBS, señaló que un 80 por ciento piensa que “probablemente” la ex primera dama se impondrá en las elecciones primarias de su partido.
Por otra parte, más de un 60 por ciento señaló que es probable que la legisladora suceda en la Casa Blanca al republicano George W. Bush a partir de enero del 2009.
El diario manifestó que la encuesta determinó que en general las mujeres coinciden con la senadora respecto a los problemas del país y la consideran como una líder enérgica y un modelo a seguir.
Añadió que todos los consultados señalaron que Hillary Clinton, de 59 años, será un comandante en jefe eficiente, lo que sugiere que ha logrado reducir las dudas de que su género sea un obstáculo para conducir al país en tiempos de guerra.
Esta tendencia se repite en la Argentina con la senadora, Cristina Fernández quien ayer lanzó formalmente su carrera presidencial.
Fernández obtendría el 45% de los votos en las elecciones de octubre, seguida por Roberto Lavagna, con el 10%, según un sondeo difundido días atrás.
El estudio realizado por la encuestadora Ipsos, de Manuel Mora y Araujo, expresa que Elisa Carrió conseguiría el 9%, mientras que Carlos Menem y Ricardo López Murphy, el 4% cada uno.
No obstante, el 15% de los consultados dijo no haber definido aún su voto.
La consultora realizó un relevamiento nacional en el que encuestó a 1.200 argentinos mayores de 18, y estimó que el sistema utilizado brinda un 95% de confianza con un margen de error de 2,8 por ciento.
———————————————————————————————————-
Solá cree que Cristina buscará “consenso en el diálogo”
Infobae
21 de julio 2007

El gobernador bonaerense destacó en Radio 10 la “capacidad de integrar” de la candidata del oficialismo en su discurso de inicio de campaña. Distendido, señaló que no sabe cuál será su futuro
Felipe Solá afirmó que el discurso de Cristina Fernández “no fue agresivo ni de campaña de Gobierno”. “Ella tuvo un discurso integrador, es difícil sentirse afuera de su mensaje, porque no tomó parcialidad y esto es digno de compartir con todo el mundo”, destacó.
Asimismo, el gobernador señaló que admira “la capacidad personal de Cristina” porque se puso, según el funcionario, “muy arriba” de la campaña electoral.
Felipe Solá se refirió al mandato a la senadora nacional como parte de un “modelo diferente” de política ya que, junto al presidente Néstor Kirchner, “buscan el consenso”.
“Si gana Cristina, se espera consenso en el diálogo con los empresarios y en general, con una participación más activa de las mujeres en la política”, señaló y agregó que tendrá una mayor importancia en general ese sector.
Sin proyectos
Asimismo, se refirió con humor a su alejamiento de la gobernación de la provincia de Buenos Aires al señalar que todavía no tiene ningún ofrecimiento para continuar en la función pública.
“Irse bien es un arte”, destacó al señalar que su futuro todavía no está vinculado a un sector público en particular.
———————————————————————————————–
Los gobernadores kirchneristas quieren más peronismo alrededor de Cristina
Les molesta que un radical vaya como candidato a vice y que el PJ siga intervenido.
Clarín
21 de julio 2007

Atilio Bleta
[email protected]
Ninguno va admitir que haya inquietud o que estén molestos, pero para los gobernadores del PJ que comulgan con el kirchnerismo resulta indigesto que el compañero de fórmula de Cristina sea el radical Julio Cobos.
Tampoco los complace que el consejo nacional del PJ siga intervenido, mientras ellos, en sus respectivos distritos -por lo menos la mayoría- tienen el partido ordenado.
Y a algunos los irrita que dirigentes justicialistas opositores aprovechen la crisis del consejo partidario para presentar candidatos en la próxima elección como los custodios de las ideas de dicho movimiento.
En lugar aparte, se destacan declaraciones del gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti, que se animó a hablar y que, sin sacar los pies del plato, está pidiendo teñir de peronismo a la campaña.
A todos ellos Kirchner les ha dicho que la renovación partidaria vendrá después de octubre. Hasta entonces no quiere ningún escándalo que dañe la figura de Cristina.
No obstante, el dato que revela el poder de Kirchner fue la facilidad con la que impuso al gobernador radical de Mendoza como compañero de Cristina.
Bastó que el ex gobernador y ex senador Carlos Reutemann rechazara el ofrecimiento para ser candidato a vice, para que rápidamente abortara una operación tejida con esmero por varios caciques provinciales. Fuera del ex corredor no había una figura de recambio con el prestigio suficiente que permitiera después ir a pulsear en la Casa Rosada.
Una debilidad manifiesta que atormenta a más de uno de los mandatarios provinciales es que, sin la posibilidad de resultar reelectos, dependen del favor de Kirchner o de Cristina, o de ambos, para ocupar en los próximos años algún lugar de relevancia en la política nacional.
No es el caso del formoseño Gildo Insfrán, ni el del sanjuanino José Luis Gioja que irán por la reelección. Pero Cristina y su esposo también tienen dificultades porque deberán hacer gestos de desprendimiento con muchos de estos caudillos si no quieren correr el riesgo de favorecer el nacimiento de un polo opositor desde el riñón mismo del poder.
El asunto más atendible en este sentido es el de Felipe Solá, a quien la derrota de la reelección indefinida de Carlos Rovira en Misiones lo obligó a bajarse de la pelea por su propia continuidad. Ya se sabe que Solá no es de arrear. En plena hegemonía duhaldista presentó batalla a Chiche, se convirtió en candidato y en 2003 en gobernador (dos años antes había completado el mandato del renunciante de Carlos Ruckauf).
Ahora, Solá espera con mansedumbre el reconocimiento por sus servicios. Pero si no recibe lo que pretende (¿la presidencia de la cámara de Diputados?) puede convertirse en poco tiempo en un adversario de temer.
También se quedarán sin un quehacer, el cordobés José Manuel de la Sota, el santafesino Jorge Obeid, y el jujeño Eduardo Fellner, que terminan en diciembre. Busti se refugiará en la legislatura entrerriana y Rovira se irá a su casa. Pero en esas provincias, y donde el PJ es oposición, hay fuertes liderazgos partidarios y reclamos de vestir con más peronismo el cotillón de campaña.
——————————————————————————————-
La CGT salió a respaldar con fuerza a Cristina
Moyano adelantó que la central obrera elabora un documento para suscribir a la postulación de la senadora; destacó que “la totalidad” del consejo directivo la apoya
La Nación
21 de julio 2007

El titular de la CGT, Hugo Moyano, brindó un apoyó explícito a la candidatura de la primera dama al destacar que “la totalidad” del consejo directivo de la central obrera “apoya la candidatura de Cristina Fernández” de Kirchner a presidente de la Nación.
En este contexto, adelantó que la central obrera está preparando un documento para suscribir a la postulación de la actual senadora y primera dama.
El llamdo social. Asimismo, en declaraciones a radio Del Plata, Moyano celebró el llamado al diálogo social que efectuó Cristina durante el acto de lanzamiento de su candidatura, el jueves pasado.
En este mismo sentido se habían expresado ayer referentes del empresariado, que rescataron, principalmente, el llamado a un diálogo social entre los diferentes actores de la economía.
Incrementar el desarrollo. Al tono con el mensaje de profundización del cambio que instala el Gobierno, Moyano indicó: “Es otra etapa la que se inicia; se debe actuar con la mayor inteligencia para sostener e incrementar el desarrollo que ha habido de la economía”.
na01di01.gif
Página 12
21 de julio 2007

——————————————————————————————————-
Una campaña regada con lágrimas
El día después del lanzamiento, el Presidente y Cristina Fernández encabezaron un acto en Santa Cruz. La pareja presidencial se emocionó. Licitaron las obras para dos centrales hidroeléctricas.
Página 12
21 de julio 2007

Al contrario de los candidatos de la oposición a quienes no les gustó nada el lanzamiento de Cristina Fernández de Kirchner, en el oficialismo hicieron fila para elogiar su discurso y pronosticarle no ya una buena elección, sino un gran futuro como presidenta. Pero, entre todos, tal vez el que llegó más lejos fue el presidente Néstor Kirchner, quien en tono poético consideró que el arribo de su esposa a la Casa Rosada “será el nuevo amanecer de la Patria” e insistió en que sin dudas ella realizará “un gobierno mucho mejor” que el suyo.
Gobernadores, legisladores, intendentes, funcionarios, sindicalistas y hasta empresarios y banqueros cercanos al Gobierno se encargaron ayer de resaltar los conceptos que Cristina desgranó en su discurso del jueves a la noche en el Teatro Argentino, en La Plata. En el día después de su lanzamiento, la candidata viajó junto al Presidente a Puerto Santa Cruz, a 280 kilómetros de Río Gallegos, donde se anunció el llamado a licitación de dos nuevas centrales hidroeléctricas.
Cristina no habló. Sólo conversó con la gente y firmó autógrafos. El Presidente se encargó del discurso, de tono emotivo, ante un colmado gimnasio municipal. Kirchner dio por descontado que la senadora triunfará en las elecciones de octubre y que el país se ubicará entonces en la senda de la “justicia, igualdad y recuperación definitiva”.
Su mensaje tocó ítems que coincidieron con los que repasó el jueves su esposa. Por ejemplo, sostuvo que con el actual modelo está en marcha “una Argentina donde millones de argentinos recuperaron la autoestima y se sienten parte activa; una Argentina que construye la patria grande junto a los otros pueblos de América latina”.
“Se me caen las lágrimas”, sorprendió luego. Estoy feliz de que se me caigan, porque mi corazón se conmueve de las ganas de abrazarme y ponerme en el medio con ustedes”, manifestó al público. En ese momento, Kirchner se emocionó y provocó incluso el llanto de Cristina Fernández.
“Hoy lo hago como Presidente y mañana lo voy a hacer como el Lupo que siempre fui, el tipo común abrazado con ustedes, militante como ustedes toda la vida”, siguió Kirchner.
Los carteles que prevalecieron en el acto tenían la leyenda “Cristina presidente-Daniel gobernador”, en referencia al gobernador santacruceño Daniel Peralta, quien se convirtió en el favorito para representar al Frente para la Victoria en las elecciones provinciales. La delegación oficial era nutrida en “pingüinos”: estaban los ministros Alicia Kirchner y Julio De Vido, el jefe de la SIDE Héctor “Chango” Icazuriaga y el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini. Todos potenciales candidatos en la provincia, aunque Peralta aparece hoy como la alternativa más firme.
El propio De Vido lo reconoció ayer. “Peralta es un claro candidato del Frente para la Victoria”, sostuvo, aunque aclaró que “hoy no se puede descartar a ninguno. Luego del acto, la comitiva volvió a Buenos Aires. El Presidente y su mujer se quedaron en Olivos. Hoy a la noche, la flamante candidata volará a España para una visita (ver recuadro).
—————————————————————————————————————-
Fundamentos
Página 12
21 de julio 2007

Por J. M. Pasquini Durán
La gobernadora Pratibha Patil está compitiendo por la presidencia de India en nombre del partido del Congreso y de la poderosa familia Gandhi. Durante la campaña, anunció que un espíritu le había comunicado que en breve ocuparía un puesto político de alto rango. A la senadora Cristina Fernández también una voz queda le propuso su destino, pero era una persona de carne y hueso, su propio marido, el presidente Néstor Kirchner, “un hombre fuera de lo común”, en opinión de la primera dama, después de treinta años de matrimonio. Como candidata presidencial tendrá su primer mitin popular el próximo jueves, 26 de julio, en un acto dedicado a Eva Perón, si las condiciones lo permiten, puesto que nadie olvida lo que sucedió con el traslado de los restos del General a San Vicente. El jueves pasado, durante la prolija ceremonia organizada en el teatro lírico de La Plata, no hubo símbolo o imagen que recordara la filiación peronista del matrimonio Kirchner, tanto que el bombisto Tula se fue a Rosario a despedir los restos del entrañable Negro Fontanarrosa, excepto la esencia de su discurso de 45 minutos que recuperó para el siglo XXI las ideas de patria con justicia social, económicamente libre y políticamente soberana, el clásico tríptico fundacional del justicialismo.
En su primer mensaje como candidata, la senadora Cristina eligió explicar “el cambio que recién empieza”, lema de su campaña, en el tono que la distinguió durante su trayectoria legislativa: apasionado, racional, inteligente, con autoridad y fluidez de oradora que acumula muchas horas de vuelo. Según infidencias de sus íntimos, el texto era de su puño y letra, pero no necesitó leerlo durante los tres cuartos de hora de la exposición. Aunque las opiniones posteriores no arrojaron novedad –los oficialistas, ensalzándola, los opositores, menospreciándola–, lo cierto es que la propuesta escapó de las obviedades y de la primera plana de las noticias para dedicarse a un enfoque ideológico con tintes casi académicos, en un nivel que los políticos profesionales suelen dejar de lado, porque ceden a la presión mediática del escándalo de turno o porque piensan que la ciudadanía que vota no tiene capacidad o interés para decodificar ideas. Tampoco hizo mención a ninguna cifra de las que usa a diario el presidente Kirchner para graficar el trayecto nacional de salida del infierno y los únicos porcentajes que puntualizó fueron los referidos a la popularidad y la intención de votos de su marido, con el propósito de alabar el renunciamiento a la reelección.
Los medios de mayor difusión detallaron cada aspecto del “look” de la candidata –cabello, maquillaje, largo de pollera, alto de los tacos–, de la distribución y la identidad de los invitados, pero la síntesis del mensaje fue escasa para los que no tuvieron la oportunidad de escucharla en vivo y en directo. Tal vez los editores también piensan que aburrirían a sus lectores reproduciendo las ideas de quien figura en todas las encuestas a la cabeza de la votación del 28 de octubre, o quizá porque necesitan la ratificación del hombre de la Casa Rosada para que los dichos de la mujer sean motivo de análisis y debate. Los que piensan así quedarán sorprendidos por la integridad del pensamiento de la pareja. Con todo, no parece casual que después de Skanska, donde las figuras comprometidas eran masculinas, la línea de corrupción enhebre a las mujeres del Poder Ejecutivo: Miceli, Picolotti, Garré, por diferentes motivos que las investigaciones judiciales tendrán que dilucidar, mientras que los hombres por el momento parecen la mujer del César. No se trata de reivindicar inocencia por razones de género ni tampoco justificar la impericia en el ejercicio del mando, reservado por siglos a los hombres, porque esas y otras mujeres han elegido el territorio de la política, algunas con años de militancia, los suficientes para entender que en posiciones de poder nadie escapa a la puja de las ambiciones propias y ajenas o, muchas veces, a las tentaciones latentes en una cultura del Estado donde los poderosos, civiles y militares, abusaron de todas las normas y cometieron latrocinios sin los castigos debidos. A lo mejor, es una conclusión suspicaz porque sólo hace falta tiempo para que las imputaciones lleguen al resto del gabinete en los siguientes meses de campaña.
Cristina, como la menciona la propaganda de campaña, esbozó los fundamentos de su programa de gobierno con la imagen de tres construcciones: la reorganización de un “Estado democrático y constitucional”, un modelo económico “acumulativo, diversificado y de inclusión social” y la recuperación de la cultura del trabajo y del esfuerzo a partir de la autoestima y la confianza de los argentinos en sus propios méritos. Respecto del primer punto, recordó cómo se llegó a la crisis por un “deterioro insoportable” de la función presidencial, mientras que el Legislativo votaba por “presión del Fondo” Monetario Internacional y la Corte Suprema convalidaba “la depredación del Estado”. Rescató los esfuerzos truncos de la generación del ’80 en el siglo XIX, la sustitución de importaciones del primer gobierno peronista y el desarrollismo de Frondizi, para establecer los heterodoxos antecedentes de estos ocho años de crecimiento sostenido, los cuatro acumulados por la gestión actual y otros tantos que presume la senadora si los ciudadanos deciden darle continuidad a la línea inaugurada en 2003. Quienes hayan tenido la oportunidad de seguir en detalle la obra y la palabra del Gobierno en este mandato tuvieron la impresión de que la propuesta de la candidata había sido destilada de las experiencias de las tareas cumplidas, realizadas sobre una visión general por el método de ensayo y error más que por una elaboración completa desde el primer día.
Como sucede con las elaboraciones intelectuales de la historia y la política, las hipótesis de la senadora funcionan en la mesa de arena, pero falta el decisivo cotejo con la realidad. Es el caso del “pacto social” tripartito –Estado, patronato, gremios obreros– no sólo para establecer acuerdos alrededor de precios y salarios, sino para definir el perfil de país por el que todos están dispuestos a construir. Citó la experiencia española de crecimiento como un modelo de referencia y destacó la inconsecuencia de la burguesía nacional para realizar un proyecto argentino de desarrollo en comparación con los resultados obtenidos en Brasil. Omitió mencionar que el crecimiento del gigante sudamericano fue realizado por acuerdo de su burguesía y el sacrificio sin cuento de millones de hombres y mujeres, ancianos y niños, que al momento de asumir Lula ni siquiera podían cumplir con tres comidas básicas diarias y que, en la actualidad, el gobierno distribuye doce millones de raciones diarias en su campaña contra el hambre y ni aun así pudo llegar a todos los necesitados. Sería interesante, por más obvio que resulte, ubicar cualquier modelo de progreso en este continente, el más injusto del mundo en la distribución de las riquezas y de los ingresos.
En cuanto a los potenciales firmantes del pacto, si bien las críticas al capitalismo criollo prebendario y especulador, lo mismo que si hubiera mencionado a la propiedad terrateniente en el campo, están justificadas por las historias lejana y reciente, dejó de lado cualquier mención crítica a los sindicatos obreros, muchos de ellos burocratizados y/o corrompidos por la impunidad de sus dirigentes que han logrado impedir la libertad de agremiación, con la condescendencia, por decir lo menos, del Estado y de los patrones. Del árbol envenenado es inútil esperar frutos lozanos. Es una pena que en su reciente participación en la asamblea mundial de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la senadora haya aprovechado la experiencia española, pero sin comprometerse con la libertad sindical, uno de los paradigmas culturales del gremialismo obrero internacional, incluido el español.
Es comprensible que una candidata no salga a confrontar con una de las cajas y de los aparatos más letales para quienes los hostilizan, y también hay razones para que en los cuatro años pasados fuese desoída la demanda de personería de la CTA, pero sin reconocer estas debilidades la nave del progreso sostenido tendrá rumbos abiertos a nivel de flotación. El kirchnerismo construyó una dimensión popular que hace cuatro años era poco más que un sueño, pero la energía no alcanzó, tampoco las relaciones sociales, para organizar fuerzas de partido propio, ni transversal ni convergente. Es su talón de Aquiles y por eso hay que pensar que Kirchner no engaña a nadie cuando asegura que mientras su esposa gobierna, él se dedicará a superar esa debilidad orgánica. Ningún cambio cultural podrá eludir la inmensa tarea de refundar estos aparatos, porque ellos también han cumplido su ciclo de vida útil como les sucedió a los mayores partidos populares. Verdad es que la fragmentación partidaria se precipitó por la rebelión de las cacerolas, pero mientras los disidentes en las fábricas sean perseguidos y expulsados por la trinidad de burócratas, empresarios y funcionarios estatales, mientras miles de luchadores sociales sean sometidos a procesos penales, la generación que fue devastada por el terrorismo de Estado no será sustituida por nuevos relevos, capaces de sostener un proyecto emancipador y una cultura diferente.