Sobisch verá encuestas antes de decidir su futuro

Reiteró que está más cerca de mantener su candidatura a presidente que de bajarse. “No voy a ser gobernador otra vez, pero no iré a mi casa a sentarme”, sostuvo.

12 de Junio de 2007
NEUQUEN (AN) – Tiene más ganas de seguir que de bajarse, pero serán las encuestas las que definirán si el gobernador Jorge Sobisch mantiene la candidatura presidente de la Nación. La decisión comenzará a tomar forma el viernes, según dijo, cuando en Buenos Aires le muestren el resultado de los sondeos que mandó a hacer, aunque dijo que la daría a conocer en quince días. “Estoy más cerca de la continuidad que de bajarme”, reiteró ayer en otra de sus habituales ronda de prensa a agenda abierta.
“Ustedes saben que les estoy diciendo bastante”, señaló con una sonrisa cuando se le indicó que trasuntaba la voluntad de dar pelea de las urnas a nivel nacional el 28 de octubre.
Pero de la misma forma que reconoció que su sucesor electo, Jorge Sapag, tiene razón cuando dice que el presidente Néstor Kirchner tiene 30 puntos de ventajas sobre el resto de los candidatos y que gana en todas las provincias, incluso Neuquén, replicó que “en la interna con Felipe Sapag estaba 80 puntos abajo y después me ganó por el 1%”.
Como es consciente de que no puede remar contra la corriente -la adversidad de un electorado que se presume esquivo- y no se quiere dar por vencido, apeló a este argumento: “Mi planteo no se agota con esta elección, no voy a volver a ser gobernador nunca más, pero algo voy a hacer, no voy a ir a mi casa a sentarme, y ese algo es política y el escenario es nacional, ahí voy a trabajar”, se envalentonó el mandatario.
“Tengo resolver antes el tema del partido, no estamos hablando de una candidatura pequeña, hablamos de generar un espacio político”, argumentó.
-¿Pero es para 2007 ó 2011? -se le planteó.
-2007 -respondió.
Destacó que saldrá a buscar un espacio político propio. “Nadie les transfiere los votos a los demás. Salgo a buscar mi espacio y no pedirle prestado nada a nadie porque después hay que devolverlo”.
Marcó distancia sobre su ex socio Mauricio Macri y le mandó el mensaje de que “una cosa es ver las cosas desde la teoría y otra desde la práctica”.
Dijo que si bien ha hablado en los últimos días con Sapag, no han abordado los temas referidos a la transición. De todos modos, remarcó que será un traspaso normal, ordenado, porque “no tenemos nada que ocultar”.
Con Brillo, sí
En cambio, destacó que viene hablando mucho con José Brillo: “él dice que es un discípulo mío”.
-¿Qué opina de que Sapag le venderá los helicópteros?
-Son decisiones que toman los gobernantes -dijo y evitó confrontar con su sucesor.
Cuando se le pidió un análisis sobre la provincia, a partir de la crisis de abril con el asesinato de Carlos Fuentealba, dijo que esa situación y la de la cámara oculta fueron las más difíciles que le tocó vivir.
Opinó que esta ciudad la elección la ganará Brillo y descartó que la derrota del MPN en Centenario obedeciera a las mismas razones que en Chos Malal el año pasado, cuando el precandidato derrotado en las interna del MPN, Luis Bascuñán, trabajó en contra del ganador de es compulsa, Rolando Figueroa, y permitió el triunfo de Carlos Lator.
Criticó al gobierno por no haber desplegado una política energética y señaló que viajará a Buenos Aires para interiorizarse de la venta del paquete accionario de YPF.