Sobisch sigue en carrera: “Voy a ser candidato a presidente”

Buscará sacarse el estigma de Fuentealba. Ya tiene eslogan: “Yo tengo experiencia”.

  • Diario Clarín
  • Por Santiago Fioriti
    9 de Junio de 2007
    No puedo tirar tres años y medio de trabajo. Tengo compromisos y voy a asumirlos. Quiero decirles que estoy decidido: voy a ser candidato a presidente”. Apenas días después de que los neuquinos eligieron a Jorge Sapag como su reemplazante, Jorge Sobisch reunió a su tropa y lanzó aquella frase. En su equipo ya trabajan para un acto de lanzamiento y diseñan una estrategia para, sobre todo, ver cómo se defienden de los ataques que sufrirán por el crimen del docente Carlos Fuentealba.
    Algo está claro entre los sobischistas: ninguno podrá escapar a hablar de la crisis docente que el 4 de abril derivó en la muerte de Fuentealba, asesinado por un policía durante una protesta docente que fue reprimida por orden del gobernador.
    En su discurso, sin embargo, tratarán de hacer pesar las diferencias con el conflicto en Santa Cruz. “Todavía puedo demostrar que soy mejor que Kirchner”, dijo el neuquino a sus íntimos. Es decir, durante el proceso electoral se hará hincapié en que, a pesar de la muerte —que atribuirán a un “exceso policial”— y de la crisis institucional, el problema se resolvió con mayor rapidez que en la provincia del Presidente.
    Mientras estudia si se toma licencia para hacer campaña y deja a cargo a su vice, Federico Brollo, entre sus asesores circula un eslogan que reza: “Yo tengo experiencia”. Esa idea, acompañada por una promoción de sus tres períodos como gobernador, podría presentarse el 10 de julio, día en que Sobisch piensa desembarcar en territorio bonaerense.
    Sobisch, que se para en el escenario como un referente de la derecha, tenía hasta antes de la muerte de Fuentealba una alianza con Mauricio Macri, de la que el ingeniero se apartó rápidamente el día de los incidentes. Desde entonces no volvieron a hablarse, pero quienes conocen al gobernador dicen que se alegró mucho por su triunfo en la Ciudad.
    Según números que manejan en la residencia del mandatario, hasta antes del conflicto Sobisch era conocido por el 38% del electorado nacional. La cifra trepa hoy al 80%. Esto arroja una conclusión que el candidato evaluó antes de volver a poner los pies en la pelea mayor: creció su imagen de conocimiento, pero ahora está más claro quiénes lo apoyan y quiénes no lo harían nunca.
    ——————————————————————————————————
    Lavagna busca diferenciarse de Kirchner y plantea “discutir el país del futuro y no del pasado”
  • Diario Clarín
  • 9 de Junio de 2007