Carrió negó una alianza política con Acevedo de cara a octubre, pero le dio su respaldo

“Descarto toda especulación política”, dijo la candidata presidencial sobre los rumores de una eventual fórmula con el ex gobernador de Santa Cruz para las elecciones. Sin embargo, se mostró en sintonía y apoyó las duras críticas del ex funcionario contra el Gobierno por la renegociación de los contratos petroleros en esa provincia.

1 de julio de 2007
La candidata a presidente por la Coalición Cívica (CC), Elisa Carrió, descartó hoy un acercamiento político con el ex gobernador de Santa Cruz, Sergio Acevedo, quien esta semana cuestionó al Gobierno por la renegociación de los contratos petroleros en esa provincia.
“Le agradezco a Sergio que haya dicho la verdad, pero yo descarto toda especulación política”, aseguró Carrió en diálogo con radio Del Plata desde Salta, donde lanzó ayer la Coalición Cívica con fuerzas locales. Y agregó: “El gran objetivo es llegar a septiembre peleando el ballottage y pelear la presidencia en la segunda vuelta”.
Tras la reaparición pública de Acevedo surgieron distintas versiones. Incluso se llegó a hablar de dos hipótesis posibles: que iría como vice en la fórmula presidencial de Carrió o que sería candidato a gobernador en Santa Cruz por la Coalición Cívica.
Acevedo rompió el martes su silencio de más de un año, desde que el 15 de marzo de 2006 dio el portazo y renunció como gobernador, en medio de serias diferencias con Kirchner por el manejo de la provincia. En declaraciones radiales, Acevedo, que reside en Pico Truncado, negó que piense en volver a la política. E insistió en advertir sobre la renegociación de los contratos petroleros entre Pan American Energy y el Gobierno santacruceño.
En tanto, Carrió reconoció que está “muy feliz” con el triunfo de Fabiana Ríos en Tierra del Fuego, porque “ratifica la estrategia, que siempre fue nacional” y demuestra que “un partido con 70.000 pesos” para la campaña puede hacer frente “a los aparatos y el dinero”.