Lavagna Sí al diálogo, pero entre sospechas

El lavagnismo se muestra abierto a la propuesta, aunque advierte que no aceptará “rejuntes”. El ARI lanzó un “no” rotundo porque no quiere aliarse con “proyectos antagónicos”. López Murphy, insiste con la idea.

Por Marcelo Helfgot
13 de Junio de 2007
El lavagnismo cerró filas y frente a las propuestas de unificar a la oposición levantó la consigna “sí al diálogo, no al rejunte forzado y sin propuestas”.
En esos términos se expresa ron ayer Gerardo Morales, jefe de la UCR y compañero de fórmula de Roberto Lavagna, y Jorge Sarghini, referente del peronismo disidente y candidato a gobernador bonaerense.
Por su lado, el radicalismo alfonsinista ¿otro de los sectores que promueven la candidatura presidencial del ex ministro¿ hizo un particular análisis de las propuestas de unidad. “Es una maniobra del macrismo para no adherir en octubre a ningún candidato, con la excusa de que la oposición no se pone de acuerdo”, dijeron fuentes de esa corriente.
Esos dirigentes definieron la operación que atribuyeron a Mauri Mauricio Macri como “la gran Lavagna”, por la similitud con la actitud del ex ministro de Economía en la primera vuelta porteña. En la ocasión Lavagna no adhirió a una fórmula opositora en particular, y solo confesó “simpatías” con Macri, Jorge Telerman y Claudio Lozano.
“Nuestra coalición cuenta con un programa con el que venimos recorriendo el país. Sobre esa base estamos abiertos al diálogo” aseguró ayer Morales desde Ginebra, donde participa de la asamblea de la OIT en representación del Senado.
No resulta casual que esa postura suene textualmente idéntica a la que Lavagna le transmitió el lunes a Clarín, a través de sus asesores políticos. En sus primeras intervenciones desde que fue presentado como candidato a vice, el senador jujeño se esforzó por mostrarse disciplinado a la estrategia lavagnista.
Para reforzar la imagen de empatía, Morales sostuvo en un comunicado que “nosotros estamos en la pelea para enfrentar al Gobierno en un ballottage”, copiando los conceptos que Lavagna formuló el lunes a la noche al canal de cable Todo Noticias.
Para Sarghini, ratificado por Lavagna como su candidato en provincia, la unidad opositora que proponen dirigentes de PRO tiene un antecedente peligroso. “Cuidado con copiar la alianza Telerman-Carrió, que fue derrotada en la Capital por la falta de coherencia”, advirtió.
El diputado y ex viceministro de Economía de la gestión lavagnista aseguró que “no nos cerramos al diálogo, pero nunca puede darse en base a especulaciones electorales”.
Como jefe de los diputados lavagnistas, Sarghini suele coincidir en posturas opositoras con el macrismo. “Si el Congreso sirve como caja de resonancia de un entendimiento opositor, será bienvenido”, reflexionó.
De todas formas, dejó abierto el suspenso: “No habrá novedades hasta después del ballotage porteño”, concluyó Sarghini.