Siguen firmes los planes para lanzar a Cristina

Luego de la reunión entre el presidente Néstor Kirchner y el flamante jefe de gobierno electo Mauricio Macri, los planes para lanzar a su esposa Cristina como candidata del Frente para la Victoria aparecen nuevamente con fuerza.
Pareciera que la fecha de su lanzamiento sería ahora la incógnita de estos planes electorales que siguen firmes en la Casa Rosada.


Aceleran el lanzamiento de la fórmula de Cristina Kirchner
El Presidente empezó a analizarlo tras la cumbre con Macri
La Nacion
29 de Junio
Néstor Kirchner apuntará a construir con Mauricio Macri una relación de convivencia pacífica y cooperación.
En la reunión de anteayer entre ambos, el Presidente percibió señales claras del jefe electo del gobierno porteño, del Pro, que le hicieron suponer que éste no podría articular un frente opositor que amenazara el triunfo kirchnerista en las elecciones presidenciales de octubre próximo.
Por ese motivo, la Casa Rosada consideraba ayer, tras la visita de Macri, que el anuncio de la candidatura presidencial de Cristina Kirchner podría volver a acelerarse y sería posiblemente el 9 de julio o dentro de las próximas dos semanas, según confiaron a LA NACION altas fuentes oficiales.
Luego del traspié electoral del domingo último, el Gobierno dejó trascender que el lanzamiento de la postulación de la primera dama se postergaría hasta agosto o septiembre. Pero el paso de Macri dejó más tranquilo a Kirchner, según dijeron cerca de éste.
Luego de la visita del líder de Pro y nuevo jefe del gobierno porteño, cerca del Presidente también aseguraron que el Gobierno le traspasará parte de la Policía Federal y parte de los recursos para su financiamiento. Los detalles quedarán para una negociación de segundas líneas.
Kirchner le explicó a Macri que los 900 millones del presupuesto policial no pueden ser transferidos porque corresponden a un fondo al que aportan todas las provincias, que podrían plantear reparos.
“Pero seguramente algún traspaso policial va a haber. Y se le transferirán las partidas presupuestarias correspondientes, no todo”, aventuró ante LA NACION un funcionario oficial, que presagió una negociación compleja con las futuras autoridades de la ciudad.
“Habrá una absoluta cooperación y convivencia entre el Presidente y Macri”, dijo ayer a LA NACION una fuente oficial cercana al presidente Kirchner.
Recuperar la imagen
Tras el revés porteño, el presidente necesita recuperar su imagen en la ciudad de Buenos Aires, y ese objetivo no lo cumplirá poniendo palos en la rueda al gobierno local de Macri. Kirchner o Cristina Kirchner necesitan también los votos porteños para octubre.
“Y hubo señales de Macri de que tampoco puede ser un eje opositor en las elecciones presidenciales de octubre. Si Macri juega fuerte, se expondría a un fracaso electoral ante Kirchner, antes de asumir en diciembre”, razonó un funcionario interiorizado del diálogo con Macri.
Tras los traspiés electorales del domingo último, Kirchner se apuró a recuperarse y a cerrar potenciales frentes:
l Percibió que Macri no liderará una alternativa realmente riesgosa para los intereses del Gobierno en octubre. “No va a jugar fuerte en octubre”, dicen altos funcionarios en Balcarce 50.
l Recibió a Fabiana Ríos, gobernadora electa de Tierra del Fuego, por ARI, y trazó pautas de convivencia.
l Se reunió con los gobernadores radicales kirchneristas a quienes les adelantó que la fórmula de octubre será sin dudas Cristina Kirchner-Julio Cobos.
Las palabras de Duhalde
Kirchner percibió, además, que las declaraciones de Eduardo Duhalde, que impugnó la candidatura de la primera dama, lo obligaban a una rápida definición a favor de Cristina Kirchner.
El Presidente nunca le podía dar la razón a su ex aliado y actual adversario en el PJ.
“Comenzaron a operar fuerte Duhalde y los suyos. Y la decisión de no exponerla cambió”, señaló una fuente presidencial.
Kirchner coincidió con Macri en una potencial reforma de la Constitución.
Con el discurso de eliminar fuertemente los gastos políticos, el nuevo jefe de gobierno porteño quiere eliminar el ballottage, reducir las comunas y eliminar el ente regulador de servicios públicos.
En el Gobierno dicen ahora que es mejor que la seguridad quede en manos de Macri, porque lo harían responsable en el futuro de cualquier crisis.
Y el Presidente no quiere pagar costos futuros por no acceder a sus pedidos, ni sufrir marchas masivas en la Plaza de Mayo.
Por Mariano Obarrio
De la Redacción de LA NACION
Una o dos semanas
Si bien sigue el juego de misterio con la candidatura presidencial del oficialismo, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, dijo ayer que los integrantes de la fórmula se conocerán dentro de “una o dos semanas”. Fernández pidió “esperar un poquito” para determinar si el presidente Néstor Kirchner irá a la reelección o si, como la mayoría de las fuentes anticipa, será Cristina Kirchner la postulante principal.