Dura embestida del peronismo disidente

16 de Julio de 2007
El ataque. El peronismo “anti-K” ataca por todos los flancos posibles. No sólo pedirá la expulsión de Néstor Kirchner del PJ. También denunció al interventor del partido, Ramón Ruiz, de ser un agente de inteligencia del Estado, “por lo que el desempeño como interventor podría ser absolutamente incompatible desde el punto de vista ético”. Así lo planteó el diputado Luis Lusquiños, hombre del peronismo de San Luis, y álter ego de Adolfo Rodríguez Saá en una denuncia presentada ante el presidente de la Cámara de Diputados, Alberto Balestrini, el miércoles último.
Olvido y reproches. Enojado por haber quedado fuera de la conversación, José Antonio Romero Feris llamó por teléfono a Ricardo López Murphy para preguntarle por qué el candidato presidencial de Recrear no lo incluyó entre los postulantes a los que les envió cartas para sellar un acuerdo en un eventual ballottage y compartir fiscales durante los comicios generales. “Pero Ricardo, cómo no me has enviado a mí la carta”, preguntó Romero Feris, que también lanzó su candidatura. López Murphy le envió súbitamente una copia de la misiva al líder del Partido Autonomista Nacional.
Operativo La Rioja. Néstor Kirchner está preocupado por la candidatura de Carlos Menem para gobernador de La Rioja. Por ello, envió una misión política a esa provincia para acercar posiciones con el actual gobernador, Luis Beder Herrera, con quien Alberto Fernández se había peleado por defender al ex mandatario destituido Angel Maza. Evalúan en Balcarce 50 darle apoyo a Ricardo Quintela para que deponga su postulación que podría dividir el voto riojano y beneficiar a Menem. Así, Kirchner envió una avanzada con Olaf Aaset, Armando “Bombón” Mercado y Rudy Ulloa Igor.
Sin congreso. Cada vez gana más adeptos la idea de no realizar el congreso peronista que proclamaría la candidatura presidencial de Cristina Kirchner para que pueda tener los colores y escuditos del PJ. La idea original de la Casa Rosada era celebrar un congreso en agosto, para autorizar también al PJ a constituir el Frente para la Victoria con miras a octubre. Pero hubo intendentes peronistas que condicionaron el envío de sus congresales a un compromiso previo de Kirchner de bendecir sus candidaturas.
Mariano Obarrio
———————————————————————————————————————-
Adolfo Rodríguez Saá lecerró la puerta a Duhalde
Ese sector del peronismo exige la “normalización” partidaria

16 de Julio de 2007
El senador nacional, Adolfo Rodríguez Saá, desestimó ayer la posibilidad de sumar al ex presidente Eduardo Duhalde al espacio del PJ antikirchnerista que
se presentará en las elecciones de octubre.
El ex gobernador de San Luis, se refirió en duros términos a Duhalde y lo acusó de “conspirar” contra su fugaz presidencia en diciembre de 2001 y de haber fogueado un “golpe de Estado contra Fernando De la Rúa”.
Luego de las críticas vertidas por Rodríguez Saá comenzó a alejarse la posibilidad de que Eduardo Duhalde se incorpore al justicialismo disidente tal como pretenden algunos dirigentes que conforman ese espacio.
El peronismo opositor que lideran el propio Rodríguez Saá, Carlos Menem, Ramón Puerta, y Jorge Sobisch planea conformar una fórmula para competir en las elecciones presidenciales, y exige la “normalización” del PJ nacional, que se encuentra intervenido dado que carece de autoridades.
Por otra parte, el senador volvió a apuntar contra el presidente Néstor Kirchner por “abandonar” al PJ y fundar el Frente para la Victoria.
Los cuatro dirigentes que encabezan ese sector acordaron realizar una reunión en los próximos días para avanzar en la definición de una fórmula electoral y en la convocatoria a un segundo congreso partidario luego del desarrollado la semana pasada en la ciudad puntana de Potrero de los Funes.
Los peronistas enfrentados con el oficialismo se pronunciaron en contra de la postulación de la primera dama, Cristina Fernández, a la que consideraron un “bien ganancial”, ya que fue elegida directamente por el presidente Kirchner y no en internas partidarias.
Por ello, decidieron la “refundación” del PJ y nombraron a un Comité Electoral propio -integrado por los ex presidentes Rodríguez Saá y Carlos Menem, el ex gobernador de Misiones, Ramón Puerta y el mandatario de Neuquén, Jorge Sobisch- que tendrá la misión de definir “por unanimidad” al binomio que disputará las
presidenciales.
—————————————————————————————-
Duhalde: La opción ANTI K
Uno de los intentos fue el realizado recientemente en San Luis dónde distintos referentes del peronismo. Allí surgieron rumores sobre la intención de solicitar la expulsión de Kirchner y demás afilidados del Partido Justicialista y presentarse a las elecciones nacionales con candidatos propios.

16 de Julio de 2007
Como era de esperarse, el cónclave de San Luis tuvo muchos reparos dentro de las filas del peronismo, ya que no aceptan la conducción del ex presidente Carlos Saúl Menem, por lo que existen tratativas para que Carlos Menen desista de su intento de presentarse como candidato.
Concorante con esta posición, la CONVOCATORIA AL CONGRESO ABIERTO PERMANENTE DE LA MILITANCIA DEL MOVIMIENTO NACIONAL JUSTICIALISTA, surgido de una auto convocatoria realizada recientemente por militantes y referentes de base de la provincia de Buenos Aires, surje la reivindicación de la gestión de Eduardo Duhalde al frente del ejecutivo nacional y el repudio a Néstor Kirchner como así también al peronismo neoliberal encarnado en Carlos Menem.
En estos encuentros, tanto de dirigentes de primer nivel o de militancia, siempre ronda la figura de Eduardo Duhalde, quién parece ser concita las adhesiones de los sectores mayoritarios de los sectores Anti K.
En sintonía con ello, en un encuentro de formación de la juventud peronista, realizado ayer en Chapadmalal, que contó con la presencia del intendente Daniel Katz, el diputado bonaerense Juan Garivoto; el titular del PJ provincial, José María Díaz Bancalari y a otras figuras del justicialismo como Lorenzo Pepe y Jorge Villaverde.
El intendente Daniel Katz sostuvo ante la concurrencia:
“Como soy un tipo que no digo lo que es más conveniente sino lo que realmente pienso, digo que algún día, el país reconocerá lo que Eduardo Duhalde hizo por la República Argentina”, dijo cosechando de inmediato el aplauso de los presentes.
Katz fue invitado al encuentro para ofrecer una bienvenida formal en su calidad de jefe comunal, a los jóvenes que debaten desde ayer en Chapadmalal acerca de las figura de Eva Duarte y Juan Domingo Perón, la militancia, el sindicalismo y el rol de la mujer dentro del justicialismo.
Katz aclaró que si bien está “incursionando con absoluta convicción en espacios nuevos, no reniego de las identidades y de las historias” y señaló que “no habrá un espacio personal, popular, progresista sólido si no reivindicamos y rescatamos lo mejor de nuestras historias”.
Recordó que en la crisis de 2001 “cuando pedían que se vayan todos, cuando todo el mundo criticaba y denostaba a las instituciones, este país se puso en marcha y se puso de pie otra vez porque se convocó a las instituciones y a la política”. En ese sentido, exhortó a reconocer la labor de Eduardo Duhalde, aunque aclaró:
“No soy Duhaldista, simplemente soy un tipo que pretendo tener memoria y no dejarme confundir con ningún otro tipo de motivo”.
Tras el acto, en declaraciones a Télam, Katz dijo que “lo que acabo de señalar es que algún día habrá que reconocer que Duhalde vino y recompuso el país a partir de la institucionalidad, y en el caso del Estado convocando a los partidos políticos”.
“Lo primero que hizo Duhalde es convocar a los partidos políticos y al Congreso de la Nación”, dijo. Aclaró que “después está la otra política, la de la especulación electoral, la de los posicionamientos, de que si uno habla bien de uno se enoja el otro, pero como a mí ya no me importa caerle simpático a uno o a otro, digo lo que pienso”.
Aparentemente todos los caminos conducen a que Eduardo Duhalde se constituya en el referente peronista que enfrente al Kirchnerismo. Solo habría que esperar un poco de tiempo para que el anuncio se haga efectivo.
De producirse, el armado del Frente para la Victoria se vería seriamente resentido en vísperas de la elección de octubre, más aún en la provincia de Buenos Aires, dónde hasta el mismísimo Daniel Scioli se bajaría de la candidatura dejando sin candidato potable al Frente para la Victoria.
Pese a los intentos de minimizar el hecho, por parte de los organizadores, las palabras de Katz ponen a Eduardo Duhalde nuevamente en escena y en un ámbito peronista.
Según fuentes bien informadas, no hay que descartar que la fórmula que enfrente al Kirchnerismo sea la dupla de Duhalde – Morales