Menem junta fuerzas con Rodríguez Saá

Buscan organizar el PJ contra Kirchner

Por Arturo Ortiz Sosa (h.)
27 de Junio de 2007
LA RIOJA.- Un polo justicialista “anti-Kirchner” comenzó a gestarse por impulso de los ex presidentes Carlos Menem y Adolfo Rodríguez Saá.
Los actuales senadores nacionales por La Rioja y por San Luis, respectivamente, se reunieron ayer en la residencia de Menem en esta capital junto al gobernador puntano, Alberto Rodríguez Saá.
“Hemos conversado sobre la proscripción que está sufriendo el Partido Justicialista (PJ) en el orden nacional y hemos acordado convocar a una reunión, que se va a realizar en los próximos días, en la localidad de Potrero de los Funes”, informó brevemente a la prensa el senador Rodríguez Saá.
En ese sentido, dijo: “Vamos a convocar a todas las autoridades del Partido Justicialista para decidir sobre el futuro de nuestro movimiento y presentar oportunamente una fórmula presidencial para que el pueblo argentino tenga una alternativa ante las difíciles circunstancias que está viviendo”.
Los protagonistas del encuentro -que se quiso mantener en reserva pero que luego el propio menemismo dejó trascender- almorzaron en la casa que Menem tiene en el Golf Club La Rioja.
El encuentro en San Luis podría hacerse entre el 5 y 6 de julio y contaría con el respaldo de Eduardo Duhalde y del ex gobernador de Misiones Ramón Puerta.
Cuando se le preguntó a Rodríguez Saá si el candidato presidencial de ese sector sería Menem, respondió: “Vamos a reorganizar el PJ para tener una fórmula presidencial, pero de nombres no hemos hablado todavía”.
Carlos Menem ha dicho en reiteradas oportunidades que pretende ser nuevamente candidato a la presidencia de la Nación y aún se espera si finalmente se postulará como candidato a la gobernación de La Rioja para las elecciones del 19 de agosto. El domingo, el ex presidente volvió a ratificar esa intención.
La decisión sobre si será candidato a gobernador la dará a conocer antes del sábado, cuando vence el plazo para la inscripción de fórmulas.
——————————————————————————————————————————-
En La Rioja, Menem y Rodríguez Saá comenzaron a tejer un frente para enfrentar al kirchnerismo

27 de Junio de 2007
Los ex mandatarios y actuales senadores se reunieron durante más de tres horas en la capital riojana. Tras el encuentro, el puntano afirmó que acordaron una nueva reunión, en San Luis, para principios del mes que viene. “Vamos a convocar a todas las autoridades del PJ para decidir sobre el futuro de nuestro movimiento”, expresó.
Con un encuentro en La Rioja, los ex presidentes y actuales senadores nacionales Carlos Menem y Adolfo Rodríguez Saá avanzaron hoy en la búsqueda de una fórmula presidencial para enfrentar al kirchnerismo en las elecciones de octubre. En tanto, en tanto otro ex mandatario, Eduardo Duhalde, adelantó que después de esos comicios trabajará para “ordenar” el PJ bonaerense.
Tras el encuentro, el puntano Adolfo Rodríguez Saá aseguró que el justicialismo no kirchnerista pretende consensuar una fórmula presidencial “para que el pueblo argentino tenga una alternativa ante las difíciles circunstancias que está viviendo”.
El legislador, junto a su hermano gobernador Alberto Rodríguez Saá y el ex-presidente Carlos Menem, almorzaron juntos hoy en la residencia que el riojano tiene en el Golf Club La Rioja.
El encuentro duró casi tres horas y, en breves declaraciones a la prensa cuando dejaba la residencia, Adolfo Rodríguez Saá señaló: “Hemos conversado sobre la proscripción que está sufriendo el PJ en el orden nacional y hemos acordado convocar a una reunión, que se va a realizar en los próximos días, en la localidad de Potrero de los Funes”, en la provincia de San Luis.
“Vamos a convocar a todas las autoridades del Partido Justicialista para decidir sobre el futuro de nuestro movimiento y presentar oportunamente una fórmula presidencial para que el pueblo argentino tenga una alternativa ante las difíciles circunstancias que está viviendo”, sostuvo Rodríguez Saá.
Fuentes de la reunión indicaron que el encuentro podría hacerse entre el 5 y 6 de julio y contaría con el respaldo de Duhalde y el ex-gobernador de Misiones, Ramón Puerta. Sin embargo, el vocero de Duhalde, Luis Verdi, afirmó que “Duhalde no va a participar ni respaldar ninguna reunión”.
Cuando se le preguntó a Rodríguez Saá si el candidato presidencial sería Menem, respondió: “Vamos a reorganizar el PJ para tener una fórmula presidencial, pero de nombres no hemos hablado todavía”.
En tanto, fuentes cercanas a Duhalde confirmaron que después de las elecciones de octubre el ex presidente saldrá a trabajar para “conquistar de nuevo la democracia en el partido provincial y que llevará a una definición en el PJ nacional”.
Por ese motivo, Duhalde anunció esta mañana que tendrá para los comicios del 28 de octubre una actitud de “resistencia pasiva” y no votará ese día, “si los partidos no hacen elecciones” internas.
“Ahora pareciera ser que no solamente a nivel nacional, sino en la provincia de Buenos Aires, pretenden que todos los cargos se elijan sin elecciones, lo cual estoy absolutamente en desacuerdo, porque la democracia se fortalece con partidos democráticos que funcionen democráticamente”, enfatizó.
(Fuente: DyN)
———————————————————————————————————————
UNA PROPUESTA DE MENAGE A TROIS

Por Fernando Cibeira
27 de Junio de 2007
La estrategia de los cuatro principales candidatos opositores, una vez descartada la unidad. Desde el PJ antikirchnerista proponen que la primera vuelta funcione como una interna de los tres que apoyaron a Macri en el ballottage: Lavagna, López Murphy y Puerta. En el ARI toman distancia.
Con el sueño de la Rosada propia
El fervor por una propuesta única de la oposición se disipó casi con los festejos por el triunfo de Macri, pero entre los principales candidatos opositores ya surgen iniciativas para sumarse en un eventual ballottage. Las estrategias de cada uno para llegar a la segunda vuelta y el esfuerzo del ARI por diferenciarse.
Flotó la duda durante unas horas luego del triunfo de Mauricio Macri en la Capital Federal. El impacto del resultado podía insuflar ánimos a la oposición e imaginar una única candidatura anti K para octubre con aspiraciones reales de llegar a la Casa Rosada. Pero si hubo algo que los postulantes opositores se apresuraron a dejar en claro cuando los papelitos amarillos aún flotaban en el búnker del PRO fue que la unidad a esta altura es imposible. Sin embargo, la idea de algún tipo de conjunción opositora para el ballottage en la presidencial no queda descartada. “La primera vuelta funcionaría como una interna entre quienes apoyaron a Macri en la ciudad –Roberto Lavagna, Ricardo López Murphy y Ramón Puerta–, que luego se ayudarían en la segunda vuelta”, proponen entusiasmados en el peronismo que se encolumnó tras el PRO.
Obviamente, los términos de este acuerdo aún están difusos. Macri apenas si dijo que ayudará a construir una alternativa opositora, descartándose como candidato. Ayer agregó que en octubre habrá un candidato del PRO. Quien tiene todas las probabilidades de quedarse con ese sitio, el líder de Recrear, Ricardo López Murphy, ya anticipó su deseo de que los opositores formalicen un acuerdo de no agresión en la primera ronda y comprometerse a apoyar al más votado contra el pingüino/pingüina.
Decían ayer cerca del Bulldog que lo que le había sucedido al oficialismo en la ciudad de Buenos Aires tenía que ser una buena lección también para los opositores, evitando repetir el enfrentamiento Daniel Filmus-Jorge Telerman que le facilitó el trámite a Macri. “Debatir propuestas y no desgastarse en peleas”, sostenían.
El peronismo no kirchnerista que intenta liderar Ramón Puerta reelaboró esa postura hablando de una interna abierta entre los apoyos de Macri en la elección porteña. De esa manera, sacaba del medio a Elisa Carrió, de muy buena relación con López Murphy pero de improbable comunidad con Lavagna o Puerta.
Quien aún no se expidió sobre la posibilidad es el propio Lavagna, quien ya habló de su rechazo a “un rejunte de postulantes”. Es probable que se resista en público a un acuerdo explícito con López Murphy o Puerta –o Adolfo Rodríguez Saá, otro de los posibles candidatos del peronismo–. Con López Murphy, por las diferencias que mantiene como economista. Con Puerta, por el rechazo que seguramente generará entre sus aliados radicales.
Con todo, Lavagna habló de la posibilidad de abrir un frente “a favor” en la que se analicen propuestas comunes, en el que podría juntarse con sus eventuales rivales.
Afinando el lápiz
Más allá de como se resuelva este tema, los candidatos de la oposición necesitan asegurarse un lugar en el ballottage. Con ese objetivo, se encuentran el plena elaboración de cuáles serán los ejes de la campaña con los que esperan derrotar al oficialismo, amplio favorito en los sondeos.
Pero en la oposición coinciden en destacar que el uno-dos que recibió el Gobierno en Capital y Tierra del Fuego sirvió para quitarle el aura de invencibilidad. Incluso, algunos se animan aún más y hablan del comienzo de un declive. También, que las encuestas mienten y que ya se pone en evidencia que es imposible que ningún opositor supere el 10 por ciento de intención de voto.
Dado el tono zen que tan buenos resultados le dio a Macri, sus principales laderos hablan de un afán “propositivo” y aseguran que no estructurarán su discurso con ataques al Gobierno.
– Roberto Lavagna (Coalición UNA): El ex ministro buscó ayer asomar la cabeza en medio del huracán Macri. Para retomar la iniciativa presentó una iniciativa para “argentinizar” YPF, proponiendo que Enarsa compre el 25 por ciento de la empresa, hoy en manos de capitales españoles. La propuesta –que ingresará al Senado de la mano de su compañero de fórmula, el radical Gerardo Morales– también incluye “la recuperación de la acción de oro” para el Estado argentino. El candidato a gobernador bonaerense del lavagnismo, Jorge Sarghini, explicó que uno de los ejes de la campaña pasará por presentar “propuestas para mejorar las cosas” más que plantear una oposición cerrada al Gobierno. El tono de Lavagna, como le gusta, será cercano al desarrollismo. “Una alternativa superadora al kirchnerismo”, explicaba uno de sus principales colaboradores. Desde el punto de vista de Lavagna y los suyos, la sociedad argentina tiene una percepción muy diferente a la que había dos meses atrás respecto del Gobierno.
Sobre las encuestas –que en el mejor de los casos le otorgan a Lavagna un 12 por ciento de intención de voto– respondían que “no son serias”. Y en caso que lo fueran, recalcaban que la gente aun no sabe quiénes son los candidatos para octubre y que recién en los últimos 60 días se pone en tema. “Ya par ahí ya va a entrar el argumento de Lavagna, acerca de que este gobierno está perdiendo la oportunidad histórica que se le presenta. Es un gobierno que gesticula, no gestiona”, remachaban.
– Ricardo López Murphy (Recrear): Los principales problemas del Bulldog hoy son políticos. Su principal traba es que no ha conseguido que ni antes ni después de las elecciones porteñas Macri le de un respaldo explícito a su candidatura. Sin el aval de su socio en PRO, el Bulldog está rengo. Imaginaba una cumbre esta semana, pero todo parece indicar que no será así. Hoy Macri verá al Presidente, mañana López Murphy viaja a Córdoba y el viernes el jefe de Gobierno electo inicia sus vacaciones parisinas. Para que no quedar paralizado en esta incómoda indefinición, López Murphy tiene previsto relanzar sus actividades a todo trapo. El viernes organizó en Pilar una especie de retiro de sus equipos técnicos –una debilidad de los economistas– para elaborar un paquete de propuestas. El mismo día inaugurará la sede central de la campaña “López Murphy 2007”, en Congreso.
– Ramón Puerta (Peronismo de Pie): Los peronistas no kirchneristas organizaron para el 6 y 7 de julio en San Luis unas jornadas para analizar la situación interna del PJ. Este sector viene reclamando desde hace rato unas internas partidarias a la que la intervención del PJ hace oídos sordos. Con el kirchnerismo, el PJ entró en un freezer eterno. La sede del encuentro indica a las claras que los hermanos Rodríguez Saá serán de la partida. Adolfo es otro de los posibles candidatos presidenciales de este espacio. Fue casi tan breve presidente interino como Puerta en la crisis de 2001, pero luego se postuló en 2003 con lo que le lleva al misionero ventaja en cuanto al conocimiento de la gente. Ayer, Rodríguez Saá se reunió en La Rioja con Carlos Menem (ver página 4). Cerca de Puerta, subrayaban la sutileza de que Macri eligiera pasar sus vacaciones en un departamento que el ex gobernador de Misiones tiene en París. “Está claro que a López Murphy no le va a resultar sencillo conseguir su bendición. Por eso, nosotros apostamos a un acuerdo para la segunda vuelta”, insistían en este sector.